El glaucoma es una enfermedad grave que puede empeorar seriamente nuestra calidad de vida. Aunque la cirugía es el tratamiento convencional, cada vez más gente recurre a la marihuana como solución. Pero, ¿por qué?

Puede que hayas escuchado o leído que el cannabis puede ayudar a tratar los síntomas del glaucoma. Se ha utilizado eficazmente a este fin desde hace mucho tiempo, aunque todavía hay médicos que cuestionan su potencial. ¿Cuáles son sus razones? ¿Fumar canutos el resto de tu vida será la solución a tu glaucoma?

¿QUÉ ES EL GLAUCOMA?

El glaucoma es un grupo de enfermedades oculares que pueden dañar el nervio encargado de enviar la información visual al cerebro. Si no se trata a tiempo esta información no llega al cerebro, llegando a la ceguera.

Para mantenerse en su sitio y conservar esa forma esférica, tus ojos necesitan una presión intraocular adecuada, lo que se consigue con un balance entre producción de líquido intraocular y drenaje. Si la tasa de producción de líquido supera la capacidad de drenaje, se acumula líquido, lo que lleva a una mayor presión intraocular. Como resultado de este aumento en la presión se comprime el ojo, dañando los vasos sanguíneos y las fibras del nervio. Ésta es la principal causa de glaucoma.

Hay dos tipos principales de glaucoma: el glaucoma de ángulo abierto y el glaucoma de ángulo cerrado.

El primero ocurre cuando el tejido encargado de drenar el líquido no lo deja pasar, con la consecuente acumulación de líquido.

Mientras que en el último, el paso de líquido está bloqueado incluso antes de llegar a la zona de drenaje, debido a una distancia entre cristalino e iris demasiado estrecha. Si el cristalino y el iris se juntan es probable que el paso de líquido se tapone, aumentando rápidamente la presión intraocular, tratándose ya de una fase grave.

Glaucoma iris lente pupila cornea drenaje canal cannabis prevención

¿PUEDE EL CANNABIS PREVENIR LA CEGUERA?

Dado que en la actualidad no hay cura para el glaucoma, los pacientes tienen que recurrir a la medicación o la cirugía, que no son soluciones permanentes y conllevan riesgos. La estrategia actual para tratar el glacoma consiste en reducir la presión intraocular, lo cual se ha demostrado que es un efecto del cannabis. Se cree que esto es así por la alta concentración de receptores de cannabinoides tipo CB1 en las zonas encargadas de la producción y excreción de líquido intraocular. Cuando dichos receptores se activan, aumenta flujo el de salida y disminuye el flujo de entrada de líquido.

¡La marihuana puede proteger nuestras neuronas!

Otra forma en la que la marihuana puede ayudar al tratamiento del glaucoma es mediante la prevención de la muerte de las neuronas. El cannabis puede inhibir la producción de una molécula llamada glutamato. El glutamato influye en la forma en la que las neuronas se apagan, y su acumulación puede provocar daños neuronales. Los pacientes con glaucoma suelen tener un alto nivel de glutamato, por lo que el cannabis podría proteger las neuronas en este caso.

¿Puede la marihuana combatir el desarrollo del glaucoma?

Se cree que consumir cannabis retrasa la evolución del glaucoma al reducir sus síntomas temporalmente. Sin embargo, el efecto sólo durará unas 3 horas, después necesitarás consumir otra vez. Hoy por hoy, podríamos decir que este motivo convierte al cannabis en prácticamente inútil, pero utilizado como calmante, puede ofrecer un alivio muy necesitado.

LAS ALTERNATIVAS PARA EL CONSUMO DE CANNABIS

Fumar marihuana no es la única forma de meter cannabinoides en el cuerpo. Las alternativas van desde el vaporizador, la ingestión o la vía tópica. Además, la planta de marihuana tiene más de 100 cannabinoides con diferentes efectos y propiedades complementarias. Esto hace que los efectos puedan variar en función del las propiedades de cada variedad (o incluso de cada plantación)

La vaporización o la ingestión podrían ser más beneficiosas que la inhalación porque se evitan las sustancias tóxicas relacionadas con la combustión, lo cual a largo plazo puede ser imperativo por razones de salud.

Para un efecto más localizado a la hora de tratar el glaucoma, la administración por vía tópica (por ejemplo en forma de gotas) es una solución muy interesante, porque reduce las posibilidades de que el resto de receptores de cannabinoides del cuerpo humano se activen. Así, se evitarían potenciales efectos secundarios no deseados.

La marihuana se ha utilizado desde hace mucho tiempo para combatir el glaucoma, y el descubrimiento de varios receptores de cannabinoides en los tejidos responsables de mantener la presión intraocular es una gran noticia para el potencial de la planta. En definitiva, se trata básicamente de preferencias personales. Se necesitará más investigación para conocer el potencial del cannabis en la lucha contra el glaucoma, y las vías de administración más eficaces. En cualquier caso, lo que está claro es que la marihuana tiene un gran potencial.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar