El cuidado de las plantas de marihuana debería ser sobre todo, un placer, y es totalmente comprensible que quien cultiva cannabis quiera minimizar el tiempo que dedica a llevar a cabo tareas repetitivas y aburridas. Algunos cultivadores pueden tener poco tiempo en general, mientras que otros simplemente quieren aligerar su volumen de trabajo. A veces, unas simples modificaciones producen una diferencia sustancial en el mantenimiento diario o semanal de las plantas. O tal vez un cambio radical de la técnica de cultivo sea la mejor solución a los problemas de tiempo. En la mayoría de los casos, una planificación detallada ayuda a ahorrar tiempo sin comprometer el volumen ni la calidad del cultivo.

Aquí tienes algunos consejos para cultivar marihuana de forma eficiente.

1. OPTIMIZA LA PUESTA EN MARCHA

Podemos empezar nuestro proceso de optimización sopesando los pros y los contras del entorno del cultivo. El cultivo interior es más complejo y requiere mucho más tiempo que la típica plantación al aire libre. La hidroponía puede ser más complicada que el cultivo en suelo al principio, pero es muy probable que a la larga se acabe convirtiendo en la técnica más eficaz. Si tienes la oportunidad de elegir la luz del sol en vez de una caja de cultivo, asegúrate de sembrar tus semillas en el exterior en el momento adecuado para la zona donde vives. No tener que preocuparse de luces, tubos y todo lo demás ahorra mucho tiempo, por no mencionar dinero.

Si no tienes más remedio que cultivar en interior, dedica algún tiempo a colocar de la mejor manera posible tus cables, ventiladores y tubos, y organiza tu cuarto o armario de cultivo para que te sea fácil acceder a él, con una ruta clara de entrada y salida, y lo mismo para la fuente de agua. Los objetos u obstáculos que haya por el suelo, o cualquier desorden cerca del espacio de cultivo, te harán perder un tiempo que, cuando llegue el momento de la cosecha, sumará minutos o incluso horas. También deberás contar con un acceso fácil a todas las partes de las plantas que cultives. Si no es así, perderás tiempo llegando a los rincones apartados o correrás el riesgo de que las plagas se apoderen de los recovecos ocultos de tu cuarto de cultivo.

Todas tus herramientas tendrán que estar cerca de la zona de cultivo, y deberás mantener las que más utilices al alcance de la mano. Con esto te ahorrarás cientos de micromomentos. Aunque construirte tus propios accesorios y dispositivos es una buena forma de descubrir cómo puedes optimizar tu cuarto de cultivo, dedica también algo de tiempo a visitar tu grow shop online o local. En la sección de accesorios, encontrarás los últimos trucos y herramientas para un cultivo más fácil, como sistemas de riego, cables ajustables para luces y ramas, dispositivos de automatización, y otros artículos que podrían serte útiles para ahorrar tiempo.

2. BANDEJAS Y RECIPIENTES

Antes de plantar su marihuana, un cultivador inteligente pensará en todas las tareas que le van a resultar más molestas o laboriosas durante la operación. Por ejemplo, el agua de escorrentía de los recipientes. La mayoría de macetas vienen con una bandeja para recoger el agua, pero hay que vaciarla con frecuencia, ya que llegaría un punto en el que se desbordaría. Vaciar las bandejas cada vez que riegas es un incordio. Un truco para ahorrar tiempo es colocar más de una maceta sobre una bandeja larga, que se vacía más rápido que muchas bandejas pequeñas. Esta bandeja podría estar ligeramente inclinada, para evacuar toda el agua de escorrentía, lo que hará que sea más fácil de vaciar.

El tamaño y el tipo de maceta ideales son cuestiones discutibles. Los tiestos más grandes absorben y retienen más agua, por lo que un cultivador con poco tiempo podría preferirlos a los pequeños. Sin embargo, el exceso/falta de riego, la oxigenación de suelo, y los problemas de absorción de fertilizantes son más frecuentes en recipientes voluminosos, especialmente cuando la maceta es demasiado grande para el tamaño o la edad de la planta. Una maceta grande te puede ahorrar tiempo, pero hay que tener cuidado. En cualquier caso, evita los recipientes de tela o con agujeros en los laterales, ya que hacen que el suelo se seque demasiado pronto.

 

Trucos que ahorran tiempo al cultivador de cannabis con una agenda apretada

 

3. ELIGE EL MEDIO DE CULTIVO ADECUADO

Algunos métodos de cultivo y sustratos necesitan más tiempo que otros, dependiendo de tu configuración, habilidad, objetivos, número de plantas, etc. Es posible que los sistemas hidropónicos no sean la mejor opción para los cultivadores novatos, pero ahorran tiempo. Los depósitos de agua albergan agua suficiente para un largo período de tiempo, incluso varias semanas, y además no hay que preocuparse de la escorrentía. Suponiendo que el cultivador esté dispuesto a desarrollar las habilidades necesarias para cultivar con un sistema hidro, además de comprar las bombas, tubos, nutrientes, pH, etc., la hidroponía es mucho más autosuficiente que cualquier otro método de cultivo casero.

Pero los cultivadores de suelo no tienen motivos para preocuparse, porque hasta el cultivo más tradicional se puede optimizar. Si cultivas en tierra, es posible que uses fertilizantes. Es difícil saber qué marca o línea de productos producen los mejores resultados, o si realmente necesitas estimulantes de la floración, potenciadores de sabor, etc. Muchos cultivadores invierten un montón de dinero y tiempo en descubrir cuál es la mejor combinación de fertilizantes, a pesar de que las plantas probablemente se conformen con un par de ellos. Ceñirse a un par de abonos básicos especialmente diseñados para los períodos vegetativo y de floración, debería ser suficiente para que tus plantas estén felices. Y además te ahorras tiempo al no tener que probar, medir, mezclar y poner agua en otros productos. Los fertilizantes minerales te pueden ahorrar aún más tiempo, ya que se pueden preparar previamente y luegoo almacenar - pero, por favor, cultiva de forma orgánica.

Para quienes quieran aprender cómo hacerlo, el suelo que más tiempo ahorra es el "súper suelo", que es un término utilizado para describir un suelo compostado rico en nutrientes. Un súper suelo es como una gran comunidad de criaturas vivientes que poco a poco produce todos los nutrientes básicos que necesitan las plantas de marihuana durante toda su vida. No necesitas mezclar fertilizantes ni controlar demasiado el nivel de pH. Solo tienes que añadir agua.

4. PRESTA ATENCIÓN A LAS LUCES Y LOS VENTILADORES

Deberás disponer de un sistema de cultivo con una iluminación, refrigeración, extracción de aire y control de humedad adecuados. Con que un solo parámetro medioambiental no esté correctamente establecido, podrías pasarte horas intentando conseguir las condiciones óptimas, mientras tus plantas sufren.

La mayoría de los cultivadores consideran las lámparas CFL una pérdida de tiempo. Tengas una agenda apretada o no, si te tomas en serio el cultivo de marihuana, evita las luces CFL, y en su lugar, utiliza HPS y MH, o una LED grande que simplifique aún más las cosas, produciendo menos calor que las MH/HPS.

5. ELIGE VARIEDADES RÁPIDAS

No todas las variedades de cannabis necesitan los mismos cuidados ni la misma cantidad de tiempo para madurar. La cría moderna nos ha obsequiado con una gran diversidad de variedades robustas que no requieren de mucho mantenimiento ni atención. Algunas variedades toleran ciertos desequilibrios de nutrientes y pH, mientras que otras se desarrollan bien incluso con fluctuaciones de temperatura y humedad, o errores menores por parte del cultivador. Otras son artistas de la velocidad capaces de ir de semilla a cosecha en solo dos meses.

Las variedades autoflorecientes son especialmente rápidas y no necesitan un cambio del ciclo de luz para empezar a florecer. También son más cortas y más frondosas, y esto se traduce en menos herramientas y mantenimiento. Un ejemplo de auto súper robusta y rápida que no requiere de experiencia de cultivo es la Quick One. En solo 8-9 semanas de semilla a cosecha, sus plantas de 50cm de alto son capaces de producir unos impresionantes 100-150g por cabeza. Por otro lado, las variedades fotoperiódicas altas y de crecimiento lento necesitan más mantenimiento y tiempo. Pero si quieres cultivar variedades fotoperiódicas feminizadas que exijan menos tiempo y energía, prueba con algunas índicas líderes del mercado como la Fat Banana. Con un nivel de THC del 25% y un período de floración de 7-8 semanas, este híbrido es una hierba potente para el cultivador con poco tiempo.

Quick One

Quick One

Quick One Royal Queen Seeds

Genetic background Strong Indica x Ruderalis
Yield indoor 275 - 325 g/m2
Height indoor 50 - 60 cm
Flowering time 5 - 6 weeks
THC strength THC: 13% (aprox.) / CBD: Low
Blend 10% Sativa, 60% Indica, 30% Ruderalis
Yield outdoor 100 - 150 g/per plant (dried)
Height outdoor 60 - 100 cm
Harvest time 8 - 9 weeks after germination
Effect Physical
 

Buy Quick One

 

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.