USA DAYS — Hasta 50% de descuento en variedades USA Comprar ahora

By Luke Sumpter


Conoces muy bien la marihuana; has experimentado con sus sabores y efectos, y puede incluso que la hayas cultivado. Pero, ¿conoces a los primos cercanos de la planta?

El cannabis pertenece a una familia botánica llamada cannabáceas, que consta de 170 especies diferentes. Algunos de estos miembros, como el lúpulo, son bastante populares, especialmente para los amantes de la cerveza artesanal. Sin embargo, otras especies de cannabáceas incluyen plantas con flores y árboles con bayas relativamente desconocidos. Sigue leyendo para conocer más a fondo a esta familia de plantas y descubrir a los parientes cercanos de la planta de marihuana.

Familia de las cannabáceas

También conocida como la familia del cáñamo, la mayoría de los miembros de este grupo se encuentran en el hemisferio norte, en zonas de clima templado. A pesar de sus relaciones intrínsecas, nunca pensarías que existe un vínculo entre estas especies basándote simplemente en la apariencia. Algunas de ellas (como el cannabis) son plantas esbeltas e independientes con tallos robustos, mientras que otras (como el lúpulo) son plantas trepadoras que pueden crecer hasta alcanzar una longitud de hasta 10m. La familia incluye también especies de árboles grandes que se encuentran en los bosques de Madagascar, México y Australia.

Pero ¿cómo descubrieron los botánicos la relación entre todas estas especies? Aparte del cannabis y el lúpulo, que comparten algunas similitudes estéticas, el resto de la familia no se parece mucho. Bueno, debemos agradecer esta aclaración a la llegada de la secuenciación genética y los posteriores avances en filogenética. Pero ¿qué significan estos términos? No te preocupes, ahora mismo te lo contamos.

Historia de la familia de las cannabáceas

Los botánicos llevan siglos realizando estudios taxonómicos; por definición, la taxonomía se refiere a nombrar, definir y clasificar organismos biológicos en grupos basados en características compartidas. Hasta 1583, los botánicos agrupaban el cannabis con plantas no relacionadas genéticamente, en función de características como el uso humano y la forma de las hojas.

Pero en ese mismo año, Andrea Cesalpino, médico, filósofo y botánico italiano (hablamos de una personalidad tipo A) diseñó un vínculo taxonómico[1] entre el cannabis y el lúpulo. En lugar de clasificar las plantas en función de características rudimentarias, Cesalpino rompió el molde y decidió agruparlas en base a sus funciones esenciales, incluidas sus flores y frutos.

Este enfoque permitió al botánico establecer una asociación precisa entre el cannabis y el lúpulo hace cientos de años, muy por delante de su tiempo. Ahora, se entiende que todas las especies pertenecientes a la familia de las cannabáceas poseen flores sin pétalos y producen frutos de una sola semilla. Pero hubo otros botánicos que se alejaron de estas ideas. Algunos taxónomos colocaron el cannabis en la familia de las urticaceae, un grupo que incluye más de 2000 especies, particularmente ortigas.

Por otro lado, otros botánicos clasificaron la hierba dentro de las moráceas, una familia que incluye la morera, higuera, yaca y frutipan.

Muchos de los primeros taxónomos agruparon juntas especies de las cannabáceas, urticaceae y moráceas. Sin embargo, durante el siglo XVIII, el naturalista y taxonomista francés Michel Adanson clasificó con precisión el cannabis, el lúpulo y el almez en el mismo grupo, aunque su hallazgo no fue del todo aceptado. Más adelante, fue el botánico y filólogo ruso Ivan Martinov quien reconoció los lazos familiares entre el cannabis y el lúpulo, y acuñó el término "cannabáceas" para darles un hogar taxonómico.

Si nos paramos a pensarlo, estos botánicos del pasado consiguieron algo importante. Jugaron a ser detectives sin el uso de tecnología moderna y agruparon plantas genéticamente relacionadas en función de sus características visuales. Ahora, tenemos herramientas genéticas que permiten a los botánicos modernos confirmar y corregir los descubrimientos de sus colegas anteriores.

Historia de la familia de las cannabáceas

La filogenia cambió el panorama

En lugar de depender únicamente de las características morfológicas y visuales, el estudio de la filogenia utiliza la secuenciación genética para agrupar especies en familias más grandes. La filogenia se define como[2] “el estudio sistemático de reconstruir la historia evolutiva del pasado de especies o taxones existentes, en base a datos actuales, como datos morfológicos y moleculares (datos de secuencia)”. Según el Instituto Europeo de Bioinformática[3], los elementos principales de la filogenética incluyen:

  • Observación de secuencias genéticas
  • Reconstrucción de historias evolutivas
  • Descubrimiento de procesos evolutivos detallados
  • Desarrollo de modelos evolutivos superiores

Los investigadores que trabajan en este campo pueden construir árboles filogenéticos mediante el análisis de nucleótidos (los componentes básicos del ADN) y secuencias de proteínas. Una vez trazadas, estas visualizaciones ofrecen una imagen de lo que sucedió a lo largo del proceso evolutivo. Si escribes "árbol filogenético" en tu buscador de internet, verás cómo todas las formas de vida, familias y especies se ramifican entre sí.

A través de esta tecnología, el Grupo de Filogenia de Angiospermas amplió la familia de las cannabáceas[4] fusionándola con la de las Celtidaceae. Aunque la secuenciación genética permite a los botánicos modernos construir grupos de plantas precisos, también ayuda a hacer coincidir estos hallazgos con similitudes en cuanto a morfología, fitoquímica y reconstrucción ancestral, un proceso que implica superponer características fenotípicas en la parte superior de un árbol filogenético. Los botánicos han utilizado tradicionalmente ocho características morfológicas[5] para clasificar especies dentro de las cannabáceas, que incluyen:

  • Sistema reproductor
  • Disposición foliar
  • Cantidad de aperturas de polen (el número de áreas blandas en un grano de polen)
  • Estivación (disposición de las flores)
  • Tipo de fruto
  • Morfología de la cubierta de la semilla
  • Perianto (parte no reproductiva de la flor) en el momento de la fructificación
  • Disposición de la estípula

Entonces ¿cómo es el árbol filogenético de las cannabáceas? En primer lugar, para poder avanzar es necesario comprender las diferencias entre un género y una especie. En el mundo de la nomenclatura binomial, el género ocupa un lugar más alto que la especie en la jerarquía de clasificación, lo que significa que las especies similares entre sí pertenecen al mismo género y varios géneros forman una familia.

Si cogemos el cannabis como ejemplo, algunos botánicos afirman que el género Cannabis es monotípico y solo incluye Cannabis sativa, mientras que otros proponen que consta de tres especies diferentes[6]: C. sativa, C. índica y C. ruderalis. En base a esta teoría, el árbol filogenético de las cannabáceas incluye nueve géneros distintos, cada uno compuesto por muchas especies. Estos géneros incluyen:

Aphananthe Gironniera
Lozanella Cannabis
Humulus Celtis
Pteroceltis Chaetachme
Trema

Dentro de este árbol, también se pueden encontrar pequeños clados o grupos de géneros que están más estrechamente relacionados en comparación con los demás. Por ejemplo, Cannabis y Humulus comparten un clado, al igual que Pteroceltis y Chaetachme. A continuación, analizaremos con mayor detalle los géneros más interesantes, para ayudar a comprender más a fondo la familia de las cannabáceas.

  • Cannabis

No necesita presentación. Ya conoces la planta de marihuana, los fitocannabinoides más destacados de sus flores y las miles de variedades que existen. El cannabis es el género más importante a nivel histórico y económico dentro de la familia de las cannabáceas.

Curiosamente, los investigadores han descubierto que los compuestos de la especie ejercen efectos en nuestro cuerpo de manera muy específica, a través del sistema endocannabinoide, y los estudios en curso continúan descubriendo el potencial del THC, el CBD, otros cannabinoides y una gran cantidad de terpenos.

Cannabis
  • Humulus

Este pequeño género contiene solamente 7 especies. Entre ellas, el Humulus lupulus es la más famosa. Esta planta trepadora puede alcanzar un tamaño impresionante y posee hojas de 7 folíolos que se parecen bastante a las del cannabis.

Al igual que la marihuana, las flores del lúpulo también están llenas de terpenos aromáticos, como el humuleno, mirceno y cariofileno. Los fabricantes de cerveza artesanal aprovechan estos compuestos aromáticos volátiles para dar sabores dinámicos a las IPA y otras cervezas.

Humulus
  • Celtis

Sin duda, el lúpulo se parece un poco al cannabis y ambas plantas tienen un olor parecido. Pero otros géneros de la familia de las cannabáceas no se parecen en nada a las plantas de ninguno de estos grupos. El Celtis, por ejemplo. Este género consta de 70 especies de árboles de hoja caduca que a menudo se conocen con el nombre de almez u ortiga.

Estos árboles están muy extendidos por todo el mundo, desde el sur de Europa hasta el este de Asia, América del Sur, América del Norte y África. Son ejemplares gigantescos que alcanzan alturas de hasta 25 metros, y algunas especies se utilizan en ebanistería por su madera de alta calidad.

Celtis
  • Trema

Los miembros de este género tampoco se parecen en nada al cannabis. Las 15 especies son árboles de hoja perenne que están estrechamente relacionados con sus primos Celtis. A estas especies les encanta la calidez del sur de Asia, el norte de Australasia, África y algunas partes de América del Norte. Pueden alcanzar alturas de 20m y producen hojas puntiagudas con márgenes dentados. Algunas especies son valoradas por su capacidad para fijar nitrógeno y su tolerancia a suelos pobres.

Trema

Cannabáceas: grandes reuniones familiares

¿Te has quedado flipando? No pasa nada, a nosotros nos pasó lo mismo cuando descubrimos los familiares del cannabis, ¡especialmente los árboles gigantescos! Ahora ya sabes bastante sobre los principios básicos de la familia de las cannabáceas y cómo la combinación de la botánica de la vieja escuela y la tecnología filogenética moderna clasifican con precisión los géneros que la componen. Así que, para celebrarlo, organiza una fumada con tus colegas y comparte tus nuevos conocimientos.

Fuentes Externas
  1. Cannabis Systematics at the Levels of Family, Genus, and Species https://www.liebertpub.com
  2. Phylogenetic Invariants and Markov Invariants https://www.sciencedirect.com
  3. What is phylogenetics? | Phylogenetics https://www.ebi.ac.uk
  4. An update of the Angiosperm Phylogeny Group classification for the orders and families of flowering plants: APG II https://plantnetwork.org
  5. Molecular phylogenetics and character evolution of Cannabaceae https://onlinelibrary.wiley.com
  6. Cannabis (Genus) https://www.sciencedirect.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.