Los cannabinoides han mostrando resultados prometedores para tratar una serie de trastornos neurológicos. Hay evidencias claras que indican la capacidad del THC y el CBD para tratar la espasticidad muscular y el dolor neuropático en la esclerosis múltiple, aunque la comunidad médica aún no ha definido claramente el rol de los cannabinoides o la estrategia de tratamiento para esta enfermedad. Alrededor del mundo, la mayoría de pacientes que eligen complementar su terapia con derivados del cannabis no reciben el apoyo adecuado de los sistemas sanitarios y de los médicos con competencias en los tratamientos con cannabis. En algunos casos, los pacientes pueden unirse a programas clínicos específicos que contribuyen al conocimiento global sobre la eficacia del cannabis contra los espasmos musculares, el dolor y otros síntomas típicos de los trastornos neurodegenerativos.

QUÉ ES LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad neurológica que deteriora la proteína grasa que protege las células nerviosas. Los nervios expuestos pierden su plena funcionalidad y los síntomas resultantes incluyen dolor, espasticidad muscular, fatiga, inflamación y depresión, lo que lleva a una actividad física reducida y a una menor calidad de vida. Este proceso desmielinizante producido en el sistema nervioso central afecta a 2,3 millones de personas en todo el mundo.

Los tratamientos estándar para ayudar a los pacientes a recobrar una vida relativamente normal incluyen fármacos antiinflamatorios, fármacos para controlar el dolor, relajantes musculares y tranquilizantes. Aunque recientemente hemos visto avances significativos en las terapias, ninguno de los tratamientos actuales puede curar definitivamente los síntomas relacionados con la EM. Pero dada la gran cantidad de pruebas anecdóticas existentes sobre la supuesta eficacia de las flores de cannabis, el hachís y los aceites contra los síntomas de la EM, muchos pacientes han empezado a recurrir a esta hierba.

Hay muchos informes personales de pacientes que usan cannabis medicinal para aliviar el dolor, la ansiedad, los temblores musculares y los espasmos causados por la EM. Actualmente, la confirmación científica de estos efectos cuenta con una sólida base con cientos de pacientes sometidos a ensayos clínicos. Echemos un breve vistazo a los resultados de algunas nuevas investigaciones sobre el tratamiento de la esclerosis múltiple con cannabis.

LAS ÚLTIMAS INVESTIGACIONES

Varios estudios recientes apoyan la eficacia de los extractos de cannabis[1] en forma oral para tratar los síntomas de la EM. En un estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, donde participaron 572 personas con EM, se administró el extracto de cannabis oral Sativex como terapia complementaria a los pacientes con espasticidad refractaria. El objetivo era evaluar la diferencia entre los diferentes tratamientos usando la escala numérica de valoración de la espasticidad, la puntuación de la frecuencia de espasmos, el nivel de alteración del sueño y la impresión general de los pacientes y profesionales clínicos. Todos estos parámetros resultaron a favor del extracto de cannabis.

Un estudio similar, pero más pequeño, con pacientes de EM mostró los efectos del Sativex en comparación con un placebo durante 12 semanas. Los investigadores encontraron que los pacientes en el grupo del cannabis experimentaron un mayor alivio de la rigidez muscular[2].

Una revisión de estudios realizados entre 1948 y 2013[3] sobre el tratamiento de los síntomas de la esclerosis múltiple, la epilepsia y trastornos del movimiento con cannabis, detectó fuertes evidencias de la eficacia de sus derivados para tratar los problemas musculares, reduciendo la espasticidad y el dolor central o los espasmos dolorosos. Estos resultados se obtuvieron en base a medidas objetivas y medidas centradas en el paciente al cabo de 1 año. Se comprobó que los compuestos de cannabis posiblemente sean ineficaces para controlar la disfunción urinaria y los temblores, y el riesgo de efectos psicopatológicos adversos afectó a casi el 1% de los pacientes.

Unos años más tarde, dos revisiones sistemáticas[4] de gran calidad concluyeron que la única prueba firme de la eficacia del cannabis medicinal en los trastornos neurológicos era la reducción de los síntomas de espasticidad y el dolor central en la esclerosis múltiple, y que la única medicina complementaria claramente eficaz para la EM era el cannabis. Los efectos adversos graves fueron poco frecuentes y por lo general el THC fue bien tolerado. Después de este estudio, una encuesta realizada por la Universidad de Colorado, que incluía pacientes con EM que usaban derivados del cannabis para tratar su afección, obtuvo conclusiones similares. Los pacientes usaban CBD y/o THC para controlar el dolor, el sueño y la rigidez muscular; la mayoría de participantes no informó de ningún efecto secundario, mientras que algunos experimentaron ciertos mareos, una reducción del estado de alerta y otros efectos secundarios menores. Otros estudios recientes y un metaanálisis con gran número de pacientes también evaluaron los efectos de los cannabinoides orales u oromucosales, descubriendo efectos significativos en cuanto a la espasticidad, el dolor y la disfunción de la vejiga. Y por último, también se llevó a cabo un estudio para evaluar el efecto del CBD[5] en la movilidad en personas con esclerosis múltiple. Este estudio mostró que los derivados del cannabis con una proporción de CBD respecto a THC de 1:1 o superior, son capaces de reducir la espasticidad muscular y el dolor en pacientes con esclerosis múltiple.

USING CANNABIS AGAINST MULTIPLE SCLEROSIS

CONSUMIR CANNABIS FRENTE A LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

En muchos países, a los médicos se les permite recetar cannabis para ofrecer alivio a los pacientes con esclerosis múltiple, y esta opción probablemente sea más frecuente en los próximos años para ayudar a aliviar el dolor, los espasmos musculares y los temblores. Algunos efectos secundarios del THC podrían afectar a ciertos pacientes de EM más que a otros, y por tanto, es necesario realizar más estudios para comprender qué cepas concretas de cannabis medicinal y qué métodos de consumo funcionan mejor y producen menos efectos adversos.

Aunque cada vez más pacientes se sientan cómodos al hablar con sus médicos sobre su consumo de cannabis medicinal o su voluntad de consumirlo, la mayoría de profesionales de la salud aún no están capacitados para recetar o supervisar tratamientos para la EM a base de cannabis. También en este caso, la literatura científica hasta la fecha no ofrece muchos consejos específicos sobre cepas y dosis. Una vez más, la prohibición está frenando la investigación clínica sobre el cannabis, dejando solos a la mayoría de pacientes con EM cuando se trata de experimentar con cepas, dispositivos o dosis. Por no mencionar el hecho de conseguir cannabis medicinal de buena calidad a precios razonables para consumo diario. Esto no debería impedir a los pacientes realizar sus propias investigaciones y experimentos y, a la larga, sus propios cultivos.

 

Aviso Legal MédicoToda información que figura en listas, referencias o enlaces de esta página web es para fines generales educativos y no constituye un consejo profesional médico o legal. Royal Queen Seeds no tolera, aboga o promueve el consumo lícito o ilícito de drogas.

Royal Queen Seeds no se responsabiliza por el material de las referencias de nuestras páginas o de las páginas a las que ofrecemos enlaces que toleran, abogan o promueven el consumo lícito o ilícito de drogas o las actividades ilegales. Por favor, consulte su Médico/Profesional Sanitario Cualificado antes de utilizar cualquier producto/método que figure en las listas, referencias o enlaces de la presente página web.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.