El desarrollo del mercado del cannabis a nivel internacional significa que los pacientes con una serie de afecciones pueden acceder a la marihuana con menos restricciones. Incluso los países que prohíben la hierba suelen permitir a los pacientes de esclerosis múltiple el acceso a la marihuana medicinal de una u otra forma. Teniendo esto en cuenta, ¿cuál es la dinámica entre la marihuana y la esclerosis múltiple? ¿Y el CBD y la esclerosis múltiple? A continuación, analizamos si el cannabis podría ayudar a controlar los síntomas de esta enfermedad autoinmune. 

Qué es la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central. Como enfermedad autoinmune, tiene su origen en un mal funcionamiento del sistema inmunitario. Confiamos en este componente de nuestra fisiología para defendernos de amenazas externas como virus y bacterias. Sin embargo, a veces nuestras células inmunitarias no reconocen a las células del cuerpo como "propias" y empiezan a tratarlas como invasores microscópicos.

En el caso de la EM, las células inmunitarias atacan un elemento de las células nerviosas llamado vaina de mielina. Compuesta por proteínas y grasas, esta sustancia aislante se forma alrededor de las fibras nerviosas y ayuda a la conducción de los impulsos eléctricos. Estas señales, o potenciales de acción, se utilizan para llevar a cabo una serie de procesos fisiológicos, como la contracción muscular y la liberación de neurotransmisores.

A medida que el sistema inmunitario ataca las vainas de mielina, la transmisión del sistema nervioso se resiente. Surgen problemas de comunicación que impiden que el cerebro transmita de forma óptima los mensajes al resto del cuerpo. Esta agresión puede llegar a un punto en el que provoca daños permanentes en las fibras nerviosas. Con el tiempo, empieza a formarse tejido cicatricial donde la mielina intenta curarse a sí misma.

Tipos de esclerosis múltiple

Existen dos formas principales de inicio de la EM. Alrededor de 8 de cada 10 pacientes con EM son diagnosticados con EM recurrente-remitente. Esta forma de la enfermedad se caracteriza por períodos de empeoramiento de los síntomas, o recaídas. Estos episodios pueden durar entre varios días y varios meses.

Sin embargo, los síntomas siempre mejoran ligeramente una vez que el episodio llega a su fin, un periodo conocido como remisión. Estos intervalos de tiempo entre los ataques también pueden durar mucho tiempo, incluso hasta varios años. Alrededor del 50% de los pacientes con EM recurrente-remitente pasan a padecer EM secundaria progresiva en los 15-20 años siguientes a su diagnóstico inicial. Esta forma de la enfermedad empeora gradualmente con el tiempo sin el patrón de recaídas y remisiones.

Algo más de 1 de cada 10 pacientes con EM padecen EM primaria progresiva. Esta forma de EM presenta síntomas que empeoran a lo largo de varios años de forma lineal, sin los altibajos de las recaídas y remisiones.

Tipos de esclerosis múltiple

Causas de la esclerosis múltiple

La causa exacta de la EM sigue siendo desconocida. Aunque se considera una enfermedad autoinmune, los científicos aún no han averiguado qué es exactamente lo que lleva al sistema inmunitario a empezar a atacar las vainas de mielina. Sin embargo, se cree que ciertos factores de riesgo contribuyen a aumentar la probabilidad de desarrollar la enfermedad. Entre ellos se encuentran:

  • Edad: la esclerosis múltiple puede aparecer a cualquier edad, pero afecta sobre todo a personas de entre 20 y 40 años.
  • Género: las mujeres son tres veces más propensas a padecer EM recurrente-remitente.
  • Antecedentes familiares: es mucho más probable desarrollar EM si uno de los padres o hermanos padece la enfermedad.
  • Raza: la población del norte de Europa tiene un mayor riesgo de desarrollar EM, mientras que los asiáticos, los africanos y los nativos americanos tienen una probabilidad mucho menor.
  • Niveles de vitamina D: la reducción de los niveles de vitamina D debido a una baja exposición a la luz solar puede aumentar el riesgo de desarrollar EM.
  • Infecciones: algunos patógenos virales, como el virus de Epstein-Barr, están asociados al desarrollo de la EM.

Síntomas de la esclerosis múltiple

La degradación de la mielina puede provocar la aparición de una gran cantidad de síntomas. Los síntomas más comunes de la EM incluyen:

Entumecimiento Debilidad
Sensaciones de descarga eléctrica Espasmos
Temblores Inestabilidad al andar
Pérdida parcial o total de la visión Dificultades del habla
Fatiga Vértigo
Disfunción de la vejiga y el intestino



Tratamientos actuales para la esclerosis múltiple

Actualmente no existe cura para la EM, pero hay una amplia gama de tratamientos disponibles para los diferentes síntomas de la enfermedad. Los principales tratamientos para los síntomas principales son:

  • Dolor muscular: este problema se trata principalmente con analgésicos y fisioterapia.
  • Problemas emocionales: algunos pacientes responden bien a la terapia cognitivo-conductual; otros necesitan antidepresivos.
  • Dolor nervioso: los medicamentos como la gabapentina ayudan a mantener el dolor nervioso bajo control.
  • Problemas de movilidad: el ejercicio, la fisioterapia, las sillas de ruedas y los salvaescaleras ayudan a controlar los problemas de movilidad.
  • Espasmos: las modalidades de fisioterapia, como los estiramientos, pueden aliviar los espasmos; también se suelen recetar medicamentos como el clonazepam y la gabapentina.

El cannabis medicinal y los síntomas de la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple viene sin duda con una larga lista de síntomas. Entonces, ¿dónde encaja exactamente la marihuana medicinal en este panorama? Antes de explorar la investigación que rodea al cannabis y los síntomas de la EM, es conveniente examinar primero cómo funciona exactamente el cannabis en el cuerpo. 

Introducción al sistema endocannabinoide

Al igual que tenemos un sistema nervioso y un sistema cardiovascular, también tenemos un sistema endocannabinoide (SEC). Al igual que nuestros otros sistemas fisiológicos, el SEC desempeña un papel fundamental en el funcionamiento de nuestro cuerpo. Mientras que el sistema pulmonar nos ayuda a respirar y el sistema nervioso nos hace funcionar, el SEC ayuda a mantener un estado llamado homeostasis (equilibrio biológico). En pocas palabras, ayuda a los demás sistemas del cuerpo a funcionar perfectamente.

Los investigadores han encontrado componentes del SEC en todo el cuerpo, desde el sistema nervioso hasta la piel y los huesos. Ayudan a cumplir una larga lista de funciones, desde la regulación del impulso de los neurotransmisores hasta la formación de tejido óseo. Los elementos clave de este sistema vital incluyen una serie de receptores cannabinoides, moléculas de señalización (endocannabinoides) y enzimas que producen y descomponen estas moléculas de señalización.

¿Lo más interesante del cannabis? La hierba contiene una familia de sustancias químicas llamadas cannabinoides. Estas moléculas interactúan con el SEC y lo modulan en diversos grados, influyendo en última instancia en uno de los sistemas más importantes del cuerpo.

Introducción al sistema endocannabinoide

Resulta que el SEC a menudo desempeña un papel en determinadas enfermedades. Cuando este sistema se interrumpe, provoca un cambio en la homeostasis que a veces puede manifestarse como enfermedad. Por ejemplo, los investigadores han descubierto que algunas personas diagnosticadas de esclerosis múltiple presentan un SEC anómalo.

Una investigación llevada a cabo en la Università Tor Vergata (Italia) midió los niveles de endocannabinoides[1] en 26 pacientes con EM, 25 controles sanos y ratones que sirvieron de modelo preclínico de EM. Los resultados indican que los pacientes con EM recidivante tenían mayores niveles de anandamida (uno de los principales endocannabinoides) en muestras de líquido cefalorraquídeo y linfocitos periféricos (células inmunitarias). Los investigadores también encontraron niveles elevados de anandamida presentes en los ratones, lo que les llevó a concluir que la EM está asociada a alteraciones significativas del SEC.

Sin embargo, se necesitan más ensayos en humanos para averiguar cómo podría ayudar exactamente la intervención sobre el SEC para atacar la raíz de la EM. En la actualidad, la mayoría de los estudios se han centrado en si el cannabis podría ayudar a aliviar algunos de los síntomas de la enfermedad.

  • El cannabis y la espasticidad

La espasticidad provoca sensaciones de rigidez en los pacientes con EM y puede dificultar su movimiento. Este síntoma afecta a su calidad de vida y suele ir acompañado de dolor y debilidad. Los estudios en marcha analizan el potencial del cannabis para reducir la espasticidad y, por tanto, aumentar la calidad de vida de los pacientes con EM.

Un ensayo aleatorio y controlado con placebo realizado en 2012 probó el cannabis fumado frente a un placebo[2] en pacientes con espasticidad resistente al tratamiento. Futuros estudios esperan repetir estos resultados positivos y acercarse a la comprensión de cómo el cannabis podría ayudar a controlar este síntoma.

El potencial de la marihuana para los espasmos musculares y la espasticidad ha llevado a numerosos gobiernos de todo el mundo a legalizar los medicamentos basados en el cannabis para este fin. Por ejemplo, el gobierno del Reino Unido puso el espray oral Sativex (nabiximols) a disposición de los pacientes con espasticidad de moderada a grave. El preparado contiene cantidades iguales de THC y CBD. Aunque no funciona para todos los pacientes, la Sociedad de Esclerosis Múltiple informa de que el Sativex tiene un efecto positivo en la mayoría de los pacientes[3].

  • El cannabis y el dolor

El ser humano ha recurrido al cannabis para tratar el dolor durante miles de años. Probablemente no te sorprenderá saber que el SEC también desempeña un papel clave en las vías de señalización del dolor. Decenas de testimonios de personas que padecen dolor crónico informan de cómo el THC puede ayudar a aliviar el malestar y mejorar la calidad de vida. Pero, ¿qué dice la investigación?

Un artículo de revisión publicado en la revista Frontiers in Pharmacology examina estudios anteriores que analizaron los efectos analgésicos de la hierba[4]. Los autores afirman que el mecanismo de acción implica que los cannabinoides interactúan con la liberación de neurotransmisores desde las terminaciones nerviosas, y que los metaanálisis de los ensayos clínicos muestran una evidencia moderada del cannabis en casos de dolor crónico. Se necesitan futuros ensayos clínicos de gran calidad para determinar los efectos analgésicos de los diferentes cannabinoides en pacientes con EM.

El cannabis y el dolor

  • El cannabis y el control de la vejiga

A medida que la EM avanza, el sistema inmunitario puede dañar partes del cerebro y de la médula espinal responsables del control de la vejiga. Conocida como incontinencia urinaria, esta falta de control puede hacer que los pacientes necesiten ir al baño con urgencia y frecuencia. Curiosamente, los investigadores están explorando el papel del cannabis en el control[5] de la vejiga en pacientes con EM. Varios cannabinoides se muestran prometedores en este aspecto, incluyendo el CBG[6] (cannabigerol). 

  • El CBD y la movilidad

¿Quién no ha oído hablar del CBD (cannabidiol) a estas alturas? Este cannabinoide no psicotrópico ha saltado a la fama gracias a sus efectos lúcidos y relajantes. Esta molécula tiene un mecanismo de acción muy diferente al del THC. Pero como sugiere su presencia en el Sativex, el aceite de CBD y la esclerosis múltiple podrían ser una pareja compatible.

Un artículo de revisión publicado en la revista Frontiers in Neurology repasa la evidencia disponible y la acción del CBD sobre la movilidad[7], la fatiga, la inflamación, la depresión y la espasticidad. Los autores también analizan cómo el cannabis podría ayudar a algunos pacientes a reducir su uso de medicamentos farmacéuticos. Por supuesto, esta investigación en curso ofrece perspectivas interesantes, pero en ningún caso proporciona resultados concluyentes sobre la eficacia del CBD.

La diferencia entre el cannabis medicinal y el Sativex

Mientras que algunos países permiten a los pacientes con esclerosis múltiple acceder al Sativex, les siguen restringiendo el acceso a las flores, extractos y otros preparados de cannabis. Pero, ¿importa esto realmente? Lo más probable es que sí.

Sativex proporciona una proporción exacta de 1:1 de THC y CBD. Esta mezcla parece funcionar para algunos pacientes, pero el cannabis ofrece mucho más que estos dos cannabinoides. La hierba también produce más de otros 100 cannabinoides y 200 terpenos. Además de producir sus propios efectos únicos, estos compuestos pueden crear sinergias con el THC y el CBD para lograr mejores resultados. La investigación todavía está en fase inicial, pero es probable que en algún momento veamos extractos personalizados e incluso quimiotipos criados selectivamente para pacientes con EM.

THC vs CBD para la esclerosis múltiple

Ambos compuestos parecen prometedores en los estudios que se están llevando a cabo. El THC produce un efecto psicotrópico que algunos pacientes encuentran desagradable. Sin embargo, otros valoran esta cualidad y consideran que beneficia su estado mental.

En general, el THC y el CBD tienen efectos muy diferentes en el SEC. Mientras que el THC se une directamente a los principales receptores, el CBD afecta a nuestros niveles de endocannabinoides y se une a otros receptores que los investigadores clasifican como parte del "sistema endocannabinoide ampliado". El cannabis y sus compuestos afectan a diferentes personas de distintas maneras. Aunque muchos pacientes con esclerosis múltiple se limitan a medicamentos prescritos a base de cannabis, algunos podrían descubrir que prefieren un cannabinoide frente a otro si se les da libertad para experimentar.

Cómo usar el cannabis medicinal para la esclerosis múltiple

Hay muchas formas diferentes de consumir cannabis; así que en gran medida se trata de preferencias personales y, como siempre, de la accesibilidad. A continuación, repasamos las más frecuentes:

Fumar

Fumar cannabis lleva los cannabinoides y terpenos casi directamente al torrente sanguíneo permitiendo una rápida aparición de los efectos. Sin embargo, también expone a los consumidores a peligrosas sustancias cancerígenas.

Vaporización

Vaporizar proporciona la misma velocidad de efectos que fumar. Sin embargo, estos dispositivos utilizan temperaturas más bajas y exponen a los consumidores a menos toxinas.

Cannabis oral

Comer cannabis obliga a los cannabinoides a pasar a través del tracto gastrointestinal. Esto da lugar a un inicio de los efectos más lento. Pero el THC se convierte en 11-hidroxi-THC en el hígado, lo que produce un efecto psicotrópico más potente. El CBD también puede tomarse por vía oral y, de hecho, mucha gente consume aceite de CBD para tratar la espasticidad muscular y otros síntomas de la esclerosis múltiple.

Sublingual

Este método consiste en colocar aceites y extractos directamente bajo la lengua. En este caso, los cannabinoides llegan rápidamente al torrente sanguíneo, lo que da lugar a una rápida aparición de los efectos.

¿Cuáles son los riesgos del uso de cannabis medicinal para la esclerosis múltiple?

Aunque el cannabis posee un perfil de seguridad relativamente bueno, también trae sus propios efectos secundarios. Consulta los efectos secundarios de los dos cannabinoides más habituales a continuación.

THC
Aumento del ritmo cardíaco Sequedad de boca
Ansiedad Deterioro de la memoria
Reducción del tiempo de reacción (reflejos) Pánico
Exacerbation of mental health problems,,Exacerbación de problemas de salud mental
CBD
Cambios en el apetito Diarrea
Pérdida de peso Fatiga
Interacción con medicamentos 

A medida que la investigación siga descubriendo el papel del cannabis y sus compuestos en el tratamiento de la EM, es probable que los pacientes tengan acceso a productos adaptados y a pautas de dosificación que hagan que el uso del cannabis medicinal sea lo más seguro posible.

Por supuesto, si tienes alguna pregunta o duda sobre el uso del cannabis medicinal para la EM, siempre debes consultarlo primero con tu médico.

Fuentes Externas
  1. The endocannabinoid system is dysregulated in multiple sclerosis and in experimental autoimmune encephalomyelitis - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Smoked cannabis for spasticity in multiple sclerosis: a randomized, placebo-controlled trial https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Sativex (nabiximols) | Multiple Sclerosis Society UK https://www.mssociety.org.uk
  4. Frontiers | Cannabinoids and Pain: New Insights From Old Molecules | Pharmacology https://www.frontiersin.org
  5. The effect of cannabis on urge incontinence in patients with multiple sclerosis: a multicentre, randomised placebo-controlled trial (CAMS-LUTS) - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Effect of Non-psychotropic Plant-derived Cannabinoids on Bladder Contractility: Focus on Cannabigerol - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  7. Cannabidiol to Improve Mobility in People with Multiple Sclerosis https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.