Alemania ha sido el país a seguir este año en todo lo referente a reformas en torno al cannabis. El 19 de enero de 2017, la cámara baja del Parlamento votó unánimemente legalizar el consumo terapéutico. Los legisladores también acordaron reclasificar el cannabis. Pero lo más impresionante es que estará cubierto por la seguridad social del país. El 90% de los alemanes se verán afectados por esta crucial decisión.

¿El resultado? El cannabis está a punto de generalizarse allí. Es más, lo hará de una forma nunca vista en ninguna otra parte. Y eso incluye Canadá. La droga será regulada firmemente bajo normativas farmacéuticas. Esto va a influir enormemente en el mercado.

Durante la ICBC de Berlín, el gobierno alemán presentó su primera convocatoria pública para plantaciones domésticas. Tanto el plazo como los detalles del concurso fueron un movimiento inteligente por parte del gobierno.

Los requisitos resultaron casi ofensivos para algunos importantes activistas alemanes demasiado optimistas. Sin embargo, estamos claramente en un momento que puede suponer un punto de inflexión para Alemania y toda Europa. El impacto de esta decisión bien podría afectar a las normativas a nivel internacional.

Alemania legalización canna-reforma cultivo doméstico

RASGOS GENERALES

Hay diez licencias en juego. El significado de "cultivador legal" sigue siendo básicamente un concepto poco definido. Es más, unas cuantas de estas licencias irán a parar a empresas que podrían definirse como "importadores" o incluso "distribuidores". El gobierno parece querer tratar este tema esencialmente como la pornografía. En otras palabras, "hasta que no lo ves, no sabes identificarlo". Claramente están intentando ser ambiguos para limitar su libertad lo menos posible.

¿El motivo? Actualmente sólo hay 1.000 pacientes "legales" en Alemania. Las previsiones oficiales estiman un crecimiento del número de pacientes entre 5.000 y 10.000 al año. Esto supondría seguir la evolución canadiense. Allí los pacientes han aumentado alrededor de un 10% al mes durante los últimos años.

Sin embargo, Alemania es diferente. Desde el primer momento, la sanidad pública alemana deberá cubrir hasta aproximadamente 125 gramos de cogollos de cannabis al mes para cada paciente (eso sí, todavía no se ha concretado la potencia ni la composición). ¿El coste para el bolsillo del paciente? Unos 10 euros al mes. No hay ningún otro lugar en el mundo donde la hierba se haya encontrado con un sistema de salud tan eficiente. Alemania representa un nuevo nivel de aceptación médica.

Esto supone, en definitiva, que el suministro podría incrementarse gradualmente o explotar. El siguiente paso depende de cómo activistas, médicos y otros colectivos consigan difundir el mensaje.

El gobierno es perfectamente consciente de todas estas implicaciones. De hecho, el Dr. Ingo Michels, antiguo jefe del gabinete del Comisionado Federal para las Drogas, no participó como ponente en la ICBC, como estaba programado. Sin duda quería evitar las iras de unos cuantos activistas y cultivadores molestos con la situación. Esto también deja entrever que el gobierno intenta mantener el silencio para generar tanta "creatividad" como les sea posible de cara al futuro.

Dicho esto, el momento escogido para presentar la convocatoria obviamente no fue una casualidad. La conferencia ICBC era una reunión única entre las personalidades más importantes en el panorama canadiense, estadounidense y alemán. Era evidente que el gobierno quería mantener sus opciones abiertas.

En la actualidad, se distribuyen 12 marcas diferentes en el país. Proceden de Bedrocan y el grupo canadiense bajo el que operan Tweed y Canopy Canada, a través de su socio alemán, MedCann. Tilray también está interesada en obtener una licencia en Alemania, ya que actualmente importa extractos a Europa.

QUIÉN NO PUEDE PARTICIPAR

La principal razón por la que los alemanes presentes en ICBC estaban molestos, es que los requisitos han sido diseñados específicamente para excluir a la mayor parte de ellos. Quienes hayan sido condenados por cultivar anteriormente se quedan fuera. También quienes hayan cultivado sin cumplir con las normativas vigentes ni licencia. Eso también excluye a los cultivadores domésticos, exceptuando a algunos productores de cáñamo industrial, pero incluso a ellos se les sugiere que colaboren con un consultor estratégico externo. El gobierno está claramente buscando cultivadores con experiencia en cumplir requisitos reguladores de tipo federal.

Por definición, esto significa que cualquier cultivador con licencia en Canadá tiene la mejor posición de salida para una posible colaboración con un socio doméstico. Ese socio podría aportar financiación, terrenos o ciertos conocimientos. La convocatoria exige que los participantes demuestren que pueden proveer una cantidad anual mínima (200kgs al año entre 2010 y 2022). También deben justificar que hayan sido capaces de producir al menos 50kgs al año durante los últimos tres años en alguna jurisdicción donde fuese ya legal.

Lo cierto es que, para esas empresas cualificadas, el cumplimiento de estas condiciones en sus cultivos alemanes en el futuro puede ser hipotético. También el tipo de cannabis ofrecido. Y lo más importante, el gobierno está dejando las puertas abiertas a quienes estén dispuestos a ofrecer extractos de cannabis con un 100% de pureza.

Esto significa que las empresas de extracción pueden ser quizás las mejor posicionadas para colaborar con empresas canadienses que puedan proporcionar materias primas o aceites procesados.

Agencia federal de cannabis alemania

MEDICINAL, MEDICINAL Y SÓLO MEDICINAL

¿Qué significa esto para otros sectores del mercado? Es evidente que Alemania va a intentar establecer su mercado doméstico bajo el paraguas de las directrices de Naciones Unidas. Esto incluye la creación de una agencia federal del cannabis. Esa institución ya está en marcha en la actualidad.

Esto también supone que el propio concurso será valorado por personal que acaba de ser contratado para una nueva agencia del gobierno federal. Muchos de ellos tendrán relación con la comunidad médica, si es que no son realmente médicos. El gobierno también está recurriendo a médicos y otros expertos para la formación acerca del cannabis como medicina. Esto permite un enorme potencial en el futuro más próximo para como mínimo conseguir una cierta educación abierta sobre la droga en el país. Además, todo girará en torno a los fines terapéuticos aprobados. Esto se traducirá en estudios científicos y datos clínicos. Todas esas interpretaciones científicas en las que los alemanes destacan y a las que están acostumbrados.

EL FUTURO DEL CULTIVO DOMÉSTICO

Éste es uno de los aspectos en los que todavía existe cierta confusión. Las autoridades alemanas avanzaron tan rápido en la legalización terapéutica por varias razones. La primera es que vigilaron la evolución en los Estados Unidos muy de cerca. Por no hablar de Canadá, Israel o Australia. Además, en Alemania, al igual que en México, los pacientes han liderado el desafío a las legislaciones prohibicionistas. Durante los últimos años, esos desafíos concluyeron con la denuncia de cinco pacientes al gobierno federal por impedirles el acceso libre a la medicina. Con el tiempo, esto supuso que tres de los demandantes obtuvieran un permiso no oficial para cultivar todo lo que necesitasen en casa. Cómo se normalizará esta situación en el nuevo sistema es otra cuestión. Quizás reciban licencias provisionales para establecer clubes sin ánimo de lucro donde el gobierno permitirá que otros pacientes tengan una vía de acceso legal. Quizás podrían incluso tener otro tipo de competencias.

Lo que queda claro es que su derecho a cultivar plantas sin límites se aproxima a su fin.

Algo que parece bastante probable en un futuro no muy lejano, es que ciudades como Bremen, Frankfurt y Berlín también avancen hacia la despenalización de la droga, incluso para consumidores "recreativos". Los propios pacientes no pueden ser autosuficientes con el tipo de mini-cultivos que se han visto en otros países en situaciones similares. Por ejemplo, un máximo de cinco plantas para mayores de edad, sería suficiente para limitar el tipo de "experimentos" que los alemanes quieren controlar. Esto comienza por desincentivar un mercado negro desarrollado y rentable.

En el futuro, esto podría ser en realidad una bendición para el mundo del cultivo casero. De hecho, la consecuencia podría ser un mercado muy sofisticado para expertos en la mejor calidad y variedades poco habituales. Alemania es un país donde la gente todavía disfruta cultivando. Una de las características más típicas de muchas ciudades alemanas es la abundancia de espacios de cultivo.

La policía no tiene ningún interés en perseguir este tipo de actividades. De hecho, en el fondo, la mayor parte de los policías alemanes desean que este problema se termine. Se posicionan claramente a favor de la regulación. Si pueden acabar con los traficantes callejeros de poca monta gracias a la legalización, estarán completamente a favor. A decir verdad, muchos de ellos fuman. Simplemente nunca lo reconocerán ante los periodistas.

Legalizacion cannabis regulation Alemania donmstic grow

APARICIÓN DE COALICIONES INTERNACIONALES

¿Qué supone esto para los emprendedores del sector cannábico? Si tienes experiencia legítima, busca un socio.

Actualmente ya hay varias iniciativas en marcha.

Lo que también parece claro es que ésta es sólo la primera convocatoria que lanzará el gobierno. Pero no la última. Esta oportunidad representa un impulso único al mercado laboral y el gobierno es consciente de ello. Habrá espacio en el mercado para actividades innovadoras y emprendedoras.

También es evidente que el mercado alemán está transformándose en un modelo de aplicación terapéutica a nivel federal.

Alemania, en otras palabras, podría en realidad liderar el mundo en la próxima fase de investigación acerca del cannabis. También el sector farmacéutico. Su plan de legalización contribuirá sin duda a una mejor comprensión del poder de esta planta.

Se trata de una situación favorable para todas las partes, independientemente del resultado del primer concurso público para cultivar marihuana.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar