En 2018, Canadá se convirtió en algo así como la meca del cannabis. Pero un año después de su legalización, el gran gigante del norte parece no haber acertado del todo con su proceso de legalización de la hierba. Sigue leyendo para saber más gracias a nuestro análisis sobre el cannabis legal en Canadá.

CANADÁ Y EL CANNABIS: UN AÑO DESPUÉS

El 17 de octubre de 2018, Canadá se convirtió en el segundo país del mundo, y el primer estado miembro del G7 y el G20 en regular y legalizar completamente el cannabis. Y si bien Canadá se ha convertido en la envidia de consumidores de cannabis de todo el mundo, el camino hacia la legalización fue de todo menos sencillo.

Tras ser elegido primer ministro en 2015, Justin Trudeau creó el Grupo de Trabajo sobre Legalización y Regulación de la Marihuana para iniciar el proceso de análisis y debate para dar con la forma de crear un mercado legal y regulado del cannabis.
Las razones principales de Trudeau para legalizar la hierba en Canadá fueron combatir los "elementos criminales" implicados en el tráfico ilegal de cannabis y proteger mejor a los menores "del fácil acceso a la marihuana del que disponen ahora mismo".

Tras anunciar sus planes para legalizar el cannabis en 2016, surgieron por todo el país dispensarios ilegales. En respuesta, Trudeau ordenó a las fuerzas policiales que hicieran cumplir la ley y procesasen a todas las personas y negocios que cultivaban y producían cannabis antes de su legalización, lo que se tradujo en diversas redadas y acusaciones.

Finalmente, el cannabis fue legalizado en Canadá el 17 de octubre de 2018 bajo la Cannabis Act. Esta ley recoge regulaciones estrictas sobre quiénes pueden comprar y vender cannabis, y otorga a los gobiernos provinciales y a las Naciones Originarias una serie de competencias para controlar ellos mismos la distribución de la hierba.

¿CÓMO HA CAMBIADO LA LEGALIZACIÓN DEL CANNABIS LAS CONDUCTAS Y COMPORTAMIENTOS?

Para examinar los efectos de la legalización, el gobierno canadiense publicó la primera Encuesta Nacional sobre el Cannabis en 2019.

El estudio destaca una serie de cambios desde la legalización, como por ejemplo un aumento del número de personas que consumen cannabis. Statistics Canada deja entrever que, mientras algunos de estos nuevos consumidores probaron la marihuana por primera vez, otros ya la habían consumido con anterioridad y lo habían vuelto a hacer tras su legalización. Además, la mayoría de estos nuevos consumidores eran mayores, pues la mitad tenían 45 años o más.

El estudio también mostró que la legalización no había incrementado el número de menores que consumían cannabis, como tampoco aumentó el número de personas que conducían bajo los efectos de la hierba (dos de las principales preocupaciones de quienes se oponían a su legalización). De hecho, la Encuesta Nacional sobre el Cannabis reveló que, en muchos aspectos, el consumo de cannabis en Canadá había permanecido sin cambios tras la legalización.

¿QUÉ EFECTOS POSITIVOS HA PROVOCADO EL CANNABIS LEGAL EN CANADÁ?

Por lo general, las consecuencias de la legalización de la hierba en Canadá han sido abrumadoramente positivas. Principalmente, la decisión de legalizar el cannabis ha creado una industria valorada en miles de millones de dólares. En las dos primeras semanas tras su legalización, las ventas de cannabis en Canadá estuvieron valoradas en 43 millones de dólares.

En los 10 meses posteriores a la legalización, la industria del cannabis legal creció en el país un 185%. En los primeros trimestres de 2019, este sector contribuyó con más de 8.000 millones de dólares al PIB del país, y expertos en economía han calculado que esta nueva industria podría llegar a alcanzar un valor de 20.000 millones de dólares. Canadá también es la sede de algunas de las mayores compañías de cannabis del mundo, como Canopy Growth Corp (con una capitalización de mercado de 12.400 millones de dólares), Aurora Cannabis (10.610 millones) y Aphria Inc. (3.640 millones).

¿QUÉ EFECTOS POSITIVOS HA PROVOCADO EL CANNABIS LEGAL EN CANADÁ?

Pero se podría decir que el mayor beneficio de la legalización del cannabis en Canadá ha sido su efecto sobre el crimen organizado. Al regular firmemente el mercado del cannabis, el gobierno canadiense ha dejado de procesar a sus ciudadanos por posesión y consumo de cannabis (una droga con menos riesgos de salud graves que el alcohol y el tabaco), al tiempo que ha impedido que las organizaciones criminales obtuvieran millones de dólares.

¿QUÉ HABRÍA QUE HACER PARA MEJORAR LA INDUSTRIA DEL CANNABIS LEGAL EN CANADÁ?

Aunque Canadá parece estar definitivamente a años luz de otros países occidentales en su postura sobre el cannabis, su enfoque está lejos de ser perfecto.

Uno de los aspectos en que Canadá va por detrás es por ejemplo su postura sobre algunos de los derivados del cannabis. Durante el primer año de la legalización, los canadienses no han podido acceder a productos comestibles o de aplicación tópica. Estos productos fueron legalizados el 17 de octubre de 2019, pero sin embargo todavía no se encuentran a la venta en algunos lugares. En el momento de redacción de este artículo, la Ontario Cannabis Store tan solo dispone de un producto comestible.

El otro gran problema del sistema canadiense es el concerniente a su accesibilidad. Ontario, la provincia más poblada de Canadá, carece de tiendas de cannabis. Los habitantes Ontario se ven obligados a pedir su hierba online a través de la Ontario Cannabis Store, que goza de una reconocida mala fama por sus altos precios, entregas con retraso y cogollos extremadamente secos. Con el único vendedor legal de la provincia ofreciendo este tipo de servicio, es comprensible que el mercado negro del cannabis no vaya a desaparecer de un día para otro.

EL MERCADO CANADIENSE DEL CANNABIS LEGAL: DE 2020 EN ADELANTE

La decisión tomada por Canadá de legalizar el cannabis supuso todo un hito. No obstante, la forma en que lo ha abordado dista mucho de ser perfecta. En algunas provincias, los ciudadanos canadienses siguen esperando a que se pongan a la venta productos comestibles y tópicos, mientras en que la provincia de Ontario tan solo se puede adquirir hierba a través de una tienda online francamente mejorable.

Pese a ello, es de elogiar que Canadá se haya atrevido a legalizar el cannabis a nivel federal, algo que ningún otro país occidental ha hecho todavía. Gracias a sus esfuerzos, el consumo de cannabis comienza a dejar de estar estigmatizado en una de las naciones más grandes del mundo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.