El sector de la marihuana está despegando a nivel internacional. Además de impulsar la legalización, los avances en la legislación y la regulación de algunos estados norteamericanos y países enteros, por no decir continentes, está creando también oportunidades de negocio e inversión.

Ya se le considera una nueva "fiebre del oro". Las autoridades políticas también están viendo en el sector una vía de creación de empleo. Y eso empieza por la producción. Sin embargo, está avanzando rápidamente hacia el ámbito del cuidado de la salud, especialmente en Europa.

Obviamente, esto también supone que hay ciertas actividades emprendedoras que ahora son completamente legítimas. Además significa que existe un nuevo mercado real que empieza a desarrollarse. Acertar con una inversión en este mercado todavía puede proporcionar grandes dividendos. Sin embargo, la idea de invertir en un negocio local que vaya a cambiar el mundo del cultivo de cannabis desde cualquier parte del mundo podría ser ya una oportunidad perdida.

La otra cara de la moneda es, sin duda, la generalización del cannabis y su transformación en una materia prima legal. Es decir, el sector se parece cada vez más a cualquier otro mercado. Esto supone que se abren muchas otras oportunidades en la cadena que no requieren trabajar con la planta directamente. El I+D en el ámbito medicinal dará lugar por sí solo a productos que arrasarán en el mercado.

Dicho esto, esto no implica que cualquier derivado del cannabis se convierta en un éxito. Como suele ocurrir, seguramente habrá más fracasos que éxitos. Así que es preciso ser extremadamente cuidadoso con nuestro capital.

Cannabis Industry Product Investment

INVERTIR EN SEGMENTOS CONCRETOS

Ya hay ciertos segmentos de este mercado en desarrollo que son más afines a la inversión. Generalmente se trata de empresas que están ya establecidas pero han presentado un nuevo tipo de producto etiquetado como cannábico. Miracle-Gro es una de esas empresas que ya tienen una reputación sólida. También existen empresas públicas ya establecidas.

Muchas compañías del sector, especialmente en los Estados Unidos, se apresuraron a salir al mercado en los últimos años gracias al acceso a la financiación pública. Esto les supuso problemas al intentar transformarse en entidades acordes a los criterios de la Comisión de Bolsa y Valores norteamericana. La mayoría no sobrevivieron a sus problemas de juventud.

La tecnología es otro ámbito donde están empezando a adentrarse algunos fabricantes interesantes, ya sean relacionados con el cultivo o con otras operaciones. También es cierto que los modelos de negocio pueden variar según la ubicación geográfica, a veces en gran medida. Esto tiene que ver fundamentalmente con la regulación y las normativas de cada país.

Los mercados de capitales, así como las finanzas en general, funcionan de forma diferente en Europa. En cualquier caso, la realidad es que el sector todavía no está preparado para la inversión institucional. ¿Por qué? Por las regulaciones del mercado, tanto en EE.UU. como en el resto del mundo. Incluso en estados norteamericanos donde se han desarrollado mercados legales desde hace 20 años, la ausencia de reformas federales ha provocado que toda la financiación relativa a este sector se centre en microinversiones y pequeños proyectos emprendedores. A nivel general, Canadá e Israel seguirán proporcionando las mejores oportunidades de inversión en cualquier segmento del sector. Debemos agradecérselo al liderazgo israelí en el apartado medicinal y al inminente mercado recreativo canadiense. Europa también será un polo importante en el terreno terapéutico. Más allá del cultivo, también podrían estar a punto de abrirse muchas otras oportunidades de inversión.

INVERSIÓN EN START-UPS

Básicamente, invertir en este sector, en cualquier parte del mundo, implicaba hasta ahora hacerlo en empresas privadas. Esto ha generado la creación de numerosas start-ups. Se trata del segmento de mercado más arriesgado, pero obviamente también ofrece un gran potencial de rentabilidad. Es un lugar donde priman la innovación, la investigación y el descubrimiento de nuevas aplicaciones para una droga que fue ilegal durante todo el último siglo. Aunque habrá multitud de fracasos, es el momento de innovar, emprender, invertir y extraer beneficios.

Productos de Cannabis Empresas Sector Cannábico

¿POR DÓNDE DEBERÍA EMPEZAR?

Quizás la mejor forma de adentrarse en este sector sea investigar la situación actual. Hay un par de empresas que siempre se mencionan cuando se analiza este sector. Esto no significa que sigan presentando buenas expectativas de inversión. Simplemente porque estamos hablando de cannabis, la legislación del mercado podría cambiar en cualquier momento.

GW Pharma

Todo el mundo habla de esta extraña farmacéutica británica. Recibió una licencia para cultivar marihuana terapéutica antes del cambio de siglo. Desde entonces ha producido medicinas a partir de la planta para exportar y, curiosamente, desde un país donde el consumo con fines terapéuticos todavía es ilegal. Se podría decir que básicamente recibió licencia para romper muchas reglas como compañía farmacéutica. Por eso sus acciones se han disparado en los últimos dos años (más de un 1.000%). Pero hasta esta empresa ha tenido sus altibajos, incluso en la aprobación de Sativex, el espray bucal con THC.

Medical Marijuana Inc.

Esta empresa se autodefine como el primer valor cannábico del mercado bursátil de los EE.UU. En realidad, parece tratarse de un grupo de empresas de inversión estratégica en este sector. Claramente están invirtiendo en algunos de los pilares clave. Comprar sus acciones significa fundamentalmente comprar su comprensión y conocimiento del mercado, además de invertir en su planteamiento ante el propio sector.

MMJ PhytoTech y MGC Pharmaceuticals

Se trata de dos empresas híbridas australianas que han colaborado con firmas canadienses para acelerar su crecimiento. Probablemente establezcan nuevos acuerdos de negocio a corto plazo tras el desarrollo del mercado alemán. Recientemente el gobierno de Merkel aprobó la primera convocatoria pública para licencias de cultivo, que exige a las empresas alemanas buscar socios extranjeros. La forma definitiva de este mercado todavía no está clara. Sin embargo, también podría fomentar la creación de compañías públicas que operarían en diferentes jurisdicciones.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar