A lo largo de los años, se han afirmado muchas cosas sobre la marihuana. Para ser totalmente sinceros, algunas son ciertas, ya que existen variedades que pueden volverte aletargado e improductivo. Pero, por cada afirmación verdadera sobre el cannabis, también hay acusaciones infundadas. Durante muchos años, se ha considerado que fumar porros es perjudicial para la fertilidad. Este concepto, aplicado tanto a hombres como mujeres, proviene de numerosos estudios sobre la materia en el pasado.

Esta teoría se ha desmontado de golpe, ya que el último estudio realizado ha mostrado que el consumo de marihuana, por ambos sexos, no reduce las probabilidades del embarazo. Con unos resultados tan diferentes, empiezas a cuestionar la integridad de los proyectos de investigación previos y a preguntarte qué otros descubrimientos nos depara la marihuana.

¿POR QUÉ INVESTIGAR LA TASA DE FERTILIDAD AHORA?

La revista “The Journal Of Epidemiology and Community Health” (JECH) propuso realizar un revisión para revaluar cualquier relación entre el consumo de marihuana y la probabilidad de embarazo. El motivo de hacer esta revisión ahora es el avance de la legalización del cannabis en todo el mundo. Actualmente, muchos estados de EE.UU. consideran la marihuana legal para consumo personal. Canadá se está preparando para legalizarla este mismo año en todo el país. Si los estudios previos sobre el tema fuesen concluyentes, esto supondría un desastre para las tasas de natalidad.

La marihuana se considera la droga de uso recreativo más consumida por parejas en edad reproductiva, así que Lauren Wise, un profesor de epidemiología, “pensó que era un momento oportuno para investigar la relación entre el consumo de marihuana y la fertilidad”. La infertilidad supone un coste superior a 5.000 millones de dólares anuales para el sistema de sanidad de EE.UU., por lo que es comprensible la necesidad de este enfoque.

Pareja Fertilidad Cannabis

LOS RESULTADOS DE LAS INVESTIGACIONES

El estudio duró 4 años y contaba con una muestra de 4.194 mujeres con edades entre 21 y 45 años de EE.UU. y Canadá. Todas las participantes tenían relaciones de pareja estables y se les pidió que realizaran una auto-evaluación, completando una serie de encuestas durante ese período de tiempo. Se invitó a todas las participantes a preguntar a sus parejas masculinas si querían participar en el estudio, y 1.125 accedieron. Estas auto-encuestas se rellenaban cada 8 semanas durante un año, hasta que las participantes abandonaban el estudio, se quedaban embarazadas o comenzaban tratamientos de fertilidad adicionales.

Dedujeron que, mientras un 12% de las participantes femeninas y un 14% de los masculinos afirmaron haber consumido marihuana en los 2 meses previos a la encuesta original, durante los 12 ciclos de seguimiento las probabilidades de embarazo entre parejas fumadoras de cannabis y no fumadoras era bastante similar.

Pero a esta conclusión no se llega sin advertencias. Aunque ha contribuido a desmentir estudios previos, no ha probado de forma concluyente que no haya un impacto perceptible en la fertilidad como resultado de fumar cannabis. Los mismos investigadores señalaron que la naturaleza de un estudio basado en internet produce ciertas variables. Cuando los participantes rellenan la información por sí solos, puede ser difícil cuantificar la validez de los datos. Tampoco pudieron averiguar si las personas que afirmaban haber consumido marihuana lo hacían de forma habitual o esporádica.

AÚN NECESITAMOS UN MAYOR ENTENDIMIENTO

El comentario final del estudio decía que “futuros estudios, con datos específicos sobre el consumo de marihuana, tal vez sean capaces de diferenciar entre los efectos agudos y crónicos provocados por el consumo de marihuana”. Dado que aún queda mucho por descubrir acerca del cannabis y su impacto sobre la fertilidad, muchas asociaciones médicas siguen aconsejando evitar esta hierba a cualquier persona embarazada o que esté intentando quedarse embarazada. Parece ser que no pasa ni un día sin que aparezcan argumentos en contra de algunos de los estudios condenatorios realizados previamente sobre los efectos del cannabis. Pero, a pesar de estas revelaciones, sigue siendo un hecho que todavía necesitamos un mayor conocimiento sobre el tema, ya sea para bien o para mal.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar