El embarazo es una etapa fascinante y emotiva, pero la sensación frecuente de malestar forma parte de esta experiencia. Te despiertas con mareos, y sigues sintiéndote así durante la mayor parte del día. Incluso moverte podría resultar doloroso.

Con esto en mente, es comprensible que quieras tomar tu cepa favorita, administrar un poco de THC a tu cuerpo, y fumar o vapear hasta olvidarte de tus problemas.

Sin embargo, es aconsejable que te lo pienses, porque fumar hierba durante el embarazo podría hacer que el feto desarrolle diversos problemas. Hay estudios que niegan estos riesgos, sí, pero merece la pena tener también en cuenta las investigaciones que los confirman.


¿Cuáles son los posibles riesgos asociados al consumo de marihuana durante el embarazo?

  • Fumar marihuana durante el embarazo podría causar un parto prematuro, un peso bajo al nacer, un perímetro craneal pequeño, y la muerte neonatal.
  • Estudios con roedores indican la posibilidad del desarrollo de problemas cognitivos en niños de madres que han consumido marihuana durante el embarazo.
  • También hay que tener en cuenta la posible presencia de otras sustancias nocivas, como pesticidas, moho y bacterias, que podrían dañar al feto a través del consumo de la madre.

Riesgos de la propia marihuana

¿Cuáles son los posibles riesgos[1] del consumo de cannabis durante el embarazo? Hay unos cuantos, pero los médicos te advertirán principalmente de la posibilidad de que tu bebé tenga un peso bajo al nacer. Muchos también hablan de una posible relación entre el consumo de THC y el nacimiento prematuro, y afirman que incluso podría hacer que el bebé nazca con un perímetro craneal pequeño.

Además de todo eso, como explicaremos en un momento, estudios con roedores[2] han descubierto que las madres que consumen marihuana podrían causar a sus hijos problemas cognitivos más adelante en la vida. Está claro que se necesita algo más que estudios con animales para demostrar que esta preocupación es real, pero tampoco podemos decir que no haya riesgos.

Pero lo más preocupante es la posible relación entre el consumo habitual de marihuana durante el embarazo y la muerte neonatal. Este problema, como veremos más adelante, está respaldado por varios estudios, pero también vamos a ver que no es algo que esté grabado a fuego.

Riesgo de presencia de sustancias extrañas en la marihuana

Incluso en el caso de que el consumo de THC sea seguro, también hay que tener en cuenta las sustancias químicas que podrían estar ocultas en ciertos lotes de cogollos u otros productos ricos en THC. El sector del cannabis está lejos de tener una regulación perfecta, y algunos productos podrían contener de todo, desde moho y bacterias hasta los pesticidas con los que se tratan las plantas durante el cultivo. La ingesta de este tipo de sustancias no solo es perjudicial para ti, sino también para tu bebé.

¿Cuáles son los posibles riesgos asociados al consumo de marihuana durante el embarazo?

Marihuana y embarazo: ¿qué ocurre con el aceite de CBD?

  • El CBD suele estar considerado como una sustancia inofensiva, pero estudios preliminares con roedores demuestran que podría contribuir al desarrollo de deformidades faciales en niños cuyas madres lo consumen.
  • Los contaminantes extraños, parecidos a los de los cogollos de marihuana ricos en THC, podrían acabar transmitiéndose al bebé durante el embarazo (a través del consumo de la madre) o después del parto (a través de la lactancia).

Riesgos del propio aceite de CBD

Dejemos una cosa clara: hasta ahora, nos hemos referido al consumo de variedades de marihuana ricas en THC, ya que son las más populares. Sin embargo, el aceite de CBD se consume cada vez más. Esto, por supuesto, se debe a que no coloca, a que se ha observado que tiene posibles efectos terapéuticos, y a que se vende cada vez en más sitios, desde herboristerías a supermercados.

Muchos consumidores sostienen que les ayuda a calmar la mente y las náuseas, y se considera más seguro que el THC. Pero, aun así, debemos preguntarnos: ¿es seguro consumirlo durante el embarazo?

Como veremos más abajo, los investigadores han observado recientemente que el CBD administrado a roedores madre produjo malformaciones faciales[3] en sus crías, de forma parecida al síndrome alcohólico fetal. Estos problemas tampoco terminan en el útero, ya que otros estudios con animales han demostrado que un bebé puede ingerir CBD a través de la leche materna. Este CBD no tiene que ser necesariamente malo, aunque tampoco está libre de riesgos.

Riesgo de presencia de sustancias extrañas en el aceite de CBD

Además de todo eso, no sabemos qué contienen algunos productos de CBD actuales. Llevan CBD, claro, pero muchos fabricantes no tienen cuidado con los contaminantes, lo que hace que sustancias como bacterias y pesticidas acaben en todos los lotes de aceite y otros productos. Su ingestión, sin duda, ocasionaría problemas, ya sea para el feto o para el bebé lactante.

Algunas investigaciones confirman los riesgos del consumo de marihuana durante el embarazo

  • Un estudio con 314 consumidoras de marihuana embarazadas y más de 4700 embarazadas que no consumían cannabis, descubrió que los bebés del primer grupo tuvieron un peso más bajo al nacer que los del segundo grupo.
  • También se observó una tasa más alta de nacimientos prematuros entre las consumidoras de marihuana.
  • Este estudio es deficiente debido a que cuenta con un grupo de control desproporcionadamente grande. Sería más fiable un estudio con, por ejemplo, 5000 embarazadas consumidoras y otras 5000 que no consumen.
  • En un estudio con roedores se administró aceite de CBD a sujetos embarazados, y se observó que sus crías presentaban deformidades faciales. Esto no confirma el efecto en el ser humano, pero se necesitan más investigaciones.

Riesgo de bajo peso al nacer y de nacimiento prematuro

Aunque algunos defensores del cannabis dirán que no hay relación entre la marihuana y los problemas del embarazo[4], un estudio publicado en 2020 dice lo contrario. Investigadores de todo el Reino Unido observaron a más de 5000 mujeres embarazadas, dividiéndolas en cinco grupos: las que nunca consumieron marihuana, las que solo lo hicieron antes del embarazo, las que dejaron de consumir justo antes, las que consumieron pero lo dejaron antes de las 15 semanas, y las que consumieron después de 15 semanas.

Tras analizar estos grupos durante el embarazo y el parto, los investigadores comprobaron que los hijos de las madres que fumaron después de las 15 semanas, presentaban un peso medio bajo al nacer y mayores probabilidades de nacimiento prematuro. Sin embargo, cuando las mujeres dejaron de consumir cannabis antes de las 15 semanas, los resultados fueron muy parecidos a los de las madres que nunca consumieron marihuana.

El gran tamaño de la muestra es una buena señal de la validez del estudio, pero debemos señalar que estas mujeres no fueron separadas en grupos de tamaño uniforme. De las más de 5000 mujeres que participaron en el estudio, solo 314 habían fumado marihuana en alguna forma. Esta muestra es aún mayor de las que se suelen utilizar en estudios sobre el cannabis, pero un grupo de control con más de 4700 personas es excesivo, y el tamaño general del estudio podría hacernos creer que es más representativo de lo que es en realidad.

Marihuana y embarazo: ¿qué ocurre con el aceite de CBD?

Las primeras investigaciones del CBD sugieren nuevas complicaciones

Otro estudio publicado a finales de 2019[5], analizó el CBD y los efectos que podría tener en roedores embarazadas y sus crías. Tras comparar estas observaciones con roedores recién nacidos con síndrome del alcohol fetal, los investigadores comprobaron que esas ratas, y las de madres tratadas con CBD, desarrollaron deformidades faciales parecidas. Estos resultados no confirman lo que podría ocurrir con el ser humano, pero son una buena razón para que las madres procedan con cautela.

Algunas investigaciones niegan los riesgos del consumo de marihuana durante el embarazo

  • Una revisión de 184 estudios sobre el cannabis y el embarazo indica que apenas hay relación entre el consumo de marihuana y la salud de los hijos.
  • El estudio más reciente data de 2017, por lo que no incluye los que acabamos de mencionar, pero merece la pena señalar que los estudios revisados no tuvieron en cuenta factores de desviación como la situación financiera, la salud o la educación.
  • Esto no significa necesariamente que no existan riesgos, pero sí que hace falta llevar a cabo más investigaciones antes de poder afirmar algo con seguridad.

La revisión de investigaciones niega la conexión entre el cannabis y los problemas del embarazo

Si tenemos en cuenta otros estudios igual de recientes y válidos, también se puede argumentar que no hay suficientes pruebas de que el consumo de marihuana durante el embarazo sea perjudicial del todo. Investigadores de la Universidad de Columbia de Nueva York, del Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York, y de la Universidad Suinburne de Australia, examinaron 184 estudios[6] que datan de diciembre de 2017, y que en conjunto analizan a más de 1000 sujetos entre 0 y 22 años de edad.

Los investigadores observaron que el consumo de marihuana en mujeres embarazadas apenas tenía relación con los problemas o características positivas de los recién nacidos. También comprobaron que algunos de los estudios que mostraban diferencias no tuvieron en cuenta la situación económica de los padres ni de los hijos, así como el acceso a la educación, y otros aspectos de su salud.

Por eso, no hay que tomarse estos estudios al pie de la letra cuando afirman que el cannabis provoca defectos de nacimiento y otros problemas más adelante en la vida. Pero, por otro lado, también hay que considerar otros estudios con estas perspectivas.

Se necesitan más y mejores investigaciones

En lugar de hacer declaraciones sobre la ausencia de riesgos, esta revisión de estudios podría considerarse como una propuesta para que las investigaciones futuras tengan más en cuenta los factores de desviación. Más concretamente, los investigadores deben tener cuidado de no analizar solamente un grupo socioeconómico por estudio, y de que los grupos no sean solo grandes, sino también completamente representativos de las comunidades de las que provienen.

Plantéate dejar la marihuana durante y después del embarazo

  • Hasta que no haya investigaciones más sustanciales que nieguen estos riesgos, lo mejor es evitar el consumo de cannabis durante el embarazo.
  • Teniendo en cuenta que las sustancias que consume la madre pueden transmitirse al hijo a través de la lactancia, también es aconsejable evitar el consumo de marihuana durante ese período.
  • Pero no pienses en ello como dejar de fumar. Mentalízate de que es un descanso de tolerancia. Una vez que tu hijo deje de mamar, podrás consumir (de forma responsable) marihuana si quieres.

Piensa en ello como un descanso de tolerancia

Entendemos que la idea de dejar de fumar pueda desanimarte. Al fin y al cabo, estamos seguros de que lo has pasado muy bien con el cannabis, y sabemos que ayuda mucho en épocas de estrés.

Todos los fumetas se toman algún descanso, y los más largos hacen que la hierba te pegue tan fuerte como la primera vez. Con esta actitud, no estás "dejando de fumar", sino esperando para disfrutar plenamente después de dar a luz y amamantar a tu bebé.

Por encima de todo, si crees que vas a seguir necesitando la marihuana durante el embarazo, especialmente si tomas cannabis medicinal, asegúrate de hablar con tu médico sobre otro plan de tratamiento. Y esto también va por las personas que consumen aceite de CBD. Toma solamente productos de CBD verificados y fiables, y consulta con tu médico antes de consumirlos durante el embarazo.

Fuentes Externas
  1. Can marijuana use during and after pregnancy harm the baby? | National Institute on Drug Abuse (NIDA) https://www.drugabuse.gov
  2. How Marijuana Use During Pregnancy Could Harm a Developing Baby's Brain - Scientific American https://www.scientificamerican.com
  3. Cannabinoids Exacerbate Alcohol Teratogenesis by a CB1-Hedgehog Interaction | Scientific Reports https://www.nature.com
  4. The deleterious effects of cannabis during pregnancy on neonatal outcomes | The Medical Journal of Australia https://www.mja.com.au
  5. Cannabinoids Exacerbate Alcohol Teratogenesis by a CB1-Hedgehog Interaction | Scientific Reports https://www.nature.com
  6. Frontiers | Totality of the Evidence Suggests Prenatal Cannabis Exposure Does Not Lead to Cognitive Impairments: A Systematic and Critical Review | Psychology https://www.frontiersin.org
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.