hombres y mujeres reaccionan de forma distinta al cannabis debido a la bioquímica. El THC interactúa de forma diferente con los receptores de estrógeno y testosterona; echemos un vistazo a sus efectos.

La ciencia está empezando a mostrarnos las diferencias entre el hombre y la mujer en lo que respecta a la marihuana y sus efectos. Todos reaccionamos de forma distinta a la marihuana, pero entre hombres y mujeres, se dan reacciones muy diferentes. Por ejemplo, las mujeres son más sensibles al cannabis como analgésico, mientras que los hombres tienen más probabilidades de padecer de "munchies". Nuestra exclusiva química corporal influye en cómo nos hace sentir la marihuana. El cannabis tiene un efecto específico sobre el nivel de tolerancia, la libido, e incluso la memoria, en función del género.

POR QUÉ CONSUMINOS CANNABIS

Aunque pueda parecer una pregunta obvia, la ciencia ha descubierto algunas razones psicológicas por las que tanto hombres como mujeres deciden consumir marihuana. Si alguien me preguntara, le diría que fumo marihuana porque me gusta colocarme, o porque me ayuda con el alivio el dolor. Si esa persona fuera un científico, se reiría y me informaría de que el cannabis es el eje central de muchas estructuras sociales. También me podría decir que los hombres, al contrario que las mujeres, son más propensos a ceder ante las presiones sociales en lo que se refiere al cannabis. El anhelo del hombre por satisfacer sus deseos parece estar relacionado con su afán por pertenecer a la cuadrilla. Las mujeres, por otro lado, suelen recurrir al cannabis para combatir el dolor, el estrés y la ansiedad.

EFECTOS

Debido a nuestra exclusiva bioquímica, no debería sorprendernos que las reacciones al cannabis varíen de forma considerable según el sexo. El THC interactúa con el estrógeno y la testosterona de forma muy distinta. Esta diferencia es la responsable de las reacciones que experimentan el cuerpo masculino y el femenino tras fumar un canuto.

La ciencia ha averiguado que si una mujer fuma marihuana cuando está ovulando, los efectos del THC aumentan. Esto debería ser una buena noticia para las mujeres que tienen dificultad para colocarse. Los estudios demuestran que las mujeres desarrollan una tolerancia mucho mayor y de forma más rápida que los hombres. Otro interesante dato de esta investigación es que la interacción entre el THC y el estrógeno causa un mayor alivio del dolor. El cannabis es un 30% más eficaz para combatir el dolor en las mujeres que en los hombres. Pero no todos los efectos femeninos del cannabis son beneficiosos. Se ha demostrado que afecta más a la memoria de las mujeres. La zona del cerebro que controla lo que se denomina memoria visuoespacial, se ve más afectada por el consumo de cannabis en mujeres que en hombres. Tal vez, cuando te olvidas las llaves, no sea culpa tuya, después de todo.

hombre de cannabis mujer reacciones THC bioquímica efectos estrógenos testosteronaLos hombres, aunque parezca extraño, son mucho más proclives a pedir una pizza a las dos de la mañana. No es culpa tuya si vacías el frigorífico en mitad de la noche. Eres víctima de tu propia bioquímica. Y, por si esto fuera poco, los hombres muestran una mayor tendencia a la paranoia y la psicosis. Aunque estos síntomas son bastante raros y no se pueden aplicar a todo el mundo, siempre es bueno conocer los riesgos. Según las estadísticas, los hombres son más propensos a consumir alcohol y otras drogas ilícitas con la marihuana, mientras que las mujeres tienden a mezclar cannabis y medicamentos con receta.

Mientras que para la mayoría, la marihuana es sinónimo de alegría y color de rosa, no todos tienen esa suerte. A veces, el cannabis se une a los receptores del cerebro que son responsables de los sentimientos de ansiedad y pánico. Esto ocurre en todos los consumidores de cannabis, pero algunos son más sensibles que otros en la actividad receptora de estas ominosas zonas del cerebro. Los hombres son más propensos a experimentar psicosis inducidas por el cannabis. Una versión extrema de un ataque de ansiedad que se deriva de la paranoia. No es algo muy común, a no ser que ya existan problemas psicológicos.

SEXUALIDAD

Se cree que las mujeres que ingieren pequeñas cantidades de cannabis experimentan un aumento de la libido. Si consumen demasiado, podría tener el efecto contrario. El THC en grandes cantidades parece interferir con el deseo sexual. Esto se debe a que inunda las vías del estrógeno, haciendo que sólo lo reciban algunos receptores. En cantidades menores, el THC apenas afecta a la interacción entre receptores y estrógeno. De hecho, podría incluso aumentar el deseo sexual. Las dosis grandes impiden que se produzca esta interacción, obteniendo así un efecto mixto o negativo en cualquier cita que se haya planeado. En lo que respecta a la estimulación inmediata, se ha demostrado que el aceite de marihuana en loción tópica incrementa la excitación y la respuesta sexual. Aunque no lo creas, los científicos también han investigado esto.

En el hombre, los efectos pueden variar. Algunos dicen que la marihuana actúa como un afrodisíaco, mientras que otros experimentan todo lo contrario. El THC actúa como un supresor de testosterona, y tiene el potencial de disminuir el deseo sexual a corto plazo. A largo plazo, los consumidores habituales de cannabis podrían tener un menor recuento de esperma, así como un nivel más bajo de testosterona. Se dice que el cannabis es una droga que mejora el sexo. La marihuana te hace hipersensible, y parece que los colores son más vivos, que la música suena más fuerte, la comida sabe mejor, y el sexo... el sexo es más sexy.

DEPENDENCIA

La ciencia también ha descubierto que las mujeres son más propensas a desarrollar dependencia al cannabis y que experimentan unos síntomas de abstinencia más graves. La dependencia aparece mucho más rápido en la mujer que en el hombre. Las mujeres podrían recurrir a su pequeña amiga verde con más asiduidad durante sus primeras experiencias, mientras que con los hombres, esto no parece ser un problema. Tras examinar patrones de comportamiento, como hábitos de sueño y alimenticios, en mujeres después de dejar el cannabis, la ciencia ha averiguado que éstas padecen síntomas de abstinencia más graves que sus compañeros masculinos.

CONCLUSIÓN

Como si no lo supiéramos, los hombres y las mujeres son diferentes. La causa principal de esta diferencia en lo que respecta al cannabis, es la forma en la que el THC interactúa con los receptores de estrógeno y testosterona. Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar dependencia y tienen una mayor tolerancias, mientras que los hombres son más propensos a querer relacionares con sus colegas y pedir pizza. Si bien estos resultados no siempre se pueden aplicar a todo el mundo, son un aspecto muy interesante en cuanto a los motivos por lo que somos quienes somos cuando estamos colocados.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar