Genéticas de cannabis RQS – Blueberry

Bleberry

La Blueberry fue el comienzo de la hermosa tendencia a la hibridación de la marihuana. Todo empezó hace un tiempo en Estados Unidos, en algún lugar de California y en algún momento de la década de los 70, con el cruce de diversos genes autóctonos. Se necesitaron tres variedades de pedigrí y varias décadas de cría selectiva para obtener la Blueberry que todos conocemos y adoramos en la actualidad. Los genes de Highland Thai, Purple Thai y Afghani nunca se habían combinado antes.

Y esto no fue sólo la génesis de la familia Blue, también supuso un gran avance para los cultivadores de interior de todo el mundo. Durante los años 80 y 90, se hibridizaban plantas sativas con genes índicas sin descanso. Por desgracia, el precio que hubo que pagar por el rápido avance del cultivo de interior fue la pérdida de las variedades sativas puras. El éxito de los híbridos índica-sativa cambió para siempre el panorama de la cultura del cannabis.

Su dulce y afrutado sabor a bayas ha hecho de la Blueberry un icono de la marihuana con los rasgos de crecimiento de una índica “estirada”, de cogollos densos y resinosos, aunque los espacios internodales pueden ser bastante amplios durante la floración. Produce gran abundancia de compactos racimos florales, en lugar de colas alargadas y esponjosas.

Su perfil de terpenos único es, sin ningún tipo de duda, el principal motivo de la fama de la Blueberry. Otros rasgos adicionales son su tendencia a desarrollar tonos azules/violetas en temperaturas frías y su colocón delicioso, relajante y duradero, que no te deja rendido en el sofá. Por ello, la Blueberry es una marihuana obligatoria tanto para cultivadores profesionales como para productores caseros de cualquier parte del mundo. Veamos un puñado de variedades que RQS ha fusionado con lo bueno de la pegajosa Blueberry.

HAZE BERRY

HAZE BERRY

La Haze Berry posee ese característico sabor dulce y afrutado de su lado sativa. Mediante el cruce de la súper resinosa Shining Silver Haze con la Blueberry original, RQS ha creado lo que posiblemente sea la variedad de predominancia sativa más sabrosa que existe.

Sus plantas son altas y delgadas, y tienden a desarrollar colas largas y resinosas, con cogollos compactos. Alcanza 1,5m de altura en interior y puede llegar a los 2m en exteriores con climas meridionales. Se recomienda empezar pronto con entrenamiento y/o podas. Estos árboles dulces pueden ser enormemente productivos, y sus ramas se podrían romper debido al peso de sus densos cogollos. Bajo iluminación artificial, produce cosechas de hasta 675g/m², y unos rendimientos parecidos pero por planta al aire libre en climas cálidos. Si tienes espacio en tu cuarto de cultivo, la Haze Berry sin duda se merece un hueco.

ROYAL BLUEMATIC

ROYAL BLUEMATIC

La Royal Bluematic es la versión autofloreciente de la Blueberry de RQS. La mezcla de una deliciosa marihuana de nivel experto con genes ruderalis era de esperar. El híbrido autofloreciente de última generación resultante pone la familia Blue a disposición de los micro-cultivadores y los cultivadores de exterior que buscan discreción.

Deliciosos cogollos de Blueberry listos para su cosecha en sólo 8-9 semanas a partir de la germinación, demasiado bueno para resistirse. Discreta y de bajo mantenimiento, la Royal Bluematic es un cultivo fácil y apto para cultivadores de cualquier nivel. Prepárate para obtener 50-150g de cada una de estas plantas frondosas, que no superan 1m de altura en interior o en exterior en climas cálidos.

BLUE CHEESE

BLUE CHEESE

La Blue Cheese es un híbrido de marihuana premium, compuesto por tal vez el mejor dúo del planeta: nada más y nada menos que la famosísima Cheese del Reino Unido y la Blueberry original. Este híbrido es un verdadero deleite para el paladar. Con su compleja mezcla de frutos del bosque y almizcle, el aroma terroso de la Cheese perfuma el aire y deja un agradable regusto al exhalar. Su fuerte efecto corporal aparece tras muy pocas caladas.

La floración dura menos de 9 semanas, ofreciendo 500-600g/m² de cosecha con el método SOG. En exterior supera su típica altura interior de 1-1,2m, llegando a los 2m. En un clima cálido, cada planta puede producir más de 500g. Su poda requerirá de un poco más de atención y cuidados que la media entre híbridos de gran calidad, pero no olvides que con todas esas hojas llenas de resina se puede elaborar un excelente hachís.

BLUE MYSTIC

BLUE MYSTIC

La Blue Mystic es un híbrido de Blueberry con un poco de misterio. RQS ha desarrollado una línea Blueberry de marcados rasgos índica para crear la Blue Mystic. Este miembro de la familia Blue es famoso por su delicioso sabor y efectos sedantes, ya que ha sido especialmente seleccionada por estas extraordinarias cualidades índica.

La estructura de la planta es pequeña y compacta, de menos de 1m de altura e indicada para el método SOG. Incluso los novatos podrán obtener alrededor de 400g/m² tras 8 semanas de floración. En exterior, la Blue Mystic se puede ensanchar y estirar hasta los 2m, produciendo unos 450g por ejemplar.

FRUIT SPIRIT

FRUIT SPIRIT

Los amantes de las White y las Blue, que se preparen para sonreír. La Fruit Spirit es el pegajoso cóctel de cannabis de vuestros sueños. Este híbrido ofrece el delicioso sabor de la Blueberry y la abundante producción de resina de la favorita de los coffeeshops holandeses, la White Widow. Todo esto en un paquete compacto y resplandeciente. No te dejes engañar por su aspecto; es una sativa disfrazada. La Fruit Spirit también puede sorprender con su edificante subidón cerebral. Una hierba que eleva tu estado de ánimo por las nubes.

En el cuarto de cultivo, es la imagen de la clásica marihuana índica con muchas ramas. Es más bien pequeña y rara vez supera el metro de altura en interior, pero tiene un enorme potencial cuando se cultiva con la técnica SOG y en espacios reducidos. Para que prospere en exterior, se debe cultivar en un clima cálido que le permita alcanzar su pleno potencial y adquirir un tamaño de arbusto decente, de aproximadamente 1,5m.