Genéticas de marihuana RQS - Cookies

Esta década ha sido estupenda para el mundo del cannabis. La marihuana con sabor a postre se ha extendido hasta formar su propia categoría de hierba. Permítenos que te presentemos a la cabeza de familia de las Cookies. Es hora de que conozcas a la Royal Cookies.

LA RECETA COOKIE

Si seguimos el rastro de la familia de los prototipos Cookie originales, llegamos hasta la Costa Oeste estadounidense, alrededor del año 2009. Considerada la descendiente de dos cepas legendarias por derecho propio, la OG Kush y la Durban Poison, no pasó demasiado tiempo hasta que los híbridos de Cookie se labraron una reputación de costa a costa por ser una marihuana excelente con un sabor único.

Nada más aparecer, la primera Cookies se hizo con el dominio del mercado estadounidense, ¡sus genéticas se expandieron a todo el mundo y su reputación se disparó por las nubes! Los maestros criadores de Royal Queen Seeds no pudieron resistirse a la oportunidad de refinar aún más las genéticas Cookie y desarrollaron la cepa dulce por excelencia. Al cruzar con éxito fenotipos selectos de la Cookie estadounidense, RQS creó la Royal Cookies.

Cookies

CULTIVAR COOKIES

La Royal Cookies, tal y como era de esperar, está dotada de un gran vigor híbrido. Y lo mejor de todo es que no necesitas ser un veterano cultivador para sacar lo mejor de ella. A menos que vivas en un país cálido con un clima típico del sur de Europa o en la Costa Oeste de los Estados Unidos, conviene cultivar la Cookies en interior.

El cultivo de Cookies en exterior requiere un clima seco con altas temperaturas desde la siembra hasta la cosecha. Sus colas densas y cubiertas de deliciosa resina se estropean con la lluvia, así que deberías invertir en un invernadero por seguridad. La Royal Cookies puede producir hasta 500g por planta y en raras ocasiones supera los 2m de altura en condiciones soleadas óptimas.

En interior es donde la Royal Cookies ha demostrado ser una cepa de altísima calidad a nivel internacional. Rebosa características de índica desde la raíz hasta su punta floreciente: es pequeña, frondosa y absolutamente perfecta para poner en práctica el método SOG. En una instalación de interior típica, empleando un HID de 600W o un LED de 400W, producirá un máximo de 525g/m². La altura media de la planta suele ser de alrededor de 1m, lo que la convierte también en una opción ideal y de gran calidad para microcultivadores.

Tan solo tarda unas 8-9 semanas en entrar en la fase de floración. Una vez más, sus marcados atributos índica deslumbran, literalmente. Espera hasta obtener cogollos maduros con resina reluciente, ya que los tricomas se vuelven de un blanco casi lechoso. Conviene que los seques y cures lentamente para que disfrutes al completo del perfil de terpenos del producto final. La Royal Cookies es versátil y se desarrolla bien en una gran variedad de sustratos. Dicho esto, te recomendamos cultivarla en tierra orgánica para aprovechar todo el potencial de la Royal Cookies.

COOKIES PARA FUMAR / ROYAL COOKIES

Royal Cookies

La Royal Cookies puede producir cogollos con hasta un 23% de THC, aroma a galleta y sabor terroso y dulce. Los fumetas experimentados con gran tolerancia a la hierba más potente apreciarán de verdad el golpe casi instantáneo de su efecto mental y su sedación a nivel físico. A los novatos podría superarlos su subidón cerebral, para a continuación quedarse paralizados por su réplica física. Con hierba tan dulce como esta, no es difícil pasarse de la raya. Recomendamos que consumas siempre la dosis adecuada y que saborees cada una de sus caladas extremadamente dulces. La Royal Cookies es la hierba preferida por los sibaritas del cannabis para fumar por las noches.