LA HISTORIA DE LAS VARIEDADES DE CANNABIS CHEESE

A medida que la cría y el cultivo de marihuana han ido avanzando, han surgido diferentes variedades de hierba. Hay familias enteras de variedades asociadas con un sabor o una sensación en concreto. Las cepas Kush suelen producir un colocón muy potente; las cepas Haze te hacen la boca agua y ofrecen una sensación estimulante; y las Diesel… realmente huelen a diésel. Pero a veces, los verdaderos expertos cannábicos buscan sabores complejos. Si este es tu caso, el sabor intenso y salado de las Cheese podría ser justo lo que estás buscando. En RQS ofrecemos una gama de variedades Cheese, que puedes adquirir para probarlas por ti mismo. Hay una gran historia tras el desarrollo de las cepas Cheese y los efectos por los que son conocidas.

Royal Cheese

¿QUÉ ES UNA VARIEDAD CHEESE?

La Cheese es famosa en todo el mundo, junto con las variedades usadas para crear esta cepa híbrida. Hoy en día, hay todo tipo de variantes Cheese que se remontan a la genética de la Cheese original. Las cepas Cheese son conocidas por su sabor especiado y salado, que contrasta con los sabores dulces, afrutados y herbales presentes en otras variedades. De hecho, los terpenos de las Cheese son bastante variados, combinándose para crear su aroma tan fuertemente penetrante. El olor rancio del ácido octanoico se fusiona con los toques dulces y afrutados del éter metil tert-butílico y del ácido acético etil metil. También contienen ácido isovalérico, que se combina con terpenos de olor fétido, como el ácido hexanoico (que huele a animales de corral) y el mercaptano metílico (que huele a coles podridas).

Esto suena a un paladar peculiar y recargado. Desde luego esta combinación de aromas no es para todos los gustos. Pero del mismo modo que un queso delicioso puede tener un olor apestoso, las cepas Cheese tienen su atractivo. Al fin y al cabo, estas variedades tienen un efecto umami; una sensación de un sabor más suave que atenúa los aromas más fuertes.

La Cheese también produce muchos tricomas ricos en THC, ofreciendo un colocón relajante y alegre. Se usa para aliviar el dolor, la ansiedad y la depresión, así como para recuperar el apetito. Tiene sentido que esta especialidad se volviera tan popular. Pero, ¿de dónde viene originalmente?

¿DÓNDE SE ORIGINA LA CHEESE?

La variedad Cheese original surgió en los años 80 bajo circunstancias misteriosas. Cuenta la leyenda que el cultivador californiano Sam “the Skunkman” se mudó a Holanda para ponerse a cultivar en serio. Trajo consigo la mítica variedad creada por él mismo, la Skunk #1 y pronto se popularizó entre los cultivadores holandeses, gracias a su rápido ciclo de vida. Pero uno de los principales problemas era que estas plantas producían un olor demasiado fuerte; tan fuerte que sería complicado evitar miradas no deseadas (su nombre Skunk significa “mofeta” en inglés). Pero cuando una partida de semillas Skunk llegó al Reino Unido en 1988, sucedió algo especial.

Un cultivador del sudeste de Inglaterra descubrió que la planta resultante tenía un hedor inconfundible a queso. Al darse cuenta de las enormes cosechas de esta planta, sacaron esquejes y vieron como su éxito se dispersaba por el Reino Unido. En la década de los 90, era frecuente en varios festivales y comunidades alternativas, convirtiéndose en la variedad de referencia en el incipiente mundo de las raves. Pasara lo que pasara con ese lote de semillas, el resultado fue la creación de una planta de marihuana Cheese. La potencia de su sabor y su colocón provocó un aumento de la demanda. Hoy en día, es muy habitual en todo el Reino Unido y en cualquier región donde el cannabis sea legal.

Skunk XL Royal Queen Seeds

CÓMO CULTIVAR UNA CHEESE

Si quieres ver a qué se debe toda esta revolución, pide algunas de nuestras semillas Cheese y ponte a cultivar. Esta planta no debería ser especialmente difícil de cuidar si se consiguen las condiciones adecuadas. Suele producir cosechas abundantes de cogollos, con un nivel de THC alrededor de un 17%. Las cepas Cheese son resistentes y florecen durante un período de unas 8-9 semanas. Esta variedad puede tolerar fluctuaciones de humedad, pero deberías mantener la temperatura entre 21 y 26°C.

Si tienen suficiente luz y espacio para crecer, las variedades Cheese pueden superar los 2m de altura. Si las cultivas en interior, asegúrate de tener el espacio suficiente o de controlar las técnicas de entrenamiento para reducir la altura. Pero si quieres evitar completamente el problema del espacio, puedes plantar la Royal Cheese Automatic. La mayoría de cepas Cheese tienen un crecimiento frondoso, así que una poda o defoliación ligera podría ayudar a maximizar la producción de cogollos. El método ScrOG (Screen Of Green) también puede contribuir a aumentar la cosecha; puedes conocer mejor este método en nuestra guía.