Chicas, el cannabis guarda un pequeño secreto que tenéis que conocer: los lubricantes de cannabis intensifican toda la experiencia sexual. Si bien los hombres también pueden disfrutar con los lubricantes infusionados de cannabis, parece ser que sus efectos son más intensos sobre los genitales femeninos.

¿Por qué?

Aplicar lubricantes infusionados de cannabis en los labios y en la entrada de la vagina produce varios efectos. Relaja toda la zona y provoca que los labios exteriores y las paredes interiores estén más sensibles. Al parecer, también estimula los lubricantes naturales que segrega el propio cuerpo, y puede aumentar de forma dramática el número y las sensaciones de los orgasmos.

¿Hay algo de todo esto que no te guste?

Lubricante de crema de aceite de cannabis

¿CUÁL ES EL EFECTO DE UN LUBRICANTE INFUSIONADO DE CANNABIS?

Utilizar aceite infusionado de cannabis como lubricante no requiere más que su aplicación tópica, normalmente en forma de spray de aceite, pero también se puede usar en formato crema. Para obtener los mejores resultados, aplícalo 15 minutos antes de comenzar.

Los cannabinoides que se aplican de forma tópica funcionan como los anestésicos locales. En otras palabras, solo funcionan sobre las zonas en que los apliques. Esto incluye zonas corporales en las que exista sensación de dolor o músculos tensos.

En el caso de la vagina, sin embargo, los cannabinoides también producen otros efectos. Los órganos reproductivos femeninos contienen muchos receptores cannabinoides. Así es como el lubricante de cannabis también estimula la producción del lubricante natural del cuerpo.

¿Suena todo esto como si el cannabis pudiera ser el afrodisíaco femenino definitivo? Podría ser.

Si lo combinamos con una pequeña ingestión de cannabis por vía oral, este podría ser tu billete de ida a una velada memorable. ¿O deberíamos hablar en plural? No hace falta que te digamos que el látex y el aceite no se llevan demasiado bien, así que planea con antelación. Como el sexo oral es mucho más placentero con el lubricante de cannabis, quizás no tengas ni que usar un condón.

Esta es una actividad que puedes poner en práctica sin un compañero o compañera, pero que disfrutarás igualmente. La masturbación con lubricante infusionado de cannabis también puede ser muy satisfactoria.

¿CÓMO CONSIGO ESTE ELIXIR MÁGICO?

En un mercado de cannabis sin regular, la mejor forma de obtenerlo es en tu propia cocina. Además esta es una forma fantástica de controlar tus ingredientes. Esto comienza por el cannabis que utilices, ya que las compañías grandes que venden este tipo de producto sexual, a menudo emplean pesticidas químicos que no son adecuados para el consumo humano. El miclobutanil, por ejemplo, es un químico empleado para el cultivo de plantas ornamentales, y del que se ha demostrado que tiene efectos negativos en el sistema reproductivo. Aplicarlo directamente junto a los órganos reproductivos no es la idea de muchas mujeres sobre lo que deberían ser los preliminares.

La buena noticia, fabricar lubricante de cannabis en casa es muy fácil.

Receta casera del lubricante del cáñamo aceite de coco cáñamo

RECETA CASERA DE LUBRICANTE DE CANNABIS

Para realizar esta receta necesitarás una cacerola para baño María o una olla que puedas poner a fuego lento. Además, tendrás que reservar al menos medio día para la cocción, porque preparar este elixir mágico requiere su tiempo. Dicho esto, la espera merece la pena.

INGREDIENTES
  • 16-18 gramos de aceite viscoso (como por ejemplo el aceite de coco)
  • 18 gramos de recortes o cogollos descarboxilados (como sustituto vale 1 gramo de hachís)
  • 1 cucharada sopera de lecitina de girasol líquida
PREPARACIÓN
  1. Calienta el aceite y añade los cogollos y lecitina. Asegúrate de que el aceite no entra en ebullición, para lo que tendrás que revolver tu mezcla con regularidad. Cocínala durante entre 3 y 4 horas. Cuanto más tiempo permitas que los cogollos filtren THC en el aceite, más cannabinoides tendrá este.
  2. También puedes probar el aceite mientras se está haciendo. Saca una cucharadita, deja que se enfríe y aplícalo sobre tu piel. Si notas que comienza a funcionar, entonces significa que has logrando la potencia que estabas buscando.
  3. Una vez que consideres que ya está bien, saca la olla del fuego o apaga tu cacerola.
  4. Cuando el aceite se haya enfriado, mételo en botellas de spray rellenables. Hasta que lo vayas a utilizar es aconsejable que lo refrigeres o conserves en un lugar oscuro y fresco.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar