La marihuana es capaz de realzar el sonido de la música, el sabor de la comida, e incluso el placer del sexo. Los lubricantes de cannabis se han hecho muy populares recientemente en todo el mundo por su capacidad para aliviar la tensión, potenciar la sensibilidad y favorecer la excitación.

Sigue leyendo para saber cómo utilizar los lubricantes de marihuana o CBD y animar las cosas en el dormitorio.

¿Qué es el lubricante de marihuana?

El lubricante de marihuana es, como te puedes imaginar, un lubricante que contiene cannabinoides, terpenos y otros compuestos de la planta de cannabis. Los lubricantes de cannabis suelen ser de dos tipos: aceites, que ofrecen una textura y consistencia muy similares a las de los aceites de masaje, y geles, que son más parecidos a los lubricantes que se venden en las farmacias.

Los lubricantes con marihuana han adquirido mucha popularidad en los últimos años como consecuencia de la gran influencia de los productos de uso tópico en el sector cosmético internacional.

  • ¿Y qué hay de los lubricantes con CBD?

Los lubricantes de CBD son productos enriquecidos con cannabidiol y otros compuestos no psicoactivos derivados del cáñamo. Dado que estos lubricantes no contienen THC, se pueden obtener con más facilidad, ya que la regulación del cáñamo no es tan estricta como la de otros tipos de cannabis.

¿Cómo funcionan los lubricantes de marihuana?

Los lubricantes de marihuana, como cualquier otro producto de cannabis de uso tópico, administran cannabinoides y otros compuestos directamente en los receptores de la piel. De esta forma, proporcionan una gran variedad de efectos, como:

  • Mayor excitación: la ciencia ha establecido un vínculo muy claro entre los niveles endocannabinoides y la excitación[1], especialmente en las mujeres. Al interactuar con el sistema endocannabinoide, los lubricantes con marihuana/CBD (y otros productos de cannabis) pueden ayudarnos a "ponernos a tono" para el sexo.
  • Vasodilatación: se ha demostrado que tanto el THC como el CBD tienen efectos vasodilatadores[2], lo que significa que ayudan a favorecer el flujo sanguíneo en las zonas sobre las se aplican.
  • Efectos calmantes: el CBD, el THC y muchos otros compuestos que están presentes en la marihuana, son muy apreciados por sus propiedades calmantes y potencial inmunomodulador[3]. Estos efectos podrían ayudar a las personas que experimentan dolor durante el sexo.
  • Mayor sensibilidad: al aumentar el flujo sanguíneo en los genitales, los lubricantes de cannabis pueden hacer que te sientas más sensible, ¡en el buen sentido!
  • Relajación: para algunas personas, los lubricantes de CBD y de marihuana favorecen la relajación muscular, lo que podría ayudar a fomentar la excitación al mejorar el flujo sanguíneo (gracias a sus efectos vasodilatadores).
¿Cómo funcionan los lubricantes de marihuana?

Puede que al leer esto, te preguntes cómo es posible que el lubricante de marihuana tenga tantos efectos y tan variados. Todo se debe al hecho de que los compuestos activos de este lubricante interactúan con nuestro sistema endocannabinoide, que es una red compleja de sustancias químicas, receptores y enzimas que influyen en prácticamente todos los procesos biológicos del cuerpo.

Los estudios muestran, por ejemplo, que el sistema endocannabinoide está implicado en el manejo del estrés, la circulación sanguínea, el dolor, y muchos otros factores que, directa o indirectamente, pueden afectar a nuestra experiencia en el dormitorio.

Existe una gran cantidad de testimonios, tanto de hombres como de mujeres, de un posible aumento de la excitación y sensibilidad gracias a los lubricantes con cannabis. Muchas personas también afirman que los productos con marihuana (como comestibles, tinturas y e-líquidos para vapear) les ayudan a conseguir el estado mental adecuado para practicar el sexo, reduciendo las inhibiciones y la sensación de nerviosismo.

Lamentablemente, algunas personas han comprobado que el cannabis (especialmente los cogollos/productos ricos en THC) aumenta su ansiedad; algo que, obviamente, no queremos que te ocurra entre sábanas.

Por suerte, aquí es donde pueden ayudar los lubricantes con marihuana. Los lubricantes de cannabis suministran cannabinoides como el THC y el CBD, directamente a los receptores de la piel, sin pasar por el torrente sanguíneo; lo que significa que incluso los lubricantes que contienen THC no producirán el subidón que se consigue al fumar, vapear o ingerir hierba.

Nota: aunque cualquier persona puede disfrutar de los efectos de los lubricantes de cannabis o CBD, las mujeres parecen experimentar unos efectos más intensos tras aplicarlos en los labios y la entrada vaginal. Esto podría deberse al hecho de que los genitales femeninos están formados por membranas mucosas más expuestas.

Lubricante de marihuana vs lubricante de CBD

Recuerda: los lubricantes de cannabis y CBD son dos productos distintos, y es importante entender sus diferencias para poder gestionar adecuadamente tus expectativas al experimentar con cualquiera de ellos.

  • Los lubricantes de marihuana suelen contener una mezcla de THC, CBD y otros compuestos del cannabis.
  • El lubricante de CBD, por otro lado, no suele contener THC, y generalmente se deriva del cáñamo.

¿Qué significa todo esto para ti en el dormitorio? Ante todo, ningún lubricante de cannabis (independientemente de si contiene THC o no) te colocará de la misma manera que cuando fumas un porro.

Sin embargo, para algunas personas, los lubricantes de cannabis que contienen THC pueden producir unos efectos fisiológicos más intensos (como una mayor excitación, sensibilidad y flujo sanguíneo) que los de CBD.

Lubricante de marihuana vs lubricante de CBD

¿Son los lubricantes con marihuana seguros para el sexo?

Sí, cualquier lubricante de cannabis de un distribuidor de confianza, o elaborado siguiendo una receta casera fiable, es seguro para el sexo. Pero, ten en cuenta que los lubricantes a base de aceite no deben usarse con condones de látex.

¿Te puedes colocar con un lubricante de marihuana?

No, como ya hemos mencionado, los lubricantes de marihuana no colocan (al menos, no de la misma forma que un porro). Algunas personas con una tolerancia muy baja al THC podrían experimentar una especie de puntillo al usar un lubricante de cannabis; pero, una vez más, no es nada comparado con el efecto embriagador que se obtiene al fumar o ingerir marihuana.

Nota: los lubricantes de cannabis ricos en THC sí colocan si se tragan. Tenlo en cuenta si estás pensando en usar un lubricante con THC para el sexo oral.

Cómo preparar un lubricante con marihuana

Si no tienes la suerte de vivir en un país donde la marihuana es legal y, por lo tanto, no puedes comprar un lubricante de cannabis o CBD, no te preocupes. Elaborar un lubricante de marihuana en casa es muy fácil y seguro; solo tienes que seguir esta receta:

Utensilios para hacer un lubricante de cannabis

- 16-18 gramos de un aceite viscoso (como el aceite de coco)
- 18 gramos de cogollos o recortes descarboxilados, o 1 gramo de hachís
- 1 cucharada de lecitina de girasol líquida
- Colador y estopilla
- 2 frascos de vidrio
- Cacerola (lo bastante profunda y ancha como para que quepa el frasco de vidrio)

Nota: para descarboxilar los cogollos o recortes, tritúralos hasta que tengan una consistencia media y hornéalos a 110°C durante 30 minutos, revolviendo de vez en cuando.

Cómo preparar un lubricante con marihuana

Lubricante de marihuana: instrucciones

  1. Pon la hierba descarboxilada o hachís en un frasco de vidrio con el aceite y la lecitina de girasol; cierra la tapa.
  2. Coloca el frasco dentro de la cacerola.
  3. Vierte suficiente agua como para cubrir todo el aceite y la hierba, creando un baño maría.
  4. Cocina a fuego lento durante 4-5 horas. Cada 45-60 minutos, saca el frasco con la ayuda de unos guantes de cocina, y agítalo durante unos 30-60 segundos. Tendrás que añadir más agua al baño maría con frecuencia.
  5. Saca el frasco del baño maría y espera a que se enfríe.
  6. Pon el colador sobre el segundo frasco de vidrio y cúbrelo con tres capas de estopilla.
  7. Vierte la mezcla a través del colador. Usa una cuchara para exprimir la mayor cantidad posible de aceite del material vegetal.
  8. Pon la tapa al frasco con el aceite, y almacénalo en un lugar fresco y seco (¡o donde guardes tus juguetes sexuales!).

¿Se puede añadir aceite de CBD al lubricante?

Sí, es posible añadir aceite de CBD o aceite de cannabis directamente al lubricante, dado que también tiene una base de aceite. Algunas personas también aplican aceite de CBD directamente en ciertas partes del cuerpo, de forma parecida a como se utiliza un lubricante normal. Pero, asegúrate de leer los ingredientes de esos productos para cerciorarte de que no contengan nada que pueda irritar tu piel.

¿Cómo se usa el lubricante de cannabis?

En realidad, no hay una forma "correcta" o "equivocada" de usar un lubricante de marihuana. Utiliza una cantidad tan pequeña o tan grande como quieras, y no dudes en aplicarlo a cualquier parte del cuerpo en la que te produzca una sensación agradable. Como ya hemos mencionado, ten en cuenta que los lubricantes a base de aceite pueden deteriorar los condones de látex.

¿Son comestibles los lubricantes de marihuana y de CBD?

Sí. Siempre que estén elaborados con un aceite o gel comestibles, los lubricantes de cannabis/CBD se pueden ingerir. Pero ten en cuenta que tragar un lubricante rico en THC te colocará muchísimo.

¿Cuánto tiempo tardan en hacer efecto los lubricantes de marihuana o CBD?

Estos lubricantes hacen efecto casi al instante. Dado que actúan sobre los receptores de la piel, empezarás a sentir sus efectos en cuestión de minutos.

Consejos para usar lubricantes de marihuana

  • Los lubricantes de cannabis no son solo para las mujeres. Chicos, ¡probadlos!
  • Considera la posibilidad de hacer un lubricante con estas cepas potenciadoras del sexo.
  • Nunca utilices lubricantes con base de aceite con condones de látex.
  • Recuerda: los lubricantes con THC colocan cuando se tragan.

Al calmar los nervios, realzar el sentido del tacto y favorecer la excitación, los lubricantes de cannabis son una forma divertida, segura y natural de animar las cosas en el dormitorio. Hazlos tú mismo/a en casa con nuestra receta, o cómpralos en tu dispensario más cercano.

Fuentes Externas
  1. Circulating endocannabinoid concentrations and sexual arousal in women - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Cardiovascular Pharmacology of Cannabinoids https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Immune Responses Regulated by Cannabidiol https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.