By Max Sargent


El universo de los derivados y concentrados del cannabis sigue expandiéndose, a la vez que también se expande el conocimiento de la ciencia cannábica. En las últimas décadas, la ciencia ha mostrado reiteradamente el potencial terapéutico de los cannabinoides. Durante sus estudios, los investigadores se toparon con un hecho fascinante: un extracto complejo de compuestos de cannabis parece ser más efectivo medicinalmente que un solo cannabinoide aislado. Aquí es donde empieza el concepto de “planta completa”.

Las frutas y verduras contienen gran cantidad de compuestos bioquímicos, junto con las vitaminas y minerales que necesitamos para mantener la salud. Dicho de manera simple, la razón por la cual es mejor consumir estas vitaminas a través de la fruta/verdura - en comparación con, por ejemplo, una cápsula - es que todos estos elementos naturales trabajan conjuntamente para realzar sus efectos individuales; al fin y al cabo, la madre naturaleza ha preparado este pack rico en nutrientes por algún motivo. Cuando necesitamos un aporte extra de vitaminas, no hay nada malo en tomar suplementos, del mismo modo que no hay nada malo con el THC o CBD puro. Sin embargo, parece ser que los extractos de planta completa, ya sea en forma de zumo de frutas o aceite de CBD, son más efectivos en general.

LA COMPLEJIDAD DE LOS COMPUESTOS DEL CANNABIS

La planta de cannabis contiene más de 400 compuestos químicos, incluyendo THC, CBD, CBN y otros cannabinoides. También contiene terpenos; estas sustancias volátiles, y no los cannabinoides, son las que aportan sabor a las flores y también ofrecen algunas propiedades beneficiosas que realzan el efecto medicinal de los cannabinoides. La planta completa también contiene flavonoides, ácidos grasos, proteínas, enzimas y azúcares, que eventualmente desempeñan una función para realzar aún más la eficacia medicinal de la planta.

Las investigaciones mencionadas a continuación, junto con otros estudios y relatos anecdóticos, actualmente están desafiando la idea errónea de que los extractos botánicos son menos efectivos y más difíciles de dosificar que los cannabinoides de molécula aislada, normalmente producidos por las grandes farmacéuticas. Todo esto se debe al “efecto séquito” y al efecto “curva de campana”.

EL EFECTO SÉQUITO

En 1998, el investigador del cannabis Shimon Ben Shabbat observó por primera vez una posible relación sinérgica entre los cannabinoides y los terpenos. Con el paso del tiempo, científicos como Raphael Mechoulam y Ethan Russo ayudaron a desarrollar esta idea, lo que ha hecho más patente el concepto de "efecto séquito" que proporcionan estos compuestos juntos. El famoso artículo de Russo, “Taming THC[1]”, ha ayudado a introducir el efecto séquito en la cultura general de la marihuana; esta revisión también analiza la relación entre los propios cannabinoides. Con eso en mente, la ciencia ahora está investigando cómo podría ayudar el CBD a contrarrestar los efectos del THC.

EL EFECTO SÉQUITO

Como resultado de estos hallazgos, los investigadores empezaron a experimentar con diferentes proporciones de THC respecto a CBD y con combinaciones de otros cannabinoides. Además, los científicos empezaron a darse cuenta de las propiedades farmacológicas de los terpenos y del importante papel que desempeñan en el efecto séquito. De hecho, actualmente los investigadores están tratando de resolver el rol concreto de los terpenos[2] en las preparaciones cannábicas. Los diferentes quimiotipos del cannabis tienen perfiles de terpenos distintos que generan una amplia gama de extractos de planta completa, resultando en unos efectos ligeramente diferentes sobre cuerpo y mente.

Un metaanálisis publicado en la revista Neuropharmacology también contribuye a este campo de investigación. Los autores de ese artículo analizaron varios estudios clínicos[3] observacionales, comparando la eficacia de extractos ricos en CBD con la de productos de CBD purificados para casos de epilepsia, en busca de una posible sinergia química entre los primeros.

Estos resultados emocionaron inmediatamente a la comunidad cannábica; los criadores fueron muy receptivos y pronto desarrollaron nuevas cepas con perfiles únicos de cannabinoides y terpenos. Por este motivo, las nuevas generaciones de genética cannábica a menudo tienen un fitocomplejo más rico que sus abuelos de la “vieja escuela”, pudiendo satisfacer fácilmente las necesidades de los consumidores con fines recreativos y medicinales con la diversidad de formas y métodos de consumo disponibles actualmente.

EL EFECTO CURVA DE CAMPANA

Los productos de CBD aislado se centran en la potencia. Parece lógico pensar que cuanto más CBD tome una persona, más pronunciado será el efecto. Pero existen ciertos matices en torno a la dosificación de este cannabinoide que ponen en duda esa afirmación. Los científicos del cannabis están estudiando la curva de dosis-respuesta en forma de campana del CBD, y algunos hallazgos demuestran que las dosis moderadas provocan una mayor respuesta que las concentraciones altas o bajas de CBD.

En estos momentos, los investigadores están analizando el potencial[4] de los extractos enriquecidos con CBD para superar la relación dosis-respuesta en forma de campana, con la hipótesis de que, en este contexto, la sinergia que se produce entre varios compuestos podría otorgar una ventaja a los extractos en comparación con el CBD aislado.

Cañamos vs marihuana

COMPLETO ES MÁS QUE AISLADO

Las pruebas anecdóticas, clínicas o de laboratorio definitivamente sugieren que un extracto de planta completa (elaborado a partir de la materia vegetal del cannabis) es más eficaz para reducir el dolor, los espasmos, la inflamación y otras afecciones que suelen tratarse mediante cannabinoides. Un extracto completo aumenta la absorción de ingredientes activos y es capaz de abordar un mayor número de enfermedades, al ajustar el perfil de cannabinoides y terpenos a las preferencias y necesidades específicas de cada individuo.

La capacidad de los extractos de planta completa de superar el efecto de curva de campana, estableciendo una clara correlación entre la dosis y la respuesta antiinflamatoria o analgésica, hace que sean ideales para uso médico y para futuros estudios clínicos. Pero esto no significa que las fórmulas de molécula aislada no sean útiles; por ejemplo, donde hasta una mínima cantidad de THC es ilegal, los cannabinoides puros y aislados como el CBD son la única opción real para quienes quieren experimentar con este cannabinoide. A medida que crecen las investigaciones sobre la eficacia de las fórmulas de planta completa, sin duda veremos cómo sigue progresando el mundo de los extractos de cannabinoides.

Fuentes Externas
  1. Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. The Anti-Inflammatory Properties of Terpenoids from Cannabis https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Frontiers | Potential Clinical Benefits of CBD-Rich Cannabis Extracts Over Purified CBD in Treatment-Resistant Epilepsy: Observational Data Meta-analysis | Neurology https://www.frontiersin.org
  4. Overcoming the Bell-Shaped Dose-Response of Cannabidiol by Using Cannabis Extract Enriched in Cannabidiol https://www.scirp.org
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.