CANNABIDIOL: EL CANNABINOIDE NO-PSICOACTIVO

El CBD, o cannabidiol, es un cannabinoide que no provoca ningún tipo de colocón. El THC es el principal cannabinoide psicoactivo, que sí te dejará colocado, aunque sin duda esa no es su única virtud. Hoy vamos a centrarnos en el CBD. Probablemente ya hayas oído hablar del sistema endocannabinoide. ¿Pero sabías también que en realidad el CBD tiene poca afinidad con los receptores CB1 (que se encuentran principalmente en el cerebro y sistema nervioso) y los receptores CB2 (que suelen hallarse en las células y tejidos del sistema inmunológico)?

Sin embargo, el CBD sí activa el receptor GPR55, asociado con la reducción de la inflamación y las convulsiones. Algunos estudios han demostrado que el CBD interactúa con los receptores TRPV1 para reducir la sensibilidad al dolor. Además, el CBD también es un agonista parcial del receptor 5-HT1A, que ha sido relacionado con las propiedades antidepresivas y antiestrés del cannabidiol.

Al tomar una dosis de CBD, estás suplementando mucho más que tu sistema endocannabinoide. Con el tiempo, los estudios científicos y los ensayos médicos con humanos revelarán todos los secretos de las interacciones del CBD con los receptores distribuidos por el cuerpo humano. Lo que conocemos en estos momentos no es más que la punta del iceberg.

¿QUÉ ES LA MICRODOSIFICACIÓN?

El Dr. Albert Hofmann fue el químico suizo que sintetizó el LSD por primera vez. También podría decirse que es el padre de las microdosis. Vivió hasta los 102 años. El buen doctor estuvo tomando dosis minúsculas de LSD durante al menos los últimos 20 años de su vida. El Dr. Douglas Jorgensen, fundador de Patient360, define la microdosificación como: “una forma de manipular los receptores y obtener la respuesta fisiológica deseada con menos cantidad de la sustancia”.

Las microdosis concuerdan con el procedimiento operativo estándar médico de empezar con dosis bajas e ir poco a poco. Las microdosis de CBD no son diferentes. Básicamente se trata de obtener más, con menos. No obstante, aún no está claro si las dosis de CBD más pequeñas pero constantes ofrecen más ventajas que las dosis más grandes.

LA IMPORTANCIA DE LA BIODISPONIBILIDAD

Cuando un medicamento se administra de forma intravenosa, está 100% biodisponible. Esto se debe a que no tiene que cruzar ninguna barrera de absorción. La biodisponibilidad es una medida del ingrediente farmacéutico activo (IFA) de la medicina que ha sido absorbido realmente por el torrente sanguíneo. Esto se representa como un porcentaje de la dosis intravenosa totalmente biodisponible. La forma en que decides microdosificarte, marca la diferencia.

Biodisponibilidad CBD

ADMINISTRACIÓN ORAL

Cuando tragas una pastilla de CBD, no se absorbe directamente en la sangre. Tarda un minuto o dos en disolverse en el estómago y después es absorbida. Tu hígado no lo metabolizará al 100% debido al "efecto de primera pasada". Por lo tanto, ingerir CBD por vía oral supone una biodisponibilidad relativamente baja, que suele ser menor del 10%. También es posible que tengas que esperar un rato antes de sentir los efectos beneficiosos de la dosis oral de CBD. Puede que hasta una hora. Los aceites vehiculares, como el aceite de cáñamo o aceite de oliva, suelen infusionarse con CBD para crear suplementos con una mayor biodisponibilidad.

APLICACIÓN SUBLINGUAL

Al poner un par de gotas de aceite de CBD bajo la lengua, aprovechas la ventaja de las membranas mucosas de la boca para aumentar la biodisponibilidad. Siempre y cuando el aceite de CBD se retenga debajo de la lengua durante 60-90 segundos, sin llegar a tragarlo accidentalmente, se podrá evitar el efecto de primera pasada. Aun así, los efectos no son instantáneos y suelen tardar unos 20 minutos, más o menos.

FUMAR CBD

Fumar un porro de marihuana rica en CBD ofrece una biodisponibilidad de cannabidiol en torno a un 15-20%. Este se ha convertido en el método de consumo más común entre muchos cultivadores de cannabis. Los pulmones absorben el CBD para un alivio rápido. Las variedades de marihuana ricas en CBD están disponibles en una variedad de proporciones de CBD y THC. Las diferentes cepas actúan para diferentes síntomas.

VAPORIZAR CBD

Vaporizar el CBD ofrece un rango de biodisponibilidad elevado del 40 al 60%. Esta probablemente sea la técnica más recomendable, al ser más sana y 3-4 veces más efectiva que un porro. Hoy en día, con los cristales de CBD aislado al 99% y un surtido increíble de tecnología de vaporización disponible (desde vaporizadores bolígrafo de e-líquidos hasta dispositivos de escritorio), vaporizar CBD nunca había sido tan fácil.

Vapear CBD E-Liquid Royal Queen Seeds

CÓMO MICRODOSIFICARSE CON CBD

No existe una recomendación sobre una microdosis universal de CBD, ya que cada persona tiene un sistema endocannabinoide único. Ni existe una fórmula para que todo el mundo pueda encontrar fácilmente la cantidad óptima de su microdosis. Solo podemos basarnos en las pruebas anecdóticas. La verdad es que descubrir tu microdosis personal ideal de CBD requiere autoexperimentación. En el momento de escribir esto, la microdosificación de CBD se basa en la experiencia personal de cada uno.

Según la opinión de este autor, la microdosificación de CBD está a punto de despegar. Solo es cuestión de tiempo que esta tendencia saludable llegue a la medicina convencional. Las microdosis de setas de psilocibina ya están en vías de convertirse en un tratamiento médico reconocido para la depresión.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar