Los clubes de cannabis se extienden por toda España, así que decidimos echarles un vistazo y ver cómo funcionan exactamente.

Cuando pensamos en "coffee shops de Europa", normalmente pensamos en "Amsterdam", pero en los últimos años nuestro país se está convirtiendo en un nuevo polo del asociacionismo, especialmente Cataluña y concretamente Barcelona. Las asociaciones y clubes sociales han crecido desde los 40 que había en 2010 hasta más de 700 en la actualidad! A diferencia de los coffee shops de Amsterdam y los dispensarios de Estados Unidos (donde la admisión es prácticamente libre), estas asociaciones son exclusivas para miembros, aprovechando un vacío legal.

El norte de España, en particular Barcelona, ha liderado esta nueva revolución en Europa.

COMO FUNCIONAN LOS CLUBES DE CANNABIS

Tal y como sugiere el nombre, a diferencia de las tiendas públicas, los clubes sociales de cannabis operan como organizaciones privadas. Los miembros actuales pueden recomendar a nuevos socios, siempre que sean residentes en el país y mayores de edad. La mayoría de asociaciones cultiva su propia marihuana, y normalmente todos los miembros deciden qué plantar y cómo hacerlo. Ofrecen la tranquilidad de saber que recibirás la calidad y tipo de cogollos que te gustan. En vez de comprar la marihuana al club, lo que sería ilegal, los miembros pagan una cuota de mantenimiento para la gestión del club, recibiendo una cierta cantidad de marihuana gratis.

EL AUGE DEL TURISMO DE CLUB

A diferencia de zonas como Amsterdam, donde la legislación se endurece y los propietarios de los coffee shops están cada vez más vigilados, la escena cannábica en Barcelona se ha ido relajando progresivamente.

Algunos clubes de Barcelona han pasado de atender sólo a miembros residentes a servir a los turistas, con más de 10.000 miembros! Estos clubes están obteniendo grandes beneficios, y allanando el terreno a una nueva actitud sobre la marihuana en Europa (similar a lo que está sucediendo en Estados Unidos ahora mismo). Al igual que los americanos, los políticos europeos están cambiando sus ideas y opiniones acerca del cannabis, con España aparentemente a la cabeza. Por ejemplo, la primera alcaldesa de la historia de Barcelona, Ada Colau, ha propuesto medidas para mantener los clubes sociales de cannabis abiertos y ver qué excepciones deben cerrarse.

asociaciones cannabis en España

Dada la creciente popularidad de los clubes en Barcelona, en otras regiones, fundamentalmente del norte de España, y también de Europa, están viendo cómo otras asociaciones están llegando a sus ciudades. Los turistas empiezan a dirigirse hacia esas áreas para probar "ese nuevo Amsterdam" e incluso se inscriben en estos clubes de cannabis online!

De todas formas, esta actitud de relajación hacia el turismo de la marihuana está atrayendo la atención de las autoridades legislativas. El cannabis sigue siendo ilegal en España, y los estamentos conservadores de nuestra sociedad intentan promover nuevas leyes que acaben con el vacío legal que permita seguir abriendo más asociaciones y cerrar aquéllas que se están convirtiendo en grandes dispensarios. Pero mientras las autoridades españolas pretenden controlar estos clubes sociales, la opinión pública es fuerte y positiva. Con más de 165.000 miembros sólo en Barcelona, y con la creciente unión de clubes y sus miembros, la gente se está uniendo para mantener estos clubes abiertos.

Al igual que ocurre con muchas otras causas, el futuro de los clubes de cannabis en Barcelona y el resto de Europa, depende del colectivo y su habilidad para unirse por una causa común. La cosa sigue pintando bien, así que esperemos que este movimiento de clubes y asociaciones siga creciendo y demuestre al mundo que la marihuana se puede disfrutar de manera responsable.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar