La rosácea es una afección cutánea común y duradera que se manifiesta a través de vasos sanguíneos que emergen, enrojecimiento de la cara e incluso bultos irritados en el mentón, la frente, las mejillas o la nariz. Esta enfermedad produce un desequilibrio en el tejido conectivo de la piel y una dilatación de los vasos sanguíneos en el rostro.

Suele a afectar a personas con piel pálida y pelo y ojos claros. La inflamación relacionada puede hacer que la piel se ponga muy sensible, y, sin el tratamiento adecuado, puede empeorar con el tiempo e incluso volverse peligrosa cuando la enfermedad afecta a la piel alrededor de los ojos. La rosácea no es una reacción alérgica, eczema ni acné, aunque los síntomas pueden ser similares. Algunas de las causas de esta afección se vinculan a una reacción exagerada del sistema inmunitario a una bacteria, e incluso a la presencia de un ácaro de la piel llamado Demodex folliculorum.

Rosacea

ROSÁCEA: ¿EXISTE UNA CURA?

La rosácea tiene un impacto psicosocial evidente, que puede ser grave a medida que la afección empeora y se vuelve crónica. La mayoría de los pacientes declaran que esta afección los hace perder parcialmente la confianza en sí mismos. La rosácea no tiene cura, aunque las formas leves se pueden tratar localmente con retinaldehído, un derivado de la vitamina A. Si no funciona, los síntomas se intentan controlar con antibióticos y esteroides orales o tópicos, pero eso podría producir efectos secundarios e incluso empeorar la afección. Los casos más graves se tratan mediante cirugía con láser y luz pulsada.

Entonces, ¿qué pasa con el cannabis? En las últimas investigaciones, se descubrió que el sistema endocannabinoide participa en la protección y la regulación de la funcionalidad de la piel, y la experiencia de los pacientes demuestra que los cannabinoides como el THC y el CBD tienen el potencial de controlar y reducir los síntomas de esta enfermedad.

CÓMO PUEDEN AYUDAR LOS CANNABINOIDES CON LA ROSÁCEA

Los compuestos del cannabis capaces de ayudar con la rosácea incluyen los cannabinoides THC, CBD y otros que se encuentran en las flores, pero también ácidos oleicos y ácidos grasos poliinsaturados que se encuentran en las semillas del cáñamo. El CBD y el THC pueden ser eficaces contra la rosácea porque modulan la actividad del sistema endocannabinoide y otros receptores bioquímicos, que, a su vez, regulan diversos procesos fisiológicos. Estos receptores se encuentran en el cuerpo y en toda la piel. La actividad química entre mensajeros y receptores puede afectar al crecimiento, la funcionalidad y el equilibrio de las células cutáneas. Se ha demostrado en investigaciones que los cannabinoides pueden modificar la respuesta de los receptores de la piel, lo cual suele resultar en conductas antiinflamatorias, antioxidantes, sebostáticas e incluso antitumorales.

Gracias a varios descubrimientos recientes, existe una variedad de productos de derivados del cannabis y el cáñamo que se usan como tratamiento contra diferentes enfermedades inflamatorias de la piel con síntomas comparables a los de la rosácea. La investigación sobre los cannabinoides y su uso para tratar esta afección todavía es limitada, por lo que debemos confiar en la evidencia anecdótica positiva que aportan los pacientes. La capacidad del cannabis de disminuir la producción de sebo y reducir la inflamación ha sido confirmada tanto por estudios de laboratorio como estudios clínicos, en donde la acción antiinflamatoria del CBD y el THC ha demostrado ser útil para reducir el enrojecimiento y la irritación, mientras que la aplicación tópica de THC ayuda a minimizar los síntomas de inflamación causados por alergias.

Rosácea y THC

EL PODER DE LAS SEMILLAS DE CÁÑAMO

Y no solo se trata de los cannabinoides. En un estudio reciente, se demostró la eficacia del aceite de semillas de cáñamo para controlar los síntomas de la dermatitis. El aceite de semillas de cáñamo contiene ácido estearidónico, ácido gamma-linoleico y ácido oleico, que ayudan a reducir la inflamación de la piel en afecciones como el eczema y la rosácea. Su contenido de ácidos grasos poliinsaturados, como omega-6 y omega-3, mejora la circulación sanguínea y la funcionalidad vascular incluso en los capilares delgados de la cara. Además, el aceite de semillas de cáñamo contiene vitaminas que son esenciales para la piel, que trabajan en sinergia con los otros compuestos para producir un efecto más pronunciado.

Por último, el cannabis puede ayudar con los efectos psicológicos de esta enfermedad. Se sabe que el THC y el CBD combaten la depresión, diferentes tipos de estrés y la ansiedad. Algunos pacientes con rosácea incorporan otras formas de consumo de cannabis además de una rutina de cuidado de la piel para beneficiarse de sus propiedades relajantes.

REDUCIR LOS SÍNTOMAS DE LA ROSÁCEA CON CANNABIS

Un tratamiento natural adecuado contra la rosácea debe incluir cambios en el estilo de vida, por ejemplo, limitar el consumo de tabaco y alcohol, la exposición al sol, los alimentos picantes, evitar cambios bruscos de temperatura, lavar con detergentes específicos, evitar cremas para la piel muy oleosas, llevar una alimentación saludable y reducir las causas de estrés. Nada fácil.

Aunque la rosácea no tenga cura, las investigaciones continúan confirmando que los cannabinoides son beneficiosos contra diversas enfermedades cutáneas y que pueden aliviar la irritación, la sequedad, la hinchazón, las quemaduras y el escozor de la piel. A juzgar por la experiencia de los pacientes, podemos decir que aplicar bálsamos y cremas para la piel de buena calidad que contienen cannabis ayuda a reducir los síntomas de la rosácea, a menudo con resultados inmediatos. Para un tratamiento completo de la piel con cannabis, incorporar aceite de semillas de cáñamo y otros alimentos a base de cáñamo en la dieta es una buena manera de proporcionar al cuerpo sustancias que ayudan a combatir la rosácea desde dentro.

Además de confirmar que el producto que vas a usar es de un vendedor reputado, se recomienda consultar con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento con cannabis. Una vez aclarado esto, y mientras esperamos los tratamientos farmacológicos con cannabinoides prometidos contra la rosácea y otras afecciones cutáneas, todos los productos con cannabis para el cuidado de la piel de empresas respetables y reconocidas pueden considerarse más o menos seguros. Sin embargo, fumar cualquier tipo de material vegetal o sintético es una forma de empeorar las afecciones de la piel.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar