USA DAYS — Hasta 50% de descuento en variedades USA Comprar ahora

By Luke Sumpter


La rosácea no solo afecta a la piel, sino que también influye en la mente. Muchos enfermos experimentan problemas psicológicos relacionados con los cambios de aspecto negativos. En la actualidad, a las personas que sufren este trastorno se les receta antibióticos, geles de uso tópico, e incluso fototerapia. Pero los investigadores están tratando de encontrar otras opciones de tratamiento, y algunos tienen su mirada puesta en la marihuana.

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una afección inflamatoria crónica y recurrente que causa enrojecimiento o rubor, e irritación en la piel. El carácter fluctuante de esta enfermedad hace que los pacientes experimenten períodos alternativos de empeoramiento y remisión. En la actualidad, la rosácea afecta a un 10% de la población, y es más común entre las personas de piel clara de Europa del norte[1].

En estos momentos no existe cura para la rosácea. Afortunadamente, esta afección no es peligrosa, y no suele producir daños permanentes en la piel. Sin embargo, para muchas personas tiene serias consecuencias psicosociales. La rosácea afecta principalmente a la cara, una parte del cuerpo que usamos para comunicarnos tanto verbalmente como a través de expresiones faciales. El aspecto del rostro desempeña un papel fundamental en la autoestima de las personas, y la presencia recurrente de enrojecimiento, protuberancias y vasos sanguíneos visibles, puede provocar temor a ser juzgadas, e incluso ansiedad y depresión[2].

Los médicos recetan diversos tratamientos para combatir el enrojecimiento y rubor asociados con la rosácea, como geles de uso tópico, antibióticos y terapia de luz pulsada intensa (IPL). Aunque estas soluciones funcionan para algunos pacientes, otros buscan fuentes de alivio alternativas. Los investigadores están intentando encontrar nuevas formas de controlar esta enfermedad, y la marihuana ha despertado mucho interés en este sentido.

What Is Rosacea?
  • ¿Están relacionadas la rosácea y la psoriasis?

La rosácea y la psoriasis se suelen confundir a menudo. Ambas afecciones son crónicas y tienen origen inflamatorio, y las dos producen enrojecimiento y protuberancias. Pero cada trastorno tiene un proceso distinto, y sus síntomas también son únicos

A diferencia de la rosácea, que es consecuencia de una disfunción inmune y neurovascular, la psoriasis es una enfermedad autoinmune que causa una proliferación de las células de la piel. Esto provoca la acumulación de células en la superficie, dando da lugar a unas manchas de piel enrojecida y escamosa que producen picores e irritación.

La psoriasis también afecta a distintas partes del cuerpo, pero sobre todo al cuero cabelludo, el tronco, los codos, las rodillas y los genitales, mientras que la rosácea aparece en la cara y los ojos. Además, los brotes de cada afección están asociados a distintos desencadenantes. Más abajo enumeramos los de la rosácea, pero los que causan psoriasis son las infecciones, el estrés, el frío, el alcohol, y algunos medicamentos con receta.

¿Cómo se produce la rosácea?

No se conoce la causa exacta de la rosácea, pero los investigadores creen que se debe a la combinación de un sistema inmunológico hiperactivo, genética y factores medioambientales. De todos estos, la genética parece ser la más prevalente, ya que hasta un 50% de las personas afectadas tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Contrariamente a lo que la gente cree, este trastorno no se debe a una mala higiene, y no se propaga de una persona a otra de manera contagiosa. Aunque se desconocen los mecanismos moleculares exactos que provocan la rosácea, se sabe que ciertos factores desencadenantes[3] causan esta afección en personas susceptibles. Estos desencadenantes incluyen:

Microbios Radiación ultravioleta (UV)
Alimentación Temperaturas extremas
Alteraciones de la barrera cutánea Estrés psicológico
Fluctuaciones hormonales

En lo que respecta a la alimentación, destacan varias comidas y bebidas, como las siguientes:

Bebidas calientes como té y café Alcohol
Especias Tomates
Cítricos Chocolate

La piel es el segundo órgano más grande del cuerpo, y desempeña un papel clave en la fisiología humana. Pero no es una simple barrera inerte que separa nuestro interior del mundo exterior, sino que está conectada con los sistemas nervioso, inmunológico y endocrino a través de varias redes complejas. Los tipos de células que están implicadas en la rosácea son:

  • Queratinocitos: un tipo de células primarias que se encuentra en la capa más externa de la piel, y la defienden de los rayos UV y los patógenos
  • Mastocitos: ayudan a dirigir la respuesta inmune, y contienen sustancias químicas implicadas en la inflamación, como histaminas y citocinas
  • Neuronas: células del sistema nervioso que transmiten señales eléctricas y químicas
  • Células epiteliales: otro tipo de células importantes y protectoras que están presentes en la piel
  • Macrófagos: células inmunológicas que detectan y destruyen los patógenos
  • Fibroblastos: secretan colágeno y ayudan a desarrollar el tejido conectivo

Estas células forman parte del sistema inmunitario innato, o inespecífico, que es el sistema de defensa que permanece activo desde el momento en que nacemos. Los receptores que están presentes en algunas de estas células ayudan a detectar ciertas amenazas, como los patógenos y los traumas físicos. Una vez detectadas, el sistema inmunológico innato de la piel lanza un ataque químico, secretando péptidos antimicrobianos (AMP) como citocinas y quimiocinas. Estas moléculas proinflamatorias ayudan a luchar contra los invasores, pero cuando se interrumpen las vías de señalización, es posible que también contribuyan a la aparición de los síntomas de la rosácea.

La ciencia ha descubierto que los pacientes con rosácea presentan un nivel alto de los receptores que detectan estas amenazas, así como de los AMP asociados con la angiogénesis (la creación de nuevos vasos sanguíneos), lo que podría causar síntomas[4] como el enrojecimiento y el rubor. Desencadenantes como el estrés, la radiación ultravioleta y las hormonas también podrían provocar esta reacción en cascada, que resulta en enrojecimiento, sensibilidad de la piel, picazón y vasodilatación (ensanchamiento de los vasos sanguíneos).

Rosacea Symptoms
  • Síntomas de rosácea

Los principales síntomas de la rosácea son:

  • Enrojecimiento en la nariz, mejillas, frente y barbilla
  • Sensación de ardor y escozor al lavarse la cara o usar productos cosméticos
  • Vasos sanguíneos visibles en la superficie de la piel
  • Pequeñas protuberancias rosadas o rojas

Otros posibles síntomas incluyen:

Piel seca Hinchazón alrededor de los ojos
Manchas amarillas en la piel Engrosamiento de la piel de la nariz
Dolor en los párpados Picazón

El cannabis, el SEC y la rosácea: entendiendo su potencial

Entonces, ¿qué relación podría tener la marihuana con los síntomas de la rosácea? Sencillamente no lo sabemos. No se han realizado ensayos en humanos que hayan probado el cannabis, o productos derivados del cannabis, en personas con rosácea. Sin embargo, algunos estudios ofrecen información sobre cómo podría influir el cannabis en dicha afección.

  • El rol emergente del SEC en los trastornos de la piel

Para empezar, sabemos que los fitoquímicos del cannabis, concretamente los cannabinoides, trabajan para fomentar la homeostasis (el equilibrio) en la piel. Y lo hacen mediante la interacción con el sistema endocannabinoide (SEC). Este sistema, descrito como el regulador universal[5] del cuerpo humano, ayuda a muchos sistemas corporales a mantener este estado de equilibrio, desde el cerebro hasta los huesos.

El SEC está formado por varios componentes clave, que incluyen receptores, moléculas de señalización y enzimas. Los cannabinoides de la planta de cannabis logran unirse a estos receptores al imitar las moléculas de señalización producidas por el cuerpo (una clase de compuestos químicos llamados endocannabinoides). Pero no todos los cannabinoides se unen directamente a estos receptores. Por ejemplo, el CBD tiene una baja afinidad de unión con ellos. En cambio, el CBD influye principalmente en el SEC al dirigirse a las enzimas implicadas en la producción de endocannabinoides.

¿Cómo sabemos que el SEC juega un papel importante en la piel? Los investigadores han detectado componentes de este sistema en las células de la piel, descubriendo que el SEC tiene un rol importante[6] en la proliferación celular, el crecimiento y la producción de hormonas. Cuando el SEC funciona correctamente, ayuda a que los procesos de la piel funcionen sin problemas.

Los investigadores están descubriendo que la disfunción del SEC influye en varias enfermedades de la piel, como la dermatitis atópica, la psoriasis, la esclerodermia y el cáncer de piel. Los cannabinoides ofrecen un posible modo de influir en este sistema[7], pero aún se desconoce en qué medida.

  • El cannabis y los síntomas de la rosácea

El cannabis podría tener el potencial de aliviar la piel en general, pero ¿cómo podría combatir los síntomas de la rosácea? La inflamación es un factor clave de dicha enfermedad, y las investigaciones iniciales han examinado los cannabinoides por su potencial para calmar este proceso fisiológico.

Un estudio realizado en animales en 2013[8], publicado en la revista “Allergy”, examinó el potencial antiinflamatorio del THC tópico en un modelo de ratón con dermatitis atópica. Los investigadores descubrieron que el THC afectaba a las moléculas inflamatorias liberadas por los queratinocitos (las células protectoras de la piel que hemos mencionado anteriormente).

A pesar de la capacidad del THC de unirse a los receptores CB1 y CB2 del SEC, este estudio descubrió que dicho cannabinoide lograba ejercer sus efectos independientemente de estos receptores. Según concluyeron los investigadores, estos resultados indican que es necesario realizar más estudios sobre los cannabinoides para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias de la piel, y la rosácea entra en esta categoría.

Por otro lado, se está investigando si los compuestos del cannabis pueden ayudar a calmar el picor y enrojecimiento de la piel sensible. Una revisión de estudios científicos[9] publicada en 2020 en el "Journal of the American Academy of Dermatology" explora la relación entre los cannabinoides y las fibras nerviosas específicas implicadas en el picor.

Esta revisión también documenta algunos estudios en curso que examinan la eficacia del cannabis medicinal para el picor (prurito) asociado a la dermatitis atópica, la psoriasis y la dermatitis alérgica, entre otras afecciones. Sin embargo, los autores concluyen que es necesario realizar ensayos clínicos rigurosamente controlados para confirmar el potencial de los cannabinoides para el tratamiento del prurito.

Además de los cannabinoides, la planta de cannabis también produce más de 200 terpenos. Estas moléculas aromáticas son las responsables de los olores y sabores de las distintas variedades de cannabis, pero también tienen potencial holístico. Una revisión de 2011[10] titulada “Botanicals and anti-inflammatories: natural ingredients for rosacea” investigó las ventajas de algunas especies de plantas para esta enfermedad. Varios de los ingredientes activos de estas plantas también están presentes en el cannabis, como el linalool y el alcanfor.

Cannabis and Rosacea Symptoms

CBD para los síntomas de la rosácea

¿Dónde encaja el CBD en todo esto? Este cannabinoide, sin efectos intoxicantes, ha adquirido protagonismo en los últimos años, y actualmente se están realizando estudios para determinar su capacidad antiinflamatoria y calmante de la piel.

Una revisión[11] publicada en 2020 en la revista "Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology" investigó la relación del CBD con la salud y trastornos de la piel. Este informe aborda formas en que el cannabinoide podría influir en los síntomas de las afecciones inflamatorias. Por ejemplo, menciona estudios preclínicos en curso que investigan el potencial antinociceptivo (bloqueo del estímulo del dolor) del CBD en modelos de dolor neuropático e inflamatorio.

Las investigaciones recopiladas en esta revisión también revelan el papel del receptor CB1 en la respuesta al picor. Algunos estudios en animales muestran que el aumento de los niveles de endocannabinoides redujo el picor en ratones. Curiosamente, el CBD afecta a las enzimas del SEC de manera que aumenta temporalmente los niveles de endocannabinoides. Más concretamente, actúa para inhibir una enzima[12] conocida como "amida hidrolasa de ácidos grasos" (FAAH) que se encarga de descomponer el endocannabinoide anandamida, una molécula que se une al CB1.

Sin embargo, los investigadores no han demostrado este mecanismo en humanos, ni su eficacia para aliviar los síntomas de los trastornos de la piel.

Cómo usar el cannabis o el CBD para la rosácea

A falta de datos procedentes de ensayos clínicos, nadie sabe exactamente cómo utilizar el CBD para la rosácea, ni qué cantidad usar. Además, hay varias formas de consumir o aplicar este cannabinoide, incluyendo la vía oral, la vía sublingual, la inhalación y la vía tópica. En el caso de la rosácea u otras afecciones de la piel, lo más lógico es optar por la aplicación tópica, ya sea usando aceite de CBD normal o usando cremas, bálsamos y lociones específicas para la piel.

Al aplicar cremas de CBD sobre la piel, el cannabinoide llega directamente a las células afectadas. Muchos productos disponibles en el mercado también contienen otros ingredientes botánicos calmantes, que ayudan a hidratar y nutrir la piel.

La rosácea no desaparecerá, pero los cannabinoides podrían ayudar con los síntomas

Por el momento, parece que el cannabis y sus principios activos no harán desaparecer la rosácea. Pero algunos pacientes afirman que las cremas tópicas que contienen cannabinoides, y otros ingredientes beneficiosos, ayudan a aliviar el problema. En cualquier caso, dado el amplio (y en gran medida inexplorado) potencial de los cannabinoides y terpenos, los investigadores hacen bien en seguir explorando la planta de cannabis con la esperanza de aliviar los síntomas de afecciones cutáneas como la rosácea.

Fuentes Externas
  1. Rosacea: Epidemiology, pathogenesis, and treatment https://www.tandfonline.com
  2. Psychosocial aspects of rosacea with a focus on anxiety and depression https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. New insights into rosacea pathophysiology: a review of recent findings - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  4. Rosacea as a disease of cathelicidins and skin innate immunity - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  5. The Endocannabinoid System, Our Universal Regulator https://www.jyi.org
  6. The endocannabinoid system of the skin in health and disease: novel perspectives and therapeutic opportunities https://www.sciencedirect.com
  7. The endocannabinoid system of the skin. A potential approach for the treatment of skin disorders https://www.sciencedirect.com
  8. Anti-inflammatory activity of topical THC in DNFB-mediated mouse allergic contact dermatitis independent of CB1 and CB2 receptors - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  9. Cannabinoids for the treatment of chronic pruritus: A review https://www.sciencedirect.com
  10. Europe PMC https://europepmc.org
  11. Therapeutic Potential of Cannabidiol (CBD) for Skin Health and Disorders https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  12. Cannabidiol enhances anandamide signaling and alleviates psychotic symptoms of schizophrenia https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.