Un space bucket combina todos los elementos clave de un cuarto de cultivo en un entorno pequeño y autocontenido. Tiene capacidad para al menos una planta pequeña de cannabis, así como para iluminación, ventilador y una fuente de energía. Un space bucket normal está hecho con un cubo estándar de 20 litros, pero el diseño final dependerá de tu imaginación y de tu espacio disponible. Si quieres ampliar opciones, puedes utilizar cubos de basura o cajas de almacenaje.

¿POR QUÉ CULTIVAR MARIHUANA EN UN SPACE BUCKET?

El cultivo de marihuana en un space bucket tiene tres ventajas principales: su coste reducido, ocupan poco espacio y proporcionan control total.

COSTE REDUCIDO

Los space buckets no conllevan muchos gastos de fabricación. Para montarte un cuarto de cultivo puedes gastarte fácilmente unos 1.000€ o más, pero este microambiente solo te costará una décima parte. La mayoría de los artículos que vas a necesitar los tienes en casa o los puedes comprar en cualquier tienda que venda artículos para el hogar.

OCUPAN POCO ESPACIO

Los space bucket ocupan muy poco espacio, por lo que son perfectos para apartamentos, dormitorios o casas con mucha gente. Si dispones de un rincón vacío en un armario, un hueco en el garaje o incluso debajo del fregadero de la cocina, puedes cultivar tu hierba en un space bucket. Camúflalo rodeándolo con cajas de almacenaje y oculta los cables si lo pones en una zona de paso. Una vez que lo tienes cerrado, nadie debería ver las luces, pero es posible que se escuche un zumbido de los ventiladores.

CONTROL TOTAL

La mayoría de los cultivadores de space bucket lo hacen porque les gusta ponerse a prueba y descubrir lo que son capaces de conseguir en un espacio tan reducido. Los microentornos cerrados te dan un control total sobre el cultivo, y eso supone ventajas y desventajas.

Lo que sería un error sin importancia en una sala de cultivo podría ser suficiente como para matar tus plantas de un space bucket. Pero, si consigues mantener la constancia en cuanto a la iluminación, la alimentación y los valores de pH, podrás ver y experimentar lo que supone un pequeño cambio en cada aspecto del cultivo.

Para hacerlo, prepara por lo menos dos space buckets para cultivar la misma variedad bajo condiciones diferentes. Puedes entrenarlas de manera diferente, doblar una para que florezca antes o probar fertilizantes diferentes. Pronto sabrás qué método funciona mejor. Continúa con lo que funciona mejor para tu siguiente proyecto de space bucket o aplica lo que hayas aprendido en un cultivo más grande.

CÓMO HACER TU PROPIO SPACE BUCKET

CÓMO HACER TU PROPIO SPACE BUCKET

Puedes comprar un space bucket prefabricado, pero la idea de este concepto es que lo hagas tú mismo. Así es como se hace un space bucket básico, para empezar.

MATERIALES Y HERRAMIENTAS

A) 2 cubos de plástico de 20 litros
B) tapa de cubo de plástico de 20 litros
C) Luces de cultivo LED de espectro completo de 180W
D) 2 ventiladores pequeños
E) Regleta
F) Temporizador
G) 4 tornillos de 6mm con tuercas y arandelas
H) 1m de cuerda fina
I) Pegamento en spray
J) 1 tubo de silicona para juntas
K) Rotulador permanente
L) Cinta métrica
M) Rollo de Mylar
N) Cinta adhesiva
O) Herramienta rotativa
P) Taladro
Q) Destornillador
R) Cuchilla de afeitar
S) Gafas de seguridad

INSTRUCCIONES:

PREPARA LA BANDEJA COLECTORA

1. Mide 8cm desde la base de uno de los cubos y traza una línea horizontal.

2. Ponte las gafas de seguridad.

3. Corta a lo largo de la línea con la herramienta rotativa.

4. De momento deja la base del cubo aparte.

5. El fondo del cubo es tu bandeja colectora. La parte de arriba será la parte superior del space bucket.

TALADRA ORIFICOS DE DRENAJE

1. Dale la vuelta al otro cubo.

2. Haz 12 orificios para el dranaje, distribuidos uniformemente en el fondo.

3. Quita el asa.

4. Este es el fondo del space bucket. Se apoya en la parte superior de la bandeja colectora.

TALADRA ORIFICOS DE DRENAJE

JUNTA LOS DOS CUBOS CON TORNILLOS

1. Haz 4 agujeros en el fondo del space bucket. Deben estar a 4cm del borde superior y espaciados de forma uniforme.

2. Pon un tornillo en cada agujero y aprieta con las tuercas y arandelas.

3. Coloca la sección superior en la sección inferior, dejando que apoyen sobre los tornillos.

4. Marca el lugar donde están los tornillos, luego señala 4cm por encima y 4cm por debajo para formar una L. Todos tienen que apuntar en la misma dirección.

5. Utiliza la herramienta rotativa para cortar en la marca en forma de L y formar un canal de 6mm.

6. Coloca la sección superior en el fondo.

7. Pon los tornillos alineados con los canales para que la parte superior apoye sobre la parte inferior.

8. Gira para que se acoplen. Levántalo usando el asa para asegurarte de que se ha ajustado bien.

HAZ RECORTES PARA LOS VENTILADORES

1. Separa las secciones superior e inferior.

2. Retira la cubierta de uno de los ventiladores.

3. Usa la cubierta del ventilador para marcar los recortes y los orificios de montaje en la sección inferior. Esto debería estar a unos 8cm del borde superior.

4. Ponte las gafas de seguridad.

5. Haz los orificios de montaje con el taladro.

6. Haz un recorte para la salida del ventilador con la herramienta rotativa.

7. Repite lo mismo para la sección superior.

HAZ RECORTES PARA LOS VENTILADORES

AÑADE ILUMINACIÓN LED A LA TAPA

1. Localiza los orificios de montaje en la parte superior de la luz LED.

2. Cubre la parte superior de la luz LED con un trozo de papel. Señala las posiciones para los orificios de montaje, el cable de alimentación y la entrada del ventilador.

3. Utiliza el papel como plantilla para transferir las posiciones a la tapa del cubo.

4. Ponte las gafas de seguridad.

5. Con el taladro, haz agujeros para los montajes y el cable eléctrico. Con la herramienta rotativa, haz un agujero más grande para la entrada del ventilador.

6. Quita la tapa superior de la luz LED. Irá enroscada o a presión.

7. Quita los tornillos destinados a sujetar los cables de montaje.

8. Mete cada tornillo a través de una arandela, luego a través de la tapa del cubo, a través de la parte superior de la luz LED. Aprieta con una tuerca.

9. Si es posible, dale la vuelta al ventilador para que ventile fuera del cubo.

10. Vuelva a conectar la luz LED a su tapa, ya pegada a la tapa del space bucket.

AUMENTA LA REFLECTIVIDAD, ELIMINA LAS FUGAS DE LUZ

1. Con el pegamento en spray, forra el interior de los cubos con rollo de Mylar para aumentar la reflectividad.

2. Cubre el exterior de los cubos y la bandeja colectora con cinta adhesiva para evitar fugas de luz.

3. No cubras el fondo del space bucket donde están los orificios de drenaje.

4. Una vez que esté todo forrado, corta la cinta y el Mylar con una cuchilla de afeitar para volver a abrir los recortes del ventilador.

AUMENTA LA REFLECTIVIDAD, ELIMINA LAS FUGAS DE LUZ

SELLA BIEN LA PARTE SUPERIOR JUNTO CON LA INFERIOR DEL SPACE BUCKET

1. Con cinta adhesiva y cuerda, sella bien todo desde el borde del fondo del cubo y los 4 tornillos.

2. Fija la parte superior a la parte inferior y comprueba el ajuste.

3. Continúa poniendo cinta adhesiva sobre la cuerda, capa por capa, hasta que el espacio quede cerrado y no se filtre nada de luz.

INSTALA LOS VENTILADORES

1. La toma del ventilador debe montarse en el fondo del space bucket.

2. Introduce el cuerpo del ventilador de modo que la rejilla quede en el interior del space bucket.

3. Pon los tornillos y apriétalos lo máximo posible para evitar fugas de aire.

4. Repite lo mismo para instalar el extractor de aire en el fondo del space bucket, asegurándote de que la rejilla apunte hacia el exterior del mismo.

5. Con la silicona, sella cualquier espacio entre el cubo y la carcasa del ventilador.

INSTALA LOS VENTILADORES

ENCHUFA Y PRUEBA

1. Monta el space bucket.

2. Enchufa los ventiladores directamente en la regleta.

3. Enchufa la luz LED en el temporizador. Enchufa el temporizador a la regleta.

4. Enchufa la regleta y asegúrate de que todo funciona como esperas.

PON LAS PLANTAS DE CANNABIS Y CULTIVA TU HIERBA

1. Mete una maceta con una plántula pequeña.

2. Ajusta el temporizador.

3. Riégala y abónala cuando sea necesario hasta la cosecha. Como media, podrás cosechar aproximadamente unos 28g de hierba con este tipo de cultivo.

ENCHUFA Y PRUEBA

TRUCOS Y ADAPTACIONES PARA UN SPACE BUCKET

Los pasos anteriores explican cómo puedes hacer un space bucket sencillo. Tardarás solamente unas horas, no necesitas muchas herramientas ni materiales sofisticados, y funciona.

Pero esta no es la única manera de hacerlo. Esa es la belleza de los space buckets. Coges la idea y la personalizas para hacerla tuya, prácticamente no hay límites.

Aquí tienes algunas de las cosas que han hecho otros maestros del space bucket:

• Utilizar cajas de almacenaje con el ancho suficiente para que crezcan muchas plantas.
• Apilar varios buckets o usar cubos de basura para conseguir más altura.
• Usar un sistema de goteo para convertirlo en hidro.
• Añadir un sistema de extracción más fuerte a la parte superior con un filtro de carbón.
• Añadir iluminación adicional debajo de la copa con luces CFL o tiras LED.

TRUCOS Y ADAPTACIONES PARA UN SPACE BUCKET

SUGERENCIAS PARA CULTIVAR HIERBA EN UN SPACE BUCKET

Cultivar plantas de cannabis en un space bucket no es muy diferente a un cultivo tradicional, pero hay algunas cosas a tener en cuenta.

Es mejor pasar de la fase vegetativa a la de floración un poco antes, en lugar de esperar demasiado, ya que necesitas mantener tus plantas con un tamaño pequeño si quieres que sobrevivan y que puedan madurar completamente. El cannabis puede duplicar su tamaño una vez que el ciclo de luz se cambia a 12/12 para forzar la floración. También es preferible elegir cepas índica a las sativa y usar una serie de técnicas de entrenamiento para mantener el tamaño de tu planta bajo control.

En lugar de plantar directamente en el fondo del space bucket, utiliza otra maceta para que puedas sacarla fácilmente si lo necesitas por cualquier motivo. También deberás mantener el space bucket lo más limpio posible, para poder comenzar un cultivo nuevo inmediatamente después de terminar una cosecha.

No te desanimes si la cosecha es más pequeña de lo esperado. La mayoría de los principiantes obtienen entre 15-20g. Quienes cultivan habitualmente space buckets suelen recoger alrededor de 30g por cultivo, pero el récord de todos los tiempos es de unos 85g.

Recuerda que aumentar el tamaño de tu space bucket casi siempre conlleva añadir más luces. No te pases. Si lo haces, obviamente puedes cultivar una planta más alta, pero la luz no alcanzará lo suficiente en la copa para aumentar la cosecha. En su lugar, podrías acabar con un montón de cogollos popcorn en lugar de cogollos grandes y densos.

SPACE BUCKET: CONCLUSIÓN

Los space buckets son un proyecto interesante que podemos hacer nosotros mismos, que nos desafía como cultivadores y nos permite ampliar los límites de lo que podemos conseguir a pequeña escala. Se puede obtener una cantidad modesta de cogollos de primera calidad empleando muy pocos recursos, pero la cosecha final no es la esencia de los space bucket. Consisten más en aprender a controlar completamente cada aspecto de un microentorno para aprender qué es lo que maximiza la potencia, el sabor, el contenido de resina o cualquier otra cualidad. Depende de ti si quieres utilizar estos conocimientos para mejorar tu próximo proyecto de space bucket o para trasladarlo a un cultivo de gran tamaño.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.