Ya están aquí los Mix Packs de semillas RQS - Descubre más

By Steven Voser


En diciembre de 2021, Malta se convirtió[1] en el primer país europeo en legalizar el uso recreativo del cannabis.

En este artículo analizaremos en profundidad el Aviso Legal 478 ejercido por la Autoridad de Malta en 2021 sobre la Ley de Uso Responsable del Cannabis. Te explicaremos exactamente qué permite esta ley y qué no, algunos acontecimientos clave que condujeron a su aceptación por el presidente Vella y una mayoría de los diputados malteses, y el impacto que podría tener en el movimiento por la legalización de la marihuana en toda Europa.

Explicamos la Ley del Cannabis de Malta

La Ley de la Autoridad de Malta sobre el Uso Responsable del Cannabis fue promulgada el sábado 18 de diciembre de 2021. Aunque esta ley no legaliza la marihuana por completo, sí marca algunos parámetros legales claros que permiten a los mayores de 18 años portar y cultivar ciertas cantidades limitadas de cannabis.

Según la nueva ley, ahora los mayores de 18 años pueden legalmente:

✔️ Llevar encima hasta 7 gramos de cannabis.
✔️ Cultivar hasta 4 plantas de marihuana en casa. Este límite se aplica por hogar, no por persona, y las plantas no deben ser visibles para el público.
✔️ Almacenar hasta 50 gramos de cannabis.
✔️ Solicitar la eliminación de los cargos por posesión de cannabis de sus antecedentes penales.
✔️ Establecer organizaciones (es decir, clubes de cannabis) con otros individuos que tengan como único objetivo cultivar y distribuir cannabis entre los miembros de la organización.

Esta ley es dependiente del Ministerio de Igualdad, Investigación e Innovación. La Autoridad para el Uso Responsable del Cannabis se encargará de mantener y modificar esta ley si es necesario.

  • La ley maltesa sobre los clubes de cannabis

Como decíamos, esta nueva legislación maltesa sobre el cannabis permite a las personas adultas formar clubes dedicados exclusivamente a suministrar cannabis a sus miembros. De esta manera, los consumidores de marihuana que no puedan cultivar su propio cannabis, o que prefieran no hacerlo, dispondrán de una forma legal de obtenerlo.

Según la nueva ley maltesa sobre la marihuana, los clubes de cannabis deben cumplir las siguientes restricciones:

⚠️ Las organizaciones cannábicas deben funcionar como organizaciones sin ánimo de lucro.
⚠️ Solo los individuos pueden registrarse como propietarios de una organización cannábica.
⚠️ Las organizaciones cannábicas no pueden situarse a menos de 250 metros de una escuela.
⚠️ Las organizaciones cannábicas no pueden tener más de 500 miembros.
⚠️ Las organizaciones cannábicas pueden vender a sus miembros hasta 7g de cannabis al día, y hasta 50g al mes.
⚠️ Las organizaciones cannábicas pueden vender a sus miembros hasta 20 semillas de cannabis al mes para facilitar su cultivo doméstico.

Todas las organizaciones cannábicas deben registrarse ante la Autoridad para el Uso Responsable del Cannabis, e informar de sus actividades cada tres meses. Las afiliaciones a las organizaciones cannábicas deberán ser anónimas.

La ley maltesa sobre los clubes de cannabis

¿Qué es lo que no permite la ley maltesa sobre el cannabis?

La Ley de Uso Responsable del Cannabis también establece unos parámetros legales claros para quienes la infringen. Estos incluyen:

❌ Cualquier persona sorprendida portando entre 7-28g de cannabis deberá comparecer ante un tribunal, y podrá recibir una multa de hasta 100 euros.
❌ Fumar cannabis en público sigue siendo ilegal. Cualquier persona sorprendida fumando en público tendrá que comparecer ante un tribunal, y podrá recibir una multa de hasta 235 euros.
❌ Cualquier persona adulta sorprendida fumando cannabis delante de un niño (tanto en público como en privado) podrá recibir una multa de hasta 500 euros.
❌ Las personas menores de edad sorprendidas en posesión de cannabis no serán detenidas. En lugar de esto, serán remitidas a una comisión de justicia que establecerá un "plan de atención" para ellas.

Según la información facilitada por el gobierno maltés y los análisis de los medios de comunicación, algunos aspectos de la nueva política sobre el cannabis siguen sin estar del todo claros.

Por ejemplo, la Ley de la Autoridad sobre el Uso Responsable del Cannabis no parece especificar las sanciones aplicables a las personas que sean sorprendidas en posesión de más de 28g de cannabis, almacenando más de 50g de cannabis en casa, o cultivando más de cuatro plantas en su domicilio. Tampoco indica qué medidas se tomarán contra las asociaciones de cannabis que incumplan la normativa.

Antes de 2021, Malta ya había realizado algunos pequeños avances en su política sobre el cannabis. En 2015, por ejemplo, despenalizó la posesión de cannabis para cantidades inferiores a 3,5 gramos.

A quienes poseyeran más de este límite se les podía imponer una multa de entre 50 y 100 euros si se trataba de su primera infracción, y a quienes reincidían se les obligaba a comparecer ante una Junta de Rehabilitación que les podía imponer un programa de rehabilitación de drogas. El incumplimiento de este programa estaba considerado un delito penal.

En 2015, Malta también aprobó la prescripción del Sativex, un fármaco basado en cannabinoides que contiene THC y CBD. Después, en marzo de 2018, la presidenta maltesa Marie-Louise Coleiro Preca firmó la Ley de Producción de Cannabis con Fines Medicinales y de Investigación, que aprobó el uso del cannabis medicinal bajo receta.

¿Cuál era el marco legal de Malta sobre el cannabis antes de 2021?

¿Cómo se compara la ley maltesa del cannabis con la de otros países europeos?

Obviamente, los Países Bajos son muy conocidos por tener unas leyes sobre el cannabis bastante laxas, que atraen a millones de turistas de todo el mundo cada año. Sin embargo, el cannabis sigue siendo una sustancia controlada en Holanda, cuyo consumo y venta a través de los coffeeshops son simplemente tolerados por la policía. De esta manera, la mayoría de las operaciones con cannabis llevadas a cabo en los coffeeshops de Holanda se producen en una especie de vacío legal donde son pasadas por alto, pero técnicamente continúan siendo ilícitas.

En los últimos años, España también ha cobrado protagonismo en la escena cannábica europea debido al creciente número de clubes sociales de cannabis que están apareciendo por todo el país, sobre todo en Barcelona. Como ocurre con los coffeeshops de Holanda, los clubes de cannabis de España también operan dentro de ciertos vacíos legales.

La legislación española prohíbe el cultivo de cannabis para uso personal, pero no el consumo de cannabis en una propiedad privada.

Por lo tanto, el autoconsumo no está castigado penalmente, ni el consumo de cannabis en compañía de otras personas, siempre que tenga lugar en espacios cerrados y alejados del público en general. Los clubes de cannabis existen (y se les permite seguir funcionando) gracias a la ley de elección personal, libertad y consumo social en una propiedad privada. Además, se está trabajando en nuevas leyes que permitan el cultivo, el transporte y el uso social de la hierba, siempre de forma discreta y alejada de la salud pública.

Para poder operar sin infringir ninguna ley, los clubes de cannabis de España se gestionan como organizaciones sin ánimo de lucro y proporcionan a sus miembros pequeñas cantidades de cannabis a cambio de una cuota anual que sirve para cubrir los costes asociados al cultivo. Sin embargo, no existe una legislación clara que determine qué constituye un miembro de un club de cannabis, o cuál es la cantidad de marihuana a la que tiene derecho legalmente cada miembro.

Más recientemente, otras naciones europeas también han anunciado que revisarán su legislación sobre el cannabis. Luxemburgo legalizó el consumo de cannabis con fines medicinales en 2018, y también anunció planes para legalizar el uso recreativo de la planta ese mismo año. Luego, en 2021, el gobierno luxemburgués fue incluso más allá con el anuncio de un plan[2] que permitiría a las personas adultas cultivar y consumir cannabis en sus propios hogares, así como comprar semillas de cannabis localmente o importarlas.

En 2021, Alemania también reavivó las conversaciones sobre la legalización de la marihuana. El gobierno alemán, dirigido ahora por el canciller Olaf Scholz, declaró que estaba abierto a legalizar el cannabis hasta cierto punto, por ejemplo permitiendo la venta controlada de cannabis para adultos con fines recreativos. Esto complementaría el programa de cannabis medicinal que ya existe en Alemania desde 2017.

Por último, la vecina de Malta, Italia, también estuvo a punto de legalizar el consumo de cannabis en 2021, mediante un referéndum de legalización que se presentó ante el Tribunal Supremo italiano el 22 de enero de 2022, pero que el Tribunal Constitucional declaró inadmisible el 16 de febrero.

¿Podría Malta iniciar una reacción en cadena para legalizar la marihuana en Europa?

Tendremos que esperar para ver cómo afecta al resto de Europa la decisión de Malta de legalizar el cannabis recreativo. Como la legalización es un tema delicado para muchos gobiernos de todo el mundo, solo podemos tener la esperanza de que países como Luxemburgo, Alemania e Italia presten mucha atención a cómo transcurren las cosas en Malta tras su legalización.

Fuentes Externas
  1. It's official: recreational cannabis reform is now law https://timesofmalta.com
  2. Luxembourg to legalise growing and using cannabis at home https://www.euronews.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.