El ruido del cuarto de cultivo es más que una simple molestia. Si quieres reducir el riesgo de ser descubierto, deberás silenciarlo. Echa un vistazo para aprender cómo hacerlo.

El ruido de extractores, ventiladores, bombas de aire y otros componentes eléctricos de un cuarto de cultivo es, a veces, algo más que una simple molestia. Aunque a ti no te molesten todos esos zumbidos, pitidos y vibraciones, puede que tus vecinos no sean tan comprensivos. No sería la primera vez que se descubre (y se acaba) un cultivo de interior debido al ruido.

La buena noticia es que el ruido de un cuarto de cultivo interior se puede reducir fácilmente y sin gastar mucho dinero. Aquí tienes algunos consejos para reducir de forma significativa el ruido de tu cuarto de cultivo y el riesgo de ser descubierto, ¡y para tener un poco de paz en casa!

SUSPENDER LOS VENTILADORES DENTRO DE UN RECEPTÁCULO

Las vibraciones de los ventiladores al pasar por el suelo, el techo y las paredes, producen mucho ruido. Debes aislarlos de toda superficie colocándolos en un receptáculo como, por ejemplo, una simple caja de madera. Utiliza un cable elástico para suspender la caja del techo. También puedes colgar los conductos de aire de la misma forma. Para una reducción máxima del ruido, haz esto con tantos ventiladores y conductos como puedas. La caja absorberá buena parte del ruido y evitará que las vibraciones atraviesen las paredes.

COLOCAR LAS BOMBAS SOBRE ALFOMBRILLAS DE GOMA AMORTIGUADORAS DE VIBRACIONES

La mayoría de cultivadores que usan bombas de aire o agua las suelen colocar en el suelo, un estante o una mesa. Esto amplifica las vibraciones y produce un ruido que se percibe más allá del cuarto de cultivo. La solución es muy simple.: consigue un poco de gomaespuma, o espuma de alta densidad, y colócala entre el suelo y la bomba. Si no quieres gastar dinero en materiales de insonorización, puedes usar una colchoneta de yoga. ¡Nunca coloques una bomba en un receptáculo! No sólo aumentaría el riesgo de dañar la bomba, sino que además ¡podría provocar un incendio!

UTILIZA CONDUCTOS AISLANTES

Los conductos metálicos, sobre todo si son rígidos, pueden producir vibraciones y ruido. Lo mejor es utilizar conductos que contengan fibra de vidrio aislante, ya que reducen de forma considerable el ruido generado por el movimiento del aire. Y con ello se aumenta el "factor discreción" del cuarto de cultivo. Ten en cuenta que los codos y las curvaturas de los conductos también aumentan las vibraciones. Cuando montes tus conductos, intenta minimizar las curvas.

INSONORIZA EL CUARTO

Hay varias cosas que puedes hacer para insonorizar tu cuarto de cultivo sin necesidad de llevar a cabo mejoras estructurales. Una solución es colgar varias cortinas de vinilo. Si quieres bloquear más el ruido y las vibraciones, tendrás que buscar materiales amortiguadores del sonido, como el caucho. Si aún estás en la fase de planificación del cuarto de cultivo, también puedes colocar un aislamiento acústico en el suelo.

AÑADE UN SILENCIADOR AL CONDUCTO DE EXTRACCIÓN

Una de las mayores fuentes de ruido es el principal conducto de extracción. Para solucionar esto, puedes construir tú mismo un silenciador por muy poco dinero. Se puede hacer con cosas corrientes, y es capaz de silenciar el flujo de aire por completo. Es muy fácil y rápido de hacer.

silenciar cultivo de marihuana

CÓMO HACER TU PROPIO SILENCIADOR

Vas a necesitar:

Un cubo de basura grande (200L) de plástico con tapa.

Una malla metálica (alambre para gallinero, etc.).

Una pistola de silicona

Cinta adhesiva

Aislamiento (fibra de vidrio o relleno de edredón)

Las partes para hacer este silenciador te costarán menos de €60. La idea es introducir el extremo del conducto en el cubo y aislarlo con silicona y un material de aislamiento, para amortiguar el sonido. Este silenciador casero te ayudará a reducir el ruido de tu cuarto de cultivo.

INSTRUCCIONES:

1. Comprueba el diámetro exacto del conducto de extracción.

2. Con el alambre de gallinero, haz un tubo con el mismo diámetro que el conducto de extracción. El tubo de alambre tiene que ser un poco más largo que la altura del cubo de basura. (Si tienes problemas enrollando el alambre, puedes cortar varios pedazos pequeños y unirlos con cinta adhesiva).

3. Haz dos orificios en el cubo de plástico: uno en su parte superior, en la tapa, y otro en el fondo – asegúrate de que estén alineados entre ellos. El diámetro de los orificios tiene que ser el justo para que entre el tubo de alambre. Si quedan bordes afilados, los puedes tapar con cinta adhesiva.

4. Mete el tubo de alambre por ambas aberturas, de forma que queden 5-10cm de tubo por fuera a cada extremo.

5. Sujeta el tubo con silicona y cinta adhesiva al fondo del cubo de basura, por la parte de la abertura.

6. Si vas a utilizar fibra de vidrio aislante, ¡ponte guantes y mascarilla! Rellena el cubo con el material de aislamiento, entre las paredes y el tubo de alambre del centro. Que no quede demasiado apretado, pero tampoco suelto. El objetivo es aislar todo el espacio entre el tubo y los lados del cubo.

7. Pon la tapa y sujétala al cubo con silicona y cinta adhesiva.

8. Desde el exterior del cubo, pon la silicona alrededor de la abertura de la tapa. Tu silenciador casero debe ser totalmente hermético, así que usa toda la silicona y cinta adhesiva que necesites.

9. Pon cinta adhesiva en ambos extremos por donde asoma el tubo. ¡Todo tiene que ser hermético!

10. Con cinta adhesiva, conecta el extremo del conducto de extracción de tu cuarto de cultivo con el tubo de alambre que asoma por el fondo de tu silenciador casero.

Si lo has hecho bien, tu nuevo silenciador casero reducirá gran parte del ruido producido por el extractor.

Para reducir el ruido del cuarto de cultivo, no hace falta invertir mucho tiempo ni dinero. A veces, lo mejor es usar cosas sencillas pero ingeniosas. ¡Nunca subestimes el ruido de tu cuarto de cultivo! ¡Haz que sea silencioso y de bajo riesgo!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar