¿Quieres conocer con exactitud la potencia de tus cogollos antes de dar la primera calada? Realizar estas pruebas en casa te permite identificar los niveles de THC, CBD, e incluso de terpenos del material que consumes.

La cultura del cannabis ha cambiado mucho en las últimas décadas. En la actualidad, los cultivadores y fumadores tienen acceso a un gran número de variedades nuevas, y cada cepa ofrece algo ligeramente distinto en lo que respecta a sabor y efecto. Hay incontables perfiles terpenoides, e incluso están empezando a aparecer nuevos perfiles cannabinoides en escena.

Los niveles de THC y CBD también han aumentado de forma generalizada. Los consumidores pueden adquirir cepas con más de un 30% de THC si quieren poner a prueba su resistencia, y los extractos ofrecen cantidades aún mayores de este cannabinoide (cerca del 100% en algunos casos). Algunas variedades también ofrecen unos niveles altísimos de CBD (p.ej. +20%) con cantidades mínimas de THC.


¿Por qué comprobar el nivel de THC de la hierba?

Aunque a los cultivadores con fines recreativos les encanta jugar a la ruleta cada vez que se encuentran una cepa nueva, a muchos consumidores holísticos les preocupa la combinación exacta de fitoquímicos que administran a sus cuerpos. Y algunos de los consumidores recreativos más exigentes podrían sentirse intranquilos al no saber la concentración exacta de cannabinoides que tienen sus cogollos.

Aquí tienes algunos motivos por los que la gente analiza el contenido de THC de su hierba.

  • Para saber qué esperar

Conocer la cantidad de THC que hay en tus cogollos te prepara para los efectos que vas a experimentar. Pero, ¿no informan los bancos de semillas del contenido de THC de cada cepa? Aunque esto es cierto, las cifras no siempre son exactas. La genética desempeña un papel importante en la potencia de cada variedad, pero los factores ambientales también influyen en el contenido de THC que hay en las flores. Estos factores son (entre otros):

Iluminación
Salud de la planta
(ausencia de enfermedades y deficiencias nutricionales)
Rhizobacterias estimulantes del crecimiento
Número de semanas de floración

Si cumples todos estos requisitos durante el cultivo, es posible que acabes con unos niveles de THC mucho más altos que la media. Pero, si tus plantas padecen enfermedades o experimentan unas condiciones de crecimiento pobres, los cogollos podrían tener un nivel mucho más bajo de este cannabinoide. Analizar tu marihuana te ayuda a determinar la cantidad exacta de THC con la que estás trabajando.

  • Para que las dosis sean más precisas

Analizar el cannabis ayuda con su dosificación; sobre todo cuando se fuma o vapea, pero también a la hora de elaborar extractos y comestibles. Si conoces el contenido de THC, podrás pesar tus flores y calcular la cantidad exacta de THC de cada dosis de aceite o brownies.

  • Para maximizar los niveles de THC al cultivar marihuana

Las pruebas de THC se pueden usar como herramienta informativa para cultivadores. Si compruebas la cantidad de THC que hay en cada cosecha, podrás experimentar con nuevas técnicas de cultivo con la misma cepa para ver cuáles ofrecen los mejores resultados. En otras palabras, podrás utilizar distintas luces, suplementos o espacios de cultivo y así identificar las técnicas que maximizan la potencia de tus cosechas.

Conceptos básicos sobre las pruebas de THC

Existen dos formas principales de determinar el contenido de THC de los cogollos: comprar un kit de pruebas y descubrirlo por ti mismo/a en casa, o confiar en las cifras aproximadas proporcionadas por los distribuidores. Vamos a ver primero esto último, antes de profundizar en cómo se analiza la marihuana en casa.

Si tienes la suerte de vivir en un estado donde el cannabis es legal, tendrás acceso a una gran variedad de hierba analizada en laboratorio. Muchos cogollos y extractos crudos vienen etiquetados con unos porcentajes muy precisos que informan de sus niveles de THC y THCA.

THCA vs THC

Antes de ver cómo se realiza la ecuación, resulta muy útil conocer la diferencia entre THCA y THC. Puede que te sorprenda descubrir que la marihuana contiene muy poco THC. En realidad, este cannabinoide psicotrópico surge cuando la hierba se expone al calor. El THC está presente en forma de THCA (un ácido cannabinoide) en los cogollos crudos.

También conocido como ácido tetrahidrocannabinólico, el THCA actúa sobre el cuerpo de una manera única. Interactúa con el sistema endocannabinoide, pero no coloca. El THCA tiene una masa molecular más pesada que el THC, porque presenta un grupo carboxilo adicional. Esta molécula se convierte en THC cuando se expone al calor en una cazoleta de bong, un vaporizador, o un horno durante el proceso conocido como descarboxilación (por el que se expulsa ese grupo carboxilo, dando lugar al THC).

Si visitas un dispensario de EE. UU., comprobarás que ponen etiquetas detalladas en casi todos los productos. Las empresas están obligadas por ley a analizar sus cogollos y extractos para determinar su contenido de THC y CBD. Tras una inspección más profunda, te darás cuenta de que presentan, en apariencia, unos niveles excepcionalmente bajos de THC, y unos contenidos muy altos de THCA. Pero, recuerda: la mayor parte de ese THCA se convertirá en THC cuando fumes, vaporices, o cocines el producto.

Por último, verás una cifra de THC máximo. Este número refleja la cantidad de THC que debería estar presente en las flores después de la descarboxilación.

Pero estas cifras no siempre cuadran. Echemos un vistazo a, por ejemplo, la Bubba Kush. Comprueba el perfil cannabinoide de esta variedad índica:

Conceptos básicos sobre las pruebas de THC

Pero, espera un momento; un contenido de THC del 0,82% y de THCA del 17,4%, ¿no deberían equivaler a un contenido total de THC del 18,2%? No exactamente. Hay ciertas variables que debemos tener en cuenta a la hora de determinar el verdadero contenido de THC de esta cepa.

Ecuación para calcular el nivel total de THC

Como ya hemos mencionado, el THCA y el THC tienen una masa molecular ligeramente distinta; el THC es el 87,7% de la masa del THCA. Cuando el THCA se convierte en THC, el peso total del cannabinoide recién formado es menor que el peso en seco total de la hierba.

También debemos tener en cuenta la eficacia de la conversión. No todas las moléculas de THCA se convertirán en THC durante la descarboxilación. Se calcula que solo un 75% del ácido cannabinoide resulta alterado. Además, parte del THC se degradará en CBN bajo esas condiciones adversas.

Basándonos en estas variables, la siguiente fórmula contabiliza la conversión deficiente del THCA y la diferencia de masa molecular:

(0.75 × 0.877 × % THCA) + % THC

Cuando añadimos las cifras de la Bubba Kush:

(0.75 × 0.877 × 17.4) + 0.82 = 12.26 %

Esta cifra parece contradecir el contenido máximo de THC que muestra la etiqueta de la Bubba Kush, pero es debido a que la ecuación tiene en cuenta la tasa de conversión durante la descarboxilación. Otros métodos de consumo de marihuana pueden aumentar esta conversión y dar una cifra total más cercana al valor máximo.

Por ejemplo, calentar extractos a 200°C durante cinco minutos puede aproximar la conversión al 100% y reducir al mínimo la degradación del THC en CBN. Por lo tanto, preparar comestibles ayuda a liberar el contenido máximo de THC de una variedad determinada.

¿Qué tipo de hierba se puede analizar?

La fórmula anterior resulta muy útil cuando tenemos acceso a un etiquetado detallado. Pero, los consumidores de marihuana de la gran mayoría de países del mundo no disfrutan de este privilegio. Además, si cultivas tu propia hierba, no habrá ninguna etiqueta en la que fijarte. En estos casos, analizar el cannabis en casa o enviarlo a un laboratorio ayuda a determinar el perfil cannabinoide de tus cogollos. Aunque algunas pruebas se limitan a analizar cogollos, otras también analizan concentrados, extractos, aceites y comestibles.

Cómo comprobar los niveles de THC y CBD de la marihuana

Hay tres formas principales de analizar tus productos de cannabis. Descúbrelas en detalle a continuación.

Kits de pruebas caseras: cómo comprobar la potencia del THC en casa

Si quieres analizar tus propios cogollos o concentrados en casa, tienes varias opciones. Algunas son baratas pero limitadas, mientras que otras son más caras pero producen unos resultados más detallados.

  • Kits de pruebas con tablas de colores

Los kits con tablas de colores analizan el contenido de CBD y THC. Solo se necesita una pizca de material para obtener una lectura, y son compatibles con cogollos, extractos y aceites. Solo tienes que tomar la muestra y colocarla en el recipiente junto con el líquido de prueba, agitar, y esperar un par de minutos. La solución se volverá de un color determinado. Compara ese color con la tabla incluida para comprobar el contenido cannabinoide de tu hierba.

Al ser más baratos que otras pruebas, estos kits no ofrecen unos resultados muy precisos. Algunos solo pueden analizar niveles de THC inferiores al 20%, y de hasta un 2,5% de CBD. Si los cannabinoides de la muestra son superiores a estas cifras, seguirás teniendo dudas. Estos packs de tres pruebas cuestan unos 25€.

Kits de pruebas con tablas de colores

  • Kits de pruebas de cromatografía en capa fina (CCF)

Los kits de pruebas CCF son más caros. Tendrás que pagar alrededor de 135€ por un kit que analiza 20-25 muestras. Sin embargo, en este caso, el precio y la calidad van de la mano. Las pruebas de CCF ofrecen lecturas mucho más precisas, y también analizan cannabinoides menores como el CBN, el CBG y el THCV.

Para realizar esta prueba, mezcla 0,1g de cogollo, comestible o extracto con el líquido de prueba. Utiliza la pipeta incluida para añadir pequeñas cantidades de la mezcla a la placa de vidrio revestido. Coloca la placa en el frasco adicional de líquido de prueba, y observa cómo el líquido va empapando la placa.

Este proceso detecta las propiedades de los diferentes cannabinoides, y los separa. A continuación, rocía la placa con el tinte para revelar los puntos de color. Compara el tamaño de los puntos con la plantilla incluida para conocer las cantidades de cada cannabinoide en incrementos de uno por ciento.

Kits de pruebas de cromatografía en capa fina (CCF)

  • Dispositivos de pruebas

Los dispositivos de pruebas son la opción premium a la hora de analizar el THC en casa. Estos aparatos te ahorran mucho dinero, pero cuestan alrededor de 850€. Es una inversión dirigida a cultivadores, criadores, y personas preocupadas por el contenido cannabinoide de sus cogollos.

Estos dispositivos portátiles para analizar marihuana se pueden conectar con los smartphones a través de Bluetooth. Coloca una muestra de cogollo en el dispositivo, y utiliza la app para seleccionar la opción "cogollo". Espera de 3 a 5 minutos mientras el analizador hace su magia. A continuación, aparecerá una tabla con las lecturas de THC, CBD y CBN, así como una gran cantidad de diferentes terpenos. La aplicación también te sugerirá otras cepas con una composición similar.

Dispositivos de pruebas

Pruebas de laboratorio

Las pruebas de laboratorio resultan muy caras a largo plazo. Como término medio, tendrás que pagar unos 80-160 euros por muestra. Siendo realistas, solo las empresas comerciales tienen los recursos necesarios y el deseo de analizar muestras de marihuana de esta forma. Los laboratorios utilizan varios tipos de cromatografía para analizar con precisión la composición química de una muestra. No solo proporcionan concentraciones precisas de cannabinoides y terpenos, sino que algunas empresas también analizan metales pesados, pesticidas y microbios para confirmar la seguridad de cada lote.

Análisis de THC y CBD: ¿merecen la pena?

Depende de lo importante que sean para ti las cifras exactas. Si consumes hierba con fines recreativos, los porcentajes proporcionados por los bancos de semillas y dispensarios te darán una idea general de lo que vas a fumar. Si necesitas unas cifras más precisas para un consumo holístico, los kits y dispositivos de pruebas caseras te ayudarán a conocer el verdadero contenido cannabinoide de tu material. Y, por último, las pruebas de laboratorio son un servicio muy importante para las empresas que necesitan conocer el perfil fitoquímico y la seguridad de sus productos, pero este nivel de análisis no es necesario para la mayoría de las personas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.