USA DAYS — Hasta 50% de descuento en variedades USA Comprar ahora

By Max Sargent


Los vaporizadores de hierbas secas son una opción excelente para quienes prefieren una alternativa más suave a la de fumar la hierba. Como los vaporizadores no calientan los cogollos hasta el punto de combustión, puedes evitar la inhalación y disfrutar igualmente de los efectos y sabores de tus cepas favoritas.

Pero cuando terminas de vapear, la hierba está seca y descolorida, lo que se suele llamar "cogollos ya vaporizados" (AVB por sus siglas en inglés). ¿Hay que tirarla? ¡Por supuesto que no! ¿Se puede fumar? No es la mejor opción. Entonces, ¿qué se puede hacer con ella?

En este artículo te mostraremos varias formas para aprovechar al máximo la hierba vaporizada y sus cannabinoides restantes.

Cómo saber cuándo la hierba vaporizada no se puede aprovechar más

Dependiendo de la persona y sus preferencias, la hierba vaporizada tiende a considerarse totalmente consumida cuando ya no proporciona caladas satisfactorias y se vuelve muy seca y de color marrón.

Después de haber sido expuesta a temperaturas de hasta 227°C, la mayoría de los cannabinoides y terpenos de los cogollos AVB se liberan en forma de vapor y se inhalan. Pero como el cogollo no se combustiona, algunos de esos compuestos permanecen ahí. Dicho esto, el vaporizador no es capaz de aprovechar lo que queda.

Hay gente que vaporiza los cogollos hasta un nivel que ya no dan más de sí, mientras que otras personas los sacan de la cámara en cuanto empiezan a apreciar que el sabor ya no es tan agradable.

¿Qué potencia tienen los cogollos AVB?

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, no debería extrañarnos que la potencia de los cogollos AVB sea bastante más reducida que antes de pasar por el vaporizador. De hecho, los vaporizadores están preparados para extraer la mayor cantidad posible de THC, terpenos y otros compuestos cruciales. Pero no son perfectos, y se dejan algunos cannabinoides por el camino.

Pero si pruebas a fumar tus cogollos AVB, en el mejor de los casos experimentarás un subidón leve (y muy poco sabor). Por eso recomendamos concentrar los cogollos AVB en algo más potente, en lugar de consumirlos tal y como están.

¿Qué potencia tienen los cogollos AVB?

¿Se puede fumar marihuana ya vaporizada?

Por supuesto que sí. Pero, de nuevo, el resultado no es sustancial. Si quieres fumar tu hierba AVB, hazlo como último recurso, o mézclala con cogollos frescos para prolongar su vida útil. También puedes dársela a alguien que no haya fumado marihuana nunca, para que su primera fumada sea más llevadera, aunque su mal sabor y su efecto suave también podrían resultar decepcionantes.

5 formas de consumir cogollos ya vaporizados

Y sin más rodeos, aquí tienes varias formas interesantes de aprovechar tus cogollos ya vaporizados. No tenemos una, ni dos, sino cinco sugerencias muy útiles. Así que elige la que tu prefieras.

  • Comestibles de AVB

La primera opción de la lista es un favorito probado y testado. Lo bueno de usar cogollos ya vaporizados para hacer comestibles es que puedes saltarte el primer paso: la descarboxilación. Este proceso es vital para “activar” los cannabinoides calentando los cogollos. Como el vaporizador ya se ha encargado de ello, lo único que queda es agregar tus cogollos AVB a la mantequilla, aceite u otra sustancia rica en grasas para concentrar los cannabinoides restantes.

Aunque puedes hacer prácticamente cualquier tipo de comestible usando hierba AVB, si necesitas algo rápido y potente, sugerimos los firecrackers.

Si no estás al tanto de esta forma de comestibles, se trata básicamente de crackers, crema para untar y hierba. Estos comestibles de un solo bocado son perfectos para cualquier ocasión, ya sea una reunión formal o una tarde con tus colegas.

Los firecrackers también son fáciles de hacer. Lo único que necesitas son crackers de la mejor calidad, la crema para untar que prefieras (chocolate, hummus o mantequilla de cacahuetes) y tu hierba descarboxilada.

Tanto si eliges dulce o salado, solo tienes que espolvorear el cogollo molido sobre la crema para untar, ¡y listo! Ya puedes disfrutar de un potente tentempié.

- Curar los cogollos AVB con agua

Los cultivadores son conscientes de la importancia del curado de la hierba después de la cosecha. En este proceso, los azúcares, la clorofila y otros compuestos que se sabe que hacen que la hierba resulte más áspera al fumar se erradican o se atenúan significativamente. Además, la experiencia de fumar es más placentera.

En el caso de los cogollos ya vaporizados, los aficionados a la marihuana realizan un curado con agua para preparar su hierba para hacer comestibles. Esto ayuda a eliminar cualquier tipo de partícula persistente y desagradable, permitiendo disimular el sabor de los cogollos AVB al mezclarlos con otros ingredientes.

Para realizar un curado con agua, solo hacen falta algunas cosas que tienes por casa, como una gasa (o unas medias), una cacerola grande, una bandeja para hornear, un horno y, por supuesto, tus cogollos AVB.

En definitiva, se trata de envolver los cogollos en la gasa, sumergirlos en agua, filtrar el líquido descolorido y hornear los cogollos a una temperatura de 110°C para que se sequen. Al final del proceso, tendrás una tanda de cogollos AVB curados con agua, listos para la receta que quieras.

- Cómo dosificar cogollos AVB para hacer comestibles

A la hora de dosificar comestibles con hierba que no ha sido vaporizada, normalmente recomendamos 2,5-5mg de THC por ración, ya que suele ser un buen punto de partida para la mayoría de consumidores. Sin embargo, en caso de utilizar cogollos AVB, la potencia podría reducirse a más de la mitad, así que puede que sea mejor duplicar la cantidad que usarías si no los hubieras vaporizado antes.

Cómo dosificar cogollos AVB para hacer comestibles
  • Tintura de AVB

Las tinturas de marihuana son otra excelente manera de concentrar la potencia de tu hierba AVB, y el proceso es bastante sencillo. Lo único que hay que hacer es mezclar los cogollos vaporizados con alcohol etílico de grado alimentario (o glicerina) para producir una sustancia que se puede consumir por vía sublingual (debajo de la lengua) y obtener efectos rápidos, o por vía oral para efectos más duraderos. Además, la tintura es una forma de dosificación muy discreta, y se puede usar sola o añadir unas gotas a alimentos y bebidas.

Y recuerda; tu hierba ya está descarboxilada, así que solo falta infusionar (hasta durante tres meses), colar y ¡disfrutar! La razón por la que la parte del proceso de infusión es tan extensa es para permitir que el alcohol extraiga la mayor cantidad de THC posible. Pero una vez que la tintura con AVB esté lista, tendrás tu propio lote para usar como quieras.

  • Té (o café) de cogollos ya vaporizados

El té es un formato realmente adecuado para aprovechar cogollos ya vaporizados. Para hacer té de AVB recomendamos dos maneras. La primera implica el uso de una mantequilla de marihuana rápida. Lo único que necesitarás es un gramo de hierba AVB, una bolsita de té y una cucharada de mantequilla para infusión.

Para la segunda opción, tendrás que preparar tu propio té con leche de marihuana. En este caso necesitas AVB, mantequilla, leche, hojas de té y miel. Puedes echar un poco de canela para darle un toque de sabor más sofisticado.

En cuanto al café de AVB, algunas personas prefieren infusionar el cogollo en leche entera o fresca, por su mayor contenido de grasa, y mezclar con la infusión. Todo depende de tus preferencias, y esa es la parte más divertida de todo.

Artículo relacionado
Cómo hacer té de marihuana

  • Cápsulas de AVB

Es probable que tengas una imagen bastante complicada de lo que supone hacer cápsulas de AVB. Pero es mucho más simple de lo que piensas.

Para ello, necesitarás cuatro cosas: unos cinco gramos de AVB, un grinder, cápsulas de glicerina vegetal (tamaño 00) y una herramienta para cargar. La idea consiste en colocar alrededor de 0,5 gramos de AVB en cada cápsula. Puede que el contenido de cannabinoides de cada cápsula no sea exactamente el mismo, pero sí similar. Para asegurarte de que todo esté bien encapsulado, utiliza una herramienta para ello, como la punta de un pincel.

  • Aceite de coco de AVB

Se sabe que el aceite de coco, en sí mismo, aporta un gran valor nutricional. Si añadimos la hierba AVB a la ecuación obtendremos una mezcla increíble. Para ello, recomendamos acumular una cantidad decente de AVB; alrededor de 50g será suficiente. Habrá que complementarlo con alrededor de 250ml de aceite de coco ecológico. Los utensilios para la preparación incluyen una cacerola grande, una gasa, un litro de agua destilada, un recipiente con tapa hermética y cinta elástica.

Es tan simple como mezclar todo en una cacerola grande y ponerlo a fuego lento durante tres horas. Asegúrate de mantener la temperatura a 120°C o menos, para que los cannabinoides no se deterioren.

Luego cuela el material vegetal a través de la gasa y deja que enfríe durante 12 horas antes de separar el aceite de coco del agua. En cuanto al almacenamiento, asegúrate de mantener la mezcla lejos de la luz solar directa.

El aceite de coco de marihuana tiene muchos usos. Puedes echarlo al café de la mañana o convertirlo en cápsulas. Pero si quieres algo más directo ¡puedes tomarte una cucharada tal y como está!

Aceite de coco de AVB

Último recurso: fumar cogollos ya vaporizados

Como ya hemos dicho, puedes fumar la hierba AVB, pero no pretendas experimentar un subidón alucinante. Al fumar los últimos cannabinoides restantes, puede que obtengas un efecto decente si das bastantes caladas. Pero también puedes probar a mezclarla con una hierba más fresca y potente para alargar su vida útil y ahorrar algo de dinero. Aun así, si quieres una experiencia más placentera, podrías optar por alguna o varias de las opciones sugeridas en este artículo. Sea cual sea la que elijas, hay una cosa muy clara: ¡los cogollos ya vaporizados no se tiran!

Así que, la próxima vez que veas que has acumulado bastante hierba AVB, ¡tira de creatividad y aprovéchala al máximo!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.