Hay muchas formas de consumir marihuana, desde fumar cogollos o dabs, hasta tomar deliciosos comestibles. Sin embargo, los extractos a base de aceite son uno de los métodos más potentes para colocarse. De entre todos estos preparados, el aceite Rick Simpson (RSO) destaca por ser uno de los más conocidos y polémicos. Pero, la mayoría de la gente no toma RSO con el objetivo de cocerse. Este aceite de cannabis se hizo famoso tras la emisión de un documental en el que se afirmaba que tiene un enorme poder curativo, con potencial incluso para tratar el cáncer.

A pesar de la falta de pruebas clínicas que respaldaran estas declaraciones, el RSO causó furor en las redes sociales y muchos otros sitios. Desde entonces, han surgido miles de testimonios que dan fe de su eficacia para combatir numerosos problemas de salud.

Pero el RSO y el movimiento que originó también tienen sus críticos. Aunque hay estudios preclínicos que investigan los efectos antitumorales de los cannabinoides, muchos expertos creen que es demasiado pronto para respaldar las afirmaciones grandilocuentes que rodean a este aceite.

¿Quién es Rick Simpson y qué es el RSO?

¿Quién es Rick Simpson?

Rick Simpson se convirtió en una figura destacada de la comunidad cannábica tras la emisión, en 2008, de “Run From The Cure”, un documental que narra su descubrimiento de los extractos de marihuana de alta potencia.

En 1997, Simpson sufrió una lesión laboral mientras trabajaba como ingeniero en Nueva Escocia, Canadá. Durante una tarea rutinaria, sufrió una caída en la que se golpeó la cabeza y perdió el conocimiento. A pesar de recuperarse tras una visita al hospital, Simpson comenzó a experimentar mareos constantes y pitidos en los oídos (una afección conocida como tinnitus).

Los fármacos convencionales no solucionaron estos problemas, y Simpson se sintió insatisfecho ante la incapacidad del sistema médico de proporcionarle el alivio que necesitaba; por lo que decidió encontrar respuestas por sí mismo, y pasado un tiempo, descubrió la marihuana. Después de ver un programa de televisión sobre la planta, le pidió un porro a un amigo.

Para su sorpresa, la hierba le ayudó a controlar sus síntomas. Con una determinación demasiado optimista, Simpson le habló a su médico sobre su descubrimiento y le pidió una receta de cannabis medicinal, pero este se negó. Esta reacción incomodó bastante a Simpson, e hizo que se cuestionara el modelo sanitario en su conjunto.

Simpson soportó varios años de tormento causado por el empeoramiento de su trastorno, e incluso llegó al extremo de plantearse poner fin a su vida. Sin embargo, recordó que la marihuana le había proporcionado cierto alivio en el pasado. Con un renovado deseo de curarse a sí mismo, comenzó a cultivar sus propias plantas, a extraer sus compuestos, y a elaborar un aceite que le garantizaría un lugar en los libros de historia como famoso activista del cannabis.

Origen del RSO

Simpson creó el RSO siguiendo su propia lógica. Utilizando alcohol para extraer los compuestos de la planta de marihuana, esperaba que el aumento de concentración de dichos compuestos activos le proporcionara un alivio más intenso. Su intuición no le engañó. Según el propio Simpson, su presión arterial disminuyó, los síntomas de su lesión desaparecieron, y empezó a dormir mejor.

Solo con esta anécdota podría haberse ganado muchos adeptos. Pero, muy pronto, las cosas empeoraron, aunque al final sirvió para convencer a mucha más gente. En 2003, Simpson fue diagnosticado con una forma de cáncer de piel conocida como carcinoma basocelular. Se sometió a una operación para extirparle el cáncer, que se reprodujo rápidamente.

Tras su experiencia con los extractos de cannabis, Simpson tenía fe en su propia fórmula. También leyó un estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute que consolidó su confianza en la planta. El estudio en cuestión[1] analizaba los efectos antitumorales de los cannabinoides (THC y CBN incluidos) en ratones.

Esta investigación le dio la confianza suficiente para someter su aceite a la prueba definitiva: aplicarlo directamente sobre su piel afectada por el cáncer. Según él propio Simpson, los tumores desaparecieron en una semana. Impulsada por "Run From the Cure", esta historia logró una gran aceptación en internet. El caso de Simpson animó a miles de personas a consumir RSO. También creó su propia página web, Phoenix Tears[2], en la que proporciona instrucciones sobre dosificación, y ayuda a los lectores a elaborar sus propios aceites.

Origen del RSO

¿Para qué se utiliza el RSO?

El aceite RSO se utiliza para intentar tratar una gran variedad de problemas de salud. Al ser un extracto de marihuana de espectro completo, contiene cannabinoides, terpenos, flavonoides y otros compuestos del cannabis. La investigación en curso continúa estudiando la función de estas moléculas para toda una serie de enfermedades y trastornos de la salud.

Pero, recuerda, eso no justifica su consumo, especialmente como terapia independiente. Se necesitan ensayos clínicos integrales y controlados para descubrir de lo que es realmente capaz este aceite. El RSO aún no ha sido analizado a este nivel, y por ello, en estos momentos, no está respaldado por las instituciones médicas.

Independientemente de la escasez de datos, muchas personas consumen RSO por pura desesperación. Los diagnósticos terminales y los medicamentos poco efectivos han hecho que la gente se automedique con RSO para combatir varias enfermedades, como por ejemplo:

Artritis Asma
Esclerosis múltiple Cáncer
Inflamación Depresión
Insomnio

RSO vs tinturas de marihuana: ¿cuál es más potente?

El aceite RSO ofrece unas dosis mucho más concentradas de cannabinoides y otros compuestos que las tinturas tradicionales. El proceso de fabricación del RSO implica hervir todos los residuos del solvente, lo que resulta en un aceite de cannabis crudo y sin diluir. Por otro lado, las tinturas conservan el solvente original. Aunque son fuertes, están diluidas en alcohol, y proporcionan dosis de fitoquímicos de la marihuana mucho menos concentradas.

¿Cómo se elabora el aceite Rick Simpson?

Hay muchas formas de hacer aceite de cannabis, desde con aceite de coco hasta con aceite de oliva. Pero el RSO se diferencia del resto en que se eliminan por completo los aceites portadores. ¿El resultado final? Un extracto espeso y viscoso que solo contiene fitoquímicos del cannabis. Descubre cómo prepararlo a continuación.

Utensilios e ingredientes

Antes de empezar, deberás tener un montón de hierba para conseguir una cantidad decente de aceite RSO. Para producir 60g de aceite, se necesitan unos 450g de cogollos secos. Reúne lo siguiente para hacer tu propio RSO en casa:

  • 450g de cogollos secos
  • 9l de alcohol isopropílico 99%
  • Cubo de plástico de 20l para uso alimenticio
  • Cuenco hondo
  • Cuchara de madera
  • Estopilla
  • Olla arrocera
  • Jeringa de plástico
  • Clip para papeles
  • Encendedor
¿Cómo se elabora el aceite Rick Simpson?

Instrucciones

  1. Pon los cogollos en el cubo y cúbrelos con el alcohol isopropílico.
  2. Con la cuchara de madera, remueve bien la mezcla.
  3. Revuelve durante unos tres minutos mientras los compuestos de la hierba se disuelven en el solvente.
  4. Cuela el solvente con la estopilla en el cuenco.
  5. Puedes repetir el proceso con el material vegetal sobrante. Pero es opcional, y necesitarás mucho más solvente.
  6. Coloca la arrocera en un lugar bien ventilado y llénala al 75% de su capacidad.
  7. Prográmala a una temperatura de 100-110°C. Continúa llenando la olla con la solución restante a medida que el solvente se vaya evaporando. La arrocera deberá estar protegida de chispas, cigarros/canutos encendidos, y otras fuentes de fuego, ya que los vapores del solvente son altamente combustibles.
  8. Cuando el solvente se evapore, quedará un extracto crudo y espeso parecido al alquitrán. Desenrolla el clip e introduce un extremo en el extracto. Dirígete a otra habitación y acerca la llama de un mechero al aceite. Si se enciende, tendrás que hervir un poco más los restos del solvente.
  9. Cuando esté purgado por completo, introduce el aceite en la jeringa y guárdalo en el frigorífico. Si se endurece demasiado, ponlo bajo el grifo de agua caliente.

¿Por qué es negro el RSO?

Este método de elaboración extrae una gran cantidad de fitoquímicos de las flores de marihuana, entre los que se incluye la clorofila, que le da un tono oscuro al aceite, además de lípidos y ceras. Tiene un aspecto muy distinto al de los aceites de CBD translúcidos y dorados del mercado, la mayoría de los cuales se someten a un proceso de acondicionamiento para el invierno (en el que se eliminan los lípidos y las ceras), y llevan portadores cristalinos, como el aceite de semilla de cáñamo.

Aceite RSO vs aceite de CBD

El RSO y el aceite de CBD son dos productos que tienen muy poco en común, ya que son distintos en sus compuestos, método de producción y efectos. Descubre sus principales diferencias a continuación.

RSO

Un producto de espectro completo que contiene casi todos los compuestos de los cogollos de marihuana

Crudo y sin refinar

Sumamente psicotrópico cuando se elabora con variedades ricas en THC

Elaborado con una técnica de extracción básica a base de etanol

Concentraciones muy altas de cannabinoides y terpenos

CBD Oil

Elaborado a partir de plantas de cáñamo regulado, con muy poco THC

Producto acondicionado para el invierno que contiene CBD y terpenos suspendidos en un aceite portador

Refinado y translúcido, con un tono dorado

Obtenido mediante extracción con CO₂ supercrítico

Concentración baja de cannabinoides y terpenos

Analizado de forma independiente para detectar contaminantes como pesticidas, solventes y metales pesados

¿Es peligroso el RSO?

Depende. Si está limpio y bien hecho, el aceite RSO es un extracto de cannabis relativamente seguro. Sin embargo, la tremenda potencia de esta preparación significa que debe consumirse con cuidado, incluso por parte de fumadores con experiencia. Pero, la mayoría de la gente que prepara RSO no son expertos en extracciones, sino personas desesperadas en busca de tratamientos viables. La inexperiencia a menudo conduce a la elaboración de aceites recocidos y quemados, o poco hechos y contaminados con un alcohol muy fuerte.

Pero, los mayores riesgos de la fabricación del RSO son las explosiones y los incendios. Algunos productores novatos han hecho estallar sus viviendas al intentar elaborar un lote de aceite. Si decides hacer RSO, ten muy presentes los peligros que conlleva.

Fuentes Externas
  1. Antineoplastic activity of cannabinoids - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Phoenix Tears | Rick Simpson https://phoenixtears.ca
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.