El aceite de hachís al butano (BHO) se incorporó a la cultura popular del cannabis en 1999, después de que un comentario en un foro enseñara a los consumidores a elaborar esta sustancia. En la actualidad, este extracto de marihuana a base de solventes sigue siendo una opción muy popular, ya que ofrece dosis potentes y concentradas de terpenos y cannabinoides.

A pesar de su efecto fuerte y gran renombre, el BHO también tiene algunas desventajas. Su elaboración es peligrosa en ciertas circunstancias, y muchas preparaciones son deficientes y llevan contaminantes no deseados, desde material vegetal hasta restos de solvente.

Descubre más sobre el BHO a continuación, y sobre cómo los profesionales utilizan la extracción con columna de remediación de color (CRC) para que sus productos sean más seguros y atractivos a la vista; algo que con el tiempo cambiará el sector para mejor.

¿Qué es BHO?

El BHO se dio a conocer por primera vez en un mensaje en Erowid, un foro dedicado a las sustancias psicoactivas. Desde entonces, la popularidad de este extracto ha aumentado enormemente entre los consumidores de marihuana, principalmente porque se puede preparar en casa con unos utensilios básicos.

El proceso consiste en llenar un tubo extractor de BHO con cannabis, y saturarlo con gas butano. Esta sustancia atraviesa la hierba y, actuando como un solvente, separa los cannabinoides, terpenos y otros compuestos del material vegetal.

El extracto sale por el extremo opuesto en forma de líquido infusionado con los maravillosos compuestos del cannabis. A continuación, se "purga" el extracto crudo. Este paso elimina el solvente de la mezcla, pero también llena el aire de gas inflamable, por lo que es una acción relativamente peligrosa si se lleva a cabo en condiciones inadecuadas. Conocido como sistema de “circuito abierto”, este método casero permite que el butano se evapore e incorpore a la atmósfera.

Varias empresas de estados y países donde la marihuana es legal han llevado las cosas al siguiente nivel con los sistemas de circuito cerrado. Este método recupera el butano y lo recicla a través del sistema, lo que proporciona un proceso más eficiente y seguro en general.

  • Tipos de BHO

Hay varios tipos de BHO que se pueden adquirir en dispensarios y coffeeshops, e incluso preparar en casa. Esta opción ha contribuido a la gran reputación que tiene el BHO entre la comunidad cannábica. Cada forma de BHO requiere de un proceso ligeramente distinto, pero todas se preparan utilizando butano como solvente.

Los extractos más populares de BHO son:

Shatter

Crumble

Wax

Sauce

Budder

Los problemas del BHO

Aunque el BHO es un extracto accesible y fácil de elaborar, viene con una lista de problemas. Para empezar, la purga del BHO con un sistema de circuito abierto supone un riesgo grave de incendio.

Durante la purga, el BHO se incorpora al aire como un gas. La presencia de una llama viva o unas improbables chispas eléctricas son suficientes para inflamar el gas y que arda. Aunque puedan parecer poco habituales, estos accidentes ocurren. Los fabricantes de extractos del Reino Unido, por ejemplo, destrozaron varias paredes de sus casas en el pasado.

En segundo lugar, la calidad del BHO varía notablemente en función de la técnica utilizada y la experiencia de la persona que hace el extracto. Mientras que los creadores de extractos con experiencia son capaces de preparar un BHO excepcionalmente puro, los novatos suelen elaborar (e inhalar) productos contaminados.

Las impurezas del BHO se dividen en dos categorías principales. En la primera se encuentran los compuestos de la planta. El exceso de clorofila, las ceras y otras sustancias decoloran el BHO y lo convierten en una fumada áspera y desagradable.

La segunda categoría está formada por los residuos químicos. Mientras que los compuestos vegetales solo tienen mal sabor, inhalar butano es peligroso para los pulmones.

¿Qué es la CRC?

La CRC es una solución eficaz para un BHO contaminado. Este proceso avanzado no solo reduce al mínimo las probabilidades de que se produzca contaminación química o de compuestos vegetales, sino que además mejora de forma importante el aspecto del extracto.

La tecnología CRC tiene el potencial de transformar el sector del BHO en países donde es legal, pero los fabricantes de extractos de zonas con prohibición también están utilizando esta técnica en casa para mejorar la calidad de sus productos.

¿Qué hace la CRC?

Principalmente, la CRC mejora mucho el color del BHO. Mientras que la mayoría del BHO preparado en casa es opaco, marrón oscuro, y tiene un gusto desagradable, la CRC produce extractos translúcidos y de colores intensos que resultan mucho más atractivos para la vista.

Pero, ¿por qué debería preocupar a los consumidores el aspecto de un extracto? Porque una apariencia pura a menudo se traduce en un producto puro. El color dorado-amarillo intenso del BHO con CRC es el resultado de la ausencia de demasiados compuestos, que lo único que hacen es perjudicar al sabor y los efectos del extracto.

¿Qué hace la CRC?

Es cierto que la estética es importante, especialmente a los ojos de clientes que buscan el próximo producto para fumar. Pero la CRC también consigue algo mucho más importante. Además de eliminar un montón de material vegetal innecesario, ayuda a evitar la contaminación por parte de los solventes.

Aunque los sistemas de circuito cerrado actuales hacen un gran trabajo eliminando los restos de butano, los sistemas CRC llevan las cosas a otro nivel. Por medio de una capa adicional de filtros, este método captura todo rastro de solvente y evita que pase al producto final.

El proceso CRC

Los fabricantes de extractos pueden conseguir un mejor color y productos más puros simplemente añadiendo otro paso al proceso de extracción. Al igual que en una extracción de BHO estándar, el método CRC utiliza un depósito para el solvente, otro depósito para el material (donde el solvente separa todos los cannabinoides y terpenos), y un tercer recipiente de recogida. Sin embargo, añadir una columna de remediación de color, entre el depósito del material y el de recogida, influirá de forma positiva en el resultado.

La columna CRC contiene varias capas de materiales que ayudan a filtrar los contaminantes del extracto. Estos materiales varían de un sistema a otro, pero en general incluyen arcilla bentonita, magnesio sintético y gel de sílice.

Cuando el extracto crudo entra en la columna CRC, atraviesa varias capas de esos materiales filtrantes. El aceite filtrado pasa a través de un filtro de papel y, por último, una placa de filtro para determinar su pureza máxima.

El proceso CRC

¿Puede la tecnología CRC impulsar el sector de los extractos?

La tecnología CRC sin duda va a influir de forma positiva en el mercado del BHO en países y regiones donde es legal. Siempre que las empresas continúen adoptando este método, la satisfacción y confianza de los clientes irá en aumento. Los fabricantes podrán ofrecer un nivel de pureza más alto, productos con mejor aspecto, y extractos con un sabor y efectos mejorados.

¿Qué inconvenientes existen?

¿Tiene la CRC alguna desventaja? Desde un punto de vista comercial, no. El único inconveniente de este método es elaborar los extractos en casa. Los fabricantes artesanos pueden utilizar la tecnología CRC para mejorar la calidad de sus productos, pero su incorporación en un sistema de circuito abierto casero se traducirá en un mayor esfuerzo e inversión.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.