Ya están aquí los Mix Packs de semillas RQS - Descubre más

By Steven Voser


La marihuana húmeda es un problema. No hay nada más frustrante que liar un buen porro, encenderlo, y que no arda bien porque la hierba está demasiado húmeda. Esto a menudo se debe a que los cogollos no han sido secados o curados adecuadamente, pero también podría ser consecuencia de unas condiciones de almacenamiento excesivamente húmedas, derrames accidentales y otros factores como la lluvia.

En este artículo explicamos todo lo que hay que saber sobre la marihuana húmeda: cómo identificarla, los problemas que causa fumarla, y cómo secar/curar tus cogollos correctamente para asegurarte de que nunca vuelvas a tener hierba húmeda.

Marihuana húmeda Vs curada: cómo distinguirlas

Para evitar liar porros húmedos en el futuro, lo primero que debes hacer es aprender a identificar la marihuana húmeda. Y la forma más fácil de hacerlo es utilizando los sentidos (es decir, las manos, los ojos y la nariz).

  • Toca la hierba

Una hierba adecuadamente seca y curada tendrá un tacto seco, pero pegajoso. Si tus cogollos todavía tienen su pequeño tallo, intenta doblarlo para ver si se rompe (un claro indicador de que la marihuana se ha secado correctamente). Si presionas suavemente un cogollo seco entre los dedos, deberías oír unos chasquidos o crujidos al romperse las hojas y los cálices; en cambio, un cogollo mojado estará húmedo al tacto y se aplastará al presionarlo.

Marihuana húmeda Vs curada: cómo distinguirlas
  • Huele la hierba

Oler tu marihuana también puede ayudarte a saber si está bien seca y curada. Unos cogollos correctamente curados deberían tener un aroma fuerte, mientras que unos cogollos húmedos tendrán un olor más herbal debido a la presencia de clorofila y al exceso de humedad. Si tu marihuana se ha echado a perder y tiene moho, es posible que huela a amoníaco o que simplemente tenga un olor desagradable.

Marihuana húmeda Vs curada: cómo distinguirlas
  • Tritura la hierba

Otra manera sencilla de identificar la hierba húmeda es intentar cortarla o triturarla. A diferencia de los cogollos secos, que se desmenuzarán fácilmente con un grinder o al cortarlos con unas tijeras, la marihuana húmeda se quedará pegada cuando la intentes triturar.

Marihuana húmeda Vs curada: cómo distinguirlas
  • Fuma la hierba

Por último, la mejor forma de saber si tu hierba se ha secado correctamente es fumándola. Dado el alto contenido de humedad del material vegetal, los cogollos mojados no se queman uniformemente, y en algunos casos ni siquiera arden. Si consigues encenderlos, muy pronto notarás que saben mal, como si estuvieras fumando lechuga mojada.

Marihuana húmeda Vs curada: cómo distinguirlas

¿Es peligroso fumar marihuana húmeda?

Uno de los mayores problemas de fumar cogollos húmedos es que podrían contener esporas de moho. Además de tener un sabor asqueroso, inhalar esporas de hierba mohosa puede causar varios síntomas desagradables, como tos, náuseas y vómitos.

En la mayoría de casos, si eres una persona sana sin predisposición a desarrollar enfermedades pulmonares o cardiovasculares, lo más probable es que no experimentes ningún problema de salud grave si fumas hierba mohosa de forma accidental.

Pero, para algunas personas, inhalar esporas de moho de unos cogollos mal secados/curados podría provocar una reacción alérgica, con síntomas como tos, sibilancias, congestión, dolor de los senos paranasales, e inflamación de los pulmones u otras partes del aparato respiratorio.

La gente con un sistema inmunológico debilitado, o enfermedades preexistentes graves, podría experimentar unos efectos incluso peores. Ciertos mohos como los Aspergillus, Mucor y Criptococcus pueden causar infecciones graves en los pulmones, las vías respiratorias y el sistema nervioso. Todos estos mohos se han encontrado[1] en marihuana comprada en dispensarios legales de EE.UU.

Si has fumado cannabis recientemente y te preocupa tu salud, ponte en contacto con tu médico de forma inmediata. La información proporcionada en este artículo es puramente divulgativa y no debe ser interpretada como asesoramiento médico.

  • ¿Pierde potencia la marihuana húmeda?

Si alguna vez has derramado agua accidentalmente sobre tu hierba, es posible que te hayas preguntado si esto deteriora la potencia o sabor de los cogollos. Afortunadamente, dado que los cannabinoides y los terpenos no son solubles en agua, la marihuana no pierde potencia cuando se moja. Pero si mojas tus cogollos y no los secas adecuadamente, podrías estar exponiéndolos a esporas de moho que, como ya hemos visto, pueden echar a perder la hierba.

Qué debes evitar cuando seques tu marihuana húmeda

La única forma de secar la hierba sin comprometer su calidad es con paciencia. Si acabas de cosechar tus cogollos, deberás colgarlos en un lugar fresco, seco y oscuro antes de curarlos en frascos de vidrio herméticos durante varias semanas. Lamentablemente, no hay ningún atajo para conseguir un producto final de calidad; se necesita tiempo y unas condiciones determinadas.

Exponer los cogollos al calor, la luz y el aire (ya sea en forma de vientos fuertes, brisa o ventiladores de alta potencia) con la esperanza de acelerar el proceso de secado solo degradará los terpenos y cannabinoides, lo que se traducirá en una fumada mediocre. Meter los cogollos al horno o calentarlos en el microondas, por ejemplo, reducirá su sabor y potencia. Dicho esto, más abajo veremos estos métodos, dado que en situaciones extremas es necesario tomar medidas desesperadas.

Sin embargo, si necesitas una solución rápida porque has derramado agua sobre tus cogollos o los has expuesto accidentalmente a la lluvia, un exceso de humedad, etc., hay ciertas cosas que puedes hacer para que recuperen su estado de sequedad ideal.

Alternativas más seguras para secar cogollos

Prueba uno de los siguientes métodos para secar tu hierba en cuestión de horas. Aunque no son soluciones instantáneas, estas técnicas funcionan muy bien para conservar la potencia y el sabor de la marihuana.

  • Cómo secar marihuana con arroz

Una forma eficaz de secar los cogollos húmedos es con arroz (como lo harías con un móvil o un ordenador portátil mojados). El arroz absorbe muy bien la humedad y puede secar tus cogollos en pocas horas.

  1. Envuelve los cogollos en papel absorbente y ponlos en un recipiente.
  2. Cubre los cogollos con arroz.
  3. Espera al menos 4 horas, o preferiblemente toda la noche.
Alternativas más seguras para secar cogollos
  • Cómo secar marihuana con una caja de cartón

El cartón también puede extraer la humedad de los cogollos húmedos y acelerar el proceso de secado.

  1. Coloca tu hierba en una caja de cartón pequeña.
  2. Sella la caja y espera unas 8 horas.
Alternativas más seguras para secar cogollos
  • Cómo secar marihuana con papel absorbente o una bolsa de papel

Al igual que el cartón y el arroz, el papel absorbente y las bolsas de papel son muy eficaces para absorber la humedad. Si vas a usar papel absorbente:

  1. Envuelve tus cogollos en varias capas de papel absorbente.
  2. Colócalos en un cuenco u otro recipiente, y ponlos en un lugar oscuro y seco durante 4-8 horas.

Si vas a usar una bolsa de papel:

  1. Mete los cogollos húmedos dentro de la bolsa de papel.
  2. Sella la bolsa ligeramente, y guárdala en un lugar fresco, seco y oscuro durante 4-8 horas.
Alternativas más seguras para secar cogollos
  • Cómo secar marihuana húmeda con packs de control de humedad

Otra forma rápida de secar los cogollos mojados es metiéndolos en un frasco de curado junto con un pack de control de humedad. Estos packs están diseñados para regular el nivel de humedad relativa (HR) de un envase, por lo que también pueden ayudar a que tus cogollos alcancen un grado de sequedad óptimo (siempre que no estén demasiado mojados). Ten en cuenta que este método solo funciona con cogollos que han sido secados y curados previamente.

Alternativas más seguras para secar cogollos

Otras formas menos ideales para secar rápidamente la marihuana húmeda

¿Necesitas secar tu hierba aún más rápido? A continuación, te mostramos algunos métodos para esos momentos de desesperación en que no te puedes permitir esperar. Todas estas soluciones exponen la hierba al calor, el aire o la luz, lo que degradará su calidad hasta cierto punto.

  • Cómo secar marihuana en un horno o microondas

Usar un horno o un microondas para secar marihuana no es ideal, pero puede ayudarte a salir del paso si, por ejemplo, has derramado agua accidentalmente sobre tu hierba mientras fumabas con tus amigos.

Para conseguir los mejores resultados, te recomendamos calentar el horno a 120°C, forrar una bandeja de horno con papel de hornear, esparcir uniformemente los cogollos triturados sobre la bandeja, y hornearlos hasta que desprendan un aroma perfumado y estén secos al tacto. Para evitar quemar la hierba, asegúrate de revisarla cada 10 minutos más o menos, no dejes que la temperatura del horno supere los 120°C, y remueve los cogollos de vez en cuando.

Si no tienes horno, prueba a secar tu hierba en un microondas. Reduce la potencia del electrodoméstico, y coloca la marihuana triturada en un recipiente apto para microondas y forrado con papel para hornear. Calienta los cogollos durante 20-60 segundos (dependiendo de la potencia de tu electrodoméstico), revisándolos y removiéndolos de vez en cuando para que se sequen lo más uniformemente posible.

  • Cómo secar marihuana con un secador de pelo

Para secar tu hierba con un secador, ponlo a la temperatura más baja y úsalo sobre los cogollos enteros (¡no los tritures antes!) a una distancia de unos 15-20cm. Mueve los cogollos constantemente para secarlos de la manera más uniforme posible.

Consejos adicionales para secar y curar correctamente el cannabis

Tras cosechar tus cogollos, deberás esperar a que se sequen lo suficiente antes de meterlos en frascos de curado. La hierba húmeda en un recipiente cerrado sin packs de control de humedad creará un entorno ideal para el moho y las bacterias que pudren la marihuana.

Aunque no existe un tiempo de secado universal para la marihuana (ya que depende de aspectos como la temperatura del cuarto de secado, el tamaño, peso y densidad de los cogollos, y el equipo de secado que utilices), la mayoría de los cultivadores secan su hierba durante aproximadamente dos semanas antes de transferirla a frascos de vidrio herméticos para curarla.

Una vez que tengas tu hierba en estos frascos, deberás guardarlos en un lugar fresco, seco y oscuro. El calor y la luz solar directa pueden degradar los terpenos y cannabinoides de tus cogollos, lo que afectará a su potencia, aroma y sabor. Durante las primeras 2-4 semanas del curado, tendrás que abrir los frascos con frecuencia para renovar el aire de dentro (un proceso que se conoce como “burping”). Y después podrás dejar que tu hierba siga curándose durante otras dos semanas, o más, para conseguir unos resultados óptimos.

Recuerda: un cogollo seco es un cogollo bueno

Como hemos dicho al principio de este artículo, la marihuana húmeda es un problema, no solo porque no arde bien y tiene un sabor horrible, sino también porque puede exponerte a determinados riesgos para la salud. Recuerda: si sospechas que tus cogollos están húmedos, espera a que se sequen o curen un poco más, o sigue uno de estos consejos.

Fuentes Externas
  1. A microbiome assessment of medical marijuana https://www.clinicalmicrobiologyandinfection.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.