¿Podrías tener alergia a la marihuana? Tras dar unas caladas, es habitual toser un poco o tener que echarse gotas en los ojos. Pero si sufres unos niveles de malestar superiores a lo habitual, podrían deberse a una reacción alérgica.

Las alergias al cannabis están infradiagnosticadas y pueden incluso afectar a fumadores experimentados que nunca han tenido problemas en el pasado. A medida que aumenta la accesibilidad a la marihuana, las personas están más expuestas que nunca al cannabis y su polen – y las alergias al cannabis son cada vez más comunes.

Pero ¿eres capaz de detectar si tienes alergia a la hierba? Esto es todo lo que debes saber al respecto, desde los síntomas hasta el diagnóstico.

¿QUÉ PUEDE DESENCADENAR UNA REACCIÓN ALÉRGICA?

Las reacciones alérgicas al cannabis pueden parecerse a las reacciones producidas por las alergias estacionales o intolerancias alimentarias. Pueden estar provocadas por:

• Fumar o tocar flores secas, resinas o aceites
• Ingerir aceite de CBD
• Ingerir comestibles cannábicos
• Exposición al polen del aire o al moho

Más adelante examinaremos las causas y factores de riesgo. Pero, por ahora, veamos los síntomas que indican que podrías ser alérgico al cannabis.

SÍNTOMAS DE LA ALERGIA AL CANNABIS

Los síntomas de la alergia a la hierba suelen manifestarse unos 20-30 minutos después de la exposición. Para identificar este tipo de alergia, presta atención a los siguientes síntomas:

• Ojos rojos, con picazón o llorosos
• Rinitis, moqueo nasal o estornudos
• Congestión nasal
• Goteo postnasal
• Tos seca
• Dificultad respiratoria
• Dolor o picor de garganta
• Calambres gástricos
• Náuseas y vómitos
• Sequedad o picor de piel
• Erupciones o hinchazón bajo la superficie cutánea

Ten en cuenta que tus síntomas pueden variar en función de cómo hayas entrado en contacto con el cannabis y de la cantidad consumida. Si sufres malestar tras fumar o exponerte al polen, podrías experimentar unos síntomas similares a las alergias estacionales. Ingerir comestibles podría provocar problemas gástricos o erupciones cutáneas. Además, tras tocar la planta también pueden producirse reacciones en la piel.

SÍNTOMAS DE LA ALERGIA AL CANNABIS

SEÑALES DE UNA REACCIÓN ANAFILÁCTICA

Aunque las reacciones más severas son poco frecuentes, las alergias graves al cannabis pueden provocar anafilaxia. Los síntomas de la anafilaxia son repentinos y aparecen pocos minutos después de la exposición. Como resultado, se produce una reacción en cadena que puede llevar al cuerpo a un estado de shock. El shock anafiláctico es potencialmente mortal y requiere tratamiento inmediato con una inyección de adrenalina (como un EpiPen).

Si experimentas u observas los síntomas de una reacción anafiláctica, busca atención médica de emergencia. Los síntomas incluyen:

• Urticaria, picazón, enrojecimiento e hinchazón de la piel
• Falta de aliento, respiración sibilante, dificultad respiratoria
• Vómitos, calambres abdominales
• Pulso débil pero acelerado
• Presión sanguínea baja, mareos, desmayos

FACTORES DE RIESGO PARA LA ALERGIA AL CANNABIS

La alergia al cannabis puede atacar de diferentes maneras e incluso afectar a quienes no han sufrido alergias durante años. Acotar la causa exacta de una reacción alérgica exige ciertas indagaciones, pero te ayuda a ser consciente de los factores de riesgo.

La probabilidad de desarrollar una alergia a la marihuana depende de varios factores, como la cantidad de cannabis que consumes, si tienes otras alergias preexistentes y tu proximidad a los cultivos.

EXPOSICIÓN Y SENSIBILIZACIÓN

La sensibilización se produce cuando tu cuerpo desarrolla una alergia tras una exposición repetida. Si vives en un zona donde se cultiva la planta, podrías tener un mayor riesgo de desarrollar reacciones alérgicas. Aunque generalmente el polen es producido por las plantas macho, las hembras hermafroditas con flores macho también pueden propagar partículas de polen en el aire.

Por desgracia, la sensibilización también podría estar relacionada con el consumo de cannabis. En un estudio español, los pacientes de una clínica de alergias se sometieron a pruebas epicutáneas de cannabis. Los investigadores descubrieron que, en promedio, los fumadores de marihuana reaccionaban con más frecuencia que los no fumadores. La reacción fue aún más frecuente en los pacientes con un consumo habitual.

A medida que las leyes en torno al cannabis empiezan a flexibilizarse, el cultivo a gran escala y la mayor accesibilidad a la hierba suponen una mayor exposición a los posibles alérgenos. Pero, paralelamente, también se producen avances en la concienciación sobre la alergia al cannabis y las investigaciones sobre su tratamiento y prevención.

CEPA Y CONTENIDO DE THC

Los estudios indican que las variedades sativa podrían ser más irritantes que las cepas índica. Desafortunadamente, el alto contenido de THC también podría ser responsable de las alergias. Con el paso de las décadas, las plantas de cannabis se han desarrollado y seleccionado para contener niveles cada vez mayores de THC. Normalmente, esto es un motivo de celebración: la hierba más potente produce colocones más fuertes. Pero ten en cuenta que algunas investigaciones sugieren que el THC podría ser un alérgeno para algunas personas.

Solomatic CBD 

Solomatic CBD

 Solomatic CBD

Genetic background Diesel CBD x Asia CBD Auto
Yield indoor 425 - 475 g/m2
Height indoor 90 - 120 cm
Flowering time 7 - 8 weeks
THC strength THC: 1% (aprox.) / CBD: 21%
Blend 20% Sativa, 70% Indica, 10% Ruderalis
Yield outdoor 110 - 150 g/per plant (dried)
Height outdoor 110 - 150 cm
Harvest Month 9-10 weeks after planting
Effect Soft, Clean and very light
 

Solomatic CBD

 

ALERGIAS PREEXISTENTES Y REACTIVIDAD CRUZADA

Un estudio de 2018 sugiere que las personas alérgicas a la caspa de gato, moho, ácaros del polvo o a otras plantas podrían ser más propensas a tener alergia al cannabis. Se trata de un estudio a pequeña escala y es necesario realizar más investigaciones para confirmar los resultados; sin embargo, si sufres alguna de las alergias mencionadas vale la pena tenerlo en cuenta.

En la misma línea, las alergias a determinados alimentos pueden agravar la alergia a la marihuana. Esto se aplica específicamente a los alimentos o sustancias con propiedades proteicas similares al cannabis. Estos alimentos pueden tener una “reacción cruzada” con el cannabis y desencadenar lo que se conoce como el síndrome de cannabis-fruta-verdura. Estos son algunos ejemplos de alimentos que podrían tener una reacción cruzada con el cannabis:

• Tomates
• Manzanas
• Plátanos
• Melocotones
• Berenjenas
• Almendras
• Castañas
• Cítricos

HABLEMOS SOBRE CÁÑAMO

Hemos hablado sobre la alergia al cannabis, pero no todas las plantas de cannabis son iguales. No olvides que el cáñamo también es una variedad de cannabis, aunque no sea psicoactiva. En los últimos años, los aceites y productos de CBD se han vuelto muy populares. La mayoría del aceite de CBD procede de cáñamo industrial – y es posible ser alérgico al cáñamo, del mismo modo que es posible ser alérgico al cannabis psicoactivo.

Por un lado, si tienes alergia al THC, podrías tolerar mejor los productos con CBD ya que suelen contener cantidades nulas o mínimas de THC. Pero, por otro lado, las alergias al polen u otros desencadenantes pueden afectarte aunque no estés colocado. Si consumes CBD y notas alguno de los síntomas mencionados al principio de este artículo, tus aceites, productos tópicos, vaporizaciones o suplementos de CBD podrían ser los culpables.

Las semillas de cáñamo están presentes en muchos alimentos y bebidas; por tanto, si tienes alergia al cáñamo podrías estar ingiriéndolo accidentalmente. Si crees que eres alérgico al cáñamo, consulta los ingredientes de los productos alimentarios antes de comprarlos. Los productos que no contienen cáñamo pueden contaminarse si se procesan en las mismas instalaciones donde se procesan los productos con cáñamo. En muchos países, esto suele venir indicado bajo la lista de ingredientes (por ejemplo: “puede contener cáñamo, lácteos, frutos secos, etc.”).

HABLEMOS SOBRE CÁÑAMO

UN APUNTE SOBRE EL MOHO

Las plantas de cannabis pueden provocar alergias, pero hay otra posibilidad: el moho. El moho dañino prospera en los ambientes húmedos y puede echar a perder los cogollos que no se hayan curado o almacenado correctamente. Para descartar esta posibilidad y proteger tu salud, almacena tus cogollos a largo plazo en un lugar seco, fresco y oscuro. Vale la pena hacerse con un recipiente adecuado para el almacenaje, como esta caja para curado de bolsillo (o un recipiente más grande para guardar tus provisiones).

Si cultivas marihuana, debes aprender a identificar, tratar y prevenir el moho. Y aunque solo fumes ocasionalmente, es recomendable que inspecciones tus reservas de hierba para ver si tienen moho. Si tus cogollos tienen una pelusilla blanca sospechosa o un cierto olor a taquilla de gimnasio, significa que tienes problemas y deberías tirar los cogollos.

DIAGNOSTICAR UNA ALERGIA AL CANNABIS

Entonces ¿cómo puedes saber con certeza que tienes alergia al cannabis? Es un poco complicado, porque actualmente no existe ninguna prueba estándar para detectar la alergia al cannabis. Para poder diagnosticarte, tu médico podría pedirte un historial detallado. Tal vez tengas que escribir un diario, haciendo un seguimiento de tus síntomas y hábitos de consumo, para poder determinar un patrón.

Si el médico cree que tienes alergia al cannabis, podría someterte a una prueba epicutánea. Esta prueba consiste en aplicar una solución diluida de cannabis sobre tu piel con una aguja; si te sale una erupción en la zona, indica que eres alérgico. Sin embargo, las pruebas epicutáneas no siempre son fiables. Podría ser necesario realizar más de una y requieren una persona con conocimientos especializados para administrarlas e interpretarlas adecuadamente.

Los análisis de sangre son más simples y precisos, pero menos frecuentes. El cannabis sigue siendo ilegal en muchos lugares y la concienciación sobre la alergia al cannabis aún se está desarrollando. Si visitas un médico de familia o cabecera, en lugar de un especialista en alergias, probablemente intente diagnosticarte buscando un patrón en tus síntomas.

QUÉ HACER SI SOSPECHAS QUE TIENES ALERGIA AL CANNABIS

Para empezar, presta atención a tus reacciones. Si crees que eres alérgico al cannabis, puedes ser proactivo mientras buscas un diagnóstico. Escribe un diario anotando tus síntomas, su gravedad y contexto. ¿Has fumado recientemente o has entrado en contacto con el cannabis de otra manera? ¿Has consumido cannabis recientemente _sin_ experimentar una reacción? ¿Has comido o bebido algo antes de sufrir la reacción, o hay alguna otra cosa que pudiera haber causado los síntomas? ¿Desaparecen los síntomas si dejas de consumir marihuana?

Puede que parezca un engorro, pero anotar todos los detalles posibles te ayudará a encontrar la causa de tu malestar. Puede que incluso tú mismo consigas tener una visión más clara del asunto, lo que te ayudará a adaptarte mientras buscas asesoramiento médico. Obviamente, si está claro que el cannabis es el culpable, o si sufres una reacción más grave, aléjate de la hierba hasta que puedas ir al médico. Si tienes dudas, consulta siempre con un profesional de la salud.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

La forma más fiable de prevenir o tratar la alergia al cannabis es reducir o eliminar la exposición a esta sustancia. Si trabajas en el sector cannábico, especialmente procesando la planta, asegúrate de que tu jefe te proporcione guantes, mascarillas y demás material de seguridad.

Ciertos síntomas de la alergia al polen del cannabis pueden tratarse con antihistamínicos y descongestionantes nasales. Pero si consumes cannabis y experimentas reacciones alérgicas podría ser el momento de dejar la hierba. Recuerda que si sufres una reacción grave siempre debes pedir asistencia médica. Si padeces una alergia severa, podrías tener que llevar contigo un EpiPen en caso de emergencia.


Como nota positiva, a medida que crece la concienciación sobre la alergia al cannabis entre la comunidad médica, en el futuro podría haber más opciones de tratamiento. Las investigaciones sugieren que la inmunoterapia es un posible tratamiento. La inmunoterapia alergénica consiste en que un médico te administre dosis cada vez mayores de un alérgeno, de forma controlada, con el fin de inducir tu respuesta inmunitaria. Una revisión reciente de la literatura científica encontró estudios, remontándose a la década de 1930, donde la inmunoterapia tuvo resultados exitosos para tratar la alergia al cannabis. Lamentablemente, estos estudios son escasos y poco frecuentes, por lo que es necesario realizar más investigaciones antes de convertir este método en un tratamiento estándar.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Si tienes alergia al cannabis, el primer paso para encontrar alivio es identificar el problema. Aunque las opciones de tratamiento actuales son limitadas, la concienciación sobre la alergia a la marihuana está creciendo. Puedes ayudar a difundir este problema compartiendo este artículo y otra información relevante. Si crees que podrías ser alérgico, puedes imprimir algunos de los estudios científicos referenciados en este artículo para enseñárselos a tu médico.

A medida que el conocimiento sobre la alergia al cannabis crece entre la comunidad médica, esperamos que algún día esta afección sea cosa del pasado. Mientras tanto, seguiremos soñando con un mundo ideal donde todos podamos fumar a nuestro antojo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.