The RQS Blog

.



By Luke Sumpter


Algunos de nosotros tenemos el lujo de poder cultivar marihuana en armarios de cultivo, cuartos modificados, invernaderos o al aire libre en el jardín, pero otras personas tienen muchas limitaciones en cuanto a dónde cultivar marihuana. Cuando se necesita la máxima discreción, se opta por los cultivos de guerrilla: cultivar plantas de marihuana lejos de la propia casa. Suelen ser lugares como por ejemplo claros de bosques, prados o campos apartados y, a veces, incluso jardines e invernaderos abandonados. Sin embargo, algunos cultivadores han llevado el cultivo de guerrilla al extremo, cultivando hierba en lugares completamente improbables y, en ocasiones, muy arriesgados.

A continuación te desvelamos los cinco lugares más curiosos en los que la gente ha llegado a cultivar marihuana. Aunque no aconsejamos seguir su ejemplo, esta información podría ayudarte a desarrollar alguna idea.

Guerrilla growing

¿Qué hace falta para cultivar marihuana?

Hay semejante cantidad de información sobre el cultivo de marihuana que puede dar la impresión de ser una tarea compleja y complicada. Pero lo cierto es que, para cosechar hierba propia, hacen falta realmente pocas cosas. Se necesitan semillas o esquejes para empezar con buen pie, además de sustrato de buena calidad y algunas macetas. También es fundamental que la planta reciba suficientes nutrientes, luz y agua para crecer y prosperar.

Y nada más, cultivar marihuana no es tan difícil. Simplemente con una serie de materiales básicos, puedes cultivar esta planta prácticamente en cualquier sitio. El hecho de que se requiera tan poco para conseguir una cosecha respetable significa que es posible cultivar hierba incluso en espacios que están lejos de ser ideales. Esto es algo muy positivo en caso de no tener la posibilidad de cultivar en un cuarto o jardín.

Los 5 lugares más curiosos para cultivar marihuana

Si necesitas inspiración para cultivar marihuana en secreto, a continuación comentamos algunos de los lugares más ingeniosos para cultivar que se han utilizado en el pasado. De nuevo, no aconsejamos replicar ninguno debido al enorme riesgo que implica, pero pueden servir como inspiración para desarrollar algunas ideas.

  • Búnker de la Guerra Fría

Entre los lugares más secretos para cultivar marihuana, un búnker de la Guerra Fría es sin duda el más inhóspito. Por supuesto, este tipo de lugar es bastante difícil de encontrar, pero algunos cultivadores del pasado han demostrado su valentía logrando esta asombrosa hazaña.

En noviembre de 2013, unos agentes de policía descubrieron un cultivo de 400 plantas de marihuana valorado en 650.000£ en los túneles de Drakelow, a las afueras de Kidderminster, en el Reino Unido. La red de túneles habría servido como sede para los líderes del gobierno local en caso de ataque nuclear durante la Guerra Fría. Aunque cultivar marihuana en un lugar tan oscuro y recóndito puede parecer imposible para mucha gente, los cultivadores responsables de este cultivo crearon una sala secreta con material hidropónico, calefacción, iluminación y ventilación.

Bunker cannabis growing
  • Cerca de una comisaría

Cultivar marihuana junto a una comisaría puede parecer una auténtica provocación o pura inconsciencia. Sin embargo, si hacemos caso a las palabras de Pippin del Señor de los Anillos, “cuanto más cerca estemos del peligro, más lejos estaremos de que nos hagan daño”. Aunque no siempre es así, lograr lo inesperado pasando desapercibido puede ser una estrategia. Esta ubicación conlleva bastante riesgo a la hora de llevar o sacar material de allí, pero algunos cultivadores lo han intentado.

A pesar de que fue un intento fallido, unos cultivadores de Plymouth, Inglaterra, montaron una plantación de marihuana directamente detrás de la comisaría de la policía local. Los agentes locales descubrieron el cultivo en abril de 2015 y confiscaron 146 plantas valoradas en 60.000£, marihuana seca por valor de 30.000£ y luces de cultivo. Aunque esta operación fracasó, quién sabe cuántas otras han conseguido cultivar cerca de las autoridades.

  • Iglesias abandonadas

Algunas personas han cultivado hierba en iglesias abandonadas. Hubo un caso famoso en Costa Rica, donde se montó un cultivo en una iglesia evangélica que había sido cerrada hacía poco, manteniendo el letrero para que pareciera un edificio en funcionamiento. Sin embargo, el olor llamó la atención de la policía que hizo una redada y descubrió 226 plantas de marihuana y 8kg de flores procesadas y envasadas.

Las iglesias abandonadas pueden parecer un buen lugar para montar un cultivo secreto, pero no lo aconsejamos en absoluto. En primer lugar, son edificios que suelen ser frecuentados por gente de la ciudad que sale de excursión y que posiblemente podría robar tu cosecha o llamar a la policía. En segundo lugar, las iglesias abandonadas suelen ser edificios protegidos y catalogados. Si se produce algún tipo de daño por accidente mientras estás cultivando, podría darte problemas mucho más graves que el simple hecho de cultivar unas cuantas plantas.

Church cannabis growing
  • Túneles ferroviarios en desuso

Los túneles ferroviarios en desuso, oscuros, húmedos, con corrientes de aire y espeluznantes, no son precisamente el mejor lugar para cultivar hierba. Pero el hecho de que no sean muy atractivos también minimiza las posibilidades de que alguien te sorprenda con su presencia, salvo algún que otro amante de las cuevas. Aunque es un lugar curioso y discreto, presenta un problema importante: es increíblemente oscuro y muy probablemente no tenga líneas eléctricas operativas. Por tanto, para que las luces funcionen tendrías que depender de un generador, que hace mucho ruido y consume mucha energía, comprometiendo en gran medida la naturaleza clandestina de tu cultivo.

Aunque parece casi imposible lograrlo, un grupo de cultivadores lo hizo en Gales en diciembre de 2012. Lo que parecía un negocio legal de cultivo de hongos, escondía cinco grandes cuartos de cultivo secretos, construidos por cuatro hombres en los túneles Faenol en desuso, debajo del Parque empresarial Menai de Bangor. Consiguieron facturar entre 1,5 y 2 millones de libras esterlinas el año antes de cerrarse.

Railways cannabis growing
  • Casas de campo

Las casas de campo son luminosas, ventiladas, espaciosas y pintorescas, la verdadera antítesis de los túneles ferroviarios en desuso. Si tienes la suerte de encontrar una vacía, tendrás un montón de habitaciones interiores y de espacio en el jardín para cultivar tus plantas. Es probable que algunos de estos lugares también tengan invernaderos abandonados y algún tipo de estructura de jardín lista para usar. Un grupo de cultivadores ingleses montó una granja de marihuana valorada en 5,2 millones de libras en una mansión catalogada como Grado II en el condado de Cumbria. De nuevo, las mansiones rurales pueden parecer lugares secretos, pero también están al alcance de exploradores urbanos y excursionistas.

Abandones mansion cannabis growing

Deja fluir tu creatividad al cultivar marihuana

Así que, ya ves, no hay motivos para ponerse límites y cultivar hierba únicamente en zonas secretas dentro de casa o en el jardín. Hay infinitas opciones para montar cultivos de guerrilla, desde terrenos aislados hasta edificios abandonados e infraestructuras de transporte. Dicho esto, no aconsejamos replicar estas ubicaciones, ya que todos los ejemplos anteriores han terminado topando con la ley. Pero lo que sí puedes hacer es usarlos como inspiración para crear tus propios espacios de cultivo secretos.

¿Tienes más de 18 años?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.