🇺🇸 USA, We are coming soon ⏤ 🌱 Be the first to know

By Steven Voser

Si ya has cultivado marihuana, es probable que hayas escuchado o visto el término Trichoderma, ya sea por parte de otros cultivadores, a través de tu propia investigación sobre el cultivo de hierba, o en las etiquetas y descripciones de mejoradores de suelo, fertilizantes y sustratos que se compran en las tiendas. Pero, ¿qué son exactamente las trichodermas y por qué hay tantos cultivadores de marihuana que confían en sus beneficios? Sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber.

¿Qué son las trichodermas?

Trichoderma o tricoderma es un género de hongos del suelo presente en casi todos los tipos de suelos de una amplia variedad de ecosistemas. Las trichodermas se alimentan de otros hongos y prosperan en suelos donde hay una alta densidad de raíces de plantas que colonizar (cosa que les encanta). Identificar y clasificar correctamente las especies de Trichoderma es bastante difícil, ya que muestran pocas diferencias morfológicas que además son difíciles de distinguir. De hecho, las trichodermas han sido consideradas durante mucho tiempo monotípicas (que contienen una sola subespecie). Sin embargo, en la actualidad se han identificado al menos 33 especies únicas de Trichoderma.

Trichoderma

¿Para qué se usan las trichodermas?

Las trichodermas suelen utilizarse en la agricultura y jardinería doméstica, ya que se sabe que atacan a otros hongos y bacterias y se alimentan de ellos, demostrando eficacia en el control de varios patógenos. Los productos a base de Trichoderma se utilizan de las siguientes maneras:

• Para tratar las semillas antes de plantarlas
• Como mejorador de suelo antes de plantar
• Como estimulante de crecimiento y agente de biocontrol administrado durante el crecimiento

¿Cuáles son los beneficios del uso de Trichoderma en la marihuana?

Aunque ya hemos mencionado algunos, a continuación mostraremos algunos de los beneficios clave asociados con el uso de Trichoderma en un cultivo de marihuana.

1. Mejora el desarrollo de las raíces

A las trichodermas les encanta colonizar las raíces de las plantas y prosperar en la rizosfera, donde se alimentan de bacterias y otros hongos. Las trichodermas se pueden aplicar directamente en la siembra, en el sustrato para macetas o alrededor de la zona de la raíz de las plantas en crecimiento. Una vez que entran en contacto con las raíces, colonizan la superficie de la raíz o la corteza. Algunas variedades de Trichoderma (como T. harzianum o T-22) se consideran “altamente competentes en la rizosfera” y pueden colonizar las raíces de las plantas a medida que crecen. Se ha demostrado muchas veces que las plantas cultivadas con Trichoderma desarrollan sistemas de raíces más grandes y saludables[1] que las plantas cultivadas sin hongos.

2. Protección contra patógenos

Las trichodermas protegen a las plantas de los patógenos de varias maneras. En primer lugar, pueden parasitar a otros hongos uniéndose a ellos y produciendo enzimas que descomponen lentamente sus células (a la vez que se protegen de las enzimas que producen). En segundo lugar, las trichodermas pueden producir antibióticos y metabolitos que atacan y destruyen los patógenos de las plantas.

Las trichodermas también son eficaces para competir por los nutrientes en la rizosfera y pueden matar de hambre a otros hongos menos competitivos. También se ha demostrado que destruyen los huevos y los juveniles de nematodos herbívoros. Por último, también se cree que la presencia de Trichoderma en la zona de la raíz ayuda a las plantas a producir sustancias químicas de defensa natural[2] que evitan todavía más los patógenos del suelo y de la superficie.

3. Mejoran la salud de las plantas y la producción de frutos

Además de estimular el crecimiento de las raíces y ayudar a controlar los patógenos de las plantas, las trichodermas también pueden estimular el crecimiento general de las plantas y su capacidad para producir frutos (o cogollos) de alta calidad. Los estudios han demostrado, por ejemplo, que las trichodermas producen metabolitos ácidos que pueden descomponer la materia orgánica del suelo y, por tanto, promover la absorción de nutrientes por parte del sistema radicular.

Esta secreción de ácidos orgánicos también puede ayudar a controlar el pH del suelo, manteniendo las plantas (especialmente aquellas a las que les gusta el suelo ligeramente ácido, como la marihuana) a un nivel de pH en el que pueden maximizar la absorción de nutrientes. También se ha demostrado que las trichodermas secretan compuestos “similares a hormonas” que promueven[3] el crecimiento de la planta tanto por encima como por debajo del suelo.

Trichoderma

4. Naturales y respetuosas con el medio ambiente

A diferencia de los pesticidas/herbicidas químicos, las trichodermas son 100% naturales. Las especies de Trichoderma existen de forma natural en los ecosistemas del suelo, y es muy probable que no provoquen efectos negativos en la vida vegetal y animal del entorno al introducirlas en un cultivo de marihuana. Aunque se ha demostrado que las trichodermas dan lugar a reacciones alérgicas y otros problemas de salud en algunas personas, estos hongos suelen ser seguros si se utilizan adecuadamente (más información a continuación). El suelo tratado con Trichoderma no es tóxico para los animales y no perjudica al resto de plantas de un cultivo, ni a las importantes formas de vida microbiana necesarias para mantener un suelo vivo y saludable.

5. Desintoxicación del suelo

Un último beneficio al usar Trichoderma en un entorno agrícola, o incluso en jardinería doméstica, es su capacidad para purificar suelos viejos o contaminados. Los estudios han demostrado, por ejemplo, que las trichodermas pueden ayudar a degradar metales pesados como el cadmio, mercurio, cobre, zinc y arsénico, que suelen estar presentes en pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos. Además, los estudios también han demostrado que las trichodermas pueden incluso descomponer de manera efectiva contaminantes orgánicos como el gasóleo[4]. Al mismo tiempo, muchas especies de Trichoderma son altamente resistentes a las toxinas químicas, como por ejemplo los pesticidas.

Cómo usar Trichoderma para cultivar plantas de marihuana más sanas

Teniendo en cuenta lo anterior, hay todo tipo de cultivadores de marihuana que recurren al uso de Trichoderma para apoyar sus cultivos. Y, por si fuera poco, hacerlo es muy sencillo. Lo ideal sería usar Trichoderma en una de las siguientes tres formas.

Nota: las trichodermas pueden irritar la piel, los ojos y/o el tracto respiratorio. Por tanto, cuando manipules productos a base de Trichoderma, utiliza siempre guantes, gafas protectoras y una máscara facial.

Trichoderma

💚 Cubrir las semillas antes de plantarlas

Los estudios han descubierto que las semillas recubiertas con Trichoderma antes de la siembra muestran una mayor resistencia a patógenos como Fusarium y Pythium. Para cubrir las semillas con Trichoderma:

1. Coloca una pequeña cantidad de polvo de Trichoderma en una caja o placa de Petri limpia y seca.
2. Coloca suavemente las semillas en el polvo con la ayuda de unas pinzas.
3. Planta las semillas directamente en el suelo o en sus bloques iniciales para que germinen.

Una vez que las semillas germinen, las trichodermas que se aplicaron comenzarán a colonizar las raíces automáticamente. Esto estimulará el crecimiento de las raíces desde el día 1 y mantendrá las plántulas protegidas contra los patógenos que pueden causar marchitamiento normal o fúngico, y otros problemas comunes de las plántulas.

🌟 Para mejorar el suelo antes del cultivo

Las trichodermas también pueden ser muy efectivas si se usan como mejorador de suelo antes de plantar. Hay dos maneras de hacerlo:

1. Puedes agregar Trichoderma a todo el sustrato en una proporción de aproximadamente 1g de polvo o gránulos de Trichoderma por cada litro de tierra y mezclarlo bien.

2. O simplemente echar 5g de Trichoderma a la capa superior del suelo, donde entrará en contacto directo con las raíces de la planta. Para hacer esto, solo tienes que rociar el polvo o gránulos de Trichoderma en el hoyo donde vas a poner las plántulas.

💹  Para ayudar a las plantas a medida que crecen

Una última forma de utilizar Trichoderma en un cultivo de marihuana es añadirlo al agua y aplicarlo directamente en la tierra de las plantas como si fuera un fertilizante líquido:

1. Combina 5g de Trichoderma con 1 litro de agua sin cloro y riega de forma habitual.
2. Repite una vez cada 2 o 3 semanas y ayudarás a promover un crecimiento saludable y a proteger tus plantas de las plagas.


Apoyo microbiano y fúngico para las plantas de marihuana con Rhizobacter de RQS

En RQS somos verdaderos apasionados del cultivo ecológico de marihuana porque no solo proporciona un producto natural con aromas y sabores inigualables, sino que además ayuda a minimizar el impacto del cultivo de marihuana en el medio ambiente. Si buscas la manera de minimizar tu huella, nuestra fórmula de Rhizobacter es 100% natural y está hecha con algas que promueven el crecimiento de microbios y hongos beneficiosos, como las trichodermas, en la zona radicular de las plantas, todo ello sin influir negativamente en el medio ambiente. Nuestra fórmula ayuda a que tus plantas se mantengan protegidas contra los patógenos, favoreciendo un fuerte crecimiento de las raíces y mejorando la absorción de nutrientes para un crecimiento ideal.

Aquí mostramos cómo utilizar Rhizobacter de Royal Queen Seeds:

• En el sustrato: añade 1g de Rhizobacter a cada litro de tierra y mezcla bien.

• Al trasplantar: aplica 1g de Rhizobacter al hoyo donde vas a plantar tu plántula o donde vas a trasplantar tu planta en crecimiento, pon tu planta/plántula, rellena con tierra y riega bien.

• Para empapar el suelo: diluye 1g de Rhizobacter por cada litro de agua y empapa la capa superior del sustrato de la planta cada 3 semanas.

Aviso sobre micorrizas y nematodos

El término micorrizas suele aparecer en los debates sobre el cultivo ecológico de marihuana. Sin embargo, muchos cultivadores malinterpretan lo que realmente significa el término. Micorrizas significa literalmente “hongo” (myco) “raíz” (rhiza), y se refiere a una relación simbiótica entre las raíces de las plantas y los hongos. Los suplementos a base de micorrizas para plantas (como nuestra mezcla de micorrizas Easy Roots, por ejemplo) suelen contener esporas de hongos que promueven el crecimiento de hongos micorrízicos que, al igual que las trichodermas, pueden ayudar a las plantas a absorber agua y nutrientes, además de evitar patógenos. Cada fabricante utiliza una especie de hongos diferente en la formulación de sus productos, y nuestra mezcla de micorrizas Easy Roots contiene las siguientes especies de hongos:

• Rhizophagus irregularis

• Entrophospora colombiana

• Glomus spurcum

• Glomus mosseae

• Glomus geosporum

• Glomus clarum

• Glomus etunicatum

Al igual que Rhizobacter, nuestra mezcla Easy Roots Mycorrhiza se puede usar como mejorador o empapador de suelo. Al agregarlo a la tierra, mezcla 4g de Mycorrhiza Mix en la capa superior del sustrato de cada planta y coloca 1g directamente en el hoyo de plantación. Si lo usas como empapador, mezcla 5g de Mycorrhiza Mix en 1 litro de agua sin cloro y aplícalo al sustrato cada 2 o 3 semanas para promover el crecimiento de hongos beneficiosos para las raíces.

Al igual que las trichodermas y los hongos micorrízicos, los nematodos son otro organismo que puede mejorar la salud del suelo y, por tanto, de las plantas. Los nematodos son gusanos redondos no segmentados presentes prácticamente en todos los ecosistemas del planeta. Aunque hay algunos nematodos parásitos de las plantas que hay que mantener lo más lejos posible de nuestra marihuana, la mayoría de los nematodos aportan beneficios al suelo y la vida de las plantas. Concretamente, los nematodos se alimentan de bacterias y pueden ayudar a controlar las poblaciones de bacterias en un ecosistema del suelo, así como a proteger las plantas contra insectos depredadores. Los viveros suelen tener especies de nematodos de las familias Steinernematidae y Heterorhabditidae, conocidas por ser beneficiosas para las plantas.

Trichoderma: una forma natural de favorecer la salud de las raíces y el crecimiento de las plantas

Para los cultivadores de marihuana, las trichodermas ofrecen una forma natural de estimular el crecimiento de las raíces y la absorción de nutrientes a la vez que protegen a las plantas de una serie de patógenos, todo ello sin dar lugar a residuos tóxicos u otros resultados negativos para el medio ambiente. Así que, antes de buscar alternativas sintéticas, aprovecha los recursos de la Madre Naturaleza para que hagan el trabajo por ti.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.