Fumar, ya sea tabaco o marihuana, conlleva el riesgo de desarrollar halitosis, es decir, mal aliento. Sin embargo, el cannabis es especialmente culpable, ya que independientemente de cómo lo consumas, el efecto en la boca sigue siendo el mismo. ¿La razón? La xerostomía, o dicho en términos simples, la sequedad de la boca. En cuanto tu boca se seca, el aliento a marihuana empieza a acecharte.

Hoy en día, mucha gente considera el cannabis como una planta milagrosa. Cada vez más investigaciones sugieren que puede afectar positivamente a ciertos problemas de salud, por lo que el consumo de marihuana no deja de aumentar. Además, el consumo con fines recreativos también está creciendo, gracias al THC. Esta planta se considera una buena opción para relajarse, y para muchos es una gran alternativa a sustancias como el alcohol. Esto hace que entender cómo el cannabis afecta el cuerpo sea aún más básico.

Artículo relacionado
¿Que es el THC?

¿POR QUÉ LA SEQUEDAD DE BOCA DE LA MARIHUANA CAUSA MAL ALIENTO?

El THC, el principal cannabinoide psicoactivo del cannabis, se une a las células y los receptores del cuerpo. Estas interacciones también incluyen las células que controlan la capacidad de la boca para secretar saliva. Piensa en la saliva como si fuera el enjuague natural de nuestra boca. Su mecanismo de limpieza enjuaga los restos de alimentos y elimina los ácidos que pueden erosionar nuestras encías y dientes. También ayuda a eliminar los microorganismos que causan olores.

Una vez que el THC empieza a limitar la secreción de saliva, disminuye la capacidad de tu boca para eliminar cualquier elemento indeseable. Al no haber saliva, no hay nada en tu boca que elimine los aceites y residuos producidos al consumir marihuana, sobre todo al fumarla.

Fumar es especialmente negativo, ya que la combustión del cannabis y el tabaco crea alquitrán, toxinas y muchas otras sustancias químicas que llegan a la boca a través del humo. Y no es bueno que permanezcan en ella.

Además de provocar mal aliento, la boca seca también tiene otros efectos secundarios como:

Mal Aliento Y Dolor De Garganta

CÓMO SABER SI ESTÁS DESARROLLANDO MAL ALIENTO

Si consumes marihuana, especialmente si la fumas, es importante mantener la higiene dental. Como se dice a menudo, "más vale prevenir que curar". Así que, antes de sufrir mal aliento, aquí tienes algunos signos reveladores:

  • Presencia de placa dental
  • Dificultad para tragar
  • Perleche o queilitis angular (agrietamiento en las comisuras de la boca)

CONSEJOS Y TRUCOS PARA EVITAR EL MAL ALIENTO Y LA SEQUEDAD BUCAL

Entonces, ¿cómo se previene el mal aliento y la sequedad bucal por fumar marihuana? En la mayoría de casos, la gente recurre en gran medida a alimentos con olores fuertes, como palomitas de maíz o mantequilla de cacahuete.

Estos trucos pueden funcionar mejor o peor, pero los fumetas ocasionales prácticamente llevan usándolos durante décadas. Hoy en día, dado que cada vez más gente fuma cannabis, existen nuevos productos diseñados para combatir el aliento a marihuana.

Algunas personas también usan caramelos para evitar el mal aliento y la sequedad bucal, pero sus efectos son discutibles. Hay quienes afirman que son excelentes para fomentar la producción de saliva pero, por otro lado, los caramelos amargos pueden dejarte con algo más que la boca seca.

Por lo tanto, en lugar de tener que usar alimentos o productos específicos, puedes tomar ciertas medidas para reducir proactivamente tus probabilidades de tener mal aliento. Tanto si eres un fumador ocasional, como un fumeta habitual, estos consejos están diseñados para ayudarte a combatir el mal aliento producido al fumar marihuana.

Limpiar un Bong

LIMPIA TUS ACCESORIOS PARA FUMAR

Al contrario de lo que algunos puedan creer, el mal aliento también puede atribuirse a la limpieza de las pipas o bongs. Si estos artilugios no se han limpiado en bastante tiempo, en su interior pueden proliferar bacterias y otros gérmenes, que contribuyen al mal aliento a medida que se transfieren a la boca.

PRUEBA UN MÉTODO DE CONSUMO DIFERENTE

Fumar cannabis puede provocar mal aliento y, si fumas todas las noches, tal vez deberías plantearte probar un método de consumo diferente. Al igual que la alternativa al tabaco son los parches de nicotina, el cannabis también tiene los comestibles, las tinturas e incluso las cápsulas de THC, que ofrecen las mismas ventajas que fumar (excepto la propia acción de fumar). Aunque otros métodos también limitan la producción de saliva, no llenan tu boca de los subproductos dañinos que contiene el humo. Por tanto, la aparición del mal aliento es mucho más lenta, y el riesgo de que se produzca es menor.

Caramelos Mentolados

TOMA CARAMELOS MENTOLADOS

Nunca se sabe cuándo puede serte útil un caramelo o chicle de menta, especialmente tras una fumada inesperada. Siempre es una buena idea tener unos caramelos mentolados a mano, para mantener tu aliento fresco y limpio. Los fumadores de tabaco suelen tomar caramelos de menta, u otros sabores fuertes, para asegurarse de que su boca no huela a tabaco tras fumarse un cigarro. Hacer lo mismo después de fumarte un porro también debería funcionar.

LIMITA TU CONSUMO DE ALIMENTOS AZUCARADOS

Al fumar marihuana, no puedes evitar el típico ataque de hambre, o un aumento repentino del apetito. Y la sequedad bucal realmente no ayuda a reducir la sensación de hambre. Por este motivo, es importante limitar tu consumo de refrescos y alimentos azucarados cuando fumas hierba. Los alimentos ricos en azúcar y carbohidratos pueden provocar la formación de sarro, aumentando la incidencia de caries. Por lo tanto, si tienes hambre, intenta tomar alimentos sin azúcar.

Mantener Una Buena Higiene Oral

MANTÉN UNA BUENA HIGIENE BUCAL

Obviamente, deberías cepillarte los dientes al menos dos veces al día, pasarte el hilo dental y usar un enjuague bucal. Esto elimina las bacterias, aceites y otros residuos que causan el mal aliento. Al mantener la boca limpia, el riesgo se reduce enormemente.

Con el aumento de consumidores y productos del sector cannábico, cada vez más personas sufren el aliento a marihuana. Probablemente aparezcan más productos destinados a prevenir o controlar la halitosis y la sequedad de boca. Puede que estos consejos no sean perfectos, pero pueden ayudarte enormemente a prevenir o minimizar las probabilidades de sufrir mal aliento.

Recuerda, no hay nada peor que no ser consciente de tu mal aliento.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar