Independientemente de si está permitido o no en el país donde vives, hoy en día, el cultivo de cannabis cada vez está más aceptado por parte de la sociedad. Hay muchos motivos por los que deberías pensar en cultivar tu propio cannabis. ¡En este artículo, descubrirás algunos de nuestros favoritos!

EL CANNABIS ES MÁS ACCESIBLE QUE NUNCA

Hay que decir que, por lo general, la manera en la que se afronta el tema del cannabis es más tranquila que antes. Independientemente de las restricciones actuales sobre el cultivo de cannabis en casa, hemos avanzado mucho desde la época de la prohibición tajante. Además de ello, cada vez hay más material educativo en internet y en otros formatos. Esto no solo vale para la información sobre el cannabis en sí, ¡sino también sobre cómo cultivarlo bien en casa! Por lo tanto, ha llegado el momento de que pienses en cultivar tu propia hierba. Pero claro, la primera decisión clave es qué semillas de buena calidad vas a cultivar.

POR QUÉ DEBERÍAS PENSAR EN CULTIVAR TU PROPIA HIERBA

Además de la accesibilidad, hay otras razones por las que deberías pensar en cultivar tu propia marihuana. ¡Al final de la lista, te preguntarás por qué no lo has hecho antes!

TIENES CONTROL TOTAL

Siempre es bueno saber lo que fumas exactamente y cómo lo han producido. Todavía resulta difícil saber de dónde procede la marihuana que se compra en la calle (sin mencionar cómo se maneja y/o adultera), por lo que la cuestión es más importante que nunca.

Sin duda, cultivar tu propia planta de cannabis te da un control total sobre todo el proceso, desde la germinación de las semillas hasta la cosecha, el secado, el curado y, finalmente, el consumo. Sabrás exactamente cómo han crecido tus plantas, incluidas cosas fundamentales como el tipo de fertilizantes/nutrientes empleados (en caso de que se utilicen). De esta manera, tendrás pleno poder para establecer las normas de calidad de tu cultivo.

PUEDES EXPERIMENTAR  

Si decides cultivar tu propia marihuana, podrás probar entre la cantidad de métodos de cultivo y técnicas de entrenamiento que hay. Por supuesto, va a depender de lo que estás dispuesto a invertir económicamente. Al fin y al cabo, cada tipo de cultivo requiere unos cuidados y unos costes diferentes. Dicho esto, si siempre has querido probar la hidroponía como la que has visto en internet, o aplicar una técnica de entrenamiento especial como el topping o el supercropping, ¡si cultivas en casa tendrás la oportunidad de probarlo!

Por otro lado, también puedes experimentar con diferentes partes de la planta. Cultivar una planta entera, no solo los cogollos, te proporciona una gran cantidad de material vegetal extra para consumir. Las hojas de azúcar, por ejemplo, están cargadas de tricomas y se pueden utilizar para hacer un poco de hachís rico o comestibles. Incluso las hojas de abanico, que tienen menos cannabinoides, se pueden usar para hacer zumos muy saludables o como papel de liar para hacerte unos petas con auténtico cáñamo. Luego, por supuesto, si tienes tiempo y energía, puedes utilizar semillas regulares para cultivar tus propias variedades de cannabis. En otras palabras, cultivar y procesar marihuana te permite ser creativo durante todo el proceso.

PUEDES EXPERIMENTAR

AHORRAS DINERO

Si fumas de forma habitual, con fines recreativos o medicinales, cultivar tu propia marihuana en última instancia significa ahorrar MUCHO dinero. Incluso una o dos cosechas pueden devolverte la inversión inicial en material y energía. Sin mencionar que tendrás una gran cosecha para cuando te apetezca, sin tener que pillar en la calle.

Por supuesto, todo dependerá de la cantidad de hierba que consumes como media, pero incluso cultivando una o dos plantas cada vez podrían darte un flujo constante de hierba que reducirá notablemente lo que sueles gastarte en marihuana. Cultivar tu propio cannabis también significa que te harás consciente poco a poco de los costes que conlleva el proceso, como la energía, el agua, etc. En la mayoría de los casos, hará que te vuelvas más cuidadoso en tus hábitos de consumo, una vez que sepas el esfuerzo que requiere.

¡ES DIVERTIDO!

Esta puede ser la razón más importante de todas. Si disfrutas haciendo algo, siempre te provoca una gran satisfacción y empezarás a ver las dificultades como oportunidades para mejorar. En muchos sentidos, cultivar cannabis es como cultivar cualquier otra planta: puede ser un modo de pasar el tiempo libre de forma agradable y relajante. Durante el camino, aprenderás muchas cosas diferentes, desde diseñar un sistema de cultivo completo hasta un poco de carpintería, y algunas habilidades de fontanería y electricidad.

Lo bueno de este pasatiempo es que puedes empezar con poco, solo necesitas buenas semillas y buena tierra. Solo si ves que tu pasión por el cultivo aumenta con el tiempo, entonces hazte con un buen equipo de herramientas. Además, cultivar marihuana es bueno para la salud: es un pasatiempo meditativo y activo que hace bien tanto al cuerpo como a la mente, especialmente si lo haces en exterior. Sin mencionar que puedes practicar este hobby a casi cualquier edad y en prácticamente cualquier condición.

ES MÁS FÁCIL Y DISCRETO DE LO QUE PIENSAS

No es una casualidad que el cannabis también se conozca como "hierba": esta especie de planta realmente es más fácil de cultivar de lo que piensas. Es bastante fuerte y resistente, y puede soportar incluso cambios bruscos en las condiciones del tiempo sin tirar la toalla. Por supuesto, las cosas varían mucho de una cepa a otra. Por ejemplo, ¡cultivar la North Thunderfuck es completamente diferente a tener que cuidar una Amnesia Haze! Por lo tanto, investiga un poco antes de comprar una semilla en particular y asegúrate de que la variedad que quieres sea adecuada para el clima en el que vives, y de cuánto tiempo y energía estás dispuesto/a a dedicar.

Como de costumbre, es mejor comenzar con poco, y después jugar un poco más fuerte, apuntando un poco más alto cada vez. Otro aspecto a tener en cuenta es que, a pesar de que el cannabis es una planta fuerte y resistente, el resultado final variará mucho dependiendo de lo buen padre/madre que seas. Quieres que tu planta de cannabis sobreviva al ciclo de crecimiento, pero también quieres que se desarrolle lo mejor posible y produzca un montón de cogollos bulbosos e increíbles.

VUELVES A CONECTAR CON LA NATURALEZA

Cuidar de tu propia hierba significa tener la oportunidad de observar un proceso de maduración hermoso, aunque lento. Si le dedicas el tiempo necesario para observar de cerca a la planta en cada fase de crecimiento, aprenderás a ver cómo se desarrolla y a saber lo que necesita en cada fase.

¡Pero observar es solo un elemento del proceso de aprendizaje! Debes responder al comportamiento y la etapa de crecimiento de tu planta, lo que a veces significa no hacer nada. Otras veces, significa tener la confianza para tomar medidas contra amenazas como las carencias de nutrientes y enfermedades. En general, cuando cultivas, inviertes mucho en el ciclo de vida de tu planta. Cuando pruebes el producto final, sabrás que esos cogollos también tienen un trocito de ti. ¡Es hora de sentirte orgulloso/a de lo que has creado!

VUELVES A CONECTAR CON LA NATURALEZA

Y ESTO ES SOLO EL PRINCIPIO

Como hoy en día hay tanta información disponible, puedes estudiar muchos aspectos diferentes del cultivo de cannabis siguiendo tus intereses y tu curiosidad. Desde la fisiología y la taxonomía de las plantas hasta el entrenamiento y la hidroponía, tienes un montón de temas para estudiar antes de quedarte sin repertorio.

Incluso si no quieres investigar seriamente, aprenderás mucho simplemente haciéndolo. Al elegir diferentes cepas de cannabis o cambiar las condiciones ambientales de tu cultivo, verás que esta especie de planta tan fascinante se comporta de manera diferente. Intenta hacer un seguimiento de lo que vayas descubriendo y observando en una libreta, como el diario de un jardinero, y documenta el proceso haciendo algunas fotos también. Tener acceso a todo esto después no solo será satisfactorio, sino que te vendrá muy bien para todo el proceso de aprendizaje.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.