Nevada fue uno de los cuatro estados durante la noche electoral de 2016 en cuyos votantes aprobaron la legalización del cannabis. California, Maine y Massachusetts también aprobaron iniciativas similares, y la que concurrió en Arizona cayó derrotada por un simple 2% del porcentaje de voto. Lo que está claro es que la sociedad está poco a poco consiguiendo ímpetu para virar su opinión respecto del cannabis. Mientras tanto, la industria del cannabis está poniendo este año el énfasis sobre Nevada, ya que espera recaudar una gran cantidad de dinero por las ventas de cannabis en este estado.

Desde el comienzo, la demanda supera a las expectativas. Los mercados del cannabis legal de California y Canadá no comenzarán a funcionar hasta 2018. Así que 2017 es el año en que Nevada se está posicionando como destino para el negocio del cannabis. Nevada ya atrae a muchos turistas por sí solo, ya que su reputación por romper tabúes con el juego y el trabajo sexual hacen de este estado todo un lugar al que ir. Pero ahora que el cannabis también forma parte del menú, quizás el turismo aumente aún más, tal y como sucedió en otros estados que optaron por la legalización.

Si estás planeando involucrarte en la nueva industria de Nevada, tendrás que conocer todas las leyes sobre el cannabis con antelación. No te vayas para allí pensando que todo vale. El gobierno federal todavía persigue el cannabis, por lo que es aún más importante prestar especial atención a las leyes estatales específicas del cannabis. Toma decisiones sensatas, y sigue con detenimiento las siguientes normas.

Dispensario de Nevada cannabis legal

DÓNDE COMPRAR

Nevada legalizó el cannabis medicinal en 2001, y los dispensarios de marihuana medicinal abrieron sus puertas en 2015. Los consumidores medicinales mayores de 18 años pueden adquirir cannabis de estas farmacias una vez que hayan obtenido una tarjeta de marihuana medicinal válida expedida en cualquier estado en que el uso terapéutico sea legal. Estas tiendas continuarán operando junto a los dispensarios recreativos, y el primero comenzó a funcionar el 1 de julio de 2017 para cualquier persona mayor de 21 años.

Algunas tiendas abrieron el día anterior, justo a medianoche, y otras abrieron sus puertas por la mañana. Las informaciones que nos llegan de ambos lugares muestran una atmósfera de celebración con largas colas de personas que disfrutan por la venta legal de cannabis de alta calidad. En solo cuatro días, las ventas de cannabis recreativo generaron 3 millones de dólares en transacciones y alrededor de 500.000 dólares en impuestos.

LOS FEDERALES NO SE ENROLLAN

El gobierno federal de los Estados Unidos no ha despenalizado el cannabis, tristemente. Esto ha provocado tensiones entre los gobiernos de los estados y el federal. Existe todavía una zona gris por la que te podrían arrestar por penas relacionadas con el cannabis en un estado que lo haya legalizado. Si bien siete estados y el Distrito de Columbia han legalizado el uso recreativo, encender un porro todavía te podría salir caro. Evita hacerlo en edificios de propiedad federal, incluidos lugares tales como parques naturales y viviendas públicas subvencionadas por el gobierno.

Dispensario legal cannabis Las Vegas

NO EXISTE UNA OPCIÓN PÚBLICA

Si fumas hierba en cualquier lugar público de Nevada estás asumiendo un riesgo. Y es que los lugares que la dispensan no cuentan con espacios para su consumo. Tampoco los bares, ni los restaurantes ni los casinos. Las leyes solo permiten consumir en una propiedad privada, incluidos jardines y porches. Quizás algún día algunos centros turísticos obtengan un permiso especial. Por ahora, sin embargo, es aconsejable no correr ningún riesgo.

Así que no te coloques mientras vas caminando por The Strip. Seguro que no está mal, pero si la policía te pilla estarás quebrantando las leyes de consumo. Si no tienes antecedentes penales y por tratarse de la primera vez, la multa se eleva hasta los 600$. Si vuelves a incurrir en este delito, te enfrentarás a multas más cuantiosas, a trabajos para la comunidad e incluso hasta 6 meses de prisión. Así que no merece la pena llamar la atención en público.

COMPRA DE FORMA RESPONSABLE

La compra diaria está restringida a una onza (unos 28 g) de hierba o a una octava parte de una onza (sobre 3,5 g) si se trata de concentrados y comestibles. Los dispensarios están siendo vigilados en tiempo real a través del estado para evitar compras mayores a 2,5 onzas (70 g) cada 14 días. Así que trata de no exceder ese límite de compra si no te quieres meter en problemas. Por más que adquieras, no trates de sacarlo del estado o de enviarlo por carta. Y si lo transportas en tu vehículo, deberás llevarlo en un envase cerrado.

Nevada Apothecary Shop

TEN CUIDADO

No hace falta que te recordemos que no debes conducir si te encuentras bajo la influencia del cannabis. Los agentes de la ley pueden pedir una muestra de orina, sangre o una prueba de sobriedad para determinar el nivel del subidón que llevas encima. Date por detenido si te paran con diez nanogramos de contenido de cannabis en la orina, o con dos nanogramos en sangre (esto es, por milímetro). También existen penas severas por distribuir cannabis a cualquier persona menor de 21 años. A menos que forme parte de un consumo medicinal legal, facilitar cannabis a menores está penado con un mínimo de un año de cárcel para personas sin antecedentes, y hasta cadena perpetua (obtener la condicional es posible después de cinco años) para quienes incurran de nuevo.

NO CULTIVES TU PROPIA HIERBA

Quizás estas restricciones tan severas sean necesarias para ajustar al público la disponibilidad de esta nueva droga. O puede que se hayan pasado de la raya, ya que algunas medidas, como la que regula el cultivo, han sido motivo de controversia. Pese a que muchos estados permiten el cultivo personal de plantas en casa (normalmente restringido o limitado a una cifra de entre 2 y 6), la ley de Nevada no lo permite en un radio de 25 millas del dispensario. La lógica detrás de este pensamiento es que el cultivo personal no debería ser una opción si existe una tienda accesible, por lo que el cultivo para consumo propio es ilegal en prácticamente toda Nevada.

Disfruta de visita a Nevada, pero cerciórate sobre sus leyes específicas para acceder al cannabis. Tal y como harías en cualquier otra parte, toma decisiones responsables y no crees ninguna alteración del orden público. Evita los problema y enróllate.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar