Georgia es un país que no suele estar en el punto de mira. Tiene una gran tradición histórica europea, a pesar de que está al este de Turquía, por lo que técnicamente se considera parte de Asia. Su idioma es uno de los pocos en el mundo con un alfabeto propio. Sus paisajes montañosos albergan un montón de cuevas, fortalezas y esculturas, que parecen sacadas de la mente de Tolkien. Sin embargo, este precioso país rara vez sale en las noticias occidentales si no es por sus conflictos con las regiones autònomas y con su vecino del norte, Rusia. Pero ahora están encantados de ser el último país que legaliza el consumo de cannabis.

El Tribunal Constitucional del país ha estado examinando las leyes georgianas sobre el cannabis. El año pasado, dictaminaron que consumir cannabis debería despenalizarse. Esto ayudó a que la normativa actual del parlamento ganase impulso para despenalizar la posesión de todas las drogas. Este último fallo judicial ha sorprendido a la comunidad internacional. El Tribunal Constitucional ha ido más allá y ha legalizado el consumo del cannabis, eliminando cualquier sanción penal por el uso personal del cannabis. Sin embargo, esto no significa que vaya a existir una legalización completa para la venta y el cultivo del cannabis. Al menos no todavía. Vamos a ver más de cerca cómo llegaron esta decisión.

CAMPAÑA EN GEORGIA

En los últimos años se ha visto una creciente demanda de reforma de la legislación sobre drogas. Se han realizado actividades de promoción por parte de grupos como el White Noise Movement y manifestaciones frecuentes a favor de la legalización del cannabis. Es increíble ver a un antiguo estado soviético convertirse en una cultura política dirigida por los jóvenes. Este impulso por reformar las leyes del cannabis en particular encontró un aliado inesperado en un pequeño partido político nuevo. No tienen representación en el parlamento actual, pero están participando en las noticias nacionales.

Este partido llamado Girchi, o "New Political Center" ("Nuevo Centro Político"), se inclina hacia el liberalismo. Sus activistas emprendieron acciones legales contra el estado georgiano, no para apoyar el cannabis en concreto, sino para defender la libertad personal. Zurab Japaridze, el líder del partido pro-UE y partidario del libre mercado, presentó una acción legal junto con Vakhtang Megrelishvili. Japaridze dijo textualmente: "Esta no fue una lucha por el cannabis. Fue una lucha por la libertad".

New Political Center Zurab Japaridze

SENTENCIA DEL TRIBUNAL

Su acción legal resultó ser histórica ya que el Tribunal Constitucional dictaminó a su favor. Después de examinar la Constitución de Georgia, los jueces concluyeron que técnicamente se permite consumir cannabis sin interferencia con arreglo a la Constitución. El tribunal anunció su decisión con una declaración el 30 de julio de 2018. Según el dictamen, el cannabis "solo puede dañar la salud del consumidor, haciéndolo responsable del resultado. La responsabilidad de tales acciones no causa consecuencias peligrosas para la población". Dado que una persona que toma la decisión personal de consumir cannabis no está dañando directamente a nadie más, se considera que es algo que la ley no debería castigar.

Esta decisión es interesante en un contexto internacional, porque es un signo de una nueva actitud hacia el cannabis a nivel mundial. El enfoque de Georgia contrasta con el de Alemania, que considera que el consumo de cannabis es una forma de autolesión y, por lo tanto, continúa prohibiéndolo. El avance de Georgia es más comparable a Sudáfrica, donde un tribunal en 2017 declaró que su derecho constitucional a la privacidad protegía el cultivo y el consumo de cannabis para uso personal. Sin embargo, ese fallo se encuentra actualmente en la Corte Suprema de Apelaciones de Sudáfrica, por lo que la prohibición actual sigue vigente. Si el Tribunal Supremo de Apelaciones mantiene el fallo, Sudáfrica tal vez podrá reformar todas sus leyes en relación al cannabis, especialmente considerando la oportunidad que tiene como uno de los mayores productores de cannabis del mundo.

Volviendo a Georgia, cuenta con un entorno que podría ser muy adecuado para cultivar cannabis de primera calidad. Desafortunadamente, el fallo del Tribunal Constitucional especificó que vender o cultivar cannabis sigue siendo delito. Pero esto tiene una serie de puntualizaciones, debido a la interpretación del Tribunal Constitucional sobre la seguridad pública. No te arrestarán si te encuentran una cantidad de marihuana para consumo propio, pero la decisión establece que el consumo de cannabis podría ser perseguido si supone una amenaza para terceros. Por ejemplo, el tribunal pedirá responsabilidades si se consume marihuana en instituciones educativas, lugares públicos, como el transporte público, y en presencia de niños. Por lo tanto, el consumo público de cannabis y el suministro de cannabis a menores seguirán siendo delito.

POTENCIAL DEL SECTOR DEL CANNABIS EN GEORGIA

Por lo tanto, a pesar de que Georgia cuenta con un terroir muy adecuado para el cultivo de cannabis, y aunque allí ahora es legal consumirlo, todavía no es legal comprar, vender o cultivar. Por lo tanto, es demasiado simplista afirmar que Georgia ha legalizado el cannabis por completo. Sin embargo, si su actitud sobre ello cambia, estarían entre las primeras naciones en legalizarlo. Uruguay fue el primero con su sistema de clubs de cannabis solo para socios. En Canadá, se habrá regulado el cultivo y la venta minorista de cannabis desde finales de 2018 en adelante. Y ahora en Georgia, ya se ha especulado sobre lo que le pasaría si allí también legalizaran completamente el cannabis.

Tata Lobzhanidze de The Financial escribe: "Si el Parlamento de Georgia legisla el consumo, la distribución y el cultivo de marihuana para que sean legales, la magnitud del mercado local aumentará en más de 1.300 millones de GEL en 2018". Lobzhanidze continúa para recalcar lo significativo que es esto en el contexto de Georgia, escribiendo: "Teniendo en cuenta que los ingresos presupuestarios en Georgia son de 8.600 millones de GEL, un ingreso adicional de 1.300 millones de GEL es bastante valioso para revalorizar creencias infundadas sobre las amenazas del consumo de marihuana".

No sería simplemente un nicho de mercado capaz de desarrollar innovaciones dentro del país, sino que también podría ser un atractivo turístico importante, especialmente para sus vecinos más cercanos, ninguno de los cuales tiene acceso legal al consumo recreativo de cannabis. De hecho, ninguno de los diez principales países de procedencia de los visitantes de Georgia tiene acceso legal al cannabis. Por lo tanto, si Georgia aprovecha esta oportunidad, empezaríamos a escuchar más acerca de ellos, y quizás visitarlos, sobre todo al darnos cuenta de que 1GEL vale solo 0,35€.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar