Justin Trudeau, su partido y numerosos expertos canadienses, opinan que el actua sistema de prohibición de la marihuana no es efectivo.

Si alguien entiende bien la diferencia entre acción y activismo político, es Justin Trudeau, el nuevo primer ministro de Canadá. Junto a su partido liberal, sabe cómo funciona la marihuana y cree que la situación jurídica actual no impide el consumo de marihuana por parte de los jóvenes, lo que está dispuesto a cambiar.

No le parece nada bien el malgasto de los recursos públicos que hacen que canadienses que llevan una vida normal, que no son en modo alguno criminales, y que contribuyen con sus impuestos al continuo éxito de Canadá, tengan antecedentes penales.

Aquí tienes un resumen de los motivos oficiales que ha publicado este partido en su página web:

1. Relación costo eficacia: arrestar a personas que podrían estar trabajando, es algo muy cuestionable desde un punto de vista económico.

2. Las leyes vigentes tienen como consecuencia que muchos canadienses figuren en el sistema penal por delitos menores no violentos. No tiene sentido criminalizar a un gran porcentaje de ciudadanos por sus preferencias personales.

3. Los ingresos procedentes de la venta (ilegal) de marihuana van a parar a manos de organizaciones delictivas. De esta forma, algo que no se ha demostrado que sea dañino para el cuerpo, está amenazando la seguridad pública a través de criminales que también podrían estar involucrados en cosas como el tráfico de personas o las drogas duras.

4. La legalización, regulación y acceso restringido a la marihuana, es el mejor enfoque para mantenerla lejos de los niños, y los beneficios lejos de criminales.

5. Tiene más sentido establecer un nuevo marco jurídico que sea más duro con los que venden hierba a menores, los que conducen bajo su influencia, y los que la venden sin permiso gubernamental, que declarar la guerra a la marihuana y sus consumidores.

marihuana en Canada

Es muy reconfortante ver cómo un político analiza la situación, llega a una conclusión y se dispone a cambiar las cosas. Hay muchos consumidores de cannabis que están hartos de escuchar las mismas mentiras desde la prohibición de la marihuana en 1937.

Por si no lo sabes, uno de los primeros motivos por los que se hizo ilegal, fue el alegato de que hacía que los hombres de raza negra quisieran tener sexo con mujeres blancas. Para que te hagas una idea del tipo de argumentos con los que se enfrentan los políticos que defienden la legalización de la marihuana. ¡Fácil!

Esperamos que en el futuro los políticos europeos también empiecen a cambiar las cosas en lugar de hablar de ello, y así reparar el daño que causaron sus predecesores. ¡Así se hace, Sr. Trudeau!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar