Ever wondered how professionals capture the beauty of cannabis? Stock Pot founder and CEO Ophelia explains all in her exclusive interview with RQS, including top tips for budding photographers.

(Escuchalo también en Spotify y Apple Podcast)

1. ¿Qué equipo es necesario para una sesión de fotos de cannabis? ¿Debe tener calidad profesional?

Una pregunta muy interesante. ¿Qué herramientas necesitamos para una sesión de fotos? Bueno, en realidad, depende de lo que vayas a fotografiar. ¿Tienes que desplazarte para trabajar? ¿O lo haces en un estudio? Cada sesión es diferente, pero la herramienta que hay que llevar siempre es un buen conocimiento de la marihuana. Porque, si vamos a hablar de cannabis, tenemos que conocerlo. Si lo vas a fotografiar, deberías tener al menos unos conceptos básicos sobre la planta, para que cuando estés dirigiendo a la persona o buscando el escenario ideal, sepas qué preguntar al anfitrión o al cultivador. No querrás que parezca que no sabes nada sobre la planta y lo que hace, porque entonces te tratarán de manera diferente.

Es decir, básicamente, la herramienta más importante que hay que llevar a cualquier sesión de fotos es la información sobre la marihuana. De acuerdo. Pero, ¿el equipo tiene que ser de calidad profesional? Sí. Si vas a hacer una foto que se va a publicar en internet, o en el álbum de alguna persona, o para publicidad, hay que pensar siempre de manera profesional. Piensa siempre en la iluminación. Piensa siempre en el diseño de la escena; lo que hay también en esa foto, lo que no debería haber en ella, ¿me entiendes? Si vas a fotografiar, por ejemplo, al CEO de una empresa, su marca está ahí; pero si estás en su oficina y hay varias marcas que no son suyas y las incluyes en la imagen, tendrás que borrarlas después. Hay que pensar en todo, no solamente en el tema central, sino también en todo lo que rodea a ese tema principal.

2. Suponemos que existen diferencias importantes entre trabajar en interiores y exteriores. ¿Podrías nombrar unas cuantas?

Existen dos diferencias principales entre el trabajo en interior y exterior, y una de las más importantes es la iluminación. En el interior, hay que crear el ambiente adecuado con la luz que quieres. Pero, en el exterior, deberás elegir el momento apropiado del día. Porque, independientemente de la luz que te encuentres, a mediodía es demasiado fuerte. O tal vez busques la luz del amanecer, que es así como más naranja, y al anochecer hay unos tonos más violetas. Así que, como ya he dicho, tienes que saber dónde vas a trabajar, y llevar todas las herramientas que necesites.

3. Cuando trabajas en interiores, ¿cuál es la mejor forma de regular la iluminación cuando se producen reflejos amarillos o rojos sobre las plantas?

Te voy a hacer una pregunta: ¿Quieres autenticidad? Entonces deberás mostrar lo que ve el ojo. El ojo no ve parte del espectro que emiten las luces LED; al sacar una foto, verás un tono púrpura porque a simple vista no se ve todo lo demás, pero puedes ajustarlo después con la cámara. O, si tienes una Canon 5D, usa filtros. Puedes usar un filtro de un color de relleno claro y ajustarlo en función de lo que estés fotografiando. Como he dicho antes, es la realidad. Lo que produce la ciencia. A mucha gente le encanta esa luz violeta. También guardaría ambas imágenes, una en la que se haya regulado la saturación, y la otra la guardaría como un plano general, porque algunos de esos tonos morados son realmente bonitos y oscuros. Y a muchos editores de fotos les encanta ese estilo.

Cuando trabajas en interiores, ¿cuál es la mejor forma de regular la iluminación cuando se producen reflejos amarillos o rojos sobre las plantas?

4. ¿Qué diferencia hay entre fotografiar plantas de marihuana vivas y cogollos cosechados?

Eso es una de mis cosas favoritas. Verlas vivas y después ver la cosecha. Cuando se corta la planta, esta pierde su fuente de alimento y agua, y comienza a marchitarse y a secarse. Y cuando ves que… mira, con el cannabis, cuando lo cuelgan, es algo precioso, porque pasa de tener un color verde intenso a un tono como verde pálido, al estar perdiendo la clorofila. Y ves los cogollos secándose poco a poco, y las hojas de azúcar que se rizan.

Cuando la marihuana está fresca justo antes de la cosecha, tienes esa bonita flor a tu disposición. No parece una flor en tu mente, es cierto, no es como una rosa o una margarita. Pero la flor de cannabis es una cosa maravillosa, insólita, de un aspecto casi extraterrestre. Se pueden ver todos los trocitos relucientes y las hojas de azúcar. Y eso es una flor.

Cuando empiezas a fotografiarla, debes usar una lente macro realmente buena. Si utilizas un iPhone, si es nuevo no pasa nada. Pero si quieres ser un fotógrafo profesional, deberás comprarte una cámara profesional. Y así podrás adentrarte en el cogollo y contemplar sus preciosos mecanismos internos. Cuando se fotografían secos, se pierde un poco de color. Salvo que vayas a fotografiar una variedad como la Granddaddy, que suele tener un poco de morado. Pero, en general, es más un tono verde apagado, y los marrones que empiezan a destacar. Y también hay un poco de amarillo o dorado. Es decir, las dos situaciones son diferentes: en una los colores son muy intensos, y en la otra más apagados, aunque yo diría más densos.

Esas son las diferencias. Pero, además, como ya he dicho, hay que leer todo lo que puedas sobre la marihuana, porque cuando estés trabajando querrás saber qué tienes delante. Sí. Y también habla con tu cliente. Me encanta el plano por plano, plano, plano... y el cliente dirá: "¡Guau, lo sabes todo!" Más o menos, eso es lo que recomiendo.

5. ¿En qué aspectos te centras más a la hora de fotografiar concentrados?

Eso es completamente diferente. Piensa un momento en el kétchup. Tienes un tomate y tienes kétchup. El kétchup es un subproducto del tomate. Y lo mismo ocurre con los concentrados; tienes el cogollo y tienes los concentrados. Un concentrado es básicamente kétchup; se somete a un proceso químico para convertirlo en lo que es, una especie de producto de color dorado; y hay varios tipos: azúcar, cera, crumble, shatter, y también destilados. Se fotografían... simplemente mirándolos, tienen un color dorado intenso, ¿verdad? Un poco oscuro, pero básicamente dorado; a mucha gente le gusta iluminarlos desde abajo. Si tienes una caja de luz sencilla (todo el mundo tiene una), solo tienes que colocar el concentrado encima, dentro de un frasco transparente, y eso hará que resalte el color desde abajo, y que el concentrado reluzca como el shatter o el crumble. Hay que usar herramientas como esa. Una caja de luz siempre viene muy bien para fotografiar cualquier aceite o concentrado, porque deben iluminarse desde abajo o desde atrás.

"Para ser un fotógrafo profesional de cannabis, tienes que pensar que eres un fotógrafo profesional de productos, un retratista profesional, un documentalista profesional. Tienes que ser el mejor en ese campo."

6. ¿Podrías compartir con nosotros unos consejos para hacer fotografías creativas del cannabis?

Me encanta darles colorido. Vamos a ver... vale, una foto de un árbol es un árbol, ¿no? Una rosa es una rosa. Una planta de marihuana en su entorno natural… hay millones de fotos como esa, ¿verdad? Millones. Por lo tanto, la tuya no va a destacar salvo que te encuentres en un entorno fantástico. En un momento genial del día, ¿verdad? Por lo que, una vez más, hay que tener en cuenta el entorno en general, no solo el centro de la imagen, sino todo lo de alrededor.

También puedes pensar de otra forma. Piensa en la fotografía de productos. Cuando ves fotografías de productos… piensa en Estée Lauder, en una bonita barra de labios; el fondo está iluminado, puede que esté sobre un pedestal, o tal vez sobre un trozo de plexiglás, pero es lo mismo; coge el cogollo y piensa en él como un producto. ¿De qué manera puedes presentarlo? ¿En un recipiente precioso o añadiendo un contraste de color? Ponlo sobre un motivo. Y así regresamos a los fundamentos básicos de la fotografía: cuando miras la composición, no solo ves la figura central, sino todo lo que la rodea. La Mona Lisa, el cuadro. Sí, ocupa el centro del cuadro, pero si miras detrás de ella, hay unas colinas, un río... todos la encontramos fascinante, pero si estuviera sobre un fondo liso, no sería lo mismo.

¿Podrías compartir con nosotros unos consejos para hacer fotografías creativas del cannabis?

7. ¿Qué aconsejarías para empezar una carrera como fotógrafo profesional de cannabis?

Cuando Stock Pot tenía más de 240 fotógrafos, cada uno de ellos empezó por distintos motivos, y la mayoría… diría que solo el 1% de mis 240 fotógrafos eran fotógrafos profesionales de cannabis; solo trabajaban con la marihuana. El otro 99% también eran profesionales, pero fotografiaban cosas diversas: automóviles, personas, lugares, arquitectura; aunque también les encanta el cannabis. Simplemente no tenían un sito para mostrar sus imágenes. Así que lo hacían por su cuenta. Y cuando los encontré, se alegraron mucho de tener un lugar para poner sus fotos.

Para ser un fotógrafo profesional de cannabis, tienes que pensar que eres un fotógrafo profesional de productos, un retratista profesional, un documentalista profesional. Tienes que ser el mejor en ese campo. Observa lo que te rodea. Ese es mi principal consejo; visita un sitio web de imágenes de archivo como Alamy. Sí, en Europa es muy famoso. Y escribe marihuana, hierba, o lo que quieras, y comprueba cuántas imágenes hay. Míralas y piensa: ¿cuál me llama más la atención? ¿Qué imagen es la que más destaca y tiene más licencias de uso?

Si mi foto estuviera aquí, ¿destacaría entre el resto? Sí. Y si no es así, solo estás haciendo fotos por dinero. Quiero decir… bueno, ni siquiera por dinero… pero estarás trabajando sin ninguna intención artística. Y, a veces, obviamente, el sector del cannabis puede parecer inestable, como en el caso de los trabajos que ofrecemos, porque algunos de ellos están vinculados a problemas de legalidad.

8. ¿Qué tipo de proyectos se pueden esperar de un fotógrafo de cannabis (por ejemplo, en el sector inmobiliario, para dispensarios, fotoperiodismo cannábico...)?

Otra pregunta muy interesante. Lo cierto es que, lo que he visto en California es, básicamente, cuando contactas con una empresa de cannabis, solo el 5% tiene dinero para marketing, ¿sabes? Es decir, tienen dinero para pagar a fotógrafos profesionales sus tarifas. El resto utiliza principalmente fotografías de archivo que obtienen por 1$.

Si quieres trabajar en este sector, he descubierto que tienes que llamar de forma espontánea, hacer cosas gratis. Bueno, vale, no, no hagas cosas gratis. Trabaja en tu álbum, encuentra una plantación. Intenta familiarizarte con ellas, comprueba si conocen a alguien que las conozca y diles: solo quiero hacer fotografías. Te ofrezco mis mejores fotos, mis 10 mejores fotografías, y te las doy gratis. Si me dejas fotografiar tu plantación.

Y lo harán; seguramente lo harán porque ellos también necesitan imágenes. Y luego podrían convertirse en clientes. Así que, si quieres trabajar en el sector del cannabis, encuentra alguien que ya esté dentro y pregúntale si te puede presentar a otras personas. Quiero fotografiar productos. Quiero hacer fotos guapas. ¿A quién conoces? Tienes que usar el poder de tu voz para encontrar a alguien del sector. Ellos no te van a contactar a ti. Tú tienes que acudir a ellos.

¿Qué tipo de proyectos se pueden esperar de un fotógrafo de cannabis (por ejemplo, en el sector inmobiliario, para dispensarios, fotoperiodismo cannábico...)?

9. ¿A qué hace referencia el hastag #weedporn de Instagram?

Es como con todo: oh, tío, es el cogollo más grande y bonito que he visto. Guau. Porque es sexy, ¿no? Es como ser un aficionado a los coches y ver un Datsun 240Z y… oh, sí, mira qué llantas. Básicamente, es apreciación por los cogollos. Quiero decir… si lo relacionamos con el porno, ¿por qué ve la gente pornografía? Algo así, claro. Pero, básicamente, se trata de poner el mismo entusiasmo en la palabra porno para la marihuana, para compartir sus imágenes con otros aficionados. Tío, esta cosecha ha sido la mejor. Y todo el mundo dice: oh, Bob, es genial. Sí, así es como se usa.

Básicamente, las imágenes de Instagram han acabado más o menos con la fotografía. Todas las redes sociales han acabado con la fotografía, porque la han convertido en algo sin valor a los ojos de la gente. Antes veías un Picasso y decías: "Mi hijo de cinco años puede hacer eso con lápices de colores", ¿sabes? Sí, es lo mismo. Ahora se pueden hacer con un iPhone, ¿verdad? ¿Para qué voy a contratarte? Lo cierto es que volvemos al cliché de siempre: darle 1.000 máquinas de escribir a 1.000 monos. Uno de ellos acabará escribiendo las obras de Shakespeare. Y lo mismo ocurre cuando tienes mil millones de cámaras. Algunas harán una foto realmente especial. Y no hay más.

10. ¿Cuáles son las mejores prácticas para hacer fotos con un teléfono móvil?

Ahora puedes conseguir cualquier filtro para tu teléfono, ¿no? ¿No lo hemos visto con el catfishing? Ese hombre no tiene ese aspecto, o esa mujer no es así. Y lo mismo se puede hacer con las fotografías, de hierba o de lo que sea; puedes manipularlas, puedes añadirle más color.

Pero, si vas a hacer eso, es mejor desarrollar un estilo personal que sea consistente. Si vas a usar el iPhone con un determinado filtro, intenta ceñirte a ese filtro, porque de esa manera tus fotos no parecerán imágenes de Instagram con filtros. Utiliza las herramientas de edición del móvil. Yo no usaría Instagram para editar los filtros, porque entonces todo tendría el mismo aspecto. Usa las herramientas de edición de tu móvil, y si puedes, invierte en aplicaciones que sean un poco mejores.

Existen aplicaciones de Photoshop que puedes descargar en tu teléfono, para trabajar un poco con la edición. Trabajas en un espacio pequeño, ¿verdad? Si alguna de esas imágenes se van a imprimir, tendrás que saber cómo compartir tus fotos con AirDrop, o enviarlas a tu escritorio y revisar todos los píxeles para asegurarte de que todo esté limpio, y tengan una resolución lo suficientemente alta. Y eso es lo único que hay que tener en cuenta cuando se usa un iPhone. Si vas a imprimir tus imágenes, necesitarás una cámara digital más grande, como una Canon 5D. Porque, es cierto que el iPhone puede llegar a unos cinco megabytes, pero si alguien realmente quiere esa foto y la quiere con un tamaño grande, no vas a poder hacerlo con el móvil.

Además, si la filtras por completo, suavizarás todos los píxeles de la imagen, y acabará siendo más suave que nítida. Si quieres practicar haciendo eso, elige una foto original y prueba con un montón de filtros. Y verás que todos los píxeles han cambiado en tu software y en el del filtro. Por lo que usar un smartphone también tiene sus cosas buenas y malas. Aunque yo diría que son mejores para las redes sociales, ¿no? Sí. Si eres un profesional de la fotografía deberías invertir en una cámara profesional.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.