5 SEMILLAS GRATIS para los 100 primeros en usar el código 22PED5 al pagar


Además de los temas del sexo y el alcohol, los padres deberían tener una conversación con sus hijos sobre la marihuana. Y, a pesar de que la sociedad actual tiene una actitud más tolerante hacia esta sustancia que antes era tan criticada, sigue mostrando una gran cantidad de peligros para los jóvenes.

Con el tiempo, tus hijos descubrirán la hierba mágica a través de la música, el cine y también en las redes sociales del mundo moderno. Aquí es donde tú, como padre o madre, debes intervenir para hacer una presentación adecuada y corregir todo tipo de información equivocada.

Dependiendo del tipo de relación que tengas con tus hijos, puede que sea una conversación fácil y fluida o todo un reto. Por eso, a través de este artículo te mostraremos cómo puedes hablar con ellos sobre marihuana.

Cuándo hablar con tus hijos sobre marihuana

Gracias a la tecnología digital, los niños de hoy en día pueden acceder a cualquier tipo de información con solo un clic. Te sorprendería la cantidad de conocimientos que pueden tener sobre ciertos temas como, por ejemplo, la marihuana.

Al final, como padres, la decisión de cuándo hablar con los hijos sobre marihuana es nuestra, y hay una forma eficaz de abordar esta conversación tan delicada.

Habla de la marihuana como lo harías sobre el alcohol o el sexo

Tus hijos siempre estarán expuestos a temas "tabú" como el alcohol o el sexo, tanto si los vigilas como si no. Más bien es una cuestión de "cuándo" que de "cómo" hacerlo. Y lo más probable es que saquen la información a través de personajes famosos que no necesariamente promueven un enfoque responsable.

Hoy en día, es mejor que tengas estas conversaciones cuanto antes. Explica a tus hijos cuáles son estas formas de decadencia y por qué la gente termina sintiéndose atraída por ellas.

Lo más importante es transmitirles una serie de precauciones, pero no lo hagas a través del miedo. Lo fundamental es que comprendan las posibles consecuencias si no se hace de manera prudente. Pero sé sincero/a a la hora de transmitir tu mensaje. No le quites importancia, pero tampoco le des más de la necesaria.

Cómo prepararse para hablar con tus hijos sobre marihuana

Todos hemos sido niños, y en esa época en la que no teníamos preocupaciones, todo lo que nos rodeaba era un descubrimiento fascinante. Durante el camino, nos hacíamos muchas preguntas. “¿Qué hace esto? ¿Cómo funciona aquello? ¿Por qué las cosas son como son?”.

Como padres, el momento de empezar a recibir la misma pregunta por parte de nuestros propios hijos es solo cuestión de tiempo. Y si quieres transmitir tu punto de vista, será mejor que respondas con confianza.

Cómo prepararse para hablar con tus hijos sobre marihuana

Investiga por tu cuenta

Incluso en la era de la legalización, la educación sobre marihuana sigue sin formar parte de los planes de estudios escolares. No se habla de los riesgos y beneficios con el debido detalle. Como mucho, los educadores optan por las mismas conferencias obsoletas y clasifican la marihuana como una "droga peligrosa" que hay que evitar a toda costa.

Es aquí donde debemos intervenir como padres. Por supuesto, tendrás que investigar por tu cuenta. No hace falta ser una enciclopedia andante sobre marihuana, pero te será muy útil tener un resumen general como punto de partida. Háblales sobre lo bueno y lo malo y, en la medida de lo posible, trata de no inclinarte por ninguno de los lados. Sé lo más objetivo posible.

Hay una información crucial que debes transmitir: el consumo de marihuana es sumamente desaconsejable en niños. Los expertos creen que es una sustancia potencialmente perjudicial para el desarrollo de sus cerebros.

Si consumes marihuana, debes saber por qué lo haces

Saber con qué finalidad consumes marihuana forma parte del hecho de ser un consumidor responsable. Incluso si lo haces solo para colocarte, hay formas más adecuadas que otras a la hora de expresarlo, como argumentando los efectos relajantes o los beneficios holísticos.

Y de hecho, es crucial ser capaz de expresar esto a tus hijos. Por un lado, apreciarán tu honestidad, pero también podrán identificar las ventajas e inconvenientes.

Haz una lista de los puntos que quieres abordar

Independientemente de la edad de tus hijos, absorber información sobre una sustancia recreativa puede ser realmente abrumador. Así que, si vas a hacerlo por primera vez, haz una lista de los puntos que quieres abordar.

Empieza por los conceptos básicos de qué es la marihuana y cómo forma parte de la naturaleza. Luego, puedes hablar de cómo afecta a cada persona y por qué hace un tiempo tenía una reputación tan negativa (prejuicios, falta de investigación, intereses corporativos). Lo más importante es hablar sobre la importancia de consumirla con discreción (dependiendo de dónde se viva).

Aunque puede que seas capaz de recordar estos puntos de la conversación cuando llegue el momento, lo mejor es plasmarlo sobre el papel y organizar tus ideas.

Prepárate para abordar la conversación varias veces

Aunque te organices todos los puntos de la conversación, lo más probable es que haya interrupciones. Por un lado, los niños tienen periodos de atención breves, especialmente sobre temas que no les interesan. Y como ya hemos dicho antes, también harán preguntas.

Prepárate para una o varias conversaciones más, especialmente si tienes un/a niño/a muy curioso (lo cual es genial). Tiene que quedar todo claro y cada información debe asimilarse perfectamente antes de pasar a otro aspecto. De lo contrario, entrarás en un bucle sin salida, y eso hará que se convierta en una conversación interminable.

Qué contar a los niños sobre la marihuana

Si necesitas estrategias específicas para hablar del tema con tus hijos en base a su edad, aquí las tienes.

A continuación te mostramos una guía a seguir. El lenguaje que uses será diferente, al igual que la profundidad de la información que transmitas. También notarás que cuanto más mayores son los niños, la conversación deberá contener más consejos prácticos de cara a su seguridad.

Qué contar a los niños sobre la marihuana

Niños pequeños (menores de 10 años)

A esta edad los niños absorben cualquier información que les des. Todavía no son muy escépticos. Todo lo que les digas, lo creerán.

Dicho esto, los expertos dicen que la marihuana es un tema que hay que abordar desde una perspectiva de la salud. El mensaje ideal sería algo como: "No debes dar nada a tu cuerpo que pueda hacerte daño".

  • Al responder preguntas

Cuando empiecen las preguntas no te andes con rodeos. Di las cosas como son, pero de tal manera que puedan comprenderlo. En algún momento te preguntarán qué es la marihuana. Según los expertos, la respuesta debería ser lo más parecida a: "es una planta que te hace sentir diferente".

A esta edad también hay que hacer hincapié en las precauciones. Primero, dales una idea visual de cómo es la marihuana en sus formas más populares. A continuación, diles que digan NO a cualquiera que se lo ofrezca. Recuérdales lo peligroso que puede ser para su salud.

  • Si tienes comestibles en casa

En lo que respecta a los comestibles, mantenlos fuera del alcance y de la vista de los niños.

No obstante, enseña a tus hijos a tener cuidado con las golosinas que ven en la despensa o en la nevera. Si ven un trozo de chocolate o un bizcocho, primero deben pedir permiso a un adulto.

Niños mayores (10 a 13 años)

Por lo general, los niños de este rango de edad saben cómo usar internet. Incluso existe la posibilidad de que ya hayan encontrado información sobre la hierba mágica.

Pero a esta edad, es poco probable que se estén educando con información fiable sobre marihuana. Si les preguntas al respecto, es muy probable que te encuentres con una carita ingenua que te devuelve la mirada.

Para los preadolescentes que acaban de descubrir la existencia de la marihuana, las conversaciones deben centrarse principalmente en rechazarla en caso de que alguien se la ofrezca. Háblales de la posibilidad de que se produzca presión de grupo y cómo pueden decir que no, y recuérdales que la marihuana no es segura para los niños.

Adolescentes (de 14 a 19 años)

Es probable que los adolescentes estén familiarizados con la marihuana, en particular con respecto a sus posibles peligros. Habrán visto anuncios, leído artículos o hablado de ello con un amigo o un adulto en la escuela. Es posible que ya hayan generado sus opiniones al respecto. Puede incluso que algunos de ellos ya la hayan probado alguna vez.

Pero incluso si ya la han probado, nunca es demasiado tarde para tener una conversación al respecto. A esta edad, algunos padres todavía ejercen una influencia lo suficientemente fuerte. Tu papel ahora es estar presente en sus vidas y asegurarte de que no se desvíen por el camino equivocado. Construye una relación sólida y fomenta la comunicación abierta. Con la orientación adecuada, puedes evitar que una situación potencialmente peligrosa se salga de control.

En lugar de echarles un sermón sobre su consumo, ofréceles recursos y una orientación práctica sobre cómo el consumo de marihuana puede hacer que la vida de un adolescente se complique de cara al futuro.

Adolescentes (de 14 a 19 años)

Consejos importantes

  • Practica la escucha activa: hazles sentir que estás presente en la conversación y que tienen toda tu atención.
  • Mantén una postura neutral: trata de no demonizar el tema. Como adolescentes, pondrán a prueba tus límites. Prohibirles hacer algo los empujará a hacerlo todavía más.

Jóvenes adultos (mayores de 20 años)

En este punto, ya has hecho tu parte como padre responsable. Les ha proporcionado la información necesaria para que la asimilen y les has transmitido las precauciones.

Muchos jóvenes adultos optan por consumir marihuana de forma recreativa. Algunos padres están de acuerdo con ello, mientras que otros no. Independientemente del lado en el que estés, tus hijos están en una edad en la que son suficientemente mayores para tomar sus propias decisiones.

Precauciones y recordatorios importantes

Dicho esto, vuestras conversaciones deben orientarse principalmente a la seguridad. Infórmales sobre los peligros de conducir bajo los efectos de la marihuana, por ejemplo.

Lo más importante es hablar con ellos sobre el consumo responsable de marihuana. Destacar la importancia de la moderación y el control del consumo recreativo. Háblales sobre la probabilidad de caer en la dependencia y de los peligros en potencia. Recuérdales las diferencias entre la marihuana y las drogas más duras, y por qué nunca deben traspasar esa línea.

Recuerda que ya pasó la etapa de decirles lo que tienen que hacer. Tu trabajo ahora es transmitir esos recordatorios de forma puntual confiando en ti mismo/a y en cómo les has criado.

Cuándo intervenir

Como padre o madre, siempre tendrás el derecho de intervenir si crees que las cosas se están descontrolando.

Observa el consumo de marihuana de tu hijo/a. ¿Ha llegado a un punto en el que ha desarrollado una dependencia poco saludable? ¿Está empezando a afectar a su vida diaria? ¿Está interfiriendo en sus relaciones personales y profesionales?

Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa, es hora de actuar. Siéntate con tu hijo/a y ten una charla seria. Sé firme, pero no menosprecies la situación por la que está pasando. Cualquier forma de rivalidad podría provocar una conducta más perjudicial, así que recuerda mostrar empatía.

Y si el problema está fuera de control, es momento de buscar ayuda profesional.

Otros consejos importantes

Comunicarse de forma adecuada es fundamental y de vital importancia. A continuación mostramos algunos consejos importantes sobre cómo llevar a cabo estas conversaciones:

  • Evita hacer juicios a toda costa. No sale nada bueno de ello y podría generar resentimiento e ira.
  • Concéntrate en tener una conversación bidireccional. Las lecciones son más adecuadas para los niños pequeños. Habla con ellos de adulto a adulto.
  • Si todavía no lo has hecho, pregunta por qué consume marihuana y cuánto tiempo lleva haciéndolo. Intenta comprender sus razones. Si es por motivos holísticos, reconoce las ventajas. Pero al mismo tiempo, recuérdale los peligros potenciales del consumo excesivo y el riesgo de adicción.

La marihuana debería tratarse con un diálogo constante

Durante estas etapas tan tiernas y formativas de sus vidas, es importante tener un diálogo constante sobre la marihuana con tus hijos. Es cierto que la sociedad actual es más tolerante sobre su consumo, pero las actitudes hacia la sustancia cambian constantemente.

Especialmente en esta era de desinformación, los padres deben ser como un faro para sus hijos. Por eso debes hablar con ellos sobre la marihuana. Asegúrate de que sepan que pueden acudir a ti cuando lo necesitan. Esta es una de las mejores formas de asegurarte de que vayan por el camino correcto.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.