Ser padre o madre no es fácil. Criar a una persona hasta la edad adulta es uno de los compromisos más admirables que puedes hacer. Estás bajo presión a todas horas, pueden surgir todo tipo de problemas. Cada uno encuentra su forma de sobrellevarlo. Por ejemplo, muchos disfrutan de una copa de vino al final del día para relajarse. Si un padre o madre bebiera demasiado alcohol, esto afectaría a su capacidad para criar a sus hijos de forma segura. Podría incluso llevar a situaciones de abandono o violencia. En situaciones extremas, se consideraría que tal persona no es capaz de educar a sus hijos. Pero si únicamente bebe en moderación, y en el momento adecuado, no hay problema. Nadie pondría en duda sus habilidades como padres tras una o dos copas de Rioja.

Beber alcohol ha sido parte de nuestras vidas, durante mucho tiempo. La marihuana también lo fue en muchas partes del mundo, antes de las políticas prohibicionistas del siglo XX. Pero el siglo XXI está siendo testigo de la llegada del cannabis legal, regulándose del mismo modo que el alcohol y el tabaco. Hay quienes reciben esto con pánico moral sobre el impacto que podría tener en los consumidores menores de edad. Y este pánico existe a pesar de que haya datos iniciales que muestran una reducción en el consumo de marihuana entre adolescentes de Colorado, desde que este estado legalizó el cannabis para mayores de 21 años. Muchos fumadores de marihuana son padres que han desarrollado pautas de consumo responsable. Y esta gente no tiene de qué avergonzarse.

El Padre Fuma Cannabis

¿PUEDE EL CANNABIS AYUDAR A SER MEJOR PADRE/MADRE?

En el caso de la marihuana, la analogía mencionada con el alcohol podría no ser la más apropiada. Al fin y al cabo, el alcohol implica mayores riesgos para la salud que el cannabis. Además, la marihuana no puede compararse con el alcohol en cuanto al comportamiento agresivo y abusivo que puede aflorar al beber demasiado. El cannabis se asocia con efectos más relajantes, pero ¿podrían estos efectos dejar a un padre/madre apático y sin energía, interfiriendo con la concentración requerida para cuidar a sus hijos? Esto cae en el estereotipo del fumeta como alguien perezoso y desmotivado. Y este estereotipo aún se mantiene a pesar de que existen numerosos ejemplos de fumadores de cannabis que han alcanzado el éxito.

Hay una gran diversidad de variedades de cannabis disponibles, con efectos diferentes. Podría argumentarse que un consumo de cannabis moderado ayuda a los padres a encontrar la felicidad en criar a sus hijos. Por ejemplo, una variedad de dominancia sativa puede permitir al fumador concentrarse gracias a su sensación estimulante, incluso cuando tenga que realizar tareas domésticas cotidianas. Un estado mental más animado podría hacer que estés más presente con tus hijos a la hora de jugar. En cambio, las variedades de tendencia índica pueden ayudar a aliviar la ansiedad mental tras un largo día, facilitando a los padres la conciliación del sueño. Pero en muchos lugares, la idea de que los padres consuman marihuana es bastante polémica, incluso donde el consumo ya es legal para adultos.

ESTIGMA INJUSTO

Resulta un poco absurdo que se te considere un mal padre/madre por consumir cannabis. Sobre todo cuando su consumo ya es legal para adultos, pero te siguen juzgando simplemente por tener hijos. Esto es incluso más frustrante considerando que el alcohol, el tabaco o el azúcar han sido legales durante mucho tiempo para el disfrute de los padres, sin que se haya reflejado negativamente en su carácter. Aparentemente, estas sustancias no están incluidas en la rígida disciplina doctrinal que debe llevarse para ser un padre/madre decente. Esta doble moral ridícula puede que no se aplique tanto en caso de fumadores con fines medicinales, pero incluso estos pueden sufrir duras consecuencias por consumir una hierba con beneficios terapéuticos.

CONSECUENCIAS LEGALES

En EE.UU. el régimen jurídico ha creado mucha confusión. El gobierno federal del presidente Obama toleró que algunos estados legalizaran la producción y venta de cannabis para mayores de 21 años. Pero recientemente el fiscal general de Trump, Jeff Sessions, ha prometido aplicar mano dura con el cannabis en estos estados. Esto es especialmente desacertado, al contradecir la política de muchos estados que han legalizado la marihuana para consumo medicinal. Ya se creó bastante confusión en torno a la posición del gobierno federal respecto a este tema, que acabó destrozando vidas.

Hubo una madre, Shona Banda, que perdió la custodia de su hijo en Kansas. Tras mudarse allí desde Colorado, un estado tolerante con el cannabis, la madre siguió consumiendo marihuana para tratar su enfermedad de Crohn. Había explicado a su hijo el efecto medicinal y los límites del consumo responsable. Cuando su hijo cuestionó una charla sobre drogas incoherente en la escuela, fue interrogado hasta revelar lo que su madre le había enseñado. Esta, enfrentándose a 5 causas penales, tuvo que aceptar un acuerdo de culpabilidad que implicaba mudarse a Spokane, Washington.

También está el caso de Max Lorincz, un residente de Michigan y fumador de marihuana con fines medicinales. Aun así, fue detenido por la policía y su hijo quedó bajo custodia. Finalmente el juez desestimó los cargos contra él, pero sigue luchando por recuperar la custodia de su hijo. Joshua Hill y Mary Sween, que criaban a su hija Alexandria, de 2 años de edad, tuvieron peor suerte. Fueron denunciados por consumir marihuana con fines recreativos por las noches y Alexandria fue puesta en "custodia protectora". Pero resultó que sus padres de acogida eran consumidores de crack que acabaron lesionando mortalmente a Alexandria. Este es al menos un caso de una niña muerta como resultado de las estrictas leyes anti-cannabis de Texas.

Padre Relajado Fumando Cannabis

CÓMO ENCONTRAR EL EQUILIBRIO ENTRE EDUCACIÓN Y CANNABIS

Hay muchas más historias de tragedias familiares debido a separaciones injustas. Por no mencionar la persecución desproporcionada por delitos relacionados con marihuana dirigida a la gente de color. Aunque no llegara a suceder nada tan extremo como perder la custodia de sus hijos, el consumo de cannabis podría desconcertar a vecinos y jefes ignorantes. Si se puede disfrutar del alcohol como parte de una vida familiar equilibrada, y si el cannabis empieza a legalizarse con parámetros similares al alcohol, entonces los padres responsables no deberían estereotipos por consumir cannabis responsablemente. Por supuesto, deberían mostrar una actitud impecable en sus responsabilidades y no tolerar el consumo de cannabis con fines lúdicos por parte de menores de edad. Pero, gracias a una comunicación abierta, muchos padres han encontrado formas de educar a sus hijos sin que afecte a su bienestar.

Como sociedad, debemos resaltar las historias más positivas para contribuir a romper el estigma. Por ejemplo, la empresa de marihuana medicinal Eaze ofrece estadísticas interesantes sobre sus clientes, en las que incluso descubrieron que el 63% de los padres encuestados consumían cannabis a diario. The Guardian hizo una encuesta a padres consumidores de marihuana que ofrecían consejos para encontrar el equilibrio entre la marihuana y la educación de sus hijos. Puedes ver algunos ejemplos a continuación.

CONSEJOS DE PADRES

"Si los padres pueden sentarse y tomar alguna copa de vino o cerveza en moderación alrededor de sus hijos, entonces fumarse un porro no debería considerarse como algo diferente." – Merry, Londres, Reino Unido

"En estos momentos no fumaría delante de mis hijos. No estoy seguro de si esto les inculcaría confianza y consistencia, y ese es mi trabajo como padre."– Buddy, 47, Los Angeles, California, EE.UU.

"No hay que olvidar que cada cosa tiene su momento y su lugar. Esa es la verdadera cuestión. Si no es momento para beber, no es momento para fumar. Eso mantiene las cosas bastante equilibradas." – Rob, 59, Gig Harbor, Washington, EE.UU.

"Cuando mis hijos eran más jóvenes no fumaba marihuana a su alrededor, no porque me avergonzara de consumir drogas, sino porque es ilegal y no quería animarles a incumplir la ley. Ahora que ya son mayores, y han descubierto el cannabis por sí mismos, fumo con ellos." – Steve, 40, Aberdeen, Escocia

"Siento que la marihuana me hace ser una mejor madre, más calmada y más interactiva, hago más preguntas a mi hija, tengo la paciencia para sentarme y enseñarle cosas, damos largos paseos explorando, y paso más tiempo jugando con ella del que pasaría si no hubiera estado fumando. Siento que realmente nos ha acercado." – Lucy, 25, Portsmouth, Reino Unido

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar