Si te gusta la marihuana, el simple hecho de olerla puede ser una gran satisfacción. Cuando tu hierba tiene un olor muy fuerte, suele ser señal de una variedad de gran calidad. Pero el olor es una cosa peculiar. Cuando te acostumbras a un olor, dejas de notarlo. Esto puede ocasionarte problemas, por ejemplo si tu ropa ha absorbido el olor del cannabis. Aunque tú no te des cuenta del olor, es claramente perceptible por los demás. Y no todo el mundo tiene una actitud tolerante respecto al consumo de marihuana. Tal vez esto no te preocupe, pero ¿y qué pasa con la legislación? Según dónde vivas, puedes enfrentarte a graves consecuencias si la policía detecta olor a marihuana en tu ropa, coche, o en tu casa. Aquí tienes nuestra guía para que puedas mantener el olor del cannabis bajo control.

MINIMIZANDO EL OLOR DE LOS COGOLLOS

Si guardas marihuana durante un período largo, tendrás que invertir en unos buenos recipientes. ¿Por qué escatimar en la conservación de tus valiosos cogollos? Los recipientes herméticos mantienen la frescura. Y además, aíslan la fragancia del mundo exterior. Hay muchas opciones, desde bolsas con cierre hermético hasta tuppers. Pero el plástico no siempre es fiable a la hora de contener el olor. Es mejor usar un recipiente de vidrio, como un tarro, o un recipiente metálico, como un bote de café. Hay marcas que han desarrollado recipientes especiales, con niveles de humedad precisos y regulados, como Boveda. También hay algunos con cierre de seguridad, como Stashlogix. Sea cual sea el método de almacenamiento, deberías guardarlo en un sitio oscuro y fresco.

Contenedor Que Contiene Cannabis

ELIMINAR EL OLOR DEL HUMO

En cuanto a los lugares donde deberías fumar, puedes considerarte afortunado si vives en una zona donde las leyes permiten espacios de consumo, como los coffeeshops holandeses, o los clubs cannábicos en España. En estos lugares, puedes fumar con gente con quien compartes el mismo interés, en una ambiente cómodo y seguro. Bien por ti. Pero el resto de personas, que tenemos que enfrentarnos a los riesgos legales, debemos ser cuidadosos con dónde fumamos, incluso en nuestra propia casa. Fumar en interior no es recomendable en zonas donde se considere ilegal; para ocultar los olores es mejor evitar tejidos absorbentes, como almohadas, mantas y toallas. Los tejidos de tu ropa también absorberán el olor, a no ser que quieras ponerte un chubasquero cada vez que fumes.

Pasear al aire libre en un día soleado ayudará a neutralizar el olor del cannabis en cierta medida. Y en cuanto a fumar porros en el parque del barrio, eres tú quien debe valorar los riesgos. Si necesitas eliminar el olor completamente, entonces obviamente lo mejor es darte una buena ducha y cambiarte la ropa. Tendrás que lavarte especialmente bien el pelo, ya que tiende a absorber los olores. Pero si tienes prisa, puedes comprar un pulverizador para refrescar tu pelo y ropa. O puedes hacerlo tú mismo, mezclando los siguientes ingredientes en una botella de aerosol: agua, zumo de limón, perejil fresco, lavanda, eucalipto y menta.

ELIMINAR COMPLETAMENTE EL OLOR

Otra forma de disfrutar de los porros es usando un “sploof”. Debe de ser uno de esos grandes inventos que surgen en el típico momento en el que los porretas se convierten en ingenieros de repente. A alguien, en algún lugar, se le ocurrió usar un rollo de cartón de papel de cocina o papel higiénico. En un extremo colocas un pañuelo de papel y lo sujetas con una goma elástica. Cuando exhales el humo a través de él, actuará como filtro para el olor. Aunque no es una mala solución, seguirá saliendo un reguero de humo del porro encendido. Liar con tabaco suele enmascarar el olor, pero quizás no quieras engancharte a él. Puedes buscar sustitutos del tabaco más saludables y con un olor más agradable. Pero simplemente puedes evitar este problema si vaporizas la marihuana, ya sea en forma de aceite o con un vaporizador para hierba seca.

Sploof Cannabis Olor A Humo

OTROS CONSEJOS

Durante nuestra investigación previa encontramos mas ideas para ocultar el olor a cannabis. Está la idea sumamente sensata de mantener tu casa limpia y fresca, pasando la aspiradora con regularidad. El aceite de pachuli o el incienso pueden ayudar a refrescar tu casa, además de una ventilación adecuada. Encender cerillas o quemar palomitas de maíz intencionadamente podría ayudar a enmascarar el olor. Si tienes chimenea, fuma al lado de ella. Aunque esto puede que gaste mucha leña. Si no tienes acceso a un jardín, balcón o cobertizo donde fumar, siempre puedes fumar en la ventana. Aunque debes mantenerla algo entrecerrada, ya que en caso contrario entrará un poco de olor del humo en la habitación.

También nos encontramos con otra idea excéntrica, que se conoce como “Hawaiian Hotbox” (caja caliente hawaiana). Coloca unas toallas para bloquear la base de la puerta del baño, y enciende la ducha con agua bien caliente. Supuestamente el vapor disimula el olor, aunque pueda parecer un desperdicio de agua. También es probable que acabes convirtiendo tu baño en una especie de sauna cannábica. En teoría, es una buena idea, y en la práctica también; combinar una fumada con una buena ducha puede ser muy relajante. Pero la efectividad de estos consejos se reduce al ensayo-error y a tus circunstancias personales. Nos encantaría saber si has descubierto algún otro consejo por ti mismo. así que, por favor, déjanos un comentario y cuéntanos cómo disimulas el olor a marihuana.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar