El dolor de espalda es una de las principales causas de discapacidad y dolor crónico en el mundo. Los dolores de espalda derivan de una serie de afecciones musculoesqueléticas y del sistema nervioso, incluyendo la enfermedad degenerativa del disco (EDD). Según la Organización Mundial de la Salud, todas estas dolencias afectan al bienestar y la calidad de vida de las personas, e incluso a su capacidad para trabajar.

Combatiendo el dolor de espalda. ¿Dónde encaja el CBD?

Hay muchas formas diferentes de tratar el dolor de espalda, pero muy pocas están validadas científicamente o producen resultados consistentes. Mientras continúa la búsqueda de una panacea para el dolor de espalda, ¿podría el cannabis ser una opción viable para este problema?

Los humanos han usado el cannabis durante miles de años para intentar remediar una serie de dolencias mentales y físicas. Las flores resinosas de esta fascinante planta contienen un cóctel de fitoquímicos, que incluye más de 100 cannabinoides y 200 terpenos. Entre todos estos, el cannabidiol (CBD) es uno de los más destacados.

El CBD ya ha mostrado resultados prometedores en varios entornos clínicos, pero las investigaciones aún se encuentran en fases tempranas. A medida que avanza la ciencia del cannabis, ¿qué sabemos hasta ahora sobre el efecto del CBD en la EDD?

¿Qué es la enfermedad degenerativa del disco?

En lugar de ser un diagnóstico concreto, la EDD abarca un conjunto de afecciones de la columna vertebral que implican la degradación de los discos intervertebrales. Estas estructuras vitales se encuentran en las principales zonas de la columna vertebral humana: cervical (superior), torácica o dorsal (media) y lumbar (inferior). En total, tenemos 23 discos entre las vértebras móviles de la columna. Antes de entrar en detalles sobre esta enfermedad de la columna, debemos saber exactamente qué son los discos vertebrales.

¿Qué es la enfermedad degenerativa del disco?

Anatomía básica de los discos vertebrales

Los discos intervertebrales tienen varias funciones esenciales en la columna vertebral humana. Permiten un movimiento flexible entre cada vértebra, sin sacrificar la fuerza y estabilidad, y ayudan a amortiguar el impacto contra el suelo al caminar, correr, saltar y realizar otras actividades.

Desde el punto de vista anatómico, los discos vertebrales son bastante simples. Se componen de tres partes diferentes:

  • Núcleo pulposo: situado en el centro del disco. Compuesto principalmente de agua, este material gelatinoso también contiene varios tipos de colágeno y permite el movimiento en distintas direcciones. El núcleo pulposo es el elemento resistente a la compresión del disco vertebral.
  • Anillo fibroso: una capa exterior robusta, formada por varias capas de fibras de colágeno. Este anillo de tejido conectivo rodea el núcleo pulposo y ayuda a resistir los movimientos excesivos en algunas direcciones. En lugar de ofrecer resistencia a la compresión, el anillo fibroso resiste principalmente la tensión.
  • Placa terminal vertebral: los discos vertebrales se encuentran entre vértebras individuales. Estas se apilan verticalmente, una sobre otra, en la columna vertebral. Las placas terminales vertebrales son unos tejidos especiales situados entre cada disco, conectando ambas estructuras. También distribuyen nutrientes a los discos, manteniéndolos sanos y fuertes.
Anatomía básica de los discos vertebrales

Afecciones relacionadas con la enfermedad degenerativa del disco

Hay varias afecciones que se engloban bajo el término genérico EDD. Aunque todas tienen características patológicas diferentes, comparten al menos una cosa en común: el daño gradual y la degeneración de los discos vertebrales. Estas afecciones incluyen:

  • Radiculopatía lumbar
  • Osteoartritis
  • Espondilosis
  • Mielopatía
  • Estenosis lumbar
  • Degeneración o artrosis facetaria

Síntomas de la enfermedad degenerativa del disco

La EDD produce diversos síntomas. Estos dependen en gran medida de la afección causante de la EDD, pero algunos coinciden. Los síntomas más frecuentes incluyen:

  • Dolor al doblar o torcer la columna vertebral
  • Una sensación de "ceder", que indica inestabilidad de la columna vertebral
  • Tensión y espasmos musculares
  • Un dolor punzante que se extiende por los brazos o piernas.
  • Pérdida de sensibilidad, entumecimiento y sensación de hormigueo

¿Por qué se produce la enfermedad degenerativa del disco?

La EDD se produce como consecuencia de varios mecanismos, que incluyen factores genéticos, factores ambientales y el estilo de vida. A continuación, podrás conocer los diferentes factores causantes.

  • Genética

Los investigadores han identificado ciertos genes que predisponen a las personas a la EDD. El polimorfismo del alelo 5A aumenta el riesgo de la degeneración acelerada de los discos vertebrales, especialmente los de la parte inferior de la espalda.

  • Envejecimiento

A medida que envejecemos, disminuye la capacidad de nuestro cuerpo para curar y regenerar tejidos. Aunque se cree que el envejecimiento celular y la acumulación de colágeno degradado contribuyen a la degeneración de los discos, todavía no se ha encontrado una causa concreta. No obstante sabemos que, a medida que envejecemos, la concentración de células disminuye en el anillo fibroso; y además, las células restantes empiezan a perder su capacidad para dividirse y proliferar.

¿Por qué se produce la enfermedad degenerativa del disco?

  • Carga mecánica

Aunque el ejercicio físico ayuda a mantener la integridad de nuestros músculos, huesos y otros tejidos, un esfuerzo repetitivo y excesivo puede contribuir a la degeneración. El trabajo físico, el deporte y otras actividades diarias que exponen los discos vertebrales a una fuerza excesiva pueden aumentar el riesgo de padecer la EDD.

  • EDD: una enfermedad compleja con factores biopsicosociales

La complejidad del cuerpo humano implica que la EDD no sea una enfermedad sencilla. Las resonancias magnéticas (RM) muestran que algunas personas con altos niveles de degeneración de disco prácticamente no sienten dolor. En cambio, otras personas con una degeneración mínima pueden sufrir un dolor intenso.

La ciencia del dolor adopta un enfoque biopsicosocial para tratar el dolor de espalda. Algunos factores psicológicos, como el catastrofismo y el temor a ciertos movimientos, podrían aumentar la percepción del dolor y disminuir los resultados de algunas intervenciones.

¿Cómo ayuda el CBD a la enfermedad degenerativa del disco?

Para combatir el dolor de espalda, es fundamental exponer el cuerpo a cargas progresivas y fomentar unos movimientos saludables. Pero algunos productos novedosos, como el CBD, también podrían usarse para este fin en el futuro.

  • Potencial para reducir el daño a los discos intervertebrales

Antes de 2014, había muy pocas investigaciones sobre el CBD y la EDD. Esto cambió cuando un equipo de investigadores de la Universidad de São Paulo, Brasil, se propuso investigar los efectos del CBD en la degeneración del disco[1]. Tras crear un modelo de EDD en ratones, poco después administraron varias dosis de CBD a un grupo experimental.

Los investigadores utilizaron resonancias magnéticas para observar los efectos del CBD, dos y quince días después de haberlo administrado. Una vez obtenidas las imágenes de la RM, también examinaron las zonas lesionadas a nivel celular mediante un análisis histológico. Encontraron que el CBD logró reducir considerablemente el daño causado a los discos intervertebrales. Este cannabinoide produjo efectos especialmente impresionantes en el anillo fibroso. Sin embargo, en el núcleo pulposo los cambios fueron menos significativos.

  • El CBD interactúa con el SEC y aumenta los niveles de anandamida

Pero ¿cómo ejerce exactamente el CBD estos cambios beneficiosos? Bueno, esta molécula actúa sobre varios sistemas de nuestro cuerpo para producir cambios fisiológicos. Por ejemplo, el CBD interactúa con el sistema endocannabinoide (SEC). Este sistema tiene dos tipos de receptores (CB1 y CB2) distribuidos por todo el cuerpo, con concentraciones especialmente elevadas en el sistema nervioso y sistema inmunológico, respectivamente.

Al interactuar con estos receptores, el CBD podría ayudar a reducir el daño a los discos, aunque las investigaciones aún no han encontrado estos receptores en los discos intervertebrales. El CBD también evita la degradación de un endocannabinoide llamado anandamida, permitiendo que permanezca en el cuerpo durante más tiempo. Este endocannabinoide (también conocido como la "molécula de la felicidad") tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios, que podrían ayudar a aliviar los discos.

¿Cómo ayuda el CBD a la enfermedad degenerativa del disco?
  • Potencial para bajar la inflamación

Dado que la EDD implica la liberación de moléculas inflamatorias, el potencial antiinflamatorio del CBD probablemente tenga el rol más importante para acelerar el proceso de curación. Una serie de estudios, incluyendo un estudio de 2014 publicado en PLOS One, sugiere la capacidad del CBD para bloquear, suprimir y reducir[2] las moléculas de señalización inflamatoria que contribuyen al dolor y la hinchazón.

En el estudio de 2014, los investigadores concluyeron que sus resultados revelaban los efectos antidegenerativos del CBD. También afirmaron que el CBD se perfila como un tratamiento prometedor para esta enfermedad, especialmente teniendo en cuenta el carácter no psicotrópico de este cannabinoide y que es una molécula segura en general.

  • CBD para los síntomas psicológicos de la enfermedad degenerativa del disco

El tratamiento del dolor de espalda requiere un enfoque múltiple. Aunque la terapia manual, el entrenamiento físico y los ejercicios especiales desempeñan un papel esencial, el estado psicológico de los pacientes influye notablemente en su percepción del dolor y en su capacidad para afrontarlo.

El impacto psicológico de la EDD y el dolor crónico podría llevar a estados mentales negativos como la depresión, la ansiedad y la catastrofización. Además de ayudar potencialmente a combatir los factores físicos de la EDD, el cannabidiol también podría ayudar a aliviar los síntomas psicológicos.

Las primeras investigaciones sobre el CBD y nuestro estado mental son prometedoras. Este cannabinoide interactúa con el sistema de serotonina, lo que podría cambiar la forma en que nuestro cerebro reacciona a este importante neurotransmisor. Esto, a su vez, podría tener un efecto profundo en nuestro estado mental. Y, como hemos mencionado, el CBD provoca que la anandamida (una molécula asociada con la mejora del estado de ánimo) se mantenga en el espacio sináptico durante más tiempo[3].

Algunas investigaciones también sugieren que el CBD podría ayudar a reducir los síntomas del estrés[4]. Curiosamente, el exceso de estrés podría cambiar la forma en que percibimos y afrontamos el dolor[5]. Al parecer, las enfermedades con dolor crónico podrían exacerbar y dar lugar a este estado psicológico, provocando un ciclo de sufrimiento. El CBD podría ayudar a aliviar algunos síntomas del estrés y, por tanto, cambiar la percepción del dolor y su impacto.

¿Cómo usar el CBD para la enfermedad degenerativa del disco?

Hablando claro, no existe una respuesta concreta a esta pregunta. Las investigaciones sobre los efectos del CBD en la EDD aún son muy preliminares y poco desarrolladas. Sin ensayos clínicos que sirvan de base, nadie conoce la dosis o el método ideal para usar el CBD para esta enfermedad.

De momento, consumir CBD para combatir los síntomas de la EDD es una estrategia experimental. Sin embargo, algunos consumidores afirman que el cannabidiol les ayuda de un modo u otro. Si el CBD te ayuda a mejorar tu estado mental o incluso incide en los síntomas físicos, ¿por qué no usarlo? Aunque, por supuesto, siempre debes consultar con tu médico antes de hacerlo.

  • ¿Qué productos de CBD deberías elegir?

Si decides tomar CBD, te recomendamos buscar los mejores productos posibles. En el mercado actual, saturado de productos, la calidad del aceite de CBD varía enormemente. Y aunque existen muchos productos de buena calidad, hay muchos otros que no se someten a análisis y no son fiables.

Al comprar aceite de CBD, aconsejamos buscar las siguientes tres características. En primer lugar, busca aceites de espectro completo. Estos productos no solo contienen CBD, sino también todos los fitoquímicos beneficiosos del cannabis. De este modo, los cannabinoides, terpenos y flavonoides crean una mezcla sinérgica de compuestos químicos[6], generando unos efectos más pronunciados.

En segundo lugar, busca productos elaborados mediante extracción con CO₂ supercrítico. Este método de última generación permite extraer todos los fitoquímicos deseados de la planta, dejando atrás todo lo demás. La extracción con CO₂ también elimina el riesgo de que queden residuos de disolventes dañinos.

Y en tercer lugar, recomendamos comprar únicamente productos que hayan sido analizados en laboratorios independientes. Así sabrás exactamente qué contiene el envase. Este tipo de analíticas garantizan un producto puro y libre de contaminantes, y también aseguran que los niveles de THC del aceite se mantengan dentro de los límites permitidos.

Video id: 282975871

El futuro del CBD y la enfermedad degenerativa del disco

La enfermedad degenerativa del disco sigue siendo una enfermedad compleja y controvertida. Sabemos que dolor no equivale a daños en los tejidos. Una persona sin daños físicos en el disco podría sentir dolor, mientras que otra persona sin dolor podría tener los discos bastante deteriorados. Además, quienes sienten dolor podrían experimentar estados mentales negativos, como el miedo a ciertos movimientos o la catastrofización.

Parece ser que el CBD tiene potencial para ayudar tanto a los aspectos físicos como mentales de la EDD. Aunque los estudios aún son demasiado preliminares para poder sacar conclusiones sólidas, el cannabidiol parece muy prometedor como parte de un enfoque integral que incluya ejercicio físico e intervención psicológica. Cabe esperar que futuros estudios revelen los efectos fisiológicos del CBD en esta enfermedad, así como la dosis y el método de administración necesarios.

Fuentes Externas
  1. Protective Effects of Cannabidiol on Lesion-Induced Intervertebral Disc Degeneration https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Protective Effects of Cannabidiol on Lesion-Induced Intervertebral Disc Degeneration https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Cannabidiol enhances anandamide signaling and alleviates psychotic symptoms of schizophrenia https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  4. Translational Investigation of the Therapeutic Potential of Cannabidiol (CBD): Toward a New Age https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Chronic Pain, Chronic Stress and Depression: Coincidence or Consequence? https://www.m-r-i.net
  6. Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.