💥5 SEMILLAS GRATIS si gastas 65€ durante el Black Friday con el código BF227HV💥

By Luke Sumpter


¿Puede ayudar la hierba con el dolor de espalda? Es muy probable que te hayas encontrado con gente que te haya dicho que funciona. Sin embargo, la investigación sobre el tema sigue estando en su fase inicial y todavía no hay datos concluyentes. Dado que es una afección que afecta a millones de personas en todo el mundo y que los tratamientos actuales no son muy eficaces, los investigadores están muy interesados en encontrar la solución a este problema.

El dolor de espalda

El dolor de espalda está considerado una epidemia, ya que solo en Inglaterra alrededor de 1 de cada 6 adultos sufre algún tipo de dolor de espalda. Además de la prevalencia de esta afección, el dolor de espalda es sumamente difícil de diagnosticar y tratar. El punto de vista biosanitario tradicional del dolor de espalda postula que las sensaciones de dolor provienen del daño tisular en forma de un ligamento desgarrado, un nervio atrapado o un disco espinal degenerado.

Mientras que hay pacientes que experimentan dolor aunque no haya daño tisular, también hay quienes muestran signos de daño o disfunción tisular, como una hernia de disco, y que experimentan muy poco, o incluso ningún tipo de dolor. Estos descubrimientos suponen un desafío para la visión biosanitaria y han dado lugar a un modelo con más matices: la visión biopsicosocial del dolor de espalda.

Como sugiere su nombre, este enfoque considera los factores biológicos, psicológicos y sociológicos que contribuyen a la percepción y la gravedad del dolor de una persona. Por ejemplo, algunos médicos utilizan una intervención conocida como educación en neurociencia del dolor (PNE) para abordar los problemas psicosociales que pueden contribuir al dolor de espalda crónico.

Los medicamentos tradicionales prescritos para combatir las sensaciones de dolor incluyen productos de venta libre como el ibuprofeno, ciertos antidepresivos, y narcóticos como los opioides. Sin embargo, debido a los efectos secundarios y al gran potencial de abuso de estas opciones, los pacientes suelen buscar otras soluciones y mucha gente opta por probar la marihuana para intentar aliviar los síntomas.

A continuación, mostraremos un análisis de los diferentes tipos de dolor de espalda. Después, veremos el papel del sistema endocannabinoide en el dolor de espalda y finalmente analizaremos lo que dice la investigación sobre la marihuana en este sentido.

Causas comunes y tipos de dolor de espalda

Aunque hay dolores de espalda muy complejos, otros se diagnostican muy fácilmente por causas obvias y requieren un tratamiento relativamente sencillo. A continuación, desglosamos el dolor de espalda en dos categorías principales: dolor agudo y dolor crónico.

Dolor de espalda agudo

El dolor de espalda agudo se refiere a un dolor repentino y que no persiste durante períodos largos. Este tipo de dolor no suele desarrollarse por causas fisiológicas sino más bien por estrés mecánico. Algunas de las principales causas del dolor de espalda agudo incluyen:

  • Espasmo muscular: los espasmos musculares pueden causar un dolor que puede ser desde un dolor sordo hasta una sensación punzante aguda. Se producen debido a la contracción involuntaria de las fibras musculares y, a menudo, están provocados por la infrautilización crónica o el uso excesivo de los músculos involucrados.
  • Tensión muscular: por la espalda se sitúan un montón de músculos diferentes, desde los estabilizadores largos alrededor de la columna vertebral hasta los motores primarios superficiales que facilitan el movimiento del hombro. Si se produce un desgarro o distensión en cualquiera de estos músculos, debido a una lesión, se pueden experimentar breves episodios de dolor y pérdida de función.
  • Esguince de ligamentos: mientras que los músculos nos permiten movernos, los ligamentos limitan el movimiento alrededor de las articulaciones y las mantienen protegidas. Muchos ligamentos contribuyen a la estabilidad de la columna. Los ligamentos más pequeños se adhieren a las vértebras individualmente, mientras que los grandes se extienden a lo largo de toda la columna vertebral. La contorsión, flexión, extensión o rotación excesivas pueden causar un desgarro o esguince en un ligamento y el correspondiente dolor de espalda agudo.
  • Hernia de disco: los discos de la columna se colocan entre una vértebra y otra, actuando como amortiguadores. Cada disco presenta una capa externa fibrosa y una porción interna gelatinosa. En una hernia de disco, la parte interna se “desliza” a través del tejido fibroso y, a veces, entra en contacto con la médula espinal, provocando dolor. La hernia surge tanto del estrés mecánico como del desgaste relacionado con la edad. En muchos casos, esta forma de lesión suele tardar en curarse solamente 4-6 semanas.
Causas comunes y tipos de dolor de espalda

Dolor de espalda crónico

A diferencia del dolor de espalda agudo, el dolor de espalda crónico persiste durante más tiempo. Muchas formas de dolor de espalda crónico tienen un factor biopsicosocial que puede prolongar la recuperación si no se maneja adecuadamente. Hay varias afecciones que pueden contribuir al dolor de espalda crónico entre las que se incluyen:

  • Estenosis espinal: la estenosis implica el estrechamiento del canal espinal, lo que ejerce presión sobre la médula espinal. Esta afección suele producirse debido a cambios estructurales causados por la osteoartritis (degeneración del tejido articular relacionada con la edad).
  • Osteoporosis: esta afección se deriva de una reducción en la densidad ósea. Hay menos minerales y colágeno dentro de los huesos, lo que hace que sean más frágiles y propensos a fracturarse. Los síntomas suelen surgir cuando se producen fracturas. Estos cambios estructurales pueden conducir a enfermedades como la radiculopatía, una lesión que afecta los nervios a nivel de la raíz.
  • Enfermedad degenerativa del disco: mientras que las hernias de disco pueden resolverse con bastante rapidez, la enfermedad degenerativa del disco implica la degeneración lenta pero inevitable del tejido del disco. Los discos comienzan a perder su contenido de agua y su función, provocando períodos de dolor intenso, entumecimiento en las extremidades y debilidad muscular.
  • Dolor neuropático crónico: esta forma de dolor es resultado del daño en las fibras nerviosas y se manifiesta como una intensa sensación de ardor.
Causas comunes y tipos de dolor de espalda

Aunque ciertas enfermedades dan lugar al dolor de espalda, hay varios factores psicosociales que también están asociados con el dolor crónico en general, como la ansiedad, la depresión, la evitación del miedo y el trastorno de estrés postraumático. Los factores de riesgo modificables también aumentan las posibilidades de experimentar dolor de espalda crónico y la obesidad está clasificada como la más impactante.

Cómo afecta el dolor de espalda a la vida diaria

El dolor de espalda, tanto en sus formas agudas como en las crónicas, puede afectar a la vida diaria. Esas sensaciones tan dolorosas que causa son suficientes para perturbar las actividades diarias cotidianas, y pueden manifestarse de varias formas, como dolor, punzadas, ardor y dolor irradiado. Con el tiempo, estos síntomas comienzan a afectar a la capacidad para trabajar, la función sexual y el estado psicológico, alimentando potencialmente comorbilidades de ansiedad y depresión, y generando la necesidad de atención multidisciplinaria.

Entonces, ¿cómo se puede salir de esta situación? Los diferentes productos farmacéuticos disponibles funcionan para algunas personas, pero rara vez abordan la causa o raíz del dolor. El ejercicio y el entrenamiento de resistencia también muestran excelentes resultados, pero no siempre conducen a una remisión completa.

Teniendo esto en cuenta, ahora veremos el posible papel que podría desempeñar la marihuana como parte de un futuro tratamiento para el dolor de espalda. Y si queremos comprenderlo bien, primero debemos hablar del sistema endocannabinoide.

El sistema endocannabinoide y la señalización del dolor

El sistema endocannabinoide (SEC) controla muchos aspectos de nuestra fisiología. Este sistema, también conocido como el “regulador universal”, es una red de mensajeros químicos, enzimas y receptores que mantiene el cuerpo humano en un estado de homeostasis. Estos componentes se encuentran por todo el sistema nervioso central, el sistema inmunitario, el aparato digestivo e incluso en los huesos y tejidos conectivos. No importa dónde se presenten, trabajan en conjunto para asegurarse de que todo funcione sin problemas.

En pocas palabras, el SEC consta de dos moléculas de señalización principales conocidas como anandamida y 2-AG. Estas sustancias químicas se unen a los dos receptores principales, conocidos como CB1 y CB2, para crear cambios en las células objetivo. La sensación de dolor surge cuando las neuronas sensoriales se despolarizan y envían un impulso eléctrico al final de su axón (una estructura similar a una rama al final de una neurona). Aquí, la neurona presináptica envía neurotransmisores sobre la hendidura sináptica que activan los receptores en la neurona postsináptica. Esta activación genera otro impulso eléctrico. Este proceso continúa hasta que el impulso llega a la columna vertebral y se registra en el cerebro como dolor.

Este tipo de neurotransmisión, conocida como transmisión anterógrada, envía señales químicas en una dirección. Sin embargo, el SEC conoce un buen truco. Envía endocannabinoides en la dirección opuesta (transmisión retrógrada) a los receptores objetivo en la neurona presináptica. En cierta medida, este mecanismo de acción ayuda a bloquear de forma transitoria la liberación de neurotransmisores y la señalización del dolor. Pero nuestros propios endocannabinoides solo limitan las señales de dolor hasta cierto punto. La buena noticia es que los cannabinoides procedentes de plantas, como el THC, también interactúan con estos mismos receptores presinápticos, por lo que existe la posibilidad de que el THC pueda inhibir la activación de los neurotransmisores de manera similar.

El dolor forma parte de esta situación solo cuando hablamos de dolor de espalda crónico. Normalmente, esta sensación incómoda surge como síntoma de una enfermedad subyacente. Como el SEC desempeña un papel regulador en casi todo el cuerpo, los investigadores están interesados en averiguar si podría desempeñar un papel preventivo o curativo en estas causas subyacentes.

Por ejemplo, los estudios han analizado el potencial de un terpeno (otro tipo de compuesto que se encuentra en la marihuana), el cariofileno, para remineralizar el tejido óseo. Los investigadores también quieren comprobar si el CBD proporciona alguna protección en modelos de enfermedad degenerativa del disco. Además de esto, otros estudios están examinando cómo podrían ayudar la marihuana y el SEC a abordar las comorbilidades psicosociales de la ansiedad y la depresión, así como los factores de riesgo modificables como la obesidad.

Marihuana para el dolor de espalda: THC

El SEC muestra un gran potencial como objetivo en el tratamiento del dolor de espalda, y se sabe que existen varios cannabinoides procedentes de la marihuana que se adhieren a los receptores del SEC, incluido el THC. El THC es el principal compuesto psicoactivo del cannabis, y por tanto principal responsable del subidón asociado a la marihuana. Hay muchos testimonios de personas que fuman porros o bongs y que aseguran que el dolor desaparece, al menos por un tiempo.

Sin embargo, hacen falta pruebas científicas sólidas para poder decir que el THC tiene un impacto positivo en el dolor de espalda. Afortunadamente, los investigadores están intentando encontrar las respuestas. Un estudio clínico[1] analizó los datos disponibles de estudios en humanos e informó que hasta ahora existen pocas pruebas que apuntan hacia la marihuana para el dolor lumbar.

Sin embargo, los autores también analizaron estudios epidemiológicos recientes en los que se mostraban datos de una población fuera de las condiciones del ensayo controlado. Observaron una reducción en el uso de analgésicos opioides en poblaciones que consumen marihuana para el dolor lumbar. A pesar de esto, la cantidad de variables involucradas en la investigación epidemiológica hace que estos descubrimientos sean poco fiables.

Un estudio clínico más amplio analizó la marihuana para el dolor crónico[11] en general y otros problemas médicos y psiquiátricos. Los datos proceden en parte de seis ensayos con 325 pacientes con dolor crónico y seis ensayos con 396 pacientes con dolor neuropático. Aunque la mayoría de los resultados son positivos, requieren datos de más ensayos en humanos para poder respaldarlos.

Un artículo publicado en el European Journal of Pain respalda estos primeros hallazgos[12]. El documento detalla un estudio de cohorte basado en registros a nivel nacional llevado a cabo en Dinamarca. Los investigadores interrogaron a 1817 pacientes que habían recibido al menos una receta de medicamentos a base de marihuana o marihuana medicinal para el dolor neuropático. Luego compararon la frecuencia de las visitas de los pacientes al hospital y de las reducciones en el consumo de medicamentos tradicionales con un grupo de control.

Marihuana para el dolor de espalda: CBD

El CBD actúa en el cuerpo de manera diferente al THC. Como no se une al receptor CB1 como un fuerte agonista, no provoca el mismo efecto psicotrópico. Sin embargo, el CBD actúa como modulador alostérico[13] del receptor CB1, lo que significa que cambia la forma en que el THC se une a este sitio. El CBD también afecta a las enzimas del SEC.

Al igual que la anandamida mencionada anteriormente, un endocannabinoide involucrado en la señalización del dolor, el CBD actúa bloqueando la enzima[14] responsable de descomponer este compuesto. Al hacerlo, el CBD podría aumentar los niveles de anandamida y mantener la inhibición de los neurotransmisores del dolor. No obstante, hacen falta más estudios en humanos para confirmar este mecanismo de acción.

Los receptores CB1 y CB2 constituyen el “SEC clásico”. Sin embargo, hay otros sitios receptores que conforman el SEC expandido, un sistema denominado “endocannabinoidoma”. Algunos investigadores argumentan que uno de estos sitios, conocido como TRPV1, debería llevar el título de CB3 debido a sus importantes interacciones con los endocannabinoides. El CBD también interactúa con el TRPV1[15]. Este receptor juega un papel importante en la inflamación y el dolor, por lo que representa un objetivo prometedor para el dolor de espalda.

Marihuana para el dolor de espalda: CBD
Marihuana para el dolor de espalda: CBD

Hacen falta más ensayos en humanos sobre el CBD y el dolor de espalda. Sin embargo, hay una serie de casos[16] que documentan la posible eficacia del CBD procedente del cáñamo en forma de crema transdérmica para el dolor de espalda agudo y crónico. Según los testimonios, parece que el cannabinoide es capaz de producir buenos resultados, pero hacen falta ensayos más rigurosos.

Un estudio[18] publicado en el Journal of Pain Research analizó un espray bucal con THC y CBD para el dolor neuropático crónico. Los investigadores indicaron que la mezcla podría contribuir al manejo de esta forma de dolor, pero, de nuevo, hacen falta más ensayos clínicos para comprender su verdadera eficacia.

Conclusión sobre la marihuana y el dolor de espalda

El dolor de espalda sigue siendo una afección compleja, prevalente y llena de matices. La cantidad de comorbilidades y causas, y la interacción de factores biopsicosociales, hacen que sea difícil de diagnosticar y tratar para los médicos. Hasta el momento, la investigación sobre el uso de marihuana y sus múltiples compuestos para el dolor de espalda sigue sin ser concluyente. Dado que hay muy pocos ensayos clínicos en torno a diferentes cannabinoides para diferentes formas de dolor de espalda, es demasiado pronto para poder decir si funciona.

Sin embargo, como las leyes de la marihuana están cambiando muy rápido, y cada vez hay más estudios que investigan tratamientos para el dolor de espalda, obtener una respuesta es solo cuestión de tiempo.

Fuentes Externas
  1. Portsmouth Back Pain https://www.versusarthritis.org
  2. The efficacy of pain neuroscience education on musculoskeletal pain https://www.tandfonline.com
  3. Knowledge of psychosocial factors associated with low back pain amongst health science students: a scoping review | Chiropractic & Manual Therapies | Full Text https://chiromt.biomedcentral.com
  4. The Efficacy of Cannabis in Reducing Back Pain: A Systematic Review https://journals.sagepub.com
  5. β-Caryophyllene promotes osteoblastic mineralization, and suppresses osteoclastogenesis and adipogenesis in mouse bone marrow cultures in vitro - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Protective Effects of Cannabidiol on Lesion-Induced Intervertebral Disc Degeneration | PLOS ONE https://journals.plos.org
  7. The endocannabinoid system in guarding against fear, anxiety and stress - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  8. Endocannabinoid system: Role in depression, reward and pain control (Review) - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  9. Understanding the possible role of endocannabinoid system in obesity https://www.sciencedirect.com
  10. Cannabis and Pain: A Clinical Review - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  11. Medical Marijuana for Treatment of Chronic Pain and Other Medical and Psychiatric Problems: A Clinical Review - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  12. Cannabis-based medicines and medical cannabis for patients with neuropathic pain and other pain disorders https://onlinelibrary.wiley.com
  13. Cannabidiol is a negative allosteric modulator of the cannabinoid CB1 receptor - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  14. Cannabidiol enhances anandamide signaling and alleviates psychotic symptoms of schizophrenia - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  15. A Review of Scientific Evidence for THC:CBD Oromucosal Spray (Nabiximols) in the Management of Chronic Pain - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.