By Luke Sumpter


¿Qué debes saber sobre la marihuana y la diabetes? ¿Reduce la hierba el azúcar en sangre? ¿Pueden fumar maría los diabéticos? ¿Son los comestibles sin azúcar una opción mejor? A continuación respondemos estas preguntas y muchas otras. Pero primero, vamos a echar un vistazo a la diabetes en su conjunto, y cómo afecta al cuerpo; y después analizaremos la investigación existente sobre cómo podría afectar el cannabis a esta enfermedad.

¿Qué es la diabetes?

Un coche no puede funcionar sin combustible, y nuestro cuerpo sería incapaz de levantarse por las mañanas sin hidratos de carbono (el cuerpo humano puede funcionar con total eficacia a base de grasas y cetonas, pero eso es un tema distinto). Cada vez que consumimos alimentos con carbohidratos, nuestro organismo los descompone en moléculas de glucosa que transporta a nuestras células como fuente de energía fundamental.

Nuestro cuerpo depende del páncreas (un órgano situado detrás del estómago) para realizar este proceso. Esta glándula secreta la hormona insulina en respuesta a la glucosa, y funciona como una “llave” en las células: saca la glucosa del torrente sanguíneo y la lleva a varias células de todo el cuerpo.

En circunstancias normales, este proceso mantiene nuestras células con energía y regula nuestro nivel de azúcar en sangre. Sin embargo, todo eso se descontrola en el contexto de la diabetes, que es un trastorno fisiológico en el cual el cuerpo no produce suficiente insulina, o no puede usar la insulina que produce. Como consecuencia, unos niveles altos de glucosa quedan atascados en el torrente sanguíneo. Esto provoca síntomas a corto plazo (como una micción frecuente y un aumento de la sed), pero, con el tiempo, la diabetes puede contribuir a la aparición de enfermedades más graves, como la cardiopatía y el daño renal.

La diabetes afecta a más de 500 millones de personas adultas[1] en todo el mundo, y se estima que esta cifra se acercará a 800 millones en 2045; este trastorno supone un enorme problema de salud a nivel global. Existen dos tipos de diabetes que afectan a este grupo demográfico. Descubre sus diferencias a continuación.

Diabetes tipo 1

La diabetes de tipo 1 está causada por un problema genético en lugar de por factores de estilo de vida. Por este motivo, el tipo 1 suele aparecer a una edad temprana. Se trata de una enfermedad autoinmune, es decir, se produce cuando los elementos del sistema inmunológico atacan a las células productoras de insulina del páncreas.

Tras este daño autoinfligido, el páncreas ya no es capaz de generar insulina y no puede responder de manera apropiada a la glucosa del torrente sanguíneo. Los científicos siguen sin entender por completo qué hace que el cuerpo cometa este ataque fisiológico sobre sí mismo; y actualmente no existe cura. Las personas que padecen diabetes de tipo 1 se administran insulina para controlar los niveles de azúcar en sangre.

Diabetes tipo 2

Mientras que solo un 8% de los diabéticos padecen diabetes de tipo 1, la diabetes de tipo 2 afecta a la inmensa mayoría[2] de estos enfermos. Aunque la genética puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2, los factores relacionados con el estilo de vida (como la obesidad) aumentan de forma drástica las probabilidades de sufrir este trastorno; el tejido adiposo (grasa) hace que las células del cuerpo sean menos sensibles a la insulina.

Este tipo de diabetes comienza con un estado conocido como resistencia a la insulina. En él, los músculos, el hígado y las células adiposas no responden bien a la insulina, lo que significa que el torrente sanguíneo sigue presentando unos niveles altos de glucosa. Esto hace que el páncreas aumente la producción de insulina en un intento por almacenar el exceso de glucosa. Con el tiempo, esta mayor actividad agota al páncreas, que tiene dificultades para producir esta hormona fundamental. Aunque no existe cura, este tipo de trastorno se puede controlar mediante medicación, ejercicio, dieta y la administración de insulina.

What Is Diabetes?

¿Cómo afecta la diabetes al cuerpo?

La diabetes afecta al cuerpo de varias maneras. Sus síntomas se pueden dividir en agudos (a corto plazo) y crónicos (a largo plazo). Vamos a ver primero los síntomas agudos:

  • Incremento de la sed
  • Hambre excesiva
  • Micción frecuente
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Irritabilidad
  • Fatiga
  • Visión borrosa

Con el paso del tiempo, la diabetes puede causar síntomas crónicos y complicaciones como:

  • Enfermedad cardíaca
  • Daños neurológicos
  • Daños renales
  • Daños oculares
  • Daños en las extremidades que conducen a la amputación
  • Problemas de piel
  • Problemas auditivos
  • Alzheimer
  • Depresión

Marihuana y diabetes

En los últimos años, la marihuana está dejando atrás su condición de sustancia denigrada y está despertando mucho interés entre los investigadores de la medicina. Hace unas décadas, mientras analizaban los componentes de esta fascinante hierba, los científicos descubrieron el sistema endocannabinoide (SEC), y con ello, revelaron, en parte, la vía a través de la cual ciertos compuestos de la planta influyen en la fisiología humana.

En la actualidad, la ciencia está estudiando los efectos de los cannabinoides (las moléculas que interactúan con el SEC) sobre una gran variedad de enfermedades, incluida la diabetes. Antes de ver algunas investigaciones en este campo, debemos familiarizarnos con el SEC. Unas nociones básicas sobre este sistema te ayudarán a entender mejor la relación entre la marihuana y la diabetes.

El papel del sistema endocannabinoide en la diabetes

Conocido como el “regulador universal” del cuerpo humano, el SEC ayuda a mantener todos nuestros sistemas fisiológicos en equilibrio. Este sistema controla la descarga neuroquímica del cerebro, supervisa el desarrollo y la descomposición ósea, contribuye al equilibrio energético, e incluso está presente en la piel para garantizar una renovación celular adecuada. El SEC está formado por una serie de receptores, moléculas señalizadoras que se unen a esos receptores, y enzimas que crean y destruyen las moléculas señalizadoras. El SEC actúa en todas las partes del cuerpo como una especie de controlador de tráfico, garantizando que todo funcione correctamente.

Pero el SEC no siempre funciona a la perfección. Varios factores, como la genética y la dieta, pueden hacer que falle. Y dado que desempeña un papel clave en la mediación entre otros sistemas y procesos, el resultado puede ser bastante grave. Según una nueva teoría conocida como deficiencia clínica endocannabinoide, los problemas del SEC pueden producir afecciones como jaquecas, síndrome del intestino irritable y fibromialgia.

Parece ser que el SEC también influye en los procesos que afectan a la patofisiología de la diabetes. Está implicado[3] en la regulación del peso corporal, la ingesta de alimentos, la hiperglicemia (exceso de azúcar en sangre), la resistencia a la insulina, y la dislipidemia (desequilibrio de lípidos como el colesterol).

La influencia del SEC en todos estos procesos lo convierte en un posible objetivo para el tratamiento y la prevención de la diabetes. Resulta que los cannabinoides de la marihuana (fitocannabinoides) tienen una estructura similar a los que están presentes en nuestro organismo (endocannabinoides), lo que significa que podrían utilizarse para influir en este sistema.

Con eso en mente, vamos a ver lo que dice la ciencia sobre la marihuana, los cannabinoides y la diabetes.

Relación entre el consumo de marihuana y la diabetes

¿Podría el cannabis ayudar a controlar e incluso prevenir la diabetes? Todavía no conocemos la respuesta a esta pregunta, debido a la falta de ensayos controlados con humanos. Sin embargo, los datos epidemiológicos han ayudado a crear una perspectiva de cómo podría ayudar el cannabis a las personas diabéticas.

Un estudio de 2013[4] publicado en The American Journal of Medicine analizó cómo afecta el consumo habitual de marihuana a algunas de las variables de salud asociadas con el control de la diabetes. Basándose en una encuesta a 4657 pacientes, los datos suministrados por los propios individuos muestran que los consumidores de marihuana presentaban una importante reducción de los niveles de insulina en ayunas y una probabilidad más baja de desarrollar resistencia a la insulina, en comparación con los pacientes que no consumían hierba. Los investigadores también observaron unos niveles más bajos de glucosa y un menor perímetro de cintura en sujetos que habían sido consumidores en el pasado o lo eran actualmente.

Este mismo estudio destaca que las investigaciones anteriores también observaron un índice menor de obesidad y diabetes entre los consumidores de marihuana, lo que sugiere que los cannabinoides podrían alterar los procesos metabólicos de una manera favorable.

Aunque estos resultados todavía no se han confirmado en ensayos controlados con humanos, los estudios preclínicos están tratando de determinar si los compuestos del cannabis podrían ayudar a controlar los síntomas de la diabetes y a prevenir esta enfermedad en primer lugar. La planta de marihuana contiene más de 100 cannabinoides, y dos de ellos han pasado a un primer plano en la investigación de la diabetes.

Como homóloga del THC, la tetrahidrocannabivarina (THCV) presenta una estructura molecular parecida a la del principal cannabinoide psicotrópico. Sin embargo, la presencia de una cadena lateral de 3 carbonos (en lugar de la de 5 carbonos del THC) significa que la THCV produce unos efectos diferentes en el cuerpo. La THCV es un agonista selectivo de los receptores CB1 del SEC, pero solo produce un efecto psicoactivo[5] en dosis altas. Las investigaciones[6] iniciales en torno al THC con animales pretenden averiguar cómo afecta la THCV al apetito, al metabolismo energético, la pérdida del peso y el control de la diabetes tipo 2.

CBD y diabetes

El CBD también es uno de los cannabinoides más prometedores en la investigación de la diabetes. A diferencia del THC y la THCV, el CBD no produce un efecto psicotrópico, por lo que es mucho más adecuado para un gran número de pacientes.

La inflamación desempeña un papel muy importante en la diabetes, y la investigación futura tiene como objetivo estudiar estas vías[7] más a fondo. Varios estudios preclínicos han analizado los efectos de este cannabinoide en modelos de diabetes con el fin de determinar si reduce la incidencia[8], produce efectos neuroprotectores[9], o ayuda a evitar la autoinmunidad asociada con la diabetes de tipo 1[10]. Un estudio de 2015[11], realizado en la Universidad Hebrea de Jerusalén, evaluó el potencial antiinflamatorio del CBD. Sus hallazgos sugieren que la investigación futura debería centrarse en descubrir si y cómo afecta el CBD a la diabetes y el metabolismo a través de sus efectos sobre la respuesta inmunológica.

Riesgos del consumo de marihuana en personas diabéticas

¿Pueden fumar hierba los diabéticos? Los primeros hallazgos epidemiológicos ofrecen un panorama positivo, pero aun así existen ciertos riesgos. Para empezar, cualquier persona que consuma hierba sabe que despierta el apetito y a menudo hace que la gente opte por alimentos ricos en azúcar. Además, no todas las investigaciones han obtenido resultados optimistas. Una revisión de 2020[12] de datos disponibles asocia el consumo de marihuana a un comportamiento deficiente de autogestión en personas con diabetes tipo 1, y a un mayor riesgo de sufrir oclusión arterial periférica, infartos y enfermedad renal en enfermos con diabetes de tipo 2.

En lo que respecta al CBD, los informes indican que el cannabidiol no parece causar daños ni empeorar el control de la diabetes. Sin embargo, la administración de CBD junto con el fármaco antidiabético metformina podría aumentar el riesgo de malestar estomacal[13].

Comestibles para diabéticos

¿Qué ocurre con los comestibles para diabéticos? Aunque los comestibles sin azúcar no están necesariamente dirigidos a enfermos de diabetes, es probable que atraigan más a estas personas. A la hora de consumir snacks, muchos diabéticos optan por alimentos con un índice glucémico (IG) bajo, para evitar un aumento repentino de la glucosa en sangre. Por suerte para estas personas, en los países donde el cannabis es legal, se venden comestibles sin azúcar como galletas, chocolate, caramelos, té y café.

El futuro del cannabis y la diabetes

Las pruebas preclínicas existentes son muy prometedoras. Sin embargo, es necesario realizar ensayos controlados con humanos para confirmar cómo afecta el cannabis a la insulina, la glucosa en sangre, el apetito, el peso corporal, y otros marcadores biológicos asociados con la diabetes.

Además, los investigadores apenas han arañado la superficie en lo que respecta al análisis de los compuestos cannabinoides en modelos de esta enfermedad. Por este motivo, cualquier persona con diabetes que quiera seguir consumiendo marihuana, o incorporarla a su vida, debe consultar con un profesional médico para obtener asesoramiento sobre la forma más segura de hacerlo.

Fuentes Externas
  1. Diabetes https://www.who.int
  2. Efficacy and Safety of Cannabidiol and Tetrahydrocannabivarin on Glycemic and Lipid Parameters in Patients With Type 2 Diabetes http://care.diabetesjournals.org
  3. The Role of Cannabis and Cannabinoids in Diabetes https://www.researchgate.net
  4. Novel Study Reports Marijuana Users Have Better Blood Sugar Control https://realmofcaring.org
  5. Cannabinoid Pharmacology https://www.sciencedirect.com
  6. Δ9-Tetrahydrocannabivarin (THCV): a commentary on potential therapeutic benefit for the management of obesity and diabetes | Journal of Cannabis Research | Full Text https://jcannabisresearch.biomedcentral.com
  7. The Role of Inflammation in Diabetes: Current Concepts and Future Perspectives - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  8. Cannabidiol lowers incidence of diabetes in non-obese diabetic mice https://www.tandfonline.com
  9. Neuroprotective and Blood-Retinal Barrier-Preserving Effects of Cannabidiol in Experimental Diabetes https://www.sciencedirect.com
  10. Cannabidiol arrests onset of autoimmune diabetes in NOD mice https://www.sciencedirect.com
  11. CBD compound in cannabis could treat diabetes, researchers suggest - Diabetes https://www.diabetes.co.uk
  12. The effects of recreational cannabis use on glycemic outcomes and self-management behaviours in people with type 1 and type 2 diabetes: a rapid review - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  13. CBD and other medications: Proceed with caution - Harvard Health https://www.health.harvard.edu
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.