El cannabidiol (CBD) está siendo objeto de una gran cantidad de investigaciones para todo tipo de aplicaciones. Hoy, analizaremos la relación que puede tener este cannabinoide con la adicción, y cómo podría interactuar con el sistema de recompensa del cerebro. Esta antigua parte del cerebro, compleja, fascinante y poderosa, da lugar a comportamientos hedonistas para nuestro propio bien. Sin embargo, a veces puede salir mal y provocar una adicción que puede ser desde una simple molestia hasta una verdadera catástrofe.

¿Qué es la adicción?

En términos generales, la adicción se define como un comportamiento que se repite de forma compulsiva a pesar de tener una consecuencia negativa sobre la persona, y/o alguien que quiere detener un comportamiento pero no consigue hacerlo. Algunas señales de adicción pueden ser:

  • Gastar dinero que no puedes pagar
  • Continuar con una conducta que afecta negativamente a tus relaciones
  • Continuar con un conducta que tiene un impacto negativo en tu salud
  • No ser capaz de dejar cierto comportamiento, o experimentar abstinencias desagradables cuando lo haces
  • Sentir ansia por realizar cierto comportamiento
  • Inventar excusas para poder realizar un comportamiento

La adicción se produce cuando un comportamiento, o una sustancia, activa el sistema de recompensa del cerebro. Aunque no es el único mecanismo en funcionamiento, la liberación del neurotransmisor dopamina es una parte crucial para comprender cómo funciona la adicción.

En pocas palabras, un comportamiento o sustancia puede provocar la liberación de dopamina, que es la sustancia química de recompensa del cerebro. La liberación de dopamina le dice al cerebro que repita ese comportamiento; es la forma que tiene el cerebro de asimilar lo que hace falta para obtener resultados beneficiosos y asegurarse de que lo repetimos. Cada vez que la persona repite ese comportamiento, se libera dopamina. A medida que pasa el tiempo, los receptores de dopamina se vuelven menos sensibles al neurotransmisor, por lo que se necesita una mayor cantidad de dopamina para dar la misma sensación de recompensa[1]. Este es uno de los motivos por los que la gente desarrolla tolerancias a las sustancias, y por el que cualquier tipo de adicción tiende a volverse más intensa con el tiempo.

La adicción se divide en dos categorías: adicción física/química y adicción conductual.

¿Qué es la adicción?
  • ¿Qué es una adicción física?

La adicción física es aquella en que la sustancia consumida provoca directamente una liberación de dopamina. Por ejemplo, la heroína, el alcohol y la nicotina son sustancias profundamente adictivas a nivel químico.

Este tipo de adicción se caracteriza por una fuerte abstinencia física. De hecho, la abstinencia de alcohol puede ser tan grave que puede llegar a ser letal[2]. Estas abstinencias provocan deseos muy intensos, haciendo que sea extremadamente difícil resistirse a las adicciones físicas. Las adicciones físicas no son solo un problema para quienes son muy adictos, sino que el hecho de superar una adicción relativamente menor puede ser incluso más difícil.

  • ¿Qué es una adicción conductual?

Por otro lado, la adicción conductual es aquella en la que un determinado comportamiento activa el sistema de recompensa. Los juegos de azar, las redes sociales y los smartphones actúan sobre el circuito de recompensa para desencadenar conductas adictivas en los usuarios[3].

Las conductas adictivas suelen producirse por ciertos estímulos, en lugar de provocar síntomas de abstinencia. Por ejemplo, un adicto al juego sin acceso a un teléfono, tecnología o cualquier cosa que le recuerde al juego, podría pasar días sin pensar en ello; pero, en cuanto se encuentre con algo que asocie a la adicción, será incapaz de resistirse a ella. En el caso de las adicciones físicas, estas también pueden empeorar debido a desencadenantes ambientales, pero también pueden actuar por sí mismas a nivel interno.

Por esta razón, las adicciones conductuales suelen ser un poco más fáciles de superar, ya que las personas no experimentan los mismos síntomas de abstinencia. Por otro lado, muchas conductas adictivas están tan extendidas (debido a que sus desencadenantes son omnipresentes en nuestras sociedades) que evitar los estímulos asociados puede ser casi imposible.

¿Qué es la adicción?
  • ¿Cuál es la diferencia entre adicción y dependencia?

La adicción y la dependencia son dos términos que se han eliminado casi por completo en la comunidad médica y científica, al menos en relación con las sustancias. Ahora, ambas se definen como trastorno por consumo de sustancias (TCS). ¿Cuál es la razón de esto? En cierto modo, una adicción física también tiende a ser una dependencia. Son términos tan intercambiables que dejaron de tener un significado diferente.

Otra característica de la adicción física es que el cuerpo se vuelve físicamente dependiente de la sustancia para funcionar correctamente. Mientras que el consumo de alcohol obstaculiza el buen funcionamiento de la mayoría de gente, un alcohólico grave necesita alcohol para funcionar de forma normal cada día. Este es un ejemplo extremo de dependencia física.

Las adicciones conductuales no suelen causar dependencias de esta manera.

¿Qué es el SEC?

El sistema endocannabinoide (SEC) es una red de receptores y canales, que se encuentra a lo largo del cuerpo de las personas y otros animales. Es un sistema complejo, de amplio alcance y se cree que influye sobre una gran cantidad de procesos físicos y mentales. Por ello, se podría decir que acabamos de empezar a descubrir el papel que juega el SEC en nuestras vidas.

Ahora también se sabe que el SEC juega un papel clave en el sistema de recompensa del cerebro, en parte manteniendo la homeostasis física y emocional (básicamente, el orden y el equilibrio). Se cree que la desregulación del SEC desempeña un papel en la adicción, aumentando los niveles de estrés, el ansia y el estado de ánimo bajo, y deteriorando la plasticidad sináptica. Una de las preguntas sin respuesta clara es: ¿causa la adicción esta desregulación, o es la desregulación la que causa la adicción?

Es muy posible que exista una interacción entre ambas cosas, y que cada una intensifique a la otra.

El 2-AG y la anandamida (AEA) son los dos neurotransmisores más abundantes en el SEC. El 2-AG es un agonista completo de los receptores CB1 y CB2, mientras que la AEA tiene una afinidad particular por el receptor CB1. El cuerpo produce ambos en base a sus necesidades, y se ha observado, en estudios[4] con animales, que desencadenan respuestas de recompensa.

  • ¿Qué es el CBD?

El cannabidiol, o CBD, es el segundo fitocannabinoide (cannabinoide producido por las plantas) más conocido después del THC. Muchos de los cannabinoides que contiene la marihuana pueden interactuar con el SEC, de ahí su capacidad de provocar efectos psicoactivos.

El THC actúa directamente uniéndose con el receptor CB1 e imitando a la anandamida, pero en cantidades más altas y más difíciles de degradar.

Por otro lado, el CBD funciona de manera más indirecta. Inhibe el ácido graso FAAH, responsable de la degradación natural de la anandamida. Al inhibir la FAAH, hay una mayor cantidad de anandamida (un endocannabinoide natural) disponible para el receptor CB1, lo que afecta a todo el SEC y al cuerpo.

CBD y adicción

Entonces, ¿podría el CBD desempeñar un papel en relación con el trastorno por consumo de sustancias (TCS)? Por ahora, los estudios relacionados con el CBD están en sus inicios, y es demasiado pronto para saber el rol que podría tener el CBD en la adicción, si es que tiene alguno. Lo que sí podemos decir con certeza es que la investigación sobre el CBD está en pleno crecimiento, y este cannabinoide se está examinando para todo tipo de aplicaciones, incluida su interacción con la adicción.

El papel que podría desempeñar el CBD es muy complejo y afecta a muchos más sistemas, además del SEC. De hecho, se está investigando el efecto del CBD en relación con la adicción[5] en los siguientes sistemas: dopaminérgico, opioidérgico y serotoninérgico.

  • ¿Qué adicciones a sustancias podrían verse afectadas por el CBD?

La interacción del CBD con diferentes TCS es un aspecto importante para comprender su posible rol. ¿Presenta los mismos efectos en todas las sustancias adictivas, o parece tener más eficacia con unas sustancias que con otras?

Estos son algunos de los principales TCS que se están investigando en relación con el CBD:

Tabaco (nicotina) Alcohol
Cocaína Heroína u opiáceos
Metanfetamina Marihuana (en concreto el THC)

Con la excepción de la marihuana en esta lista, cada una de estas sustancias causa adicciones físicas, relacionadas principalmente con el sistema dopaminérgico. Por lo tanto, ¿qué papel podría desempeñar el CBD?

Los efectos del CBD pueden ser múltiples. La investigación está analizando si el CBD podría causar neurogénesis y tener propiedades neuroprotectoras, que podrían ayudar a construir nuevas vías y defender al cerebro frente a la adicción.

  • CBD y serotonina

De la misma manera, los investigadores están intentando comprender el potencial serotoninérgico del CBD, ya que parece ser un agonista del receptor 5-HT1A[6]. Se cree que la serotonina, un importante neurotransmisor responsable de los sentimientos de felicidad y sociabilidad, juega un papel importante en la adicción. Se ha observado que los animales y los humanos que viven en circunstancias infelices (aquellas que no promueven la liberación de serotonina) tienen más probabilidades de desarrollar comportamientos adictivos. Por lo tanto, se cree que al revertir esto, las personas podrían ser menos susceptibles a la adicción.

Los estudios apuntan a que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina son beneficiosos para poder superar la adicción, ya que aumentan las concentraciones de serotonina y, por lo tanto, reducen el estrés y la ansiedad, dos desencadenantes conocidos de la adicción[7]. Esto demuestra la importancia de comprender las propiedades serotoninérgicas de una sustancia para poder comprender su posible rol en la adicción.

  • Modulación de la respuesta a la dopamina

La serotonina es solo un factor en la modulación de la adicción. Los receptores CB1 y CB2 y los canales TRPV1 también están involucrados en el sistema dopaminérgico y se están investigando en relación con el CBD[8].

Aunque los descubrimientos obtenidos hasta ahora no son claros, ya que la mayoría de las investigaciones se han realizado en animales, se cree que, si el CBD pudiera aprovecharse para modular estos sistemas de una manera beneficiosa, podría jugar algún papel en el control de la adicción.

¿Es seguro el CBD?

En general, el CBD se considera seguro. Esta es una de las razones por las que se espera que pueda utilizarse para ayudar en muchas enfermedades.

Sin embargo, la Administración de Alimentos Y Medicamentos de EE.UU. no aprobará ningún fármaco a base de CBD, salvo el Epidiolex, hasta que no se respondan algunas preguntas esenciales sobre su seguridad.

Estas preguntas son:

  • ¿Qué efectos tiene en el hígado?
  • ¿Cuál es la dosis máxima/eficaz?
  • ¿Qué método de administración es más eficaz/menos peligroso?
  • ¿Cuáles son los efectos del consumo regular de CBD en la salud a largo plazo?

Evidentemente, hasta obtener estas respuestas, no solo no podremos tener garantía de la seguridad del CBD, sino que tampoco podremos administrarlo de la forma más eficaz.

Dicho esto, estas preocupaciones, sin ir en detrimento del CBD, simplemente subrayan la necesidad de una investigación a mayor escala que nos proporcione respuestas y después podremos comenzar a utilizar el CBD en todo su potencial, sea cual sea.

¿Es el CBD adictivo?

El potencial del CBD para interactuar con la adicción se vería gravemente obstaculizado si fuera en sí mismo adictivo. La Organización Mundial de la Salud ha concluido que el CBD es seguro y no es adictivo[9].

¿Puede el CBD ayudar con la adicción?

Por ahora, es demasiado pronto para decirlo, pero hay esperanza.

No obstante, si buscas ayuda con una adicción, no puedes esperar que el CBD sea una fórmula mágica. Tu punto de partida debe ser siempre un profesional sanitario, y si tienes interés en usar CBD como parte de tu tratamiento para la adicción, coméntalo con el médico.

Como hemos mencionado, uno de los principales problemas de la investigación actual es que se centra en ensayos con animales, cuyos resultados no siempre se han estudiado en humanos. Incluso cuando lo hacen, las muestras son demasiado pequeñas para poder generalizar adecuadamente.

No obstante, a medida que continúan las investigaciones, se espera que se observen datos verídicos sobre la relación entre el CBD y la adicción.

Exención de responsabilidad médicaLa finalidad de la información recogida en esta página, en enlaces externos o utilizada como referencia aquí es exclusivamente divulgativa y no debe considerarse como una recomendación profesional, médica o legal. Royal Queen Seeds no aprueba, defiende ni promueve el consumo de drogas legales o ilegales.

Royal Queen Seeds no se hace responsable del contenido de referencias incluidas en nuestras páginas o páginas a las que dirigimos nuestros enlaces, que aprueben, defiendan o promuevan el consumo de drogas legales o ilegales, o actividades ilegales. Por favor, consulta con tu médico o profesional de la salud antes de consumir cualquiera de los productos o seguir los métodos mencionados, referenciados o enlazados en esta página web.

Fuentes Externas
  1. Dopamine and Addiction - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Alcohol withdrawal can be deadly – here's why https://theconversation.com
  3. Social Networking Sites and Addiction: Ten Lessons Learned https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  4. Endocannabinoid signaling in reward and addiction https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Role of Cannabidiol in the Therapeutic Intervention for Substance Use Disorders https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  6. The Endocannabinoid System and Cannabidiol's Promise for the Treatment of Substance Use Disorder https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  7. Efficacy of antidepressants in substance use disorders with and without comorbid depression. A systematic review and meta-analysis - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  8. Possible Receptor Mechanisms Underlying Cannabidiol Effects on Addictive-like Behaviors in Experimental Animals https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  9. CANNABIDIOL (CBD) Critical Review Report https://www.who.int
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.