Cuando el verano deja paso al otoño, las últimas frutas de temporada llegan a las tiendas y a nuestras casas. Si te gusta la fruta y quieres conservar la frescura del verano para el invierno, plantéate hacer mermelada. O mejor aún, mermelada con cannabis.

La mermelada cannábica es una forma saludable de comenzar o terminar el día con un matiz dulce. Y gracias a la combinación de los beneficios para la salud del cannabis, la miel y la fruta, es una estupenda manera de satisfacer tu lado goloso sin sentirte culpable. Además, esta receta se puede preparar con cualquier fruta, lo que hace que sea muy versátil. Esta mermelada está muy buena con tostadas, bollos, gofres, galletas, bizcochos, pasteles, e incluso sola.

La mermelada cannábica se elabora mediante un proceso de dos etapas: la primera consiste en hacer cannamiel, y la segunda, en preparar la mermelada propiamente dicha. Aquí te proporcionamos ambas recetas y te guiamos a través de todas las etapas necesarias para hacer cannamermelada.

PASO 1: CANNAMIEL

INGREDIENTES Y UTENSILIOS

  • 28g de cannabis
  • 2,3kg de miel
  • Unas medias
  • Una cazuela con tapa

PROCEDIMIENTO

  1. Pon la marihuana en las medias y átala bien fuerte.
  2. Coloca la media con el cannabis y la miel en la cazuela, y hierve a fuego lento. Baja el fuego y deja que cueza durante cinco horas.
  3. Deja enfriar durante 24 horas. Retira la media, escurre el exceso de miel y tírala. La miel ya está infusionada con el cannabis.

Cocinando Mermelada Cannabis

PASO 2: MERMELADA

INGREDIENTES Y UTENSILIOS

  • ¼ de taza de cannamiel
  • 4 tazas de la fruta que prefieras
  • 2 tazas de azúcar
  • ¼ de taza de zumo de limón
  • Dos frascos de vidrio
  • Una cazuela, preferiblemente de hierro fundido

PROCEDIMIENTO

  1. Calienta el azúcar y el zumo de limón en la cazuela a fuego lento. Si la mezcla se oscurece, el fuego está demasiado alto. El objetivo es dejar que hierva durante un tiempo para crear un jarabe. Revuelve constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto del todo. Este proceso dura unos 10 minutos.
  2. Añade la fruta. Usa un tenedor o una espátula para removerla y que se deshaga. Cuece durante 20 minutos, aunque puedes dejarla un poco más para conseguir una mermelada homogénea, o menos para una mermelada con tropezones.
  3. Pon unos 30ml de cannamiel en el fondo de cada frasco.
  4. Divide el contenido de la cazuela entre los dos frascos. Remueve bien para mezclar con la cannamiel.
  5. Déjala enfriar y disfrútala de la forma que más te guste.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar