USA DAYS — Hasta 50% de descuento en variedades USA Comprar ahora

By Luke Sumpter


Las hemorroides son un auténtico incordio. Estas venas inflamadas pueden causar una gran irritación en forma de dolor y picor. Pero ¿cómo se forman y qué se puede hacer para combatirlas? Descubre por qué se producen y si la marihuana puede aliviar esos molestos síntomas de la retaguardia.

¿Qué son las hemorroides y qué las causa?

Las hemorroides también se conocen como almorranas. Hablar sobre estas zonas abultadas y dolorosas es casi tan incómodo como las molestias físicas que provocan. Pero ¿qué son exactamente y qué las causa?

Las hemorroides no son unos granos extraños. En realidad, son venas hinchadas; unas zonas que sobresalen de la vasculatura que lleva la sangre de vuelta al corazón. Estas protuberancias se parecen a las varices en que están formadas por tejido vascular hinchado y retorcido. Sin embargo, las venas varicosas suelen desarrollarse en las piernas y los pies.

Estos abultamientos no son simplemente venas normales que se hinchan. Surgen de las almohadillas vasculares, una parte de la anatomía humana que está situada en el tejido conectivo del canal anal y nos ayuda a defecar. Como te puedes imaginar, estas estructuras son una causa muy habitual de los problemas del ano. Debido a un suministro vascular rico y a su posición, están muy frecuentadas, por así decirlo.

La hinchazón y desviación de estas almohadillas biológicas afectan a millones de personas de todo el mundo cada año. Por ejemplo, las hemorroides afectan anualmente a alrededor del 10% de la población del Reino Unido[1], y a un 4,4% de la de Estados Unidos[2].

¿Qué son las hemorroides y qué las causa?

Tipos de hemorroides

No todas las hemorroides son iguales. Algunas se producen dentro del cuerpo, y otras fuera. También se diferencian en función de si causan coágulos. Estos son los cuatro principales tipos de hemorroides:

Internas

Como su nombre indica, estas hemorroides se producen en el interior del ano, por lo que no son visibles. Son unos pequeños bultos poco molestos. Sin embargo, a veces se convierten en protuberancias grandes que causan incomodidad.

Prolapsadas
Cuando las hemorroides internas se hinchan y alargan mucho, sobresalen por fuera del ano. En casos poco graves, esto solo sucede al hacer un gran esfuerzo al defecar. Sin embargo, las venas hinchadas especialmente alargadas sobresalen incluso en estado de reposo.
Externas
Este tipo de hemorroides se forma por debajo de la piel de fuera del ano. En este caso, los vasos sanguíneos están tan inflamados que sobresalen de la piel, y a veces forman un bulto duro que causa mucho dolor.
Trombosadas
Las hemorroides tanto internas como externas pueden almacenar sangre acumulada hasta el punto de formar coágulos. Aunque no son peligrosos, estos coágulos bloquean el flujo sanguíneo y hacen que la afección sea aún más dolorosa.

¿Qué causa las hemorroides?

Se desconoce la causa exacta de las hemorroides. Una antigua teoría planteaba que son simplemente venas varicosas, pero los datos actuales demuestran que los pacientes con presión arterial alta y varices no presentan un mayor riesgo de desarrollar hemorroides. Otra teoría más reciente[3] propone que se deben al deslizamiento del revestimiento del canal anal. Según esta idea, los tejidos que sostienen las almohadillas anales se deterioran, lo que provoca el desplazamiento de las propias almohadillas, haciendo que las venas de alrededor se dilaten e hinchen.

La edad es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar hemorroides, ya que los tejidos de la zona se debilitan y estiran. También se pueden formar como consecuencia de una mayor presión en la región causada por:

Embarazo Obesidad
Consumo bajo de fibra Estreñimiento o diarrea crónicos
Esfuerzo al defecar Levantamiento de objetos pesados

¿Cómo se tratan las hemorroides?

Hay una gran cantidad de tratamientos disponibles para los pacientes con hemorroides, que van desde productos de uso tópico y ligaduras hasta cambios en el estilo de vida. Echa un vistazo a los más habituales a continuación, antes de pasar a la posible relación entre la marihuana y las hemorroides.

Tratamientos actuales

En un entorno clínico, los profesionales de la medicina tratan las hemorroides de varias maneras, que incluyen:

Ligadura con banda elástica

Este procedimiento consiste en colocar una banda elástica alrededor de las hemorroides para bloquear el flujo de sangre.

Hemorroidectomía
La extirpación quirúrgica de las hemorroides bajo anestesia general.
Coagulación infrarroja
Este tratamiento no quirúrgico usa la luz infrarroja para provocar la coagulación de la sangre en la zona afectada, lo que hace que el tejido se retraiga.

Los pacientes también pueden realizar cambios de estilo de vida para prevenir las hemorroides en el futuro y reducir la gravedad de la afección. Estas medidas incluyen:

  • Mantenerse hidratado/a
  • Llevar una dieta rica en fibra
  • No hacer esfuerzos para evacuar
  • Llevar una vida activa y hacer ejercicio para evitar estar mucho tiempo sentado/a
  • No aguantarse las ganas de ir al baño

Crema para hemorroides

Los médicos también recetan pomadas para aliviar el dolor, la hinchazón y el picor causados por las hemorroides. Estos productos contienen fenilefrina, un fármaco que se utiliza principalmente como descongestionante y vasoconstrictor.

Los pacientes deben aplicar este tópico siguiendo las instrucciones de un médico, que a menudo consisten en hasta cuatro aplicaciones al día o después de cada evacuación intestinal. Algunas personas también utilizan productos de uso tópico con hamamelis para reducir el dolor y la picazón. Esta planta con flores tiene propiedades astringentes y se usa para combatir diversas afecciones de la piel, los ojos y el cuero cabelludo.

Marihuana, CBD y hemorroides

¿Cómo encaja la marihuana en todo esto, si es que lo hace? ¿Se puede aplicar la hierba en el pompis con la esperanza de que ayude? Como siempre, las respuestas a estas preguntas solo se encuentran en la literatura científica. Lamentablemente, los datos que rodean al cannabis en relación con una larga lista de trastornos más graves son muy escasos. Los científicos no tienen tiempo ni permiso para averiguar cómo afectan los cogollos al trasero.

Mientras esperamos a que aparezca esta información (con suerte en los próximos años), nos tenemos que conformar con la segunda mejor opción. Varias investigaciones han analizado los cannabinoides en modelos celulares y animales de picazón, dolor e inflamación. Los resultados de estos estudios nos dan una pista de cómo podría influir la marihuana en los síntomas de las hemorroides.

El vínculo entre el SEC y las hemorroides

Para empezar, sabemos que los compuestos de la marihuana afectan al sistema endocannabinoide (SEC). Pero ¿por qué es importante esto? El SEC es el regulador universal del cuerpo humano. Esta red de receptores, moléculas señalizadoras y enzimas ayuda a regularlo todo, desde la activación del sistema nervioso y la remodelación ósea hasta el estrés y la salud de la piel.

Dado que el SEC regula gran parte de la fisiología humana, los fallos de este sistema también podrían ser responsables de ciertos trastornos de la salud.

No existen suficientes datos para que podamos afirmar que los problemas del SEC causan hemorroides. Sin embargo, este sistema tan amplio sin duda desempeña un papel importante en las células epiteliales que recubren algunas partes del cuerpo, como el canal anal. Nuestra red reguladora también ayuda al mantenimiento de la piel[4] contribuyendo al crecimiento, diferenciación y proliferación celular.

Los investigadores también están estudiando el efecto de los cannabinoides vegetales (fitocannabinoides) sobre el SEC. Las moléculas como el THC se unen a los receptores del SEC, lo que significa que tienen la capacidad de influir en el sistema que controla la mayor parte de nuestro cuerpo. Hasta ahora, se ha avanzado mucho analizándolas en relación a los síntomas de las hemorroides, como el dolor y la inflamación.

El vínculo entre el SEC y las hemorroides

CBD y THC: ¿qué dice la ciencia?

La planta de marihuana ostenta el título de biofábrica fitoquímica. Esta especie genera más de 500 sustancias químicas únicas, y sus flores producen cientos de cannabinoides y terpenos que influyen en la biología humana y el SEC. Pero ¿ofrece alguna de estas sustancias un efecto positivo para las hemorroides? En estos momentos, no lo sabemos. Sin embargo, los ensayos preclínicos en curso las están analizando en modelos de inflamación, picazón y dolor. Vamos a ver estas investigaciones en más detalle.

El CBD ha adquirido una gran fama en los últimos años, en parte porque no produce efectos psicotrópicos. Este cannabinoide tiene muy poca afinidad por los receptores del SEC, pero influye en los niveles[5] endocannabinoides del cuerpo al alterar las enzimas del sistema endocannabinoide. Cuando las hemorroides se inflaman, liberan una mucosidad irritante que causa una condición conocida como prurito anal.

En la actualidad, la ciencia está analizando el CBD y sus metabolitos para determinar su potencial antiinflamatorio[6] y sus efectos sobre la señalización del dolor[7]. Aunque muchos de estos estudios se centran en el dolor neuropático, sus resultados podrían extrapolarse a los episodios de malestar que experimentan quienes padecen hemorroides.

A menudo ignorado por sus efectos psicoactivos, los investigadores también están analizando el THC[8] en modelos de dolor. Los hallazgos positivos en este campo podrían conducir a la inclusión de este cannabinoide en fórmulas de uso tópico, en las que no afectaría al estado mental. Los científicos también están estudiando el THC y el CBD en modelos de comezón debido[9] a su acción sobre los receptores CB1, CB2 y TRPV1.

Prevención de las hemorroides: ¿es la marihuana una solución prometedora?

¿Puede la marihuana ayudar a combatir las hemorroides? O mejor aún, ¿puede prevenir esta afección antes de que aparezca? La ciencia aún no ha llegado a una conclusión definitiva. Existen cientos de productos de uso tópico que contienen gran cantidad de cannabinoides, terpenos y compuestos naturales. Aunque los testimonios parecen prometedores, la falta de datos en este campo significa que no podemos afirmar con seguridad que la hierba sea una solución. Por ahora, tenemos que esperar a que se realicen ensayos en humanos para ser testigos de la inclusión del THC, CBD y sus primos fitoquímicos en las cremas para las hemorroides.

Fuentes Externas
  1. CKS is only available in the UK | NICE https://cks.nice.org.uk
  2. Review of Hemorrhoid Disease: Presentation and Management - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Hemorrhoids: From basic pathophysiology to clinical management - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  4. The endocannabinoid system of the skin in health and disease: novel perspectives and therapeutic opportunities - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Cannabidiol enhances anandamide signaling and alleviates psychotic symptoms of schizophrenia - PMC https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Cannabidiol (CBD) and its analogs: a review of their effects on inflammation https://www.sciencedirect.com
  7. The Role of Cannabidiol (CBD) in Chronic Pain Management: An Assessment of Current Evidence | SpringerLink https://link.springer.com
  8. The analgesic effect of oral delta-9-tetrahydrocannabinol (THC), morphine, and a THC-morphine combination in healthy subjects under experimental pain conditions https://www.sciencedirect.com
  9. Cannabinoids for the treatment of chronic pruritus: A review https://www.sciencedirect.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.