The RQS Blog

.


By Max Sargent

Evidentemente, la marihuana puede crecer en soledad, pero prefiere la compañía de otras plantas. Algunas especies asociadas, como la menta, ayudan a ahuyentar las plagas y atraen a los insectos beneficiosos. Además, se cree que los compuestos químicos de la menta pueden mejorar los perfiles de terpenos del cannabis. Descubre cómo usar la menta para aportar beneficios a tu cultivo de marihuana.

Lo que debes saber sobre la familia de la menta

La menta piperita es una humilde planta herbácea que aporta sabores refrescantes a los mojitos, las tisanas y las ensaladas. Incluso sin verla, es fácil reconocer su característico sabor cuando la muerdes o la pruebas en un plato o una bebida que la contenga. Junto con otras hierbas culinarias básicas, como el tomillo, el orégano, la salvia y el romero, la menta pertenece a la familia Lamiaceae. En conjunto, estas plantas son las responsables de los agradables sabores de un montón de recetas de cocina.

Lo que muchos de nosotros llamamos menta es, en realidad, un grupo de plantas que pertenecen al género Mentha. Las especies más conocidas son la menta verde (Mentha spicata), la menta manzana (Mentha suaveolens) y la hierbabuena (Mentha x piperita).

Hay miembros de la familia de la menta por todo el mundo, desde Europa y el sur de África hasta Asia y Australia. Ya sea en la naturaleza o dentro de un jardín, crecen sin problemas cerca de masas de agua con sombra parcial. Debido a su naturaleza perenne, estas plantas crecen año tras año, sin necesidad de tener que volver a sembrar sus semillas.

Las especies de menta son una rica fuente de fitoquímicos, que contienen grandes cantidad de fenoles, flavonoides, glucósidos y taninos. También contienen terpenos, que son los hidrocarburos responsables de los aromas de la marihuana, como el mentol, la mentona y el cineol[5].

Más allá de sus usos culinarios, muchos cultivadores deciden plantar menta por su función de cultivo asociado. Los testimonios anecdóticos afirman que la menta es una especie muy efectiva para repeler plagas[6] y mejorar el crecimiento de las plantas vecinas.

Los beneficios de plantar menta en tu cultivo de marihuana

¿Son iguales la menta y la hierbabuena?

De nuevo, el término "menta" no se refiere a una sola especie de planta. Más bien, es sinónimo de "Mentha", todo el género de la familia. En cambio, "hierbabuena" hace referencia a una especie determinada dentro de este género. La hierbabuena es un híbrido creado mediante el cruce entre la menta acuática y la menta verde. Es originaria de Europa, pero hoy en día crece por todo el mundo. Los sistemas de medicina tradicional han utilizado esta especie para tratar problemas digestivos y respiratorios[7], y los estudios en curso tienen como objetivo confirmar estos beneficios.

¿Qué beneficios puede aportar la menta a tu cultivo de marihuana?

Es cierto que la menta aportará un aroma maravilloso a tu cultivo. Pero el alcance de su impacto va mucho más allá de una mera función aromática. Las especies de menta son muy efectivas para ahuyentar las plagas de insectos[8], camuflar las plantas de marihuana y (posiblemente) mejorar los sabores de tu futura hierba. Después de cosechar tus cogollos, también puedes coger unos cuantos puñados de hojas de menta y tenerlas en la cocina para todo tipo de usos.

Control de plagas

La próxima vez que pases cerca de una planta de menta, frota una hoja entre los dedos y huélela. Este aroma proviene de unos compuestos que se producen por varias razones, incluida la defensa de la propia planta. Al ser metabolitos secundarios, no participan directamente en el crecimiento y la reproducción, pero juegan un papel importante en la supervivencia de las plantas.

Entre muchos fitoquímicos distintos, las plantas de menta contienen un montón de terpenos. Estos hidrocarburos volátiles son principalmente agentes de guerra química. Al tener un olor tan potente, sirven para repeler a los insectos herbívoros[1] . Si están tan hambrientos como para hincar los dientes en el tejido vegetal, sufrirán las consecuencias, ya que algunos terpenos tienen efectos tóxicos que interrumpen los procesos de alimentación y reproducción. Estos químicos también son capaces de alterar el comportamiento de los insectos, bloqueando su capacidad de detectar ciertas plantas.

Las plantas de menta también pueden alertar a tus plantas de marihuana cuando hay una plaga de insectos al acecho. Cuando los insectos atacan el tejido vegetal, liberan terpenos en el aire[9]. Estas moléculas funcionan como señales que avisan a las plantas de alrededor, haciendo que aumenten su producción de sustancias tóxicas diseñadas para frenar a los insectos.

Los beneficios de plantar menta en tu cultivo de marihuana

Camufla los olores

La planta de cannabis produce más de 150 terpenos diferentes, que contribuyen a la gran diversidad de aromas y sabores de cada variedad.. Sin embargo, el intenso olor a skunk que puede delatar fácilmente la presencia de un cultivo de hierba, está producido por compuestos de azufre volátiles[2].

Afortunadamente, la menta también desprende un aroma fuerte y reconocible que puede enmascarar el de tu hierba. Huele a varios metros de distancia, y las plantas más grandes pueden enviar sus compuestos volátiles mucho más lejos. Si pones suficientes plantas de menta alrededor de tu cultivo de marihuana, podrás disimular parcialmente el evidente olor del cannabis durante la fase de floración.

Usos holísticos y culinarios

Aparte de protección y camuflaje para la marihuana, hay otras razones para plantar menta en tu espacio de cultivo. Esta hierba tan robusta y útil es un ingrediente importante en muchas recetas, y también cuenta con potencial holístico. Corta varias ramitas de tu planta de menta cuando quieras preparar algo de lo siguiente:

  • Agua de menta 🚰
  • Pesto 🍲
  • Sopas 🍜
  • Ensaladas 🥗
  • Sirope 🍯
  • Té 🍵
  • Mojito 🍹
  • Helado 🍦

Algunas especies de menta tienen una larga tradición de uso terapéutico en ciertas poblaciones. Los pueblos indígenas de los Andes aprecian mucho el género de menta sudamericano Minthostachys por sus cualidades medicinales[3]. Los estudios en curso están analizando el potencial de la menta y sus innumerables moléculas en los siguientes contextos:

- Digestión

Los beneficios de plantar menta en tu cultivo de marihuana


- Problemas respiratorios y dolor de garganta

Los beneficios de plantar menta en tu cultivo de marihuana


- Potencial antimicrobiano

Los beneficios de plantar menta en tu cultivo de marihuana


- Molestias y dolores

Los beneficios de plantar menta en tu cultivo de marihuana


- Estrés

Los beneficios de plantar menta en tu cultivo de marihuana

Mejorar el sabor de la marihuana

Puede que suene exagerado, pero haznos caso. Como hemos mencionado antes, algunas plantas liberan terpenos en el aire[10] cuando se sienten atacadas. Al igual que un grito de dolor, esta eyección aromática sirve como señal de advertencia para las plantas vecinas. Al detectarla, otras especies aumentan la producción de metabolitos secundarios que ayudan a combatir formas de estrés bióticas (vivas) y abióticas (no vivas).

En base a esto, algunos cultivadores afirman que plantar menta y otras hierbas aromáticas cerca de la marihuana ayuda a crear unos perfiles de terpenos más sabrosos. Esto no significa que los terpenos de la menta se posen físicamente sobre las flores de cannabis y modifiquen su sabor. Más bien, simplemente reaccionan ante los terpenos de otras plantas y modulan su producción de estas moléculas. Aunque hacen falta más estudios sobre la interacción química exacta que se produce entre la menta y la marihuana, la ciencia ha confirmado la capacidad señalizadora de los terpenos.

Cultivos asociados para la marihuana: Cómo cultivar menta

Y ahora que hemos visto el papel que puede desempeñar la menta en un cultivo de marihuana, probablemente tengas ganas de plantar algunas semillas. A continuación te mostramos una guía sencilla para establecer una población saludable de plantas de menta.

Si estás leyendo este artículo a principios de primavera, tienes tiempo suficiente para sembrar tu menta. Coloca las semillas en una bandeja para plántulas, llena de una mezcla de tierra ligera, unas 8-10 semanas antes de las últimas heladas en tu zona. Cúbrelas con 0,5cm de tierra y rocíalas con un poco de agua. Si es necesario, usa una esterilla térmica para mantener una temperatura constante de 21°C; y brotarán en 1-2 semanas.

En cuanto broten, colócalas bajo una lámpara de cultivo o en el alféizar de una ventana que reciba luz solar directa durante varias horas al día. Una vez que pase la última helada, podrás trasplantarlas a macetas más grandes al aire libre.

Si ya estás a mitad de la temporada de cultivo, ¡no te preocupes! La mayoría de los viveros venden plantas de menta. Otra alternativa es pedirle a un amigo un esqueje y ponerlo en un vaso de agua hasta que eche raíces.

¿Se puede cultivar menta con otras plantas?

¡Por supuesto! Puedes cultivar menta junto con un montón de plantas más, como marihuana, orégano, lavanda, eneldo, albahaca, romero y salvia. Todas estas especies tienen diferentes compuestos que dan lugar a los distintos aceites esenciales. Por eso, atraen y repelen diferentes tipos de insectos. Tener un policultivo de varias plantas que crecen juntas es la mejor defensa contra las plagas y la mejor forma de atraer depredadores y polinizadores beneficiosos.

Los beneficios de plantar menta en tu cultivo de marihuana

¿Cuáles son los riesgos de plantar menta en tu cultivo de marihuana?

Aunque la menta ofrece beneficios importantes para tu cultivo de marihuana, deberás tomar precauciones para asegurarte de que cultivar esta planta no resulte contraproducente. Al ser plantas perennes, muchas especies de menta regresan cada temporada gracias a sus rizomas subterráneos. Esto garantiza un suministro constante de hojas de menta frescas, pero las estructuras subterráneas pueden invadir rápidamente otras zonas del cultivo. Si las dejas crecer a sus anchas, las plantas de menta desplazarán con rapidez a otras especies.

Por eso, solo debes cultivar menta en recipientes o macetas, y nunca en parterres elevados o directamente en el suelo.

Marihuana y menta: Conviviendo en armonía

Las especies de menta son unas aliadas clave para los cultivos de marihuana, siempre que se cultiven teniendo en cuenta sus tendencias invasivas. Sus aceites esenciales, repletos de terpenos como el mentol, ayudan a ahuyentar los pulgones y otras plagas. También liberan terpenos cuando se sienten atacadas, alertando a las plantas vecinas de una posible amenaza. Y por supuesto, tener hojas de menta fresca todos los días también la convierte en una hierba imprescindible para cualquier jardín.

buy Peppermint Royal Guardians online

Be as smart as an ancient Egyptian and grow multi-purpose peppermint in your garden.

Buy Peppermint Royal Guardians

¿Tienes más de 18 años?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.