USA DAYS — Hasta 50% de descuento en variedades USA Comprar ahora

By Max Sargent

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) es una fundación creada en 1999 a través de una iniciativa liderada por el Comité Olímpico Internacional.

Su misión consiste en impedir y vigilar el consumo de sustancias sospechosas o ilegales que mejoren el rendimiento deportivo. La marihuana ha estado incluida en la lista de sustancias vetadas durante mucho tiempo, principalmente debido a estar prohibida en casi todo el mundo.

No obstante, todo cambiará, porque en enero de 2018 el cannabidiol (CBD) fue eliminado oficialmente de la lista de sustancias controladas. Ahora, los deportistas de élite de todo el mundo no tendrán nada que temer por experimentar con extractos de aceite ricos en CBD, infusiones o comestibles.

EL CANNABIS Y EL DEPORTE

El cannabis tiene una relación muy estrecha con el deporte, más de lo que nos podemos imaginar. En un estudio de la AMA de 2015, de 300.000 deportistas examinados a nivel mundial, el 4% del total dio positivo debido a la existencia de cannabinoides (o de sus metabolitos) en su organismo.

Numerosos deportistas han perdido sus títulos y su reputación por haber admitido que consumían cannabis.

Michael Phelps, el deportista olímpico más galardonado de todos los tiempos (28 medallas) fue suspendido durante 3 meses por consumir cannabis. El gimnasta español Gervasio Deferr perdió todos los títulos que había conquistado entre mediados de 2002 y principios de 2003 por la misma razón. Eugene Monroe, un jugador de la NFL retirado con tan solo 29 años, habla abiertamente sobre su consumo de marihuana.

Nate Diaz, boxeador y campeón de artes marciales mixtas de la UFC, es un reconocido defensor del CBD. Incluso concedió entrevistas vapeando CBD con un vaporizador portátil en una conferencia de prensa organizada por la UFC en Las Vegas en 2016.

El exquarterback de la NFL Jake Plummer se quedó tan impresionado con el CBD que se convirtió en portavoz público y defensor del consumo de CBD.

A Kyle Turley le diagnosticaron una encefalopatía traumática crónica tras diez años sufriendo lesiones. Habían sido tan graves que comenzó a tener pensamientos suicidas y violentos. Ahora, él también es un firme defensor de la marihuana.

Ross Rebagliati, snowboarder canadiense y oro en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1998, no pudo disfrutar de su medalla al dar positivo por marihuana. A pesar de ser descalificado, acabó logrando su medalla porque el cannabis no figuraba en la lista oficial de sustancias prohibidas en las Olimpiadas. Si le hubiera ocurrido un año más tarde, cuando se creó la AMA, no habría tenido tanta fortuna.

Micheal Phelps Cannabis

LOS TIEMPOS ESTÁN CAMBIANDO

Cuando un organismo como la AMA declara abiertamente que los deportistas de élite de todo el mundo pueden consumir CBD en los prestigiosos Juegos Olímpicos, entonces nos damos cuenta de que estamos a punto de presenciar un cambio significativo en los cimientos sobre los que se sostiene la sociedad.

En una maniobra que, con suerte, debería aumentar la disponibilidad del CBD para todo el mundo, la Agencia Mundial Antidopaje ha concluido indicando que el consumo de CBD y de productos de CBD no constituye dopaje y que, por lo tanto, los deportistas profesionales pueden consumirlo. Esto es solamente una prueba más de que el CBD cada vez está más aceptado.

Por desgracia y a pesar de esta decisión, no todos los deportistas tendrán acceso al CBD. En lugares como China, Sudáfrica y Mongolia, los deportistas todavía no pueden consumir CBD (de forma legal), ya que está prohibido en estos países.

Agencia Mundial Antidopage CBD

EL DOPAJE EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Entonces, si el consumo de CBD está permitido para algunos deportistas y para otros no, ¿están compitiendo en igualdad de condiciones?

Esto se convierte en una paradoja instantánea, muy parecida a la relación existente entre los esteroides y los Juegos Olímpicos, pero a la inversa.

La historia de los esteroides y de otras drogas en las Olimpiadas es similar a los dibujos de Tom y Jerry, pues se trata literalmente de un juego del gato y del ratón. Desde que se produjeron los primeros controles en 1960, los Juegos Olímpicos han estado plagados de positivos por todo tipo de sustancias que mejoran el rendimiento deportivo.

Cada año aparecen nuevos controles, y cada año surgen nuevas sustancias químicas creadas para engañar a los laboratorios. El juego del gato y el ratón continúa hasta nuestros días.

Pero la paradoja está clara: utilizar drogas o sustancias para potenciar nuestro rendimiento por encima del máximo es una cosa, hacer trampa. Y emplear derivados de una planta para recuperarnos de la intensidad de la práctica deportiva es otra cosa completamente distinta.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.