🇺🇸 USA, We are coming soon ⏤ 🌱 Be the first to know

By Miguel Ordoñez


Compartir porros es una práctica muy apreciada entre los fumetas. Se lleva haciendo desde tiempos inmemoriales, y es una tradición que seguramente no desaparecerá pronto. Es la mejor forma de hacer nuevos amigos y de reforzar los lazos con los que ya tienes.

Pero por otro lado, está el tema de la higiene. Especialmente para quienes se identifican como germófobos, la mera idea de intercambiar fluidos bucales con otra persona es una auténtica pesadilla; aunque es un miedo muy comprensible.

¿Qué es lo que ocurre en realidad? ¿Es normal esta preocupación? ¿O solo es paranoia? En este artículo analizamos este tema tan debatido y ofrecemos algunos consejos para compartir marihuana de forma segura.

Artículo relacionado
Cómo liar el porro perfecto

¿Cómo se transmiten los gérmenes?

Para responder a la pregunta de si es seguro compartir un porro, primero debemos saber cómo se transmiten los gérmenes. Es posible que todos tengamos una idea general sobre cómo ocurre, pero vamos a verlo desde un punto de vista más científico.

Como dice el otorrinolaringólogo Michael Benniger en la web de la Clínica Cleveland[1], la saliva humana contiene anticuerpos y enzimas que “reducen el riesgo de contagios”. Sin embargo, también señala que cualquier actividad que implique intercambiar saliva “constituye un contacto de alto riesgo”. Esto quiere decir que es muy fácil que se transmitan gérmenes (incluso los que provocan enfermedades graves).

También es importante señalar que estamos rodeados de distintos tipos de bacterias. Según[2] la Dra. Christine Zurawski, experta en enfermedades infecciosas del hospital Piedmont de Atlanta, los virus y las bacterias “forman parte de nuestra vida diaria”. Es simplemente cuestión de determinar cuáles son “buenos” y cuáles “malos”.

La Dra. Zurawski explica que las bacterias de los objetos personales, como los móviles, no son algo de lo que debamos preocuparnos. Lo que sí es motivo de preocupación son los patógenos que existen fuera de nuestros hogares.

¿Cómo se transmiten los gérmenes?

¿Puedes contraer una enfermedad por compartir un porro?

Según[3] Philip Tierno, profesor clínico de microbiología y patología de la NYU, cerca del 80% de las enfermedades infecciosas se transmiten a través del contacto directo e indirecto. Esto incluye tocar una superficie y después una parte sensible de tu cuerpo, como los ojos.

En lo que respecta al intercambio de saliva, Tierno explica que este tipo de actividades (como compartir porros) exponen a la gente al riesgo de contagiarse de la gripe y el herpes. También es posible contraer faringitis estreptocócica, infecciones por estafilococo, gripe estomacal, e incluso meningitis.

  • ¿Puedes contraer herpes por compartir un porro o un bong?

Los gérmenes necesitan un ambiente húmedo para sobrevivir fuera del cuerpo. Esto hace que nos planteemos varias preguntas: ¿cómo se aplica esto al intercambio de porros? ¿Pueden los gérmenes permanecer vivos en la boquilla de un canuto?

Tierno dice que el aire circundante proporciona “suficiente humedad” para que los gérmenes se mantengan con vida, y que si se comparte un porro en un lugar cerrado sin luz UV, el estafilococo puede sobrevivir durante meses.

Basándonos en todo esto, compartir un porro con un grupo de personas aumenta las probabilidades de contraer o transmitir diversas enfermedades, incluso de tipo viral como el herpes. Pero, según Tierno, la exposición a cualquier luz UV puede acabar con las bacterias en “un minuto”.

¿Significa eso que “quemar” los patógenos de la boquilla/filtro de un porro con un mechero es una solución adecuada? De momento, esto es un mito de fumador, ya que no hay pruebas científicas que respalden esa afirmación.

En el caso de los bongs no se produce tanto intercambio de saliva, así que, ¿son más higiénicos? Lamentablemente la respuesta no es muy favorable para los aficionados a los bongs. Dado que sigue existiendo contacto labial con el dispositivo, sí, puedes contraer herpes y otras enfermedades de los otros fumadores.

Si hablamos del herpes en concreto, el intercambio de canutos y bongs podría resultar en la contracción de herpes simple tipo 1 (HSV-1). El VHS-1 se transmite por vía oral, mientras que el VHS-2 se propaga a través del contacto directo.

En el caso del HSV-1, el mayor riesgo de transmisión se produce cuando una persona infectada entra en contacto directo con otra. Así que, si alguien del grupo tiene el virus, es muy probable que se lo pase a todo el mundo con el que haya estado en contacto.

La mayoría de los casos de HSV-1 no son graves. Sin embargo, la ciencia[4] ha descubierto que pueden causar daños en el lóbulo temporal, e incluso Alzheimer. Sin duda, lo mejor es evitar el contagio.

¿Puedes contraer una enfermedad por compartir un porro?
  • ¿Puedes contraer coronavirus por compartir un canuto?

Si lees esto durante la pandemia del COVID-19, es posible que conozcas bien sus efectos y cómo se propaga. Y a pesar de haber tomado medidas preventivas, muchos de vosotros podríais haber tenido la mala suerte de contraerlo.

Como hemos visto, el coronavirus se transmite con mucha facilidad a través de las gotitas respiratorias. Por lo que, si un estornudo a corta distancia puede causar la infección, también lo hará compartir hierba por medio de un porro o bong.

Si tú u otra persona de tu grupo experimentáis síntomas de COVID-19, sería conveniente que no os paséis los canutos.

  • ¿Qué ocurre con el VIH?

En este caso, no hay nada de qué preocuparse. El VIH se transmite principalmente por compartir agujas o jeringas y a través del contacto sexual. Así que, salvo que tengas pensado hacer alguna de estas cosas, no debes preocuparte de contraer la infección del VIH por fumar.

Cómo compartir hierba de forma segura

¿Es posible compartir la marihuana de forma segura? Esta es una pregunta válida que los germófobos siempre tienen en mente, y podríamos tener la respuesta.

  • Porros

Aunque parezca mentira, existe una forma segura y sin contacto de compartir un porro, pero implica tener un poco de pericia con la mano.

Coge el canuto sin enceder por la boquilla entre los dos dedos más pequeños. A continuación, conecta el dedo índice con el pulgar formando un círculo.

La otra mano será la base para el puño, y tendrá forma de cuenco. Conecta ambas manos de manera que los dedos de la mano en forma de cuenco toquen los dedos pequeños de la otra mano.

El círculo que has creado con la primera mano actuará como una cámara por la que inhalarás el humo. Haz que otra persona encienda el porro y, como verás, tu boca y el porro no entrarán en contacto, reduciendo las probabilidades de transmisión de bacterias y enfermedades. Puede que tengas que practicar un poco, pero conseguirás dar caladas decentes.

Cómo compartir hierba de forma segura
  • Vaporizadores

La estrategia anterior no funciona con los vaporizadores, lo que significa que no hay forma de evitar el intercambio de saliva.

Lo mejor que puedes hacer es desinfectar la boquilla después de cada uso; con agua caliente, desinfectante antiséptico para manos, o agua y jabón. Puede resultar un poco molesto limpiar el dispositivo todo el rato, pero es la mejor manera de evitar los contagios.

  • Bongs

La forma redondeada de los bongs te permite hacer lo mismo que con un porro, usar las manos para evitar que la boca entre en contacto con el dispositivo. Pero incluso pasarlo alrededor podría resultar en un contagio.

Al igual que los vaporizadores, los bongs necesitan una desinfección frecuente. La buena noticia es que los bongs de vidrio de calidad son muy fáciles de limpiar.

  • Comparte un porro solamente con tus amigos más cercanos

Conocer a las personas con las que fumas reduce el riesgo de infección; siempre que sean sinceras en cuanto a su estado físico, claro.

En cualquier caso, mantén tu círculo íntimo de fumetas lo más pequeño que puedas, y asegúrate de que nadie tenga síntomas. Cualquier persona que los tenga deberá ser excluida (temporalmente).

  • Ten cuidado durante la época del COVID

Si estás leyendo esto durante el COVID, deberás tomar precauciones adicionales. En este caso, evita compartir porros y bongs por completo.

Puedes reunirte con unos cuantos amigos cercanos, pero es mejor eliminar cualquier actividad que implique el intercambio de saliva. Como se suele decir: más vale prevenir que curar.

Compartir hierba: algunos gérmenes son inevitables

Independientemente de si crees que tienes germofobia o no, nunca está de más tener un cuidado especial con respecto a la transmisión de gérmenes y bacterias. Pero al mismo tiempo, merece la pena saber qué hacer y qué no hacer para poder seguir disfrutando de tus fumadas con tus amigos.

Con la información adecuada, podrás compartir hierba con tus colegas mientras hacéis todo lo posible para prevenir la propagación de enfermedades. Compartir un porro siempre conlleva algunos riesgos inherentes, pero este ritual social también es una de las cosas que hacen que la comunidad cannábica permanezca conectada. Así que, tú decides. Y si se te olvidan los consejos y trucos, siempre tendrás este artículo para recordártelos.

Fuentes Externas
  1. Does Saliva Have Health Risks? 3 Ways Germs Can Spread https://health.clevelandclinic.org
  2. Are you a germaphobe? https://www.piedmont.org
  3. The Germaphobe's Guide to Sharing a Joint https://www.vice.com
  4. Herpes Simplex Type I (HSV-1) Infection of the Nervous System https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.