La guerra contra las drogas continúa mostrando grietas en su armadura. Muchos argumentarán que ha sido cara e inefectiva, y ahora la postura favorita es la legalización y la regulación frente a la prohibición total. Un número creciente de estados ha comenzado a legalizar la hierba no solo para fines médicos, sino también para el disfrute recreativo. Con nuestra querida hierba saliendo lentamente de las profundidades del ostracismo, esto es lo que necesitas saber sobre la compra legal de marihuana en los EE.UU.

¿POR QUÉ NO ES LEGAL LA HIERBA EN TODAS PARTES?

Las leyes que rigen el cannabis para uso médico y/o recreativo son un campo minado. Los estados pueden legalizar la venta de marihuana, pero la ley federal aún clasifica el cannabis como una droga de la Lista 1. Esto significa que viajar entre estados con marihuana, incluso si el cannabis es legal en todos ellos, es punible por ley. Las cosas se vuelven aún más confusas si eres el dueño de un negocio que vende cannabis o productos relacionados con el cannabis.

A modo tranquilizador podemos decirte que se está progresando. En la actualidad, el número total de estados que han legalizado el cannabis para fines terapéuticos asciende a 29. Para consumidores recreativos, 9 estados y el Distrito de Columbia te permiten fumar en paz (en privado), una victoria pequeña pero importantísima. El apoyo a la hierba sigue creciendo. En 2017, una encuesta Gallup indicó que el 64% de los estadounidenses estaba a favor de la legalización. Además de poder disfrutar de fumar libre y tranquilamente, las implicaciones financieras para el sector son importantes. El cannabis es un mercado multimillonario.

¿Dónde está el cannabis legal en los Estados Unidos?

¿DÓNDE PUEDES COMPRAR CANNABIS EN LOS ESTADOS UNIDOS?

Los 9 estados en los que ahora puedes consumir legalmente son Colorado, Maine, Vermont, Massachusetts, Oregón, Washington, California, Nevada, Alaska, y también en el Distrito de Columbia (Washington DC). Estos son algunos de los detalles más complejos sobre cuatro de estos estados, incluidas las regulaciones que permiten fumar marihuana.

CALIFORNIA

Resulta irónico que el primer estado en legalizar la marihuana medicinal, haya tenido un camino tan accidentado hacia la venta con fines recreativos. Finalmente, a partir del 1 de enero de 2018, una licencia temporal emitida por el estado permite a los dispensarios vender hierba a adultos mayores de 21 años sin riesgo de ser perseguidos. Sin embargo, esta libertad no vale para todos. Las reglas estatales estipulan que la marihuana no se puede vender entre las 10:00 p.m. y las 6:00 a.m. Parece ser que tendrás que aguantarte los antojos de medianoche.

Además de esto, algunas ciudades como Fresno han decidido prohibir la venta de hierba de uso recreativo por completo.

Dispensario Cannabis California

NEVADA

Con ingresos de casi 20 millones en impuestos, como resultado de la legalización del cannabis recreativo el 1 de julio de 2017, sorprende el hecho de que no haya más estados que aprovechen esta creciente demanda. Solo dos semanas después de que comenzaran las ventas legales, muchas tiendas agotaron sus existencias. Tanto los residentes como los turistas mayores de 21 años pueden comprar legalmente hasta una onza de hierba (28g). Para comestibles y concentrados, los usuarios están limitados a una octava parte (3,5g).

ALASKA

Al recibir vía libre a principios de 2015, más de dos millones de personas visitaron Alaska para aprovechar la legalización de la hierba. Las ventas superaron los dos mil millones de dólares anuales, con normas de posesión similares a las de Nevada. Se puede comprar y llevar encima hasta una onza de hierba.

Dispensario de Alaska

WASHINGTON DC

La gran capital de los EE.UU. también presenta ventas de marihuana recreativa por valor de más de mil millones. Se aplican las mismas reglas: se puede comprar y transportar hasta una onza, aunque se necesita una licencia para cultivar legalmente. Los permisos de cultivo solo se otorgan a quienes ofrecen marihuana para uso medicinal.

¿PUEDEN COMPRAR HIERBA LOS TURISTAS?

Al igual que un ciudadano estadounidense, como turista tienes derecho a los mismos privilegios que rodean a la hierba. Aunque cada estado tiene regulaciones específicas sobre la cantidad de marihuana que puedes comprar, el consumo de cannabis en los estados mencionados anteriormente no atraerá la atención de la ley (siempre que sigas sus pautas). Acuérdate de verificar el estado al que viajas, asegurándote de tener una idea clara de "lo que puedes y no puedes hacer" en lo que a hierba se refiere.

Si es la primera vez que viajas a uno de estos estados para disfrutar del cannabis, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Tómatelo como una guía de viaje para el consumo de cannabis. Y recuerda, el poder conlleva una gran responsabilidad.

Cannabis Vendido En Dispensario

ALGUNOS CONSEJOS

Para comprar cannabis legal, debes dirigirte a un dispensario. Si nunca has visitado uno, la experiencia puede sorprenderte. Lejos de los oscuros locales a los que muchos estamos acostumbrados a ir para comprar hierba, los dispensarios a menudo son establecimientos bien iluminados y bien presentados.

Comprar cannabis en un dispensario no es tan sencillo como visitar una tienda normal en cualquier calle comercial. Necesitas una identificación para comprar y el pago en efectivo es imprescindible. En la actualidad, ningún proveedor de pagos ofrece soporte o servicios para transacciones realizadas en un dispensario. Sin embargo, para aliviar la situación, los dispensarios suelen proporcionar cajeros automáticos. Estos cajeros automáticos generalmente omiten u oscurecen los detalles de la empresa, por lo que no hay preguntas incómodas del banco.

A pesar de que puedes comprar y buscar todo tipo de variedades de cannabis en un dispensario, no puedes fumártelas allí. Puede sonar extraño, pero está prohibido fumar en un dispensario o en sus alrededores. Esto los hace claramente diferentes de los coffeeshops. Los dispensarios existen para proporcionar a los clientes un producto. Dónde eliges disfrutar de ese producto, depende de ti.

Por último, unos conocimientos básicos sobre cannabis podrían ayudarte. Escoger una cepa con buena pinta está muy bien, pero salvo que sepas los efectos que provoca, podría arruinarte tu primera experiencia con el cannabis. Asegúrate de preguntarle al dependiente si tiene alguna sugerencia basada en tus preferencias y nivel de experiencia.

Como los dispensarios prohíben fumar en sus instalaciones, necesitarás un lugar donde fumar. Fumar marihuana en público está sujeto a limitaciones estrictas, por lo que vale la pena investigar dónde se puede consumir legalmente. La residencia privada de un amigo suele ser una buena ubicación, pero no todos son tan afortunados. En la actualidad hay hoteles que permiten vapear en las instalaciones, por lo que podría valer la pena hacer una búsqueda online sobre alojamientos que permitan el consumo de marihuana. Por último, aunque puede sonar obvio, recuerda que no se puede proporcionar marihuana a menores de 21 años.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar