"Start spreading the news", cantaba Frank Sinatra. Parece que a la gente de Nueva York le encanta la marihuana. Y no solo por todo el estado, donde muchas localidades del norte son ciudades universitarias.

La ciudad de Nueva York cuenta con una larga historia de activismo y celebración cultural en torno al cannabis. Gran parte de la música jazz de esta ciudad durante las décadas de los 20 y los 30, se componía e interpretaba en locales clandestinos que vendían cannabis llamados "tea pads". El movimiento Beat de los años 50 luchó contra la persecución hacia los consumidores de cannabis.

En la actualidad, se consume tanta marihuana que han surgido una serie de servicios de reparto que te traen la hierba a casa. Hemos visto homenajes entrañables a esta actividad en series como Broad City de Comedy Central y High Maintenance de HBO, que trata de un servicio de entrega de marihuana. Puede que Nueva York legalice pronto esta sustancia, viendo las cantidades que se están consumiendo.

CONSUMO DE ENORMES CANTIDADES DE HIERBA

No podemos dejar de insistir en la popularidad de la marihuana en la ciudad de Nueva York. Un reciente estudio realizado por Seedo ha revelado algo muy interesante sobre estos cinco distritos. Seedo ha analizado el mercado de cannabis en 120 grandes ciudades de todo el mundo, comparando sus cifras de consumo anual en toneladas métricas, así como el precio de mercado y los posibles ingresos fiscales en caso de legalización. La ciudad de Nueva York consume la friolera de 77,44 toneladas de hierba al año.

Lo más sorprendente de esta cifra es la diferencia que hay con la siguiente ciudad. En segundo lugar se encuentra Karachi, en Pakistán, donde se consumen 41,95 toneladas anuales. Seguida de cerca por Nueva Delhi, en la India, con 38,26 toneladas por año. En cuarto lugar encontramos otra metrópoli estadounidense, Los Ángeles, que consume 36,06 toneladas de marihuana al año. Nueva York consume más del doble de hierba que la siguiente ciudad del mismo país. Está tan adelantada en comparación con otros países, que es sorprendente que aún no se haya legalizado. Si lo hiciera, Seedo calcula que, en caso de ser gravada con los mismos impuestos que el tabaco, la ciudad de Nueva York podría generar 156,4 millones de dólares en ingresos anuales. ¿Es probable que esto ocurra pronto?

ESTÁN RODEADOS

El estado de Nueva York está rodeado de otros estados a punto de legalizar el cannabis. Al otro lado del río desde Manhattan, el estado de Nueva Jersey podría convertirse muy pronto en un lugar en el que adquirir hierba de forma legal. El gobernador demócrata Phil Murphy tomará el relevo del republicano antimarihuana Chris Christie. Tras haber declarado su apoyo a la legalización del cannabis, es probable que Murphy convierta en ley el proyecto sobre la legalización del cannabis en Nueva Jersey. Esto podría suceder en 2018, aunque el establecimiento de un mercado legal podría tardar un par de años.

Más de la mitad de los estados de Estados Unidos han legalizado el cannabis de una forma u otra, ya sea por razones médicas o recreativas. Ocho estados y el Distrito de Columbia han propuesto votaciones en las que el público ha aceptado el cannabis recreativo. Maine y Massachusetts son dos de estos estados. Ahora, Vermont, al norte de Nueva York, ha aprobado una ley para legalizar la marihuana recreativa. Vermont es el primer estado en hacer esto por medio de un acto de legislatura estatal, y es posible que New Hampshire siga sus pasos. Pronto será necesario que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, reconsidere su postura ante el cannabis recreativo.

New York Legalización Cannabis

LEYES VIGENTES EN NUEVA YORK

El gobernador Cuomo ha anunciado la creación de un grupo especial para que le asesore sobre la legalización del cannabis. Mientras tanto, hay ciertas cosas que deberías saber si estás pensando en visitar Nueva York. Actualmente, no es legal el consumo recreativo, pero sí el medicinal. Desde el 2016, hay dispensarios que atienden a los habitantes de la ciudad que disponen de una prescripción médica.

A diferencia de los dispensarios de otros estados, estos tienen estrictamente prohibido vender comestibles e incluso flores de cannabis. Lo único que venden son tinturas y aceites para vaporizar, o medicamentos con cannabinoides en forma de pastillas. Así que, por el momento, existe un régimen muy restrictivo en la Gran Manzana. Aunque es evidente que existe una gran oferta de cannabis, es ilegal. No corras el riesgo de consumirlo en cualquier parte. Esperemos que muy pronto el sentido común se imponga en Nueva York.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar