CREA TU PROPIA MASCARILLA FACIAL DE CANNABIS

No tienes por qué desperdiciar dinero en grandes marcas para disfrutar del lujo de embadurnar tu piel con productos químicos. Con tan solo unos minutos de preparación, podrás experimentar una mascarilla facial rejuvenecedora y 100% orgánica que deja a las marcas más caras a la altura del betún.

Aun ahora se siguen descubriendo nuevos usos saludables para la planta de cannabis, que tiene ya una larga historia como poderosa medicina física y psicológica. Los tratamientos tópicos con aceites de cannabis se han empleado durante siglos para tratar inflamaciones, sarpullidos, contusiones y sequedad de la piel. El agradable y ligero aroma a cítricos del aceite de cáñamo es indicativo de sus propiedades antiinflamatorias y fungicidas.

Esta mascarilla aprovecha todas las capacidades antioxidantes y antiinflamatorias de los extractos de aceite de cannabis. Cualquier extracto de la planta del cannabis funciona igual de bien para hacer que tu piel tenga un aspecto magnífico de forma natural. La piel es el órgano más grande del cuerpo y está plagada de receptores cannabinoides. Esto significa que puede absorber directamente las propiedades beneficiosas de los cannabinoides.

El THC es antiinflamatorio en sí mismo. Puedes utilizar uno de los extractos de aceite psicoactivo disponibles en el mercado. Pero esto te podría salir caro, ya que una mascarilla facial sería una forma demasiado lujosa de obtener tu dosis diaria de THC. La cantidad de THC que tu piel absorba no te colocará. En lo referente a la piel, el THC es un antioxidante altamente efectivo, más que un compuesto útil clínicamente y estimulante psicológicamente. Así que utilizar esta mascarilla facial no provocará que des positivo en el trabajo.

Si tienes acceso a kief o recortes, entonces podrás preparar tu propio aceite de cannabis. El aceite de oliva y el de coco combinan bien con esta mascarilla facial. Puedes encontrar formas eficientes de preparar aceites infusionados de cannabis aquí.

Los aceites de cannabis que no disponen de ninguna propiedad psicoactiva, como el aceite de CBD y el aceite de semillas de cáñamo prensado en frío, son igualmente beneficiosos. El aceite de CBD está ganando popularidad por sus beneficios terapéuticos, mientras que el aceite de cáñamo cuenta con una larga tradición como aplicación tópica y suplemento dietético. Ambas disponen de propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y el aceite de semillas de cáñamo está repleto de ácidos grasos esenciales y aminoácidos.

cannabis anti-inflamatorio y antioxidante

QUÉ NECESITAS PARA PREPARAR UNA MASCARILLA FACIAL DE CANNABIS

  • 1 aguacate orgánico maduro
  • 1/4 taza del aceite de cannabis que hayas escogido
  • 2 cucharaditas de espirulina en polvo
  • Muchas gotas de aceite esencial perfumado. Tanto la camomila, como la lavanda o el árbol de té son muy buenos para la piel
  • Un cepillo aplicador de maquillaje grande o una brocha de afeitado que no te importe que se llene de mascarilla facial orgánica
  • Una batidora o procesador de alimentos

CÓMO PREPARAR UNA MASCARILLA FACIAL DE CANNABIS

  1. Corta el aguacate por la mitad y retira el hueso. Vacía toda la fruta y métela en la batidora.
  2. Añade el aceite de cannabis que hayas escogido.
  3. Añade la espirulina en polvo. Si solo la tienes en pastillas, machácalas primero con un mortero o podrías estropear las hojas de la batidora. También puedes poner las pastillas a remojo en un poco de agua hasta que se disuelvan o se vuelvan gelatinosas.
  4. Combina los ingredientes en la batidora hasta que hayan emulsionado por completo y la mezcla tenga el aspecto de un glaseado de tarta de color verde.

Probablemente podrías comerte esta mezcla. Extiéndela en una tostada o utilízala como base de un guacamole, aunque todavía estará demasiado insípida. Pero extenderla en tu cara es otra historia. Esta extraña pasta verde está repleta de aceites esenciales, vitaminas, omega, ácidos grasos esenciales y lipoproteínas que son estupendas para la piel.

Antes de usarla, aplica vapor sobre tu cara para abrir los poros y que estén listos para recibir esta terapia cannábica. Limpia bien tu cara varias veces con una toalla caliente, pero no demasiado o te quemarás. O hierve algo de agua y llena un cuenco resistente al calor. Cubre la parte de atrás de tu cabeza con una toalla conforme te inclinas sobre el cuenco caliente, y simplemente disfruta de esta mini sauna durante diez minutos.

Aplica la mascarilla facial antes de que tu piel se enfríe. Hacerlo con tus dedos es pringosamente divertido, pero si utilizas un cepillo no tendrás que limpiarte las manos a posteriori. Después, relájate y disfruta.

Aclárate con agua caliente pasados 20 minutos y notarás cómo tu piel está bastante más fresca.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar